lunes, 4 de enero de 2010

El Corazón Helado


Comencé este libro un poco por recomendación, un poco por cabezonería. Conocí a la autora hace algunos años cuando era una muchachita que salía de la edad del pavo, por aquel entonces cayó en mis manos Malena es nombre de tango, y literalmente me enamoró. Los libros de lectura obligada en bachillerato eran tantos, que no me podía permitir el lujo de leer por placer durante el curso, y cuando lo terminé faltaban dos días para empezarlo. Eso impidió que buscara otra novela de Almudena Grandes , porque tengo un vicio enorme, cuando una lectura me ha gustado mucho, corro a buscar algo del mismo autor y a veces me doy unos peñazos tremendos.


Pasados algunos años, en una coleccion de estas de kiosko de RBA a la que tambien soy aficcionada salió Atlas de geografia humana, y recordando la grata experiencia de Malena, corri a comprarlo, a la décima página si no antes se me atragantó y lo deje para mejor tiempo, que todavía no ha llegado, y no volví a leer nada de la autora.


Sin embargo durante el 2009 me encontré en algunos blogs esta novela, la reseña y los comentarios de gente que la había leido y le habia gustado mucho. Isi e Ismael Cruceta me la recomendaron vivamente, eso unido a la espinita que llevo clavada desde mis años de estudiante, en la que ningún profesor tuvo valor para encarar el tema, te hinchaban de bibliografía y con tono duro añadían, el tema es una herida abierta en el corazón de España y de algunos españoles, si tienen curiosidad consulten la bibliografía, hagánse su propia idea de las cosas, pero no va para examen. Esa misma cantinela un año tras otro. Así que decidí que ya era hora de ir leyendo sobre el tema, y como tiempo para historia sesuda no tengo y busco en mis lecturas entretenimiento a la par que ilustración decidí adentrarme en El corazón helado.


Comienza con una cita de Antonio Machado, " Una de las dos Españas ha de helarte el corazón", quizás estoy susceptible desde hace un tiempo, pero a mi me helaron el corazón las dos Españas, la de los vencedores y la de los vencidos. Porque si alguien perdió entonces, fue España como nación, como unidad, como una sola voz. Nunca entendí como fue posible tanto odio, para que hermanos se delataran entre sí, para que familias enteras se resquebrajaran, y despues de la lectura de este libro me queda un poco más claro, pero sigo sin ver la sinrazón que llevó a los españoles a una guerra civil, a un férrea dictadura, y a una posguerra igual de dura que los años de conflicto.


El corazón helado es la novela más ambiciosa de Almudena Grandes, que reconoce que es una obra de ficción salpicada de historias anónimas, historias reales que ha ido recabando, a las que ha cambiado nombres y ubicaciones, existen muchos de los episodios más aridos de esta novela como el pozo de las almas, y las cárceles en la que murieron de tifus y otras enfermedades hombres y mujeres por el simple delito de pensar de forma diferente. Realmente existen muchos carriones y muchos fernandez en este mundo y muchas historias que no por anónimas y escondidas dejan de erizar el vello de quien se adentre en sus sórdidas entrañas. "La mayoría de los episodios más brutales que narro en El corazón helado no me los he inventado, pasaron de verdad. La novela es ficción porque los personajes no existen, pero casi todos los hechos concretos del pasado de los personajes son reales y están documentados".


A través de sus novecientas páginas que a veces llegan a pesar como una losa, y otras duelen cual herida abierta, Almudena Grandes narra la historia más o menos reciente de España, arranca poco antes de la II Republica, profundiza en la guerra civil, en los dos bandos de la contienda, a traves de dos personajes que daran continuidad a todo el hilo de la novela. Julio Carrion y su familia en el bando de los vencedores y Ignacio Fernandez y la suya en el de los parias de la tierra, en el bando de aquellos que fueron traicionados una y otra vez, incluso por los suyos, la posguerra de los vencedores, el enriquecimiento ilicito, el exilio de los vencidos, la vuelta a empezar de aquellos que marcharon con lo puesto, que añoraban su país tanto como lo habían llegado a odiar, esa tierra que pensaban que nunca volverían a pisar, como llegaban las noticias hasta ellos, y como las interpretaban, las visicitudes de unos frentes que poco tenían que ver con aquellos españoles rojos que pretendían destronar al dictador, y que al final fueron de nuevo traicionados por cuanto no vieron cumplidas sus expectativas, la transición con la vuelta de los exiliados y el temor de aquellos que se habían enriquecido ilicitamente y la democracia.


