sábado, 16 de enero de 2010

Saber Perder


Me acerque a este libro a pesar de no conocer ninguna faceta del autor, movida por las excelentes opiniones que lei en la blogosfera y reconozco que acerte de lleno al llevarmelo a casa y sumergirme en sus páginas, dormirme en sus lineas y empaparme con sus historias. Saber perder es para mi ante todo una gran critica a la sociedad actual que todo lo mide con el baremo de la victoria, como si cada día fuera una competición, como si al final de de cada cosa que hicieramos nos esperara una gran medalla de oro. Tan importante como ganar, es saber perder y esa es la lección que nos ofrece David Trueba en este magnifico libro que ganó el Premio Nacional de la Critica 2008.


Saber Perder es una historia de perdedores, de personas a las que la vida nos les ha ido tan bien como esperaban, que a cada paso del camino han encontrado un guijarro con el que han tropezado, con maestria el autor entrelaza la historia de cuatro personas, tres de ellas unidas con lazos familiares. A traves de los personajes principales que vertebran el hilo conductor asistimos a aspectos de la vida que pueden preocupar a cualquiera de nosotros, la adolescencia, el descubrimiento del sexo, las relaciones con el entorno, dentro y fuera del instituto, la relacion con los padres, la bajada del rendimiento escolar, y todo ello lo encarna a la perfección el personaje de Sylvia, para mi el más logrado de todo el libro.


Otro aspecto esbozado la mediania de edad cuando se esta de vuelta de todos los infrutuosos éxitos, aquellos que creiamos que nos iban a alzar a la gloria y nos sumergen en la más dolorosa de las derrotas. Lorenzo, padre de Sylvia, nos lleva por el camino del fracaso matrimonial, la falta de trabajo, el cuidado de una adolescente a la que no sabe como acercarse. Y sobre todo arrastra un secreto que le pesa como una losa.


La vejez ese camino hacia el fin de la vida, que parece que da fuerzas para desplegar alas y lanzarse a la locura, el final del camino, del amor, la decrepitud del cuerpo, encarnado en el personaje de Leandro un viejo pianista que se quedo en el camino al éxito, y que en sus últimos dias comete una locura tras otra, buscando en los brazos de una prostituta no perder del todo la lozania, y el amor.


El cuarto personaje vertebrador Ariel Burano, es una joven promesa del fútbol argentino, que recala en España y al que las cosas no le acaban de ir bien, no acaba de encajar con madurez todo lo que se le viene encima, el graderio, la violencia, la soledad. Un inmigrante bien posicionado, pero al fin y al cabo un inmigrante.


Un tema importante junto al fútbol es precisamente este de la inmigracion, a traves de la relacion de Sylvia con Ariel, de Lorenzo con Daniela, una joven ecuatoriana que cuida al niño de la pareja del piso de arriba, y de Leandro que cae en los brazos de una prostitua nigeriana, podemos vivir distintos estadios de la realidad del extranjero en nuestro pais, sus dramas, y la picaresca que les ayuda a sobrevivir, incluso a veces la maldad


En toda la novela está muy presente una doble lectura de los personajes basada en cómo nos consideran los demás y lo que es cada uno, cada uno de los personajes piensa como lo ven los de fuera, y estan a veces mas pendientes del juicio que puedan emitir los demas de ellos, que de ser realmente felices.


Los cuatro personajes principales estan respaldados por un desfile continuo de personajes secundarios, tan bien dibujados que parecen levantarse del papel, hacerse carne y hueso y desfilar ante nuestras miradas curiosas. La complejidad de los personajes contrasta con la sencillez del estilo narrativo, que engancha desde un primer momento a traves de los saltos de una historia a otra, ofreciendo la informacion en pequeñas dosis, manteniendo de esta forma la expectación del lector y convirtiendo la novela en un placer que se degusta a pequeños sorbos.


Con gran audacia incorpora la ironia al discurso "Cuando la conversación giraba inevitablemente hacia el fútbol, Ronco abría un parentesis y se confesaba con Sylvia, el fútbol es un deporte muy raro al que juegan unos eternos adolescentes descerebrados y millonarios pero que mueven una maquinaria que hace feliz a cientos de miles de descerebrados mucho menos favorecidos económincamente", a la par que hace reflexiones muy sensatas.


