lunes, 28 de mayo de 2018

La ciudad de la lluvia. Alfonso del Rio

Quien lleva tiempo visitando este blog, sabe que hay temas recurrentes en él y porque no decirlo, también géneros, esta novela aúna ambas cosas, un tema que me apasiona la II Guerra Mundial y un género que hace mis delicias, el thriller. Con estas premisas comprenderéis que nada más ver la portada y la sinopsis me enamorara de una novela que a cada página me confirmaba ese amor a primera vista, ese flechazo y es que muchos son los aciertos que algún fleco suelto no puede desmerecer.

Este es un ejemplo de historia bien tramada, en dos tiempos , pasado y presente, con unos personajes bien dibujados física y sicológicamente, con una intriga que se mantiene desde el pasado al presente y que mantiene al lector pegado a sus páginas tratando de descubrir quien es el nexo de unión entre estas dos historias y porque un personaje ha decidido matar el aburrimiento tecleando su historia en una vieja máquina de escribir.

Un pasado muy vivo que vuelve para ajustar unas cuentas que tampoco sabe muy bien cuales son y que conforman una atmósfera negra en la que encontraremos allanamientos de morada, unos crímenes que pretenden ser perfectos, persecuciones que en ocasiones nos parecerán dignas de un film de acción. Muchos ingredientes, bien mezclados que dan como resultado un NOVELÓN, si en mayúsculas.

El autor:
Alfonso del Rio nació en Bilbao en 1980, licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto,
compagina sus facetas, de abogado, padre y escritor. Como abogado trabaja en un bufete internacional; es profesor de la Universidad del País Vasco y en la Universidad de Deusto; en 2017 ganó el prestigioso Forty under Forty a uno de los mejores abogados jóvenes de España, y ha sido coautor de distintos libros especializados.

Pero esos libros no saciaron su inquietud literaria. Aunque no planeara convertirse en escritor, Del Río sentía pura necesidad de escribir y de sumergirse en otras vidas. Comenzó a esbozar la historia de La ciudad de la lluvia hace más de diez años, pero no fue hasta hace tres que la retomó. De ahí surgió su gran debut literario.

La sinopsis:

En el Bilbao de principios de los años ochenta, Alain Lara, un joven y prometedor jugador del Athletic, descubre una vieja fotografía de los años cuarenta que su abuelo Rodrigo había mantenido siempre oculta. Entre todos los personajes que aparecen en ella Alain reconoce a su abuelo, junto a un también joven Ignacio Aberasturi, el gran empresario bilbaíno y actual candidato a la presidencia del Banco del Norte. La repentina, extraña y coincidente desaparición de ambos, junto con otros sucesos, lo llevará a una investigación que se remonta a un pasado oculto.

En un intento por entender lo que sucede, Alain contactará con Maria, la hija y heredera del imperio Aberasturi. Junto a ella, en busca de respuestas, tejeran los hilos del pasado que unieron a sus familias en los años del Berlin nazi. Pero lo que obtendrán serán más preguntas, más dudas, más sospechas.

¿Qué pudo unir más de cuarenta años a estos dos hombres cuyas vidas nunca más volvieron a cruzarse? ¿Quiénes son los demás personajes que aparecen retratados en la fotografía? ¿Quién anda detrás de ellos y por qué?

Mis impresiones:

Nos encontramos ante una novela que sabe aunar pasado y presente, una historia bien hilvanada, que no da puntada sin hilo, en la que todo acto tiene su consecuencia, lo que no está muy claro quien va a pagarla. Alfonso del Río hace gala de una prosa exquisita, reflexiva, que raya lo poético en algunas ocasiones y en otras muestra la crudeza de la ambición, también los bajos fondos donde se mueve la delincuencia tiene hueco y sus personajes hace uso del registro que les pertenece.

A caballo entre Bilbao y la Alemania nazi.