Un largo periodo de nuestra historia contado con una prosa sencilla y fluida, a ello contribuyen la presencia de tres narradores, dos narran en primera persona, Alvaro Carrion Otero, a través de él vamos descubriendo ciertos aspectos de su familia, de su padre, lo vemos como alguien extraño, como alguien ajeno a sus progenitores que desdeña el dinero para dedicarse a lo que es su pasión la ciencia, sin embargo a través de las páginas del libro lo vemos enfrentarse primero a su vida, después a lo que es y quién es, y por ultimo cuestiona a todo su entorno, una metamorfosis que se produce mientras se desarrolla la trama, en forma de revelaciones que lo arrancan cruelmente de ese desconocimiento en el que su padre había protegido su infancia e incluso madurez. La segunda narradora aunque ensombrecida por Alvaro seria Raquel Fernández Perea, que tambien va sufriendo una metamorfosis que la enfrenta a su forma de pensar y llega incluso a cuestionarse si no estara traicionando a su abuelo ella también. El ultimo narrador y para mi el más importante, el más arido y el más cruel, es omnisciente, es aquel que en forma de flash back va desgranando episodios del pasado, retazos de historia sin los que no hay forma de entender los cambios que experimentan sus protagonistas, y que son dosificados en pequeños sorbos, que mantienen al lector expectante.


La novela esta divida en tres partes, para mi las dos últimas fueron las más dificiles de digerir, aquellas que me hicieron entender a aquel profesor de sociologia que repetia una y otra vez, duele ese periodo y seguira doliendo, mientras que a otros posiblemente les avergüenze su pasado, sera dificil durante un cuarto de siglo más encontrar a gente valiente capaz de tomar partido por ambas causas y ser imparcial con ellas. La autora toma claramente partido por los Fernández, por aquellos que sufrieron en sus carnes las represiones, las prisiones, los campos de concentracion, el exilio, la traicion... en boca de Ignacio Fernandez Muñoz, los parias de la tierra, los últimos de los últimos. Quizás por ello el personaje de Julio Carrión González se me hizo infumable, conecte mejor con toda la familia Fernández, con Alvaro, e incluso con el cabeza loca de Julio Carrión Otero. Pero si un personaje fue tratado con dureza por la autora y salio mal parado, ese fue el de Angelica Otero Fernández, a la que envuelve en unos matices de grises y sombras, a la que no dispensa, ni explica su comportamiento. Es la que se cierra en banda y prefiere no dar explicaciones, dejar con la duda, no le ves ni una pizca de humanidad en el trayecto de la narración.


Más indulgente fue Almudena Grandes con Julio Carrion Gonzalez, tratando de explicar a la minima de cambio su comportamiento, pero a mi se me atraganto tanta chuleria, tanta prepotencia, y tanta maldad. Pude conectar bien con casi todos los personajes y me reconocí en los rasgos de algunos de ellos, a pesar de la infinidad de personajes que desfilan por esta novela, estan todos descritos con guante blanco, de forma que te puedes hacer una idea de ellos e incluso a veces las escenas pasan como fotogramas ante tus ojos de lector.