Sin duda el principio del libro y el final es de lo mejorcito del libro "El deseo trabaja como el viento. Sin esfuerzo aparente. Si encuentra las velas extendidas nos arrastrará a velocidad del vértigo. Si las puertas y contraventanas estan cerradas, golpeará durante un rato en busca de las grietas o ranuras que permitan filtrarse" culmina la lectura "Siente una especie de dolor en el pecho, intenso pero placentero. Es como si hubiera una herida, pero una herida leve, una marca en la piel que quieres acariciar, reconocer, disfrutar por todo lo que significa para ti. Ahora que aún está, porque es posible que, pronto desaparezca"


Generalmente cuando acabo un libro suelo empezar inmediatamente otro, con pocos titulos no he podido hacerlo porque he necesitado disfrutar de los posos que dejaba, y este ha sido uno de ellos, un libro que da pena terminar y que quieres disfrutar antes de comenzar otra lectura y con ello dormirte en los brazos de otros personajes y otras historias, quizas no tan humanas, tan cercanas como las que este autor nos ha traido en sus lineas. Probablemente el mayor éxito de esa novela, cualquiera podriamos tener por vecino, a Sylvia, a Lorenzo o a Leandro, cualquiera conocemos historias de inmigrantes... ello convierte esta novela en algo cotidiano, algo del día a día.


Te animas a vivir junto a ellos sus aventuras, sus derrotas diarias, que no son más que reflejo de las que nosotros vivimos a diario?, porque no sólo de triunfos se conforma la vida, no solo las risas llenan nuestro día a dia, tambien alguna lágrima, y algun proyecto destrozado

19 comentarios:

César dijo...

Me alegro que te haya gustado el libro!!!!! A mi me encantó también.
Los personajes principales, salvo Leandro, me encantaron.

Premio de la Crítica muy merecido
Saludos

tag dijo...

Yo tambien lo leí este año pasado y me gustó mucho.
No entendí a Leandro y su historia con la prostituta que le saca el dinero. Pobre hombre.

Pero la historia de Silvia y de Ariel la encontré muy bonita, muy reales sus sentimientos y situaciones.

Por cierto, Carmina, venia a ver si me explicas lo de "pocoyomizarme!" jajajaja

lammermoor dijo...

No era este un libro que me tentara especialmente, más bien nada, pero después de leer tu entrada me lo has hecho muy apetecible.

sonia dijo...

Ummmm, David Trueba? no, no lo he leído. pero según he visto tu critica y comentarios pués a la huchaca! jeje

Ismael Cruceta dijo...

A mí me encantó también, tanto que David Trueba es el protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS!!! el día 20 publicaré la reseña de Saber perder.

Un besote carmina!!!

Carmina dijo...

Cesar personajes como el de Leandro creo que somos demasiado jovenes para entenderlo, he hablado con gente mas mayor y sin disculparlo lo entienden. Nos guste o no, lo entendamos o no, esta muy bien dibujado...

Tag yo la historia con la prostituta tampoco lo entendi, porque parecia que ni siquiera era feliz con ello, no se que sacaba si no era mas o menos eso de ir en bicicleta cuesta abajo y sin frenos. Tag intento escribirte un correo y te lo explico alli.

Lammermour, desde hace un tiempo intercalaba varios libros por eso de tener lecturas mas ligeras y otras mas duras, pero este libro me absorbio tanto que Sin noticias de Gurb se quedo sin salir del cajon. Si lo lees ya nos cuentas que tal.

Carmina dijo...

Lo mismo te digo Sonia si termina entrando en tu plan infinito ya nos cuentas que te ha parecido, yo casi todas las criticas que he leido son muy buenas.

Pues el dia 20 me tienes clavada en tu blog para leerte, te he leido en tus entradas pero como no he visto ninguna pelicula de David Trueba pues no te he comentado, no sabia muy bien que decirte y no me gustaria sonar repetitiva. besos Ismael

Bookworm dijo...