Alfonso del Río crea un trama, o quizás deberíamos decir tres que en todo momento tienen un nexo de unión, ese pasado que nunca muere y siempre termina por volver a pedir explicaciones o a expiar nuestros pecados. Las tres historias tienen el mismo peso, el autor no le confiere mayor importancia a una que a otra, sin embargo seguro que el lector se sentirá  más atraido por alguna de ellas, en mi caso y a pesar de que las tres mantienen su intriga la que  más me llamó la atención fue la que se desarrolla en Alemania en 1941.

A pesar de ser una lectora habitual del periodo siempre voy a la caza de un soplo de aire fresco, de une enfoque nuevo a la hora de abordar unos hechos que forman parte de nuestra historia, pero nadie dijo que todos debíamos hablar sobre lo mismo y desde el mismo angulo. Cuando comencé esta lectura no sabía con que me iba a encontrar, pero puedo decir que me sorprendió muy gratamente, puesto que nos encontramos una figura enigmática El Extranjero, que da juego durante toda la narración, una maquina de cifrado de mensajes, y un personaje cuya afición a las mujeres ya conocíamos porque no es la primera novela que la trata, sin embargo emana ternura, y el descenso en paracaídas en zona aliada para emprender un plan suicida a espaldas del Führer. La lucha de egos y protagonismos en la Alemania de Hitler debió ser habitual.

Las dos primeras páginas sirven para introducirnos de forma magistral en la historia, encontramos a un hombre caminando bajo la lluvia perseguido por un pasado que le ha inoculado la oscuridad en su interior y lo convierte en presente a cada paso que da, para nuestra sorpresa ese paseo se produce en los años 70 y las tramas narran 1941 en Alemania y 1983 en Bilbao, sabemos que acaba de hacer algo de lo que no puede ni quiere arrepentirse, pero el qué queda suspendido en esa especie de introducción junto con la lluvia que baña sus páginas.

Y en todo momento hablo de tres tramas o de tres hilos argumentales y es que sin saber muy bien porqué después de esas dos páginas que quitan el aliento y pican la curiosidad del lector, nos encontramos con un cambio de registro, que rompe los esquemas del lector, al menos a mi me los rompió, porque cambia no solo la forma de narrar, en presente, y primera persona, también la tipografía, emula una máquina de escribir de las antiguas, así conocemos a otro de los personajes de esta novela a David Schaffer, su marco de acción se encuadra en el presente, en el Bilbao de 1983  comienza a contarnos su vida, pero no por el principio, si no por donde a él le interesa, ante nuestros ojos se perfila un personaje arrogante, ambicioso, de esos que desde el primer momento cae mal al lector o al menos le repele, y nos va llevando de la mano en esos capítulos fáciles de distiguir hacía el nexo que lo une con los otros dos hilos.

Y otro acierto sin lugar a dudas es situar la acción en Bilbao, una ciudad no demasiado explotada literariamente, en un año muy importante en la historia de la ciudad, por las inundaciones que se produjeron, pero también por el ascenso del Athletic toda una institución en la ciudad, las celebraciones y de la mano de ello aparece otro de los personajes importantes de esta novela Alain Lara y su abuelo Rodrigo Lezo. No puedo decir que sea aficionada al fútbol, tampoco puedo decir que entienda las pasiones que levanta,pero si se que no podía faltar en una novela ambientada en Bilbao y en el año 83 y que sirve para introducir un personaje cabal, demasiado maduro para su edad y que rompe los estereotipos del futbolista profesional, porque aunque un personaje de ficción en el mundo del balonpie existen personas con la cabeza bien amueblada y en su sitio.

Bilbao en el año 83 era mucho más que futból e inundaciones, ETA estaba en plena efervescencia, sin embargo Alfonso del Río tiene el buen tino de tocar el tema de soslayo, sin obviarlo porque es imposible, pero sin centrarse en él, poniendo el acento en otros acontecimientos y es muy de agradecer.

