miércoles, 8 de junio de 2011

La llave de Sarah. Tatiana de Rosnay




Una de las asignaturas que más he disfrutado en mi época de estudiante y más satisfacciones académicas me ha dado, es la historia, en todas sus manifestaciones y en todas sus épocas, sin embargo siempre hay periodos que te atraen más que otros y como lectora los libros ambientados en la II Guerra Mundial y el nazismo siempre me han seducido.


Cuando comencé La llave de Sarah, pensé que me encontraba ante un libro más ambientado en ese oscuro, cruel e inolvidable periodo de la Historia mundial. Pero no podía estar más equivocada, esta novela narra un episodio para mí desconocido, que me llenó en un principio de desconcierto y me hizo ver hasta qué punto el mal no se encontraba sólo alojado en la Alemania nazi.


Encarar la reseña de un libro tan lleno de emociones ultimamente me esta costando demasiado, no se si porque las circunstancias personales influyen en la lectura, o bien en las impresiones que te causan, pero veo que me cuesta bastante expresar mis impresiones.


Me gustaría prevenir un poco en contra de la sinopsis de este libro, creo que revela demasiado, y a mi personalmente me gusta que me creen un poco de expectativa, si bien es verdad que lo que revela sale muy pronto en el libro, descubrirlo por uno mismo tiene su encanto.


Antecedentes:


Contrariamente a lo que pudiera parecer, Francia antes de la invasión alemana ya poseía campos de concentración, fueron creados para albergar a los españoles que huían del régimen franquista, que fueron entregados a los alemanes posteriormente y trasladados a campos en su territorio, muy pocos lograron sobrevivir.


Desde 1940 las autoridades francesas tenían controlados a los judíos, sabían sus direcciones y los obligaban a llevar una estrella amarilla que los identificaran. En el proceso de conocer donde vivían jugaron un papel muy importante las porteras de los edificios que se dedicaban a denunciarlos. Los hombres solían esconderse por las noches pensando que solo ellos estaban amenazados, sin previo aviso les caía la policía y se los llevaba. Lo que no esperaban miles de judíos franceses, es que aquella madrugada del 16 de julio de 1942, los gendarmes actuaran con premeditación y alevosia contra familias enteras, a las que confinó durante cinco días sin casi agua y comida en el conocido velódromo de invierno.


Este fue el primer paso, de uan cadena de humillaciones y vejaciones, después fueron conducidos a campos de concentración donde separaron primero a los hombres de las mujeres y los niños, y días más tarde a los niños de sus madres. Lo peor de todo la reacción de los franceses, que se dedicaron a mirar hacia otro lado y a ocupar las casas que lo judíos dejaban vacías, sin hacerse preguntas.


Argumento:


Este es el escenario del que parte La llave de Sarah, cuenta la historia de una niña judía, y como vivió esos acontecimientos, como su candor y su confianza le llevó a cometer un error que no pudo superar de por vida y la marcó para siempre de una forma irremediable. Creo que es un acierto haber comenzado la historia con la voz de una niña que no parece entender muy bien porque el ser judía es algo tan malo y merece un castigo tan grande.


Sin embargo no es sólo la historia de Sarah, es también la de Julia Jarmond, una periodista americana, francesa de adopción por matrimonio, que ve como su relación va rompiéndose en pedazos mientras reforman el piso de la abuela de su marido. El aniversario del Velódromo de invierno, destapa la caja de pandora. Julia tiene que escribir sobre un hecho que no conoce, y al investigar se da cuenta de que todos los hilos le llevan a esa casa que están reformando y a su familia política los Tézac. Mientras los pocos que saben algo guardan silencio y siguen sufriendo por el pasado.


Ambientación:


Una trama se mueve por el Paris de la II Guerra Mundial, los campos de concentración franceses, y la campiña donde la gente estaba bastante más concienciada y sobre todo lejos de la ciudad podía actuar de una forma más libre, aunque no exenta de peligros. En esta parte la protagonista absoluta es Sarah, una niña judía francesa, de ascendencia polaca, que ve cambiar su mundo poco a poco, hasta convertirse en un infierno, del que por más que luche por salir, se verá encerrada mientras viva.


La segunda trama que en un principio pensaba que podía restar gracia a la novela se desarrolla en el Paris actual, en un pueblecito italiano y en América, muchos escenarios para una investigación que terminará poniendo a Julia entre la espada y la pared, la acercará a su suegro y la alejará aún más de su marido. Muchas emociones para una mujer que tiene que tomar decisiones muy importantes y no siempre acierta, y que sólo contará con la ayuda de una adolescente muy madura, pero al fin y al cabo una niña.


