lunes, 6 de junio de 2011

Con el corazón en la mano. Chris Cleave. (Lectura conjunta)










Por primera vez me resulta muy difícil escribir mis impresiones sobre una novela, y es que Con el corazón en la mano, es una libro emotivo, de fuertes impresiones, con una fuerte carga realista, que sin embargo no llega a profundizar en temas que creo que son suficientemente importantes para darle un mayor protagonismo.




A pesar de no haberme resultado una novela redonda porque hubiera podido dar mucho más de sí, creo que es una obra que merece ser leída, reflexionada y en última instancia disfrutada. Quizá, esta apreciación se deba al momento en que lo he leído, necesito lecturas más ligeras, sin tanta reflexión, que no me dejen horas pensando, y que no me atraviesen con verdades como puños. O quizás me dé cuenta cuando lea otras impresiones que no ando tan desencaminada y que realmente si le falta algo para ser ese libro que debería y podría haber sido.



Me gustaría ir por partes a ver si soy capaz de ordenar mis pensamientos que se dispersan, queriendo adelantarse unos a otros en un torbellino de ideas, que me tiene exhausta.



Narración:



La novela está narrada por dos voces femeninas, provenientes de dos continentes distintos, con dos bagajes culturales e intelectuales diferentes, pero ambas brillantes y bien hiladas, tanto que conocemos los mismos hechos en ocasiones a través de las dos y somos capaces de darnos cuenta de la diferente carga emotiva que conllevan.



Ambas voces están narradas en primera persona, y aquí mis felicitaciones al autor porque me parece tremendamente complicado darle su personalidad a cada una de ellas. La de la niña nigeriana es una voz más reflexiva, muchas veces cargada de miedo, de dolor, de pérdida, de añoranza. Una voz que a mí me ha asestado en ocasiones puñaladas certeras y otras me ha hecho ver las miserias occidentales con otros ojos, y avergonzarme de tanto progreso destructivo, escondido por los gobiernos de estos llamados países del Primer mundo… ¿con qué derecho?



La historia va avanzando, hora en presente con las impresiones inmediatas de ambas narradoras, hora en pasado con recuerdos. Los capítulos alternos también hacen más llevadera la lectura, puesto que a la carga emotiva y reflexiva de la niña, le siguen las impresiones de la occidental, más comprensibles para nosotros, más cercanos a nuestra forma de pensar y a nuestros problemas diarios. Sin embargo me he sorprendido en ocasiones deseando oír hablar a esa niña, demasiado madura para su edad, con una mochila tan pesada a sus espaldas, con esa sensación de no haber abandonado su país, si no habérselo traído con ella.



La historia confluye en un momento determinado… y es entonces cuando somos capaces de darnos cuenta la forma en que nuestra educación nos puede hacer vivir de forma diferente un mismo hecho… Quizás esta última parte en la que confluye y el final es lo que más flojo me ha parecido, es como si el autor hubiera tenido una buena historia y en la recta final no hubiera sabido cómo encararla y para ello hubiera pensado más que un final literario en un final cinematográfico, cargado de mucha imagen gráfica y un fuerte dramatismo. Y ojo que no estoy diciendo que esperaba un final diferente, si no más matizado, cerrado… No sé si me explico bien, pero no sé hacerlo de otra forma en este momento.



Ambientación:



La historia en presente se desarrolla prácticamente en Inglaterra, con distintos saltos al pasado en Nigeria y un final sorprendente?, para mí sí esperaba un poco más de profundidad en el tema. Sin embargo sí que considero que ha puesto el punto sobre las íes en algunas cosas y puede llevarnos a pensar y mucho en ciertos temas de inmigración.



Me ha gustado sobre todo la forma en Litle Bee habla de su poblado de su país contraponiéndolo constantemente con el mundo que ahora conoce, como le tendría que explicar a las otras niñas todo lo que había visto y como ellas se sorprenderían y pensarían que les miente. Me ha gustado comprobar que ella tenía una visión de su país reducida a su aldea, y que no sabía que podían existir las ciudades, y por ende un futuro, para ella, porque para la gente de su país se vive el presente, el hoy, tan distinto a como se vive en Occidente siempre centrados en el mañana, tanto que se nos olvida vivir el día a día, de disfrutarlo como se merece.



