domingo, 12 de febrero de 2017

Presentacion Tres minutos de Color Pere Cervantes. Libreria Argot

Coincidí con Pere en un el Club de lectura de Cosas&Musas, y ya nos adelantó que su próxima novela iba a ser muy distinta a lo que nos tenía acostumbrados y también que había cambiado de sello editorial, que se la publicaba Al Revés. Para un pagano en la materia podría no haber significado nada, para una lectora de género negro, significaba mucho, porque no tendrá la distribución de una gran editorial, no sacará tantos títulos anualmente, pero si cuida su catalogo, y pocas veces defrauda... ya se sabe para gustos los colores y siempre puede haber algún titulo que no nos convenza.

Mucho ha llovido desde ese Club de lectura en el que  nos divertimos como enanos y en que también algún enamorado de Roberto Rial y María Medem quedó un poco desconcertado al saber que de momento aparcaba a su pareja de investigadores y la isla de Menorca. Cuando empezaron a aparecer las primeras noticias en las redes sociales de la nueva novela de Pere empecé a frotarme las manos. En ese momento Ana Kayena y la que os escribe ya habían comenzado a poner en marcha la maquinaría de la Yincana Criminal, con muchas novedades y más asequible para los participantes y aún así la gente sigue temiendo la iniciativa, o igual nos teme a nosotras, eso no lo tenemos ninguna de las dos demasiado claro.

A pesar del miedo que me entró en el cuerpo cuando Pere nos adelanto a grandes pinceladas la temática de su nueva novela, supe que tenía que estar en la Yincana Criminal, supe que Tres Minutos de color se tenía que someter al escrutinio y los comentarios de los yincaneros, y lo conseguimos, una apuesta arriesgada, mi apuesta, que Ana rubricó de inmediato porque fui capaz de seducirla en la conjunta que hicimos de la Mirada de Chapman y quedó prendada de la prosa y los personajes de Pere.

Se acercaba la fecha de la publicación, la editorial nos había confirmado su participación en la iniciativa y a mi buzón de notificaciones de Facebook salta la alerta de la presentación de la novela de Pere en la libreria Argot de Castellón, un jueves, y con el horario que tengo se me hacía cuesta arriba, pero mi Pepito Grillo particular, Ana Kayena, que me hizo ver la conveniencia de asistir al acto, y la posibilidad de compartir unas horas con David Jimenez El Tito, cuya novela Muertes de Sobremesa no puedo dejar de recomendaros, me hicieron cambiar de idea.

HORAS PREVIAS A LA PRESENTACIÓN:

Mañana de locos propiamente dicha, y mira que por habituales no deberían ni ser noticia, pero cuando quieres estar fresca a las siete de la tarde, es lo peor que te puede pasar. A media mañana wasap a David para tantear si iba a estar libre, si pero con reservas, Dios esto empieza a no pintar bien. Hablamos a las cuatro a ver que pelos llevo yo.

La espalda me quemaba, las cervicales rabiaban y aún así me dije, venga se valiente, ve a la presentación, pero gensanta cuantas horas faltan, hay que matar el tiempo, de nuevo wasap a David, al final voy, y tú?, si pero localizado. Vale nos vemos allí. Me subo al coche, y comienza la aventura de aparcar por la ciudad de Castellon, cuando tu coche no es pequeño precisamente. 

Prueba superada en media hora he llegado más o menos cerca, y estoy aparcada. A ver nena que careto llevas? Ay mi madre si me han pasado por encima veinte o treinta años, se hace necesario un buen taller de chapa y pintura, por suerte mujer previsora no ha cogido el cepillo de pelo pero sí el neceser del maquillaje, manos a la obra y a ver que puedes hacer que no es plan que todo el mundo salga por patas cuando aparezcas por allí.

Miro el móvil, los minutos no pasan y faltan dos horas y media para la presentación, me meto en una cafetería muy conocida de Castellón, me tomo un te rojo, e intento leer para la lectura simultanea de la Yincana, lo intenté con todas mis fuerzas, pero en la mesa de al lado una señorita mantenía una conversación telefónica con más decibelios de los aconsejados y concentrarme resultó misión imposible, me salí de allí demasiado apresuradamente y cuando miré el reloj me di cuenta de que faltaba casi una hora para el acto.