En un principio ambas tramas parecen tan diferentes que no tengan nada en común, sin embargo, confluyen en un momento determinado, quizás el más conflictivo para Julia, cuando se da cuenta de que su familia política puede ayudarle en la investigación. En ese momento Julia conoce a la Sarah niña, y se dedica a buscar su rastro para redimirse ella misma y redimir a sus suegro, aunque en ocasiones lo hace de forma muy obsesiva. Es en esa búsqueda cuando llegamos a reconstruir, que paso con Sarah y como fue su vida arrastrando ese secreto que tanto daño le hizo. Pudimos ver a una niña hecha mujer a golpes que no fue capaz de sonreír francamente, ni de olvidar el pasado, una niña a la que destruyó el odio y no fue capaz de empezar de nuevo en un continente distinto, lejos de todo lo que conoció.


Personajes:


Sin duda me quedo con Sarah y esa carga trágica que conlleva, la evolución del personaje tanto cuando ella cuenta la historia, como cuando la reconstruye Julia es muy veraz y creíble, parece que puedas sentir con ella esa desazón que la reconcome. Protagoniza historias de gran calado emotivo.


Aunque hay otro personaje que me llegó al alma y ese fue el suegro de Julia, ese hombre altivo que terminó desmoronado cuando el pasado le alcanzó de esa forma tan vehemente, que no fue capaz de mantener esa prestancia que le caracterizaba, porque olvidar nunca ha sido fácil y él no lo había hecho. La hija de Julia también merece un aparte, muy madura para su edad, casi más una amiga de su madre que su hija, aunque no es un personaje al que le dedique mucho espacio la autora, está muy bien trazado.


No he soportado al marido de Julia en ningún momento, ese hombre encantador frente a los demás que se dedicaba a machacar a su esposa, con el consentimiento de esta, me sacó de quicio de principio a final… demasiados hombres hay como él, dandis en el exterior y ogros de puertas para dentro.


Impresiones:


No hay que olvidar que narra unos hechos reales, y por lo tanto hay tramos de la novela que se hacen muy duros de leer, la fuerte carga emotiva te llega al alma y te traspasa, sin embargo es una nueva forma de afrontar el holocausto nazi, desde otra perspectiva y narrada al principio por la voz de una niña, que lo ha perdido en poco tiempo todo. Por lo tanto aconsejaría no encarar la lectura de este libro en momentos de bajón emocional, para poder disfrutar, si es que esa es la palabra adecuada, de la belleza de esta narración y de esta historia, que puede ser la de miles de judíos franceses.


Europa no ha podido digerir todavía esa etapa, en la que los hombres se creyeron dioses y dispusieron a su antojo de la vida de otros seres humanos, apelando no sé muy bien a que, porque en Francia la supremacía aria no tenía demasiado sentido, y no digamos en Polonia… Y es bueno que existan este tipo de testimonios novelados que nos impidan olvidar que hechos tan lamentables sucedieron, y que no pueden volver a pasar.


A pesar de todo el dolor que se muestra en sus páginas es una novela que se lee de forma ágil, porque en todo momento deseas saber que ha sido de Sarah, y las hojas van pasando ellas solas. Los diálogos en la parte actual son bastante fluidos, lo que aporta ligereza y rapidez en la lectura.


Hacía tiempo que quería leerla, sin embargo, no fue hasta que me tope con ella frente a frente que decidí que había llegado su momento, la leí en periodo de convalecencia y me duró un suspiro, creo que la liquidé en unas tres tardes, sin embargo la reseña se ha hecho esperar mucho y supongo que alguna de aquellas primeras impresiones se habrán perdido para siempre. Sin embargo sin temor a equivocarme puedo recomendar esta lectura para todo tipo de público. A mí me ha servido para aprender sobre un episodio que desconocía, y de paso para darme cuenta de que no solo los alemanes cometieron autenticas barbaridades…

45 comentarios:

Ángel Iván dijo...

Suena estupendo el libro, tanto que voy a ponerlo en la lista de próximos a leer, yo también un loco de la historia y la de los franceses es por un lado apasionante y por otra, unos verdaderos cabrones pero saben vender muy bien eso de Libertad, igualdad y fraternidad.
La colaboración del gobierno de Vichy ahora está mal vista pero la convivencia con los judíos fue siempre difícil, recuerda el "Yo acuso" de Zola.
Ya me estoy liando, jeje, un besote y bonito día.