También me ha sorprendido ver Nigeria a través de los ojos de los occidentales, el desconocimiento nos hace juzgar las cosas quizás demasiado a la ligera, a mi me gustaría hacer no el turismo de playa, si no adentrarme en las aldeas, poder disfrutar de esa ingenuidad que se destila de la primeras palabras de la niña, esa sensación de libertad, de ser feliz con lo poco que se tiene, de esas risas infantiles...



Personajes:



Los personajes principales y dos voces narradoras están tremendamente bien perfilados, cada uno con lo que quiere transmitir, del físico de Little Bee apenas sabemos nada, ella se encarga de esconderlo, por miedo justificado, sin embargo conocemos la brillantez de sus pensamientos, la grandeza de su corazón, las bajezas de las que puede ser capaz, su gran capacidad de entrega, su sufrimiento, y eso nos lo transmite el personaje sin grandes descripciones, sale de su interior.




De Sarah conocemos su físico perfectamente, porque para ella es importante, sus orígenes porque su marido se los reprocha y ella ve que no puede cambiar ese hecho… Toda ella respira ímpetu e irreflexibilidad, es una mujer con una carrera brillante que se da cuenta que sin embargo esta vacía, poniendo su acento en cosas banales en lugar de las que realmente importan.



En un principio estas dos mujeres nada tienen en común, con un origen diferente, un bagaje cultural distinto y unas inquietudes completamente opuestas. Sus destinos colisionan en una playa nigeriana con resultado trágico para ambas, que tendrán que aprender a vivir con lo sucedido y sobre todo a sobrevivir día a día… en el caso de la niña.



El personaje que más me ha llegado al corazón ha sido Little Bee y como no el pequeño Charlie, es imposible no sentir cariño por ese niño de cuatro años, que piensa que es un superhéroe, y que echa de menos a su padre y protagoniza una escena de tanto calado.




Sin embargo me he sentido muy identificada con Sarah, quizás porque yo también soy muy impetuosa e irreflexiva, porque yo también hubiera actuado como ella en aquella playa, aunque me hubiera arrepentido mil veces y lo hubiera vuelto hacer sin pensar cien veces más, porque si piensas no puedes hacerlo… Quizás también porque mis padres hubieran preferido que hubiera estudiado Derecho y yo me decanté por el periodismo, con una visión tan bucólica o idealista como las que embargaban a Sarah en sus inicios. Puede que sea porque yo también me desencanté cuando mis castillos en el aire se revelaron imposibles, sin embargo yo jamás hubiera podido ser la Directora de una revista de corte tan banal como Nixie, ni hubiera encarado de la misma forma que ella la crisis de mi matrimonio… Iguales en algunas cosas y completamente diferente en otras Sarah ha supuesto un espejo en el que mirarme en demasiadas ocasiones y unas veces me ha gustado y otras no…



Sin embargo me gustaría romper una lanza por Andrew, un personaje al que el autor no redime hasta casi el final del libro. Mi forma de entender el periodismo se parece más a la de Andrew que a la de la revista de Sarah, era demasiado pesimista y quizás resaltaba sólo las realidades amargas pero quizás el público para el que escribía eso es lo que buscaba, a mi me gusta poner un poco de luz en las columnas de opinión. Me parece un personaje muy atormentado por una situación que le sobrepasó y que terminó muerto en vida y acosado por unos fantasmas que su mujer no supo, ni quiso ver… Se presenta como un ogro, un insensible, mal padre, mal esposo, y tremendamente egoísta, y pienso que el sufrimiento soportado por este personaje en silencio es muy grande… Le conocemos a través de otros ojos, y por ello quizás esa carga tan negativa hasta casi el final.



Y los otros dos personajes de más calado no me merece la pena destacarlos porque no me han aportado nada, para mi están de relleno, para dar a la situación una mayor veracidad, o una mayor consistencia. O incluso para precipitar ese final que podría haber estado más elaborado y reflexionado.