Una fotografía 

Nunca el pasado volvió en forma de fotografía para ajustar cuentas, y si lo hizo creo que no con tanta fuerza, Alain y su abuelo acaban de volver a Bilbao tras unos año en Valencia, el abuelo está más callado de lo habitual, no es que nunca haya sido muy hablador pero se le nota preocupado, meditabundo, su nieto sabe que no va a conseguir nada sonsacándolo, entre las cajas de la mudanza encuentra una foto color sepia, cinco personas en esa fotografía y un avión, Alain piensa que no conoce a su abuelo, ¿cuando estuvo en Alemania? ¿ Por qué nunca lo ha comentado?

Cuando este desaperezca en extrañas circunstancias será a esa foto a la que se aferrará para intentar conocer su pasado y de esa forma y sin que fuera consciente de ello comenzará una investigación en la que su carácter frío y calmado en muchas ocasiones irá aportando pistas y otras vendrán de forma intencionada desde quien mueve esos hilos del pasado para ajustar cuentas.

Es precisamente esa fotografía la que hace que dos de los personajes importantes se conozcan, Alain reconoce en esa foto a dos personas a su abuelo y a Javier Aberasturi, que también ha desaparecido en extrañas circunstancias, no puede ser casual, o al menos eso piensa Alain y por ello contacta con María Aberasturi, ambos intentarán averiguar porque tres de los integrantes de esa fotografia han desaparecido de forma accidental, cuando ellos no creen que lo sea tanto.

Pero también que aparezca en escena un policía bastante peculiar, que recibe información contradictoria para investigar por su cuenta unos accidentes que no lo son, le piden discreción, cuando no es su fuerte, se dedica a dar palos de ciego y a acercarse a la verdad por la vereda. Muy a su pesar se convertirá en una pieza móvil en el tablero de una venganza bien orquestada, que lleva años fraguándose y que arrastra incluso a quién la ideó. Bieda es ese personaje arisco, antipático, que suelta verdades como puños y que golpea a la línea de flotación del lector y que sin embargo no logra caer mal, porque el autor lo redime.

Tres errores

Desde el principio, ese personaje enigmático y oscuro, nos pone en antecedentes de que ha cometido tres errores en el pasado y que son demasiados para que no le pasen factura. No seré yo quien os los desvele porque son un punto clave de esta historia y es un placer descubrirlos y colocarlos en el puzle que supone esta novela, en la que cada pieza encaja a la perfección, como si del engranaje de un reloj suizo se tratara.

Los personajes

Otro de los pilares esenciales de esta novela, tanto en el pasado como en el presente. En el pasado tenemos personajes reales ficcionados como pueden ser Gooebels, Hitler, Hess y otros de ficción El Extranjero que tiene su reflejo en el presente, solo queda que el lector descubra quién es, Maruska Dvorak, el capricho del momento del ministro de propaganda, pero como la clave de esta novela se encuentra precisamente ahí, en ese oscuro episodio, dejaré que seáis vosotros quienes los descubráis. En el presente tenemos dos trios, por un lado uno que desaparece de forma accidental, que son los tres miembros de la fotografía, que también descubriréis por vuestra cuenta, y por otro lado 

Alain Lara, joven promesa del fútbol que vuelve a Bilbao para jugar en el Athletic como lo hiciera en su juventud su abuelo. Apabulla su madurez, su saber estar, su forma de pensar. Ha tenido que madurar rápido por la muerte de sus padres, pero siempre ha contado con su abuelo, a pesar de todo es muy independiente y apabulla. No voy a decir que no lo he visto creíble porque conozco siempre así, aunque no precisamente en el mundo en el que se mueve él. Algunas de sus reflexiones son dignas de enmarcar.