Susana Hernández dijo...

así son la guerras Carmina, sería simplista pensar que siempre unos son los buenos buenísimos y otros los malos malisimos; hay claro-oscuros, aunque simpre hay una parte más oscura.

Descubrí este libro hace creo que un par de años, cuando llegó a casa la francesa con la que hacía intercambio mi hija, ella, con 13 años estaba leyendo este libro que le habían mandado en la escuela. Qué envidia!

Un besico!

Bookworm dijo...

Una novela magnífica. A mí también me duró un suspiro. Casi ni me atrevo a ver la película por miedo a la decepción. Yo también creo que es muy recomendable para todo tipo de público.
Me alegro de que te ayudara a sobrellevar tu convalecencia.
Besos

Rosalía dijo...

Yo sigo teniendo este libro entre mis pendientes. Y mira que le tengo ganas ... Me alegro de que te haya gustado.

bsos!

Isi dijo...

Me lo regaló mi novio hace muy poco y tengo muchas ganas de leerlo. Además es recomendación en el reto jeje. Pues nada, me alegro de que te haya gustado tanto, ¡qué gusto cuando un libro nos llega!

PD: soy yo la única que ve las letras de tu entrada a tamaño gigante??

Rosalía dijo...

Yo veo la letra normal, Isi ...

Welzen dijo...

Es uno de mis eternos pendientes, cada vez que veo una reseña de él, me digo "Lo tengo que comprar" pero a final nada. Tengo demasiadas lecturas pendientes por el momento.

Margari dijo...

Lleva ya tiempo este libro en mi lista de pendientes y con reseñas como la tuya, más ganas tengo de que salga ya de esa lista. ¡Pero me falta tiempoooo! Pero tiene una pinta tremenda.
Besotes!!!

M. dijo...

A mi me encantó, la verdad. Lo compré porque me lo recomendaron y siempre lo presto y el resultado es el mismo...encanta.Me alegro que lo hayas disfrutas y, por cierto, a mi también me encantaban las clases de historia del colegio...lo que aprendía..madre mía!!

Besos

Isi dijo...

Rosalía: pues entro con el Safari y lo veo normal, pero con el firefox te juro que según avanza los párrafos, la letra va creciendo y al final entran 1 o 2 palabras en cada línea (flipo). Nuna me había pasado...

Bolzano dijo...

Lo tengo en mi lista desde que le dedicaste un BFF.
Y después de leer tu reseña creo que me lo leeré, jejje.
Oye, ¿qué le pasa a la letra de las entradas? Si lo haces a posta, tengo que decirte que no me gusta nada, jejeje y si no es así, vaya con el blogger.

Saludos

Carol dijo...

en casa lo tengo desde hace un tiempo esperando que le llegue su turno, y creo que no va a tardar mucho en caer. bsos

Inmaculada dijo...

Lo tengo pendiente de lectura pero es de esos libros que creo que tienes que leer con el ánimo alto. A mí todo lo que se refiere a la persecución a los judíos me afecta bastante. Espero que me guste como a tí. Gracias por tu reseña tan completa.

José Luis Amores dijo...

Un blog muy bien cuidado, enhorabuena.

Como veo que la temática te gusta (he leído también tu reseña sobre El niño del pijama de rayas), me permito recomendarte Sin destino, de Imre Kertesz, La decisión de Sophie, de William Styron y Si esto es un hombre, de Primo Levi. Es posible que ya los hayas leído, pero en todo caso quería contribuir.

Un saludo.

dsdmona dijo...

A mi me pareció una novela magnífica, me la leí en una sentada de tres horas en la cama una tarde de sábado, ni siquiera cambié de postura. Me enganchó de principio a fin

D.

Carmina dijo...

Para todos, no he cambiado la letra del blog y no tengo tantos conocimientos tecnicos para hacer que esta crezca mientras avanza la lectura, Isi ha comentado que tiene ese problema con Firefox, pero no con otro navegador, igual es un problema del navegador, o de blogger que ultimamente anda de todo menos fino...

Carmen dijo...

Lo he leído hace poco tiempo, y me ha encantado, lo recomiendo, porque se lee con avidez, y a pesar de la crudeza del tema, la autora no se recrea en los pasajes trágicos.

-yo no tengo problemas con la letra del blog, la veo normal.-

LAKY dijo...

A mi también me gusto muchísimo. Desconocía ese episodio de la historia francesa y me dejo noqueada. El personaje de Sarah me encanto. La historia de Julia me gusto un poco menos pero, aun así, me pareció una lectura muy recomendable

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Le tengo ganas a este libro porque, como a ti, me gustan muchos los libros y las películas de la Segunda Guerra Mundial y el nazismo. No sé por qué, pero es así. Me ha encantado tu reseña, muy completa. Y no te preocupes, no sólo te pasa a ti, es inevitable que nuestra situación personal influya en lo que nos transmite un libro y en lo que nosotros transmitimos luego sobre él. Muchos besos.

dsdmona dijo...