Como habreis podido entrever el argumento gira en torno a dos familias unidas por lazos de parentesco y por un pasado lleno de sombras, en el que se dan las manos la traicion y el amor. Los Carrión representan a los vencedores de la guerra, a los que se enriquecieron ilicitamente en la democracia expoliando de sus pertenencias a los vencidos, dejandoles tan solo la dignidad y a veces ni eso. La autora cuestiona la moralidad de todos aquellos que ejercieron el pillaje y tambien la de aquellos que incluso hoy prefieren mirar hacia otro lado... como decia Clara mejor no saber.... Los Fernandez son los hijos de la Republica de aquellos que vieron cumplido un sueño que les fue arrebatado, de aquellos que sufrieron la traicion de su propia gente, de aquellos que fueron carne de cañon y tuvieron que dejar su tierra para abrirse un futuro en otro país, aquellos que perdieron todo por el camino y en cada traicion un poco de dignidad y esperanza. La de aquellos que insuflaron en su descendencia el amor por España al tiempo que desdeñaban en que se había convertido, que renegaban de su país y se morían por ganas de volver. La de aquellos que marcaron a sus hijos con historias y rencores de unos episodios que no habían vivido.


Y en el centro una historia de amor, contra natura, sin esperanza de futuro, que amenazaba con destruir a los dos partes. Una historia que nace de forma casual, sin pretenderse, una historia que nace del desconocimiento de una de las partes y el afan de venganza de la otra, para encontrarse devorados por una pasión que termina haciendoles mucho daño. Llevandolos a cuestionarse sus vidas y sus familias. Hábilmente la escritora contraresta el dolor que siente Alvaro al enterarse de aspectos de su pasado y de su familia que le haran sentirse cada vez mas solo y más lejos de aquellos que consideraba los suyos, con el dolor que sufren los exiliados en tierra ajena, va intercalando episodios, que hacen más llevadera la lectura. El amor de Raquel le ayudara a ir sobrellevando la situación, al tiempo que lo va hundiendo cada día un poco más, pero en contrapartida lo hace más fuerte. Al final de la novela se le ve angustiado, por el peso que le viene encima, empezar de nuevo enfrentado a su familia, pero con una gran entereza moral que le da fuerzas para continuar adelante.


Esta es una de las lecturas que dejan poso, que sigue removiendose en el interior del lector pasados unos dias, deja una huella indeleble. El saber que las historias son ciertas y que tienen nombre propio, que hay cientos y miles de historias anónimas, gente que un dia pueda ver destruidos los cimientos de su familia por revelaciones poco afortunadas que no llevan a ningun lado y gente con tanto rencor, tanto odio acumulado y heredado a su vez, dejan un sabor agridulce, que se dulcifica en aquellos pasajes en los que la lealtad y el amor toman el control de la narración.


Almudena Grandes cierra la novela con otra cita de Antonio Machado para mi muy significativa.


"Para los políticos, para los historiadores todo estará claro: hemos perdido la guerra. Pero humanamente no estoy tan seguro. Quizá la hemos ganado."


Yo creo que la ganaron, aunque solo fuera porque no traicionaran sus creencias, poco a poco resarciran su memoria

25 comentarios:

Isi dijo...

Hola Carmina, he terminado de leer tu reseña y me ha encantado, casi tanto como el libro ;)

La historia es preciosa; es cierto que la "ves" según la lees, que los personajes se vuelven reales. Yo incluso soñaba con ellos mientras lo estaba leyendo.
La historia de la actualidad te mantiene en tensión todo el tiempo, y el personaje de Angélica también me impactó. Recuerdo que le dije a mi novio al terminar el libro "pero si no le dice nada, ¡no le explica nada! no le ha dicho nada!" Qué indignación sentí; está claro que este personaje no hace otra cosa que lo que vio hacer a su madre, si no recuerdo mal es la que delató a su propio primo para aprovecharse de la situación.

Bueno, si se me ocurre algo más que comentarte, vuelvo :D

maribel dijo...

Hola Carmina
Completa reseña y magnifica tu historia del acercamiento a la obra.
Tienes razón al decir que esta es una de las novelas que dejan huella.
Me gusta las historias de los verdaderos héroes, personajes que pueden ser nuestros familiares, que toman decisiones dificiles en momentos difíciles, personas a las que admirar y con las que emocionarse, la evocación de las pequeñas cosas como el vermouth de grifo de Madrid, la muñeca...; Unos personajes que uno no quiere despedir.
Yo viví esta obra recordando constantemente a una abuela que no he conocido...