María Aberasturi: Una mujer en un mundo de hombres, invisible como la mayoría de ellas, y sin embargo con una cabeza muy bien amoblada y con muchos arrestos. Cuando el amor le es esquivo pone tierra por medio y desarrolla su carrera profesional en Madrid, la desaparición de su padre y el convencimiento de que no es accidental le obliga a volver a Bilbao, a encontrarse con los fantasmas de su pasado.

David Schaffer: Un tiburón del derecho, ambicioso, trepa, cualquier adjetivo para el se queda pequeño, en el se refleja lo peor la de la condición humana, y los pocos rasgos humanizantes quedan en cualquier momento minimizados por su actitud altanera y presuntuosa.

Junto a los principales unos secundarios de lujo que dan mucho juego, pero los vais a tener que descubrir vosotros, que 622 páginas dan para mucho.

Los temas

Alfonso del Río, toca temas tan universales como la ambición humana, el amor, el desamor, la venganza ciega capaz de sacrificarlo todo en pos de su meta. Expone lo mejor y lo peor de la condición humana en unos personajes tan humanos y cercanos que los sientes como parte de tu familia, terminas perdonándoles hasta lo más abyecto.

La amistad, el difícil ascenso de la mujer a la cúpula del poder a pesar de toda su preparación y formación, temas de ayer y de hoy, porque tampoco hemos avanzado tanto.

Conclusión:

No se si será el thriller del año como reza la  portada, pero si puedo afirmar que se trata de una novela muy bien escrita, muy bien tramada, e hilvanada, que encaja a la perfección dejándole al lector un buen sabor de boca.

Una novela a caballo entre Berlin y Bilbao, en la que sus personajes nos mantendrán en vilo, en la que el autor sabe dosificar la intriga, le va dando pequeñas dosis de información al lector, lo va noqueando tanto en el pasado como en el presente y este va avanzando en la lectura hasta el K.O. final.

Nunca una fotografía dio tanto juego, nunca una ciudad creció tanto a los ojos del lector, nunca un futbolista se nos presentó tan maduro y nunca un tiburón del derecho se nos presentó tan humano, nunca una mujer se vio tan fuerte y tan vulnerable al mismo tiempo. Esta historia por muchas razones merece la pena ser leída, que tiene fallos, seguro, como todas, no hay historia perfecta, ni crimen perfecto por más que pueda parecerlo en algún momento. Nunca tres errores costaron tan caros y tuvieron consecuencias tan nefastas, y nunca se contó de una forma tan bella.

31 comentarios:

María Loreto Navarro Pacheco dijo...

Concuerdo con tus impresiones. Me ha parecido una gran novela, totalmente redonda y brillante en muchos aspectos. El abogado, un personaje bastante oscuro también, creo que no puede estar mejor retratado, he conocido a varios como a él: ambiciosos, mezquinos y sin que les tiemble la mano cuando tienen que poner el pie encima a alguien.
Es cierto lo que dices, nunca tres errores cobraron tanta vida y recogieron tanta maldad. A pesar de que la novela, perfectamente, entraría en la etiqueta negra, ha sido escrita poéticamente.

Aylavella dijo...

¡Qué ganas de leerla!
Besos

Buho Evanescente dijo...

hola! siempre un placer visitarte y poder llevarnos semejante sugerencia, como sabras las buhas hacemos mucho caso!! gracias y un abrazo.

Estefania castellanos dijo...

Hola!!
Me apetece bastante leer este libro, a ver si le hago pronto un hueco.
Besitos :)

Angela Gomez dijo...

Carmina, une resena impresionante, me ha encantado, aunque no me ha sorprendido, tu calidad siempre queda demostrada. Perdona las faltas te escribo desde una table con el corrector en frances y ademas de no tener la ene, me cambia todo

concha yunta dijo...

Para mí de momento si que es el mejor thriller del año. Lo tiene todo, Bilbao y la Alemania nazi, unidas a ese ritmo trepidante del que hablas. Muy buena reseña.

Domiar dijo...