Impresiones:



Muchas y muy contradictorias, la lectura se me ha hecho en ocasiones pesada por lo mucho que me ha hecho pensar y reflexionar, me obligaba a cerrar el libro porque me veía pensando en las reflexiones de la niña y no avanzaba en la lectura, el momento en el que me encuentro no era el adecuado para acometer una lectura de este calado emocional, necesito algo ligero, que se lea sin pensar y sobre todo de forma ágil. Sin embargo con algunos peros esta lectura es muy recomendable, para confrontar los choques culturales, para comprobar que los países occidentales en aras al progreso encubren guerras que masacran a la población y que impiden que aquellos que se ven obligados a huir encuentren asilo en ningún país desarrollado.



No soy una mujer de lágrima fácil, pero el corazón lo he tenido encogido en un puño en muchas ocasiones, hay momentos en que la descripciones son tan buenas que la imagen pasa por tus ojos, y el dolor te embarga de la misma forma que lo hace con los personajes, incluso era capaz de cambiar las inflexiones de voz que tendrían los personajes, me he sentido en todo momento muy dentro de la novela, incluso en aquellas partes en que he creído que al autor se le ha ido un poco la trama, y que ha incluido demasiados elementos cinematográficos.



He echado de menos que hubiera profundizado un poco más en que se hubiera podido hacer para conseguir el asilo político, los pasos a dar, las dificultades por las que podría pasar Sarah… todo eso se borra de un plumazo con la escena de parque, la desaparición de Charlie y la poca reflexión de Sarah y Lawrence. También me ha resultado poco creíble que una mujer por irreflexiva que sea, ponga en peligro la vida de su hijo, yo creo que no hubiera sido capaz, y más con la experiencia anterior en el país. Sin embargo el final aunque no me ha gustado nada lo he visto muy realista, porque lo protagoniza un niño y ellos no piensan, actúan con el corazón en la mano….



Nunca un titulo fue tan tremendamente bueno, porque esta novela está escrita desde él y para tocarnos el nuestro. Me llama la atención que haya sido escrito por un hombre y haya sido capaz de captar en ocasiones tan bien la esencia de la mujer, y además de dotarla de dos vidas diferentes, completamente adaptadas al rol que representan.



No sé si me queda algo en el tintero, si habré sabido expresar todo lo que la novela me ha dado a mí y me ha quitado. Tengo el libro a pesar de no ser mío lleno de marcas, casi todas pertenecen a reflexiones de Little Bee, y también alguna hay de Sarah o de Charlie. Pero si algo llegó a mi corazón y explica mi fotografía, fue una afirmación de la niña que no he sido capaz de encontrar entre tanta nota. Y es que ella expone que en Occidente cuando pensamos en África vemos a una niña de piel negra, con los ojos amarillos y una sonrisa, con su vestidito rosa desvaído… Esa misma niña me mira todos los días desde finales de febrero, forma parte de un diploma que le dieron a mi hijo por participar en una carrera para recaudar fondos para la reconstrucción de Haití. Esa misma niña para mí se convirtió en Little Bee y comparte mis horas de estudio y la de mis hijos y creo que por mucho tiempo que pase hará que no olvide la novela, ni la realidad de aquellas personas que huyen de su país para salvar la vida.





No se si aprecia en la foto, pero casualidades la camiseta o vestidito es de un rosa muy clarito, desvaído claro y en las florecillas se aprecia un poco más ese color, ya se que la niña es haitiana, pero es de color y tiene una sonrisa pintada, y a mí eso me llegó al alma...

36 comentarios:

Tatty dijo...

Felicidades por la reseña porque es completísima. A mí la novela me gustó aunque también creo que le faltan cosas y el final me pareció flojo, pero aún así es una lectura muy recomendable. Besos

Rosalía dijo...

Creo que me gustará. Lo tengo anotado en mi lista y cuando pueda lo leeré.

bsos!

Bookworm dijo...