Tomo nota del título. He leído muy buenas críticas (alguna también mala), pero como ganan las buenas y ya está edición Compacta de Anagrama, cuando lo vea por ahí, cae seguro.

tag dijo...

Se me olvidó decirte que, inspirandome en un capitulo de ese libro sobre la musica clasica, escribí un relato, mezclando cosas del libro y unos recuerdos vividos por mi hermano en su juventud.
Pero no me he atrevido a publicarlo por si alguien ve un cierto parecido (plagio).
Solo cogí unas frases en aleman que me impactaron, pero.... si lo has leido, te acuerdas seguro.

Isi dijo...

Carmina no leo tu reseña porque es uno de mis próximos pendientes y no quiero saber nada del libro hasta que lo empiece. Si lo fuera a leer en el futuro lejano, me da igual porque luego no me acuerdo, pero como es de los próximos....
Sólo decirte que estoy por aquí ;)

loquemeahorro dijo...

¿Sabías que David Trueba tiene ahora columna fija en El País?

pd. Me encanta el libro que te estás leyendo ahora, espero que te guste porque voy recomendándolo por ahí, a diestro y siniestro.

bibliobulimica dijo...

¡¡¡Pues queda anotado desde ya a mi plan infinito!!!
no me habría llamado la atención de haberlo visto en la librería con esa portada y el título ehhh...pero tu reseña me ha puesto los dientes largos ;)
un beso,
Ale

Susana dijo...

Ya son varias las reseñas que he visto de este libro pero..., cuando alguien me dice que debe esperar un poco a leer otro para conservar el poso que este le deja... Hya uqe leerlo; me has terminado de convencer.

Carmina dijo...

Mertxe si puedes leelo, de verdad que merece la pena.

Tag cuando escribimos siempre lo hacemos en referencia a algo, tanto se parece como para que parezca plagio?

Isi espero tu reseña como agua de mayo, ya nos contaras que te parece

Carmina dijo...

Loque si que me gusta el libro que estoy leyendo ahora, lastima de que no disponga de tiempo para leerlo como a mi me hubiera gustado, esta semana por ejemplo solo he podido cogerlo 10 min. En cuanto a David Trueba no sabia que publicaba columna en El pais gracias por la informacion.

Fijate Ale a mi el titulo es lo que me impacto la primera vez que lo vi, y tambien la portada, por cotidiana, lo que pasa que yo pense cuando lei el titulo que era otra cosa y me ha sorprendido gratamente, en cuanto la portada no somos hoy esclavos del telefono movil?. La protagonista de este libro se pasa la vida pendiente de el, como la mayoria de los adolescentes.

Susana bienvenida y espero que si lo lees te guste

Mork dijo...

Hace nada q leí este libro, es un buen libro sobre todo en el inicio y el final, pero en la mitad como q a David se le va la historia, lees páginas y más páginas y no sabes muy bien a donde te diriges, es como una pausa aunq al final vuelve un dinámico ritmo q nos lleva a un interesante final. Saludos

Isi dijo...

HOla Carmina: mira que no encontraba tu reseña, pero al fin la encontré!
Me ha ecnatado cómo lo has descrito todo; es verdad que a Sylvia casi la tocamos de lo maravillosamente descrito que está el personaje.
En fin, menudo acierto de mi novio al regalarme este libro!

Isi dijo...

Carmina: acabo de comentar y ha desaparecido. Además veo que el de Mork es el último, jejeje.

Bueno, el libro me lo regaló él y fue todo un acierto porque me ha gustado mucho.

En el comentario perdido te decía que Sylvia es casi de carne y hueso porque es un personaje muy bien descrito por dentro. Y que lo de Leandro es una adicción: hay gente que se obsesiona con las tragaperras y se arruinan igual que él con Osembe.
En fin, te repito que me ha encantado este libro, y no descarto hacerme con más libros del autor.

Isi dijo...

ahhhh Carmina, veo que tienes puesto lo de la aprobación de comentarios, supongo que en las entradas antiguas, por eso no me salía el otro que te escribí.