Es una etapa de la que debemos aprender más, Soldados de Salamina de Javier Cercas está en esta línea...

Un saludo ;-)

Elèna Casero dijo...

Creo que muchos nos hemos sentido identificados, en un momento u otro, con la novela.
A mí me gusto. Algunas veces me pareció haber leído los mismo párrafos anteriormente, pero está bien. No llega a cansar a pesar de su longitud.

Buena reseña.

Feliz año

Ismael Cruceta dijo...

Carmina,
¡por fin! ya sabes que estaba deseando leer tu reseña!! gracias por nombrarme!! me alegra que te haya gustado, tienes razón en lo que de que es su novela más ambiciosa y que deja poso cuando te la acabas, yo no podía parar de llorar, una sensación de angustia por saber que muchas de esas pequeñas historias podían ser reales, tanto odio, tanta pena por un país herido y que tardó tantísimos años en sanar, y que hoy día tiene cicatrices, y a la vez historias humanas hermosas, que te hacen seguir creyendo en el hombre y en la razón.

Dejo aquí un enlace a mi reseña por si alguien quiere leerla también.

Un abrazo muy fuerte ;)

sonia dijo...

Has conseguido que con esta magnifica reseña a uno le entren ganas de ir corriendo a la tienda a regalarse el libro...Enhorabuena!

lammermoor dijo...

El corazón helado está entre mis propósitos de lectura para este año. Teresa e Isi me insistieron en que lo leyera a pesar de mis sentimientos hacia la autora. Ahora vienes tu a "insistir" en ello.
La lectura de tu reseña me ha traido (de nuevo) a la mente algunas cosas relacionadas con la memoria histórica y la guerra civil que me han sucedido en el trabajo. ¡Igual me animo a contarlas si me dejáis!
Y por si te apetece recargar un poco más tu plan infinito aquí hay unos cuantos títulos, también sobre la Guerra y la postguerra que leí y me gustaron:
de Dulce Chacón La voz dormida y Cielos de barro, Los girasoles ciegos de Alberto Mendez, El lapiz del carpintero de Manuel Rivas y Homenaje a Cataluña de Orwell
L. ;-)

Bookworm dijo...

Estupenda reseña Carmina.
Seguro que si te hubieras presentado al concurso de reseñas habrías quedado entre los finalistas.
¡Qué puedo decirte de este libro!
A mí es que me gustó mucho y aquí va otra coincidencia. Tengo "Atlas de geografía humana" aparcado desde que lo empecé porque se me atragantó al poco de empezarlo.
Siempre pienso que lo leeré más adelante, pero nunca encuentro un hueco entre tanto pendiente de leer.
Estoy de acuerdo en que es la obra más ambiciosa de Almudena Grandes y para mí la más completa. Una novela que deja huella y hace pensar.
Sonia guapa, anímate a comprarlo y ya nos contarás.

Besos y felices Reyes.

Isi dijo...

"Porque si alguien perdió entonces, fue España como nación, como unidad, como una sola voz."

Completamente de acuerdo.

Feliz año Carmina. Un besote enorme!.

Carmina dijo...

A mi Angelica tambien me decepciono, espere que al menos se defendiera, que acusara de todo a su marido era lo comodo, pero no, nos dejo a todos un poco frios, supongo que igual que a su hijo. Y si su madre es la que denuncio al marido de su prima Paloma. Sangre fría donde la haya esa es la verdad. Si algo he echado en falta en este libro es la reaccion de su madre cuando le dijo su unica hija que se casaba con la persona que la desterro a un pueblo de Galicia y le quito cuanto disfrutaba de sus tios, para enriquecerse el. En fin supongo que romperia algun jarron, pero luego esa mujer interesada se impondría.