Creo que de todas las reseñas que llevo leídas sobre el libro, la tuya es con diferencia la más completa y me ha gustado mucho. Al final volvemos a estar de acuerdo en que ha sido una pena que el libro no fuera más redondo.
Ah! y te felicito sin ya sabes sin lugar a dudas que hubieras hecho lo mismo que Sarah. Yo creo que no, pero también pienso que ese tipo de cosas no llegas a saberlas hasta que te encuentras en la situación. Ayer le preguntaba a mi hermana qué hubiera hecho ella y me decía que "no lo sabía". Para mí es demasiado complicado pensar en que podría llegar a protagonizar una escena como esa y en consecuencia no sé qué llegaría o no a hacer.
Un beso

M. dijo...

Tenía muchas ganas de saber qué te había parecido y ya veo que coincidimos en todo. Recomendamos el libro pero echamos de menos más profundización en algunos temas, es más cuando terminé de leer dije ¿ya está?...creo que la historia daba para mucho más. Aun así 100% recomendable

Cartafol dijo...

Me ha gustado mucho la reseña, espero tener algo de tiempo hoy para poder hacer la reseña del libro, también me ha gustado pero me ha dejado así como con falta de algo.

Blanca dijo...

A pesar de que comentas que le falta algo a esta novela, induces a leerla. Estupenda reseña.
Otro libro pendiente.
Un abrazo

Jesús dijo...

Carmina, felicidades por esta magnífica reseña. Sin duda, debería ser un referente para cualquier persona que quiera acercarse en un futuro a esta novela. Sin duda, a pesar de que el desenlace no haya sido plenamente de tu agrado, mi curiosidad por este título ha ido en aumento a medida que leía tus impresiones, así que anotado queda.

¡Un beso!

sonia dijo...

creo que has sabido expresar con esta reseña a la perfección lo que te ha parecido, me uno a la opinión de Booki y me parece la más completita sin duda, te felicito!!!
p.d. anda !! que yo pensaba que el plazo se acababa ayer....menudo desastre!!
besines

Margari dijo...

¡Muchas felicidades por esta gran reseña! Si tenía alguna duda para leer este libro, me las has quitado todas. A ver si termino pronto con las lecturas que llevo, y puedo conseguir este libro, que me has dejado con unas ganas tremendas.
Besotes!!!

Kristineta! dijo...

Muchas felicidades por la reseña! Me ha gustado mucho! Es super completa.
De momento, todas las que he visto hablan de lo mismo, le falta algo al libro para ser redondo. Como bien dices, que el autor profundizara más en algunos temas, y para mi gusto, que el final no fuera tan abierto, tan precipitado.
Besos.

LAKY dijo...

A mi tampoco me ha parecido redonda pues pienso que se debería haber explayado mas en algunos temas. Sin embargo, también me ha gustado mucho, a ver si encuentro tiempo para reseñaron.
Me ha encantado tu reseña. Besos

Carmina dijo...

Muchas gracias por vuestras felicitaciones y prometo contestaros uno a uno mañana, ahora mi cuerpo no aguanta más sentada en la silla del ordenador. No podeis imaginaros lo que me ha costado escribirla y no estoy acostumbrada a esas cosas. Pero tenía tanto que contar y no quería desvelar nada que no se si lo habré conseguido.

Shorby dijo...

Una reseña muy currada =)

Como he dicho hace un rato en otro blog, tengo que pensar qué hacer con él al final, si leerlo o no...

Besotes

Ángel Iván dijo...

Cuando dices que no es demasiado redondo ya le pones un hermoso Stop delante de mi ojos y más con la pila que me he traído de la feria.
Como te has "currado" la reseña, has exprimido hasta la goma del encolado, jeje.
Besotes.

Trescatorce dijo...

Estoy de acuerdo con todos los comentarios: es una reseña completísima. Dejas claro que el libro te ha llenado y te ha gustado, pero que has echado en falta algo para que fuera redondo. Aunque yo ahora no me lo voy a apuntar, creo que es una lectura demasiado profunda para leerla en estos momentos, quizás dentro de unos años, a ver si la nena no me agota tanto y puedo estar un poco más despejada por las noches, que es cuando más leo...
Preciosa la reseña, y preciosa la foto del diploma que le dieron a tu hijo, no me extraña que vieras en ella a la protagonista, es verdad que los occidentales tenemos esa imagen de los niños de África (aunque en este caso sea de Haití).
Besos!!