Por si sirve, en Safari se ve ok el texto, nada que crezca ni disminuya.

D.

Kristineta! dijo...

Muy buena reseña!! Después de leerla me han entrado muchas ganas de leer el libro. Me lo apunto en la lista, y creo que no tardaré en leerlo.
Por cierto, a mi también me gustaba mucho la historia cuando iba al instituto. Incluso llegué a plantearme estudiar la carrera :)
Besos

María dijo...

Me pareció un libro estupendo, lleno de sentiemientos y contado de una manera muy especial. Había veces que se me ponían los pelos de punta...
Me ha gustado tu reseña, muy completa y muy bien estructurada... He tenido un pequeño problema y es que no sé que pasa en un par de reseñas tuyas, que la letra se va ampliando paulatinamente... Lo mismo es el navegador.
¡Muchos besos!

sonia dijo...

me alegro enormemente que te haya gustado, a mi me gustó mucho como sabes y descubrí una historia de la cual no tenía ni ídea...terrible ¿Verdad?
besos

Carmina dijo...

Mirad que horas de venir a contestar pero ando cada día con menos tiempo, y las cosas se me complican por momentos, espero contestar a algunos cuantos hoy.

Angel Ivan me gusta la novela historica, y esta sinciramente me ha enamorado, cuenta desde una perspectiva muy emotiva un episodio que yo no conocía, en cuanto a los franceses por lo que he podido leer a posteriori cuando terminé la novela, no saben ya como esconder ese episodio de su historia negra, en general todo el regiment de Vichy y si hijo si que saben vender esos postulados de la revolución, parece que solo hubo toma de la Bastilla en la historia francesa... Jejee recuerdo vagamente el yo acuso de Zola igual merece una relectura...

Carmina dijo...

Pues si Susana una gran gama de grises es lo que hay en las guerras, y las zonas oscuras, son verdaderamente crueles y vergonzosas para generaciones posteriores. Mi hijo tiene ahora casi los trece y tengo previsto que lo lea, este invierno se leyó El diario de Ana Frank de motu propio y ahora me habia pedido ver la pelicula de La llave de Sarah y le he dicho bene, pero despues de leer el libro... y me ha dicho que sí. Voy a aprovechar no crees?

Carmina dijo...

Booki la novela es una pasada y entonces tenía tiempo para leer, justo lo que me falta ahora. En cuanto a la peli yo tambien tengo pendiente verla y me pasa un poco como a tí tengo miedito de verla y que me lleve un chasco, pero al final se que caeré, sobre todo porque tambien quiere verla mi hijo y sera una buena peli para compartir

Carmina dijo...

Rosalia yo lo he tenido pendiente mucho tiempo, un día lo vi en la balda de la biblioteca y dije, se acabo de esperar, espero que cuando lo leas te guste tanto como a mí

Carmina dijo...

Isi pues si ya lo tienes en casa es cuestión de hacerle un hueco, el libro es precioso, duro, emotivo, escrito con brillantez, lo tiene todo... Y cuando un libro te llega y lo disfrutas si es que esa es la palabra adecuada la satisfacción es enorme...

En cuanto a lo de la letra parece ser que es blogger el que con ciertos navegadores va como una moto, espero que no siga pasando que es molesto de narices

Carmina dijo...

Welzen no me extraña que tengas tantas reseñas pendientes, menuda marcha me llevas chiquilla, si apenas te puedo seguir el ritmo. Ya amanairá el temporal y podrás dedicarte a su lectura, seguro que la disfrutas más entonces...

Carmina dijo...

Margari el tiempo, divino tesoro, madre mía que nos pasa a todas que andamos medio peleadas con Cronos y luchando con él a brazo partido. En fin muchacha, poco a poco ya le llegará su turno, si lo importante es leerlo el cuando es lo de menos, cuando puedas hazle un huequito...

Carmina dijo...

M. yo he estudiado Historia en toda mi etapa de estudiante, incluso en carrera, y la he disfrutado muchisimo. En cuanto al libro no me extraña de que lo prestes y el resultado del mismo. Es un buen libro, muy logrado, y una historia que no está muy explotada y en un tema como la segunda guerra mundial y el holocausto judio, se agradece mucho o no?

Carmina dijo...