Creo que este es el principal acierto de esta novela Maribel, que los personajes son muy cercanos, que podrían ser cualquier veciono nuestro. Los personajes estan dotados de vida, todos menos Angelica, esa mujer es cerebral y fría como un tempano de hielo, recuerdo el pasaje en el que en una terraza le expone los motivos por los que deberia casarse Julio con ella, eso junto con la escena final en la que se niega a contarle nada a su hijo, me dejo un poco fría con ella.
Apunto tus sugerencias para ir intercalando lecturas. Aunque de momento como tengo los examenes cerca supongo que leere menos y necesito libros un poco más ligeros.

Elena esa sensacion te la da cuando habla Ignacio, parece que a veces te cuenta la misma cosa mil veces, pero siempre tiene matices diferentes

Carmina dijo...

Sabía que tenias ganas de leerla pero era tantolo que quería expresar con ella que no se si lo he conseguido. Yo no llore, soy de lágrima dura, pero si me angustie mucho en algunos pasajes, me metí en la piel de los personajes y llegue a pasarlo mal, de ahi que la lectura se demorara tanto, había momentos en que tenía que parar de leer porque me ahogaba. Supongo que lo peor es el saber que son historias que estan ahi, y que la gente no ha sido capaz de olvidar y que siguen habiendo muchas heridas abiertas. Tienes razon en cuanto a las historias hermosas que te hacen seguir creyendo en el hombre y en la razon.

Sonia pues si algún dia lo lees ya nos contaras tus impresiones.

Lammermour me encantaria que contaras esas anecdotas de las que hablas, supongo que no solo me interesaran a mi, este tema al final nos motiva a mucha gente. Apuntadas tus sugerencias, tenia a Dulce Chacon entre mi plan infinito, poco a poco ire leyendo ahora toca estudiar. Por cierto este libro me ha reconciliado con la autora... asi qeu por intentarlo no pierdes nada, te gustara, esta bien escrito, documentado y destila sentimiento.

Mertxe al final decici no intentarlo, pero bueno nada como mantener la paz familiar. En lo de atlas de geografia humana igual nos podriamos poner de acuerdo y leerlo al mismo tiempo, e ir comentando por e-mail, a lo mejor nos resultaria mas llevadero, yo supongo que algun dia lo leere aunque solo sea porque este en las estanterias, no tenga nada mas que leer y esten las bibliotecas cerradas, demasiados factores pero quien sabe, quizas algun dia. Es una obra ambiciosa sin duda, pero creo que la habra dado muchas satisfacciones.

Carmina dijo...

Isi mi madrileña preciosa espero que los reyes hayan venido cargaditos, ya me paso por tu blog a ver que te han dejado por alli. Feliz año para ti tambien y para ese pedazo de blog que tienes

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, Carmina.
Me llamó la atención tu reseña, porque precisamente va a ser mi próxima lectura. Estoy acabando "Los aires difíciles" y me he reconciliado con Almudena, porque es una estupenda novela.
Ahora, leyendo tu reseña, me han entrado más ganas de leer "El corazón..." El tema que trata me ha interesado siempre y, precisamente, lo he abordado en mi último post.
Ah!! las referencias que tengo de tu próximo libro son muy buenas.
Un abrazo.

Carmina dijo...

Mateo si te gusta el tema, creo que el libro te gustara o como minimo no te dejara indiferente, yo pienso leer algo mas de Almudena Grandes, pero quiero elegir bien, no quiero equivocarme y volver a discutir con ella. En cuanto a mi futura lectura, supongo que te refieres a Trueba estoy a unas diez paginas del final, tarde mucho en colgar la del Corazon helado, tenia que dejar reposar la lectura y creo que la deje demasiado, espero que no me pase lo mismo con Saber perder

R. dijo...

¡Hola Carmina!
¡Excelente reseña!
Acabo de terminar la novela. Dejo para más tarde la lectura de la Nota de la autora. Aún tengo que digerir todo lo que he leído y quien se me está atragantando es la gélida Angélica.
Saludos,
R.

Carmina dijo...