Susana dijo...

Una reseña completísima Carmina! Me ha gustado mucho porque sin decirnos demasiado nos cuentas muchas de las cosas que has sentido y esa es la mejor forma de que un libro atraiga a los demás.

Un besico!

Tabuyo dijo...

Madre mía, ésta es sin duda la RESEÑA con mayúsculas.
A mí también me falló el final, como a muchos.
Besos.

Carmina dijo...

Tatty viniendo de tí esos elogios me saben a gloria. La lectura es recomendable, y claro le faltan cosas, es como si el final lo hubiera liquidado con prisas.

Carmina dijo...

Rosalía veo muy probable que te guste y que seguramente llegues a la misma conclusión que todos los que hemos participado en la lectura conjunta, aunque tengo que reconocer que me falta alguna todavía por leer. Ya nos contarás cuando lo leas.

Carmina dijo...

Ayyyyyyyyyyy Booki menudo alegrón me has dado con lo que me ha costado de escribir, hija, es que ultimamente parece que ya no se ni reseñar. Y si hija soy muy impetuosa y en un arranque hubiera hecho lo mismo, para luego tener una reacción muy similar a ella, soy muy impulsiva, menos mal que mi marido me frena el carro muchas veces. Es una lastima que todos hayamos visto los mismos flecos, en fin que le vamos a hacer...

Carmina dijo...

M. la historia daba para muchisimo más, hubiera podido dar para un tratado, pero posiblemente hubiera exigido conocimientos que el autor a lo mejor no tenía, de ahí que nos deje con esa sensación de vacio, de que nos ha faltado algo...

Carmina dijo...

Cartafol esperare tu reseña, aunque esta ha sido una lectura conjunta muy consensuada y supongo que no habrá sorpresas de ultima hora.

Carmina dijo...

Blanca es que el libro merece la pena, deja flecos, no termina de encajar todas las piezas al 100% pero tiene aciertos muy loables y se tiene que valorar todo. Haber calidad la hay...

Carmina dijo...

Sonia lo que va delante, va delante, tu pensabas que el plazo terminaba y te afanaste a terminar el libro y reseñarlo, te dio el empujon que necesitabas. En cuanto a la reseña gracias guapa, me ha costado de escribir pero ha merecido la pena, hablar de impresiones tan personales como las que me ha levantado este libro sin duda no me ha resultado coser y cantar

Carmina dijo...

Jesús yo animo a leerla, porque tiene cosas muy interesantes desde el punto de vista narrativo, las dos voces estan muy logradas y las reflexiones de la nigeriana son para no perderselas, igual esos flecos son fruto del desconocimiento del autor de ciertos procedimientos y la imposibilidad de conocerlos, no son temas fáciles los de inmigración en ningún pais... Te animo a leerla para ver tu punto de vista.

Carmina dijo...

Margari mira que soy mala, por si no te apetecia voy yo y te doy el empujon definitivo, creo que merece la pena acercarse a él, un consejo hazlo sin leer la contraportada, me parece que revela demasiado...

Carmina dijo...

Kristineta todavia me falta alguna reseña por leer, pero todas las que he leido coinciden en ese final precipitado, amen de alguna cosita más... Pero el libro merece la pena ser leido y disfrutado, sobre todo por esas denuncias que resaltas en tu reseña, los abusos de occidente a los paises pobres cuando el oro negro surca bajo sus tierras...

Carmina dijo...

Laky espero tu reseña a ver donde pones tu el acento, porque a cada uno no nos ha parecido redonda por un motivo en concreto, a mi el final me ha sabido a poco, y muy precipitado, pero hay otras cosas que me han dejado vacio...

Carmina dijo...