Está claro que la tinta riega tus venas y que no se te ha quedado ni una sola gota en el tintero. Coincidimos bastante, a veces, hasta con las mismas palabras. Al igual que tu, me he sentido mucho mas atraído por la parte alemana de la historia. Tan oscura, tan genial. También la he disfrutado al máximo. Que Alain es un futbolista totalmente alejado de los tópicos que rodean su mundo está claro. Excelente reseña. Un beso.

Ana M dijo...

Muy bien, Carmina. Lo más interesante es algo que explicas con claridad: no hay trabajo perfecto. Es una obra literaria y ni el más grande ha sido capaz de alcanzar la perfección. Otra cosa es que se consiga evocar. Dicho esto, es una magnífica novela y ha realizado un trabajo extraordinario. Lo tiene todo. Cuando la terminé, para mí el Extranjero era lo más: qué juego da a lo largo de toda la novela. Más en frío y repitiéndome, Bieda hubiera merecido una novela para él solo. Un saludo.

Pilar Santamaría Sanchez dijo...

Me parece una reseña estupenda, donde explicas perfectamente la esencia de la novela. Un thriller mas que recomendable. Un besazo

La Isla de las Mil Palabras dijo...

Una reseña tan completa que creo que no deja nada en el tintero. Me ha gustado bastante y en mi reseña no he querido contar casi nada de la parte del pasado, me gusta dejar la intriga. Muy buena ambientación y un final realmente redondo.
Besos

Margari dijo...

Pero qué reseñas más buenas haces siempre, Carmina! Cómo sabes captar siempre la esencia de la novela, cómo sabes transmitir todas tus impresiones. Al principio a mí también me gustaba más la trama nazi, pero luego poco a poco,reconozco que me sentí más atraída por la historia de David. Me intrigaba mucho saber qué papel iba a desempeñar en la trama final. Porque si estaba contando su historia, era por algo. Y desde luego consigue sorprender.
Besotes!!!

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Yo tampoco me atrevo a considerar este libro como el mejor thriller pero sin duda está entre mis mejores lecturas de este año. No sabia todo lo que me has comentado en mi reseña y te lo agradezco porque para mí aun tiene más mérito toda esta historia.
Y como ya te dije el otro día, una reseña perfecta, me ha encantado :)
Besos!

Kayena dijo...

Yo tampoco sé si será el thriller del año, pero apunta maneras. La verdad es que, como historia, es perfecta. No porque no deje ningún cabo suelto, sino porque la trama es envolvente más allá de que nades entre una un momento y otro. Los personajes son una pasada, más allá de las personalidades que tengan o de sus ambiciones.

Y luego está tu reseña, donde has puesto de manifiesto todo lo bueno que esta lectura nos ha dado.

Un beso.

Aylavella dijo...

Me habéis dejada con tantas ganas de leerla, que no creo que tarde mucho en hacerlo. Me gusta lo que cuentas de ella.
Besos

Pedro dijo...

Una novela que nos ha dado momentos inolvidables y que has sabido reflejar en tu reseña, un beso

Noelia Bennet dijo...

Hola, Carmina. Me ha encantado la reseña tan completa que haces. A mí también me gustan las novelas ambientadas en este periodo, aunque es verdad que pueden hacerse repetitivas, pero la verdad es que lo que cuentas de esta, sobre todo por sus personajes, me llama mucho.
¡Un beso!

Lur dijo...

Hola.
Las novelas ambientadas en la Alemania nazi me atraen bastante, además, Bilbao es mi ciudad natal y con lo que nos cuentas me apunto esta novela de cabeza. Gracias por dármela a conocer.
Saludos.

Samantha mb dijo...

Hola!
No soy mucho de estos libros, pero este por lo que cuentas tiene unos personajes y ambientación muy logrados :D No conocía este libro, pero creo que sí que le daría una oportunidad algún día.

Muchas gracias por la reseña ^^
Un besito

Pandora dijo...