R. es un libro de dificil digestion a poco que conozcas este periodo de la epoca de España tan miserable como lo puedan haber sido cualquier prolegomenos de la historia de cualquier dictadura iberoamericana. Me alegro de que te haya gustado el libro y la reseña, me costo mucho de escribir y tuve que dejarla reposar mucho tiempo. En cuanto a Angelica es el unico personaje al que la autora no ha sabido dotar de vida, o quizas haya sido una licencia que se haya permitido, yo hubo un momento en que pense si esta mujer habia querido alguna vez a su marido y no se habia casado solo para disfrutar de unos bienes que ella sabia usurpados. Creo que el unico momento en que se la vio humana fue cuando al regresar del exilio Ignacio se presento en su piso con la nieta, el miedo se apodero de ella, pero cuando despedio la visita la altaneria se habia vuelto a apoderar de ella, de ahi que regalara a muñeca a Raquel ante el llanto de su propia hija

LAKY dijo...

Me pareció una novela impresionante! De ésas, como dices, que dejan poso. Yo también leí Malena es nombre de tango, que también me encantó, tengo un gratísimo recuerdo de ella y espero releerla algún día (la leí hace como 20 años). Atlas me gustó bastante, aunque no tanto como ésta. Y, la que me pareció más aburrida de las que he leído de esta escritora es Los aires difíciles

Susana Hernández dijo...

Hola Carmina!

Cuando tu escribiste esta reseña yo no era más que una lectora de libros…, solo eso.
Ahora, cuando escribo una reseña sobre un libro nunca miro antes reseñas de nadie, salvo que las haya leído con antelación al pasear por los blogs, como tampoco suelo mirar la contraportada del libro antes de leerlo. Normalmente dejo que los libros me lleguen de forma casual, que sean ellos los que me escojan a mí. Y unas veces me llegan por la portada, el título, el autor, otras por los amigos, de estos me fío mucho, y si ellos me lo recomiendan … allá que voy.

Así que te contaré que este me llegó de la mano de una buena amiga …

Veo que este libro te impactó e hirió tanto como a mí, bien! Eso me confirma lo que digo en mi reseña, que este es un libro que puede y debe herir la sensibilidad del lector que se acerque a él, es lo justo, es nuestra obligación conocer no solo la historia, sino nuestra historia, y creo que la autora lo consigue su propósito no solo con lo que narra, sino en la forma y el leguaje que utiliza para ello.

Y Angélicas, desgraciadamente he conocido a más de una.

Una estupenda reseña que ahora sí he venido a visitar.

Un abrazo amiga!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Enhorabuena, guapa, has ganado el segundo premio del jurado en el concurso de Libros y Literatura!! Me alegro muchísimo por ti!! No veas la ilusión que me hace porque el primer premio lo ha ganado un amigo y el segundo tú, qué gusto da enterarse de que dos blogs habituales han sido los ganadores!! Enhorabuena por esta maravillosa reseña y por el premio. Un abrazo muy fuerte.

Saramaga dijo...

¡Enhorabuena Carmina!
Me alegro mucho por tu premio en el blog de libros y literatura!
Tu reseña sobre "El Corazón Helado" era mi favorita para ganar, (de hecho fue la que voté), y me ha alegrado que te dieran el premio, porque la reseña lo merecía.
Un besazo!

aventarte dijo...

¡Enhorabuena! Me ha alegrado un montón verte como una de los ganadores en el concurso de reseñas de Libros y Literatura, bien merecido.

Un saludo.

Ana

Vero dijo...

Felicidades por el premio, guapísima!!!! Que disfrutes mucho de los regalos!

Carmina dijo...

Gracias chicas me siento muy recompensada con este premio, como dije en el post en el que os pedia el voto, para mi más que el premio en sí suponía un reconocimiento al trabajo que realizo en este blog y todavía lo estoy digiriendo.

Antonio Cabello dijo...

Felicidades de nuevo Carmina. Me gustan los libros de Almudena Grandes y este particularmente. Un libro impactante ambientado en una sombría época. Un beso.

Blanca dijo...

Enhorabuena por el premio.
Una magnífica reseña. Me ha encantado.
Continua así de bien.
Un abrazo

bibliobulimica dijo...

¡Felicidades Carmina por el premio de Libros y Literatura! ¡yupi!
un beso,
Ale.