Bolzano espero que le des una oportunidad porque se lo merece el libro, en cuanto a la letra me crees capaz de gastaros una broma tan pesada?. No tengo tantos conocimientos chiquillo y nunca jugaria a fastidiar a los lectores de mi blog, siento las molestias.

Carmina dijo...

Carol pues espero que no tarde mucho que me apetece ya leer tus conclusiones, mira lo que corro...

Inmacula en algo te doy la razón no es un libro para leer cuando estás de bajón, porque te hunde en la miseria, y si no que se lo digan a Eva de la Historia en mis libros. Es un libro para tiempos buenos sin duda, pero yo estaba convaleciente y no me afectó para nada... Aguarda el tiempo que creas necesario pero te recomiendo su lectura.

Carmina dijo...

Jose Luís, me gusta mucho el tema de la segunda guerra mundial, hay más libros reseñados con esa temática ahora que recuerde tambiene esta la Ladrona de libros, y el lector. Gracias por tu contribución, algunos de los temas no los conocía, y los he apuntado para futuras lecturas. Por cierto bienvenido a este blog y eres libre de recomendarme cuantos libros creas oportuno. Será un placer.

Carmina dijo...

Madre mia dsdemona que marcha endiablada te marcaste leyendo este libro, a mi me costó un pelin mas el dolor no me dejaba leer mucho rato seguido, pero no imagino como te terminaría el cuerpo. Bueno señal es cuando un libro hace que ni notes el paso del tiempo...

Carmina dijo...

Carmen en algo tienes razón a pesar de la crudeza del tema no se regodea en los pasajes más aridos, el libro rezuma dolor pero no podía ser de otra forma con el tema que narra. Y engancha desde la primera página, es altamente recomendable.

Carmina dijo...

Laky yo tambien me quedé noqueda, pensé no puede ser posible, y tanto que lo era, por dios. En fin la historia de Sarah me gustó muchisimo la de Julia también sobre todo a partir de que toma las riendas de la investigación y de su vida. El personaje del suegro me impactó y como en todo libro hay personajes que no entiendes y esos porque en este libro son dos, fueron Bertrand y su madre, no te puedes imaginar esta mujer lo que me recordó a Angelica, la matriarca de El corazón Helado

Carmina dijo...

Goizeder veo que esta epoca nos apasiona a muchos lectores, y este libro es muy recomendable... Así qeu no tienes excusa para apuntarlo a tu lista de libros a leer, cuando? cuando sea tenemos toda una vida por delante. Se que nuestro día a dia y nuestras circusntancias afectan a la lectura que hacemos y como no a su posterior reseña, pero llevo un tiempo algo noqueda me siento delante de la pantalla y esta permanece en blanco mucho tiempo y luego he llegado a escribir hasta tres versiones diferentes de una misma reseña y no convencerme ninguna, y eso cuando el tiempo escasea es desesperante

Carmina dijo...

Gracias por la información dsdemona seguro que le es de utilidad a más de uno.

Kristineta yo tanto como licenciarme en historia no, pero en mi plan de estudios de Periodismo había mucha historia. Había año que incluso dos asignaturas... En cuanto al libro te recomiendo su lectura, seguro que no te defrauda...

Carmina dijo...

Maria me alegro de qeu te haya gustado la reseña, al menos el esfuerzo de escribirla ha merecido la pena, ultimamente me cuestan mucho y no siempre estoy contenta con el resultado. En cuanto al libro coincido con tus apreciaciones y es muy recomendable su lectura.

Carmina dijo...

Sonia me gustan los libros que me descubren episodios historicos desconocidos, o algunos aspectos que yo no conocía. Este me dejó K.O. y luego cuando investigue un poco aluciné en colorines... Y la lectura me gustó muchisimo, porque ha pesar de todo se lee muy bien y engacha.

Tatty dijo...

Tengo muchísimas ganas de leer este libro pero nunca encuentro la ocasión, por todas las críticas positivas que he leído seguro que también me gustará. Besos

Luisa dijo...

A mí también me atraen las novelas ambientadas en la 2ª guerra mundial, y esta me encantó pero me pareció una historia tan dura...
Bueno guapa, me alegro de que la hayas disfrutado.
Un abrazo.

Carmina dijo...

Tatty te comprendo perfectamente poque yo estuve como dos años queriendolo leer y sin encontrar el momento adecuado, un día lo cogeras y no lo podrás soltar, y ya veras como te gusta la lectura...

Carmina dijo...

Luisa claro que es una lectura dura, los hechos que narran lo son y por eso mismo es verosimil y nos la podemos creer, no creo que de otra forma lo hicieramos...