Tampoco era nada descabellado en media hora llegaría David y los minutos empezarian a pasar, pero además iba a una  libreria, un paraíso. Al llegar me encontré con un escaparate de ensueño, se lo habían currado un montón los de Argot, les gusta cuidar a los autores de la tierra, y se nota. Adentro se ha dicho, con un poco de suerte en poco rato estaré sentada, el bolso pesaba quintales, dos libros y una agenda anual podrían tener la culpa, pero también mi monedero, que creo que deben haberlo hecho con piel de plomo, porque pesa que no es normal.

Pasillo arriba, pasillo abajo, que montón de libros, madre mía con todos los que tengo por leer y me apetecen todos, saca fuerza de voluntad niña, que te juegas el divorcio, recuerda como entren  más libros en casa... Me dio tiempo a recorrerme la librería dos o tres veces, vale no es muy grande, a charlar con las dependientas que me ofrecieron grabar un video para Facebook y participar en un fotocoll, que amablemente decliné, no me gusta que mi imagen ruede por las redes, y no era mi mejor día tampoco.

Por fin llega David, nos bajamos abajo, y mi bolso cada vez pesaba más, por fin pude soltarlo en la última fila, yo soy muy discreta y siempre la ocupo, pero David no lo es tanto y fuimos avanzando, tanto que me encontré en la primera fila, adiós discreción. Pero me dio para saludar a Pere Cervantes y para conocer a su  maestro de ceremonias, y  me sigo manteniendo, si algún día encuentro la constancia necesaria para escribir una historia, el será mi maestro de ceremonias, Raúl Ariza al que no conocía de nada, es un seductor de la palabra.

COMIENZA LA PRESENTACIÓN

Llega Pere bastante más justo de lo que esperaba, pero amablemente departe con nosotros, llega Raúl Ariza su presentador, y también Gregori Dolz su editor, aunque en realidad él es el que ha llegado primero y se ha sorprendido por no encontrar a Pere ya allí. A Pere le sorprende la cantidad de gente que hay allí congregada, me giro y me sorprendo porque hacía unos minutos allí no había nadie, o mejor dicho se podían contar, unas cinco o seis personas a lo sumo.

Pere encantado, Gregori sorprendido y Raúl Ariza se vino arriba, y que forma de abrir la presentación. Se notó que son amigos, que se frecuentan, que lo admira y que realmente le gusta lo que Pere ha escrito hasta el punto de decir que es lo mejor que ha escrito hasta el momento, y con conocimiento de causa porque lo ha leído todo, yo no puedo decir lo mismo.

Raúl dio vueltas y más vueltas alrededor de la novela, en un momento dado temí que me contara con pelos y señales lo que podría encontrarme y todo eso porque para él quien es el asesino no es importante, no le quita misterio a la novela, pero a mi si me lo quita la verdad en eso no puedo darle la razón. Argumentaba él que lo importante en esta novela no es lo que se cuenta si no como se cuenta, y el lenguaje que utiliza Pere, para él hasta este momento desconocido porque ralla lo poético, y siguió viniéndose arriba y yo temiendo a cada palabra que me dijera que el asesino era... y si al final lo consiguió, nos desvelo a todos y cada uno de los presentes que el asesino siempre es es el mayordomo, yo respiré tranquila pero creo que no fui la única, me da que Gregori también temía que dijera algo más de lo estrictamente correcto y Pere que supongo que tampoco es muy consciente de hasta donde puede llegar un presentador enfervorecido también lo hizo a su manera.

La verdad es que oir a Raúl era querer empezar a leer la novela allí mismo, pero claro él no nos lo iba a permitir, tan entregado estaba. Le pasó el micro a Gregori, que a penas pudo más que explicar porque habían decidido publicar una novela tan arriesgada como la que había escrito Pere, y poco más le quedaba por decir y poco más añadió, eso sí sacó muchas fotos, se le veía encantado.