¡Hola, Carmina!,
Últimamente no estoy leyendo mucho thriller pero, por lo que comentas, pinta bien ^^.
Desde luego, me lo llevo anotado para cuando me apetezca leer algo del estilo o para recomendárselo a unas cuantas amigas a las que les gusta mucho este tipo de literatura.
Un besito de tinta y hasta pronto.
Muchas gracias por la reseña y por dárnoslo a conocer.
Nos leemos :D

Jardines de papel dijo...

¡Hola! Gracias por pasarte por mi blog, ya tienes nueva seguidora :).

Me gusta mucho las temáticas de este libro y es por eso por lo que me llama la atención. Además, da puntos que esté tan bien contada. Que los personajes sean interesantes también es un punto a favor. Me la llevo apuntada para un futuro :).
Gracias por la reseña.

Un beso desde Jardines de papel .
¡Nos leemos!

Gema dijo...

Totalmente de acuerdo en todo lo que comentas. Me ha encantado tu vision del libro. Besos.

MªCarmen Moreno Mora dijo...


Hola, ya estoy por aquí.
La verdad es que el libro parece super interesante, me gustan mucho las historias en varios tiempos diferentes, ese tipo de historia como esta que empieza tanto tiempo atrás y los del tiempo presente tienen que saber que paso antaño, así es que me lo llevo apuntado. Besos.

Shorby dijo...

Lo tengo apuntadísimo!
Como siempre, buena reseña.

Besotes

Carmen en su tinta dijo...

Hola, Carmina. Tengo ya la novela y tengo unas ganas locas de leerla, a ver si me descargo de lecturas encargadas y me pongo con ella. Ya me has dejado impaciente con todo lo que cuentas. Gracias.

Un beso y feliz noche.

elena moreno dijo...

Hola bonita! la verdad es que no conocía el libro y no me llama la atención para nada.. o sea que esta vez dejo pasar la recomendación. Aprovecho para darte las gracias por visitar mi blog y seguirme. Ya cuentas con una seguidora más. Gracias por la reseña. Nos leemos!

Por un puñado de libros dijo...

Una de las mejores novelas que he leído en mucho tiempo, aunque digas que no existe un trabajo perfecto, con lo que estoy de acuerdo. S2

Ana Granger dijo...

Hola!! He oído muy buenas críticas de este libro y por lo que tu cuentas me lo anoto, sé que lo voy a disfrutar mucho. ¡Muy buena reseña! Besos!!

BookLover dijo...

Holaa!! no conocía el libro pero, a pesar de que suena interesante, no termina de llamarme la atención, aún así gracias por compartir la reseña. Ya te sigo.

Blessings!!

Loli elmisteriodelasletras dijo...

No sé si será el thriller del año (personalmente odio que cuelguen esos epítetos, porque creo que debería ser algo que eligieran los lectores, comparando con muchos libros que a lo mejor aún no están publicados), pero está claro que lo hemos disfrutado. Alfonso del Río ha sido todo un descubrimiento como autor, y me ha gustado el enfoque que le ha dado a la trama, desarrollándola en dos tiempos y en dos ciudades totalmente diferentes, creando unos personajes potentes gracias a los cuales las páginas del libro han volado entre nuestras manos, y que en ocasiones han despertado las ganas de saber más de ellos. Habrá que seguirle la pista al autor, y espero sinceramente que no tarde tantos años en dar señales de vida como escritor, que nos ha dejado con ganas de más.
Besos.

Librospordoquier dijo...

hola, no he tenido la oportunidad de leer este libro pero después de ver varias "opiniones" buenas sobre él tengo muchas ganas de darle una oportunidad. Me ha gustado mucho tu reseña. Gracias.

Buscando mi equilibrio dijo...

Ayy, ¡¡¡¡lo conocí la semana pasada!!!
El libro ya lo tenía de antes en la estantería pero no aún no me he puesto con él. A ver si sale el sol y me pongo con novelas como esta.
BEsos.