Shorby si no te gustan los finales precipitados y abiertos, de los que te quedas con cara de y ahora que... habrá una segunda parte, o no ha sabido como terminar?, es lo que te vas a encontrar. Pero creo que hay otras cosas por las que merece la pena leerlas, pero cada uno conoce sus gustos, y yo creo que si de antemano hubiera conocido que el final era como és, no lo hubiera leido, así qeu me alegro de haber participado en la lectura conjunta.

Carmina dijo...

jajaja Angel si que le he currado sí, me costó de escribir pero al final logré plasmar lo que quería, a mi tambien me habrían puesto un
Stop, se lo acabo de comentar a Shorby... tu lee lo que tienes pendiente que no es moco de pavo y si algún día se cruza en tu camino y te llama a gritos, pues le das una oportunidad.

Carmina dijo...

Trescatorce estoy como tu, por la noche los ojos se me cierran y durante el día no encuentro el momento para leer, no hay forma humana, pero que le vamos a hacer, las cosas son así, ahora mismo si no estoy leyendo en la cama es por se me van a cerrar los ojos solos. Es una lectura muy profunda y yo se que no la he acometido en el mejor momento posible, así que entiendo que la dejes pasar hasta dentro de algunos añitos, al fin y al cabo seguira en la estanteria de tu hermana.
En cuanto al diploma el niño quiso colgarlo y ahi lo tengo y la niña me acompaña todos los días mientras me estudio el temario...

Carmina dijo...

Susana he intentado no desvelar nada, porque la contraportada no veas lo mucho que desvela y el libro va dosificando los secretos... que sentido tiene que te rompa la magia del libro... hay que reseñar sin decir mucho, unas veces se consigue y otras no, creo que esta vez lo he conseguido...

Carmina dijo...

Tabuyo me has levantado una sonrisa, menos mal que no te has desalentado al leerla. Creo que el final es lo que más nos ha fallado, porque no lo hemos entendido, o más bien no sabemos que hay despues, pero es que como siempre ha dicho Little Bee en Africa solo existe el presente, no pueden pensar en que exista un mañana y sobreviven de esa forma...

Lady Boheme dijo...

A ver si me deja comentar... que tengo unos problemas enormes con blogger últimamente desde el trabajo, jaja!

Muy completa tu reseña, madre mía, qué trabajo! En esencia estoy bastante de acuerdo contigo, no pensé en lo del final, lo que comentas de poner en peligro la vida del niño, quizá porque no soy madre, pero si lo pienso, no se me hubiera ocurrido hacer lo que hace Sarah con Charlie, con mi sobrino de 4 años (misma edad que Charlie). Si me da pánico llevarle al parque por lo que le pueda pasar!!!

Curiosa tu reflexión sobre el título de la novela, sobre todo porque hemos pensado lo mismo, más o menos, jeje.

¡¡Un beso enorme, hasta la próxima lectura!!

PD. Aunque no he tenido tiempo para responder comentarios, ya está tu reseña añadida a mi entrada.

Carmina dijo...

Lay tenemos a blogger en pie de guerra, que manera de estar guerrero. En cuanto a la reseña estoy muy contenta con ella, me ha costado trabajo escribirla, eran tantas las cosas que tenía que decir sin desvelar nada... bufff creo que he escurrido el tema hasta decir basta. en cuanto a lo del niño soy impetuosa en extremo pero con mis hijos no, así que creo que ahi como dice Laky se ha notado mucho que el autor es un hombre. En cuanto al titulo me alegra de que en esencia hayamos pensado lo mismo, ha sido una lectura muy consensuada.

De la lectura de un tiempo entre costuras me descuelo me es imposible y la trilogia en agosto, bufff me parece que me apetece mucho y posiblemente la tenga entera pero tiempo para leer no, me dan vacaciones en la academia, pero tengo que hincar los codos que el día 1 de septiembre el profe se descolgará con un examen y seguro que nos da caña..

Luisa dijo...

Parece que la opinión de todos los que participamos en la lectura conjunta es más o menos la misma, aunque a la novela le falta algo merece la pena leerla.
Me ha encantado tu reseña Carmina, tan completa como siempre.
Un beso.