El ultimo turno de palabra lo tuvo Pere, y la verdad es que se le notó en su salsa, encantado con su amigo, que le había puesto las cosas mas fáciles, o más difíciles, cualquiera sabe. Esta novela se germinó cuando estuvo de casco azul en los Balcanes, le ha costado 7 largos años de dar forma y escribir lo que vamos a tener entre manos, y es consciente de que no va a haber medias tintas con ella, o va a gustar al lector, o no lo va a hacer nada, y asume el riesgo, porque necesitaba contar esa historia, en la que nos advirtió que no esperaramos encontrar ninguna referencia a su paso por allí, pero nadie va una guerra y vuelve idemne de ella, y él no iba a ser una excepción.

Desde que supe que el ECM iba a ser parte de la trama de esta novela he estado temiendo que pudiera no gustarme, sin embargo oir a Pere y tranquilizarme fue todo uno, no me gusta lo paranormal ni en literatura y el bromeó que igual un día de estos los invitan a él y a Gregori a Cuarto Milenio. Comentó Pere que es una novela muy documentada, que ha acudido a fuentes científicas, que ha tratado el tema con mucho respeto, y que él es muy escéptico, pero como nadie de los que se han ido para siempre ha vuelto para decir que lo que cuentan los que si lo han hecho no sea así lo respeta, y lo plasma. 

No sabes Pere el peso que me quitaste de encima, y que he llevado como una losa desde septiembre en que a modo de primicia nos fuiste revelando alguna cosita de tu nueva novela. También hay denuncia social en esta novela y la peor parte se la lleva su ciudad Barcelona, que el dice que esta en total decadencia, entregada al turismo y con la esencia perdida, unas palabras muy duras para una ciudad que siempre he admirado, pero que viniendo de boca de un barcelonés su parte de razón tendrá. y como no, también su detective tuvo su momento de gloria, que bastante tocado había quedado en el turno de Raúl Ariza, quizás la anecdota más graciosa es que Coque es como lo llamaba a él su padre, y desde ese momento me tiene dando vueltas a la cabeza, porque todos los Coques que conozco se llaman Jorge, y el Pere. Toda presentación que se precie no puede terminar sin un turno de preguntas. Y yo pensaba, pero que vamos a preguntar si los que estamos aquí no hemos leído aún la novela.

Alma de cántaro, siempre hay una pregunta, y en esta ocasión versó sobre el título de la novela. Y me sorprendió que a pocos días de entrar en imprenta no tuvieran todavía uno, tanto Pere como Gregori coincidieron en que fue un verdadero quebradero de cabeza, nos comentó el autor los que habían barajado y teniendo justamente Tres minutos de color delante me parecieron despropósitos. Como siempre los amigos salen al rescate y fue uno que se dedica al marketing el que dio con el titulo con las pocas pinceladas que Pere le dio de la novela y claro de lo que conocía de su etapa en los Balcanes y lo que le inquietaba.

Tan lento que se había deslizado el tiempo hasta que comenzó la presentación, empezó a fluir con gran
rapidez durante ella, así que dieron paso a las firmas y ahí fue cuando fui consciente de la cantidad de gente que habíamos allí congregada, me armé de valor, y me puse a departir con algunos autores locales allí congregados, y con un quitate tu pa ponerme yo, fueron desplazando a los sufridos lectores para hacerse fotos y de paso darle un respiro a Pere.


Disfruté como una enana con las reflexiones de Raúl Ariza, con la conversación mantenida con la pareja de Luis Rodriguez, perdona soy muy despistada para los nombres y si me lo dijiste se me ha olvidado, incluso hablamos con Vicente de la librería Argot, y al fin me toco mi turno de firma y pude bromear con Pere incluso descolocarlo con la pregunta más inocente del mundo, en fin nos echamos unas risas a cuenta del malentendido y ya nos ibámos a tomar unas cervezas cuando llegó el último libro para firmar.

DESPUES DE LA PRESENTACIÓN

Pues con eso y un bizcocho debería de haberme ido a casa que ya eran horas, pero continuó la fiesta, la librería Argot tiene una zona de cafetería y allí junto con uno de los dueños nos quedamos unos cuantos casi todos autores, sus parejas y una yincanera que se lo estaba pasando de lujo con Raúl Ariza y sus ocurrencias.

Una tarde de lo más completa, y ahora querido Raúl deseando estar presente en la presentación de tu libro Un viaje solo para hombres, publicado por Versátil creo que me será complicado ir a Benicasim, pero intentaré estar en Argot el 3 de marzo.

Si queréis ver un video de la presentacion podéis acercaros a este tuit  y veréis una secuencia de fotos

https://twitter.com/cuadernosmed/status/830024470983229441

Gracias a Gregori por permitirme usar sus fotos, porque yo tenía la batería al limite y poco pude hacer

10 comentarios:

Montse Martín dijo...

Fabulosa la entrada sobre la presentación. Si ya te tranquilizó Pere, yo lo hago más. A mí tampoco me gusta lo paranormal pero lo trata de un modo muy científico y te crees todo lo que te está diciendo.
Ya te adelanté que había tenido un bajón, pero en cuanto remonta es impresionante. No voy a repetir las palabras que te escribí, pero te juro que fueron las que salieron de mi boca.
Un novelón como la copa de un pino, que no tendrá 6 plumas por ese bajoncillo. Pero tendrá su 10 como una catedral. Buena no, lo siguiente.
Besotes.

Kayena dijo...

Coincido con Montse: la entrada sobre la presentación es fabulosa, entre otras cosas porque parece que haya estado contigo allí... y bien sabes que me hubiese encantado.

Al igual que tú el tema paranormal no me gusta ni en cine, cuanto menos en literatura, pero hay veces que hay que dejar los prejuicios de lado y más según con quien. Y Pere se merece eso y más. Alrevés, también.

Y nada, chiqueta, que me alegra haberte animado a ir por lo bien que te lo pasaste.

Un beso.

Nacho A dijo...

Que lujo esta crónica de la presentación, es como si hubiese estado allí, aunque realmente lo que me hubiese gustado es estar allí. Besos

Marisa G. dijo...

Pues la temática es de las mías!!!! Yo sí disfruto del tema. La crónica fantástica, muy completa y un montón de gente que fue. Así da gusto presentar un libro. Besos

La Isla de las Mil Palabras dijo...

Gracias por llevarnos allí, ha sido muy divertido y tengo que reconocer que te envidio un poquillo, pero solo un poco. Me alegra que lo pasases bien y que todo fuera tan interesante.
Besos

Ángela dijo...

Carmina, una entrada preciosa, es como si hubiese estado allí, sentada a tu lado en la presentación, lo que, sin duda, me habría gustado muchísimo; por cierto a pesar del mal día que tuviste en la foto se te ve muy bien. Ahora a leer la novela en la lectura simultánea de la Yincana. Acabo de terminar esta tarde la novela de Marta Robles, A cinco centímetros y me pongo con esta mañana mismo

Buscando mi equilibrio dijo...

Qué entusiasmo, se nota que la disfrutaste un montón.
Besotes y gracias por compartir tu experiencia.

Mientras Leo dijo...

Se nota que te encantó, muchas gracias por compartirlo con quienes no vivimos en lugares con mucha oferta cultural
Besos

Tatty dijo...

Qué crónica tan completa, es como si hubiésemos estado allí, no conocía a este autor pero la novela tiene buena pinta
Besos

Inés dijo...

Tú y los móviles.....
Yo lo que estoy deseando es leer tu reseña de esa novela ya ando pendiente de lo que vas diciendo en Twitter.No he leído al autor,no me animé con ninguna de sus dos novelas anteriores porque aunque leí buenas opiniones también leí alguna no tan buena.Sin embargo este me llama mucho más la atención,solo la portada ya me gusta más, así es que eso, espero tu reseña para decidirme.
Un beso