viernes, 10 de septiembre de 2010

Out


Si tuviera que definir con una palabra esta novela sería cruel, al más puro y duro estilo nipón, nunca he podido entender los concursos que televisan los japoneses, ni siquiera el humor amarillo, a mi no me arrancan una sonrisa, me dan mucha pena, y en ocasiones pienso si están bien de la cabeza. Supongo que es una cultura muy distinta a la nuestra que a mi me esta vedado entender, o como dice una buena amiga vasca soy una perra verde con lunares morados, que manera de dar vueltas para llamarme rara... piensalo.

Esta novela llegó a mi estantería hace varios meses, y allí ha esperado pacientemente su turno, la compré a principios de año por varios motivos, encajaba en los tres caracteres del reto en el que participo y que no va muy sobrado de títulos, se trataba de novela negra, y estaba escrito por una mujer, un aliciente en el momento de comprarla, aunque no sepa explicar porqué. No era mi primera incursión en la novela japonesa, en la que me inicie gracias a Bibliolandia, pero tengo que reconocer que no se parecen en nada los dos libros que he degustado.

A lo largo de la lectura he tenido que constatar en varias ocasiones que su autor era una mujer debido a los hechos que narraba, la crueldad con la que lo hacía, con una prosa sin concesiones, unas descripciones muy detalladas que hacían que pasaran cual fotograma por tus ojos, incluso los olores eran muy vividos y la pituitaria se inflamaba. Para mí una experiencia única de la que no creía capaz a una mujer, dotadas por naturaleza de una mayor sensibilidad. Igual las niponas son especiales para eso... tendré que abundar más en este tipo de fenómenos.

Natsuo Kirino hace una radiografía de cuatro estereotipos de mujeres niponas, todas ellas con graves problemas en casa, a la par que económicos, el día a día de cualquiera de ellas por distintos motivos es una jungla inhóspita, en la que habitan sus más temidos demonios. Las cuatro tienen en común un lugar de trabajo, en el turno de noche de una de las principales industrias de comida preparada congelada. El trabajo es duro, pero se gana bien, y ello las mantiene ancladas de forma ineludible a la cadena.

Masako es el alma matter del grupo, es una mujer fría y calculadora, con preparación académica que circunstancias de la vida la empujan a ejercer un trabajo para ella degradante. Es la menos necesitada económicamente, de hecho trabaja por huir de una realidad doméstica que le es poco favorable, con un marido que la obvia, y un hijo que no le habla. El trabajo le permite mantener la cordura y gozar de una cierta libertad. Es el personaje que más me ha llegado y también el que tiene más peso dentro de la novela, digamos que mueve los hilos de la situación y propicia que la novela avance.

Kuniko es una fashion victim, acuciada por la deudas, desprecia la forma de vestir de Masako a la que considera vulgar, envidia su posición económica y sobre todo su cerebro. Es una persona mezquina, con muy poca inteligencia, capaz de las bajezas más insospechadas para eludir sus responsabilidades. La preocupación por su físico me ha parecido excesiva, no he podido evitar ponerle varias caras. Sin embargo si prescindimos de lo esencial, al final me ha parecido una Victoria Beckam a lo pobre, y con sobrepeso...

Yayoy es la abnegada, esposa, ama de casa y madre, con un marido alcohólico, mujeriego y ludopata, que no la respeta, hasta el punto de agredirla físicamente. Una discusión desencadena la tragedia cuando esta consigue matarlo. A partir de ese momento se teje una realidad que termina creyéndose, al tiempo que tiene sentimientos encontrados hacia las personas que le han ayudado a resolver la desaparición del cuerpo.

Yoshie es la cuarta mujer, una señora entrada en años, la de mayor experiencia dentro de la empresa, que le ha valido el nombre de maestra. Viuda y con dos hijas poco escrupulosas debe ocuparse de su suegra inválida. Su día a día era como bajar a los infiernos... la descripción de esa realidad cotidiana nos hace ver lo duro que puede llegar a ser encontrarse sola, sin recursos, y con el enemigo en casa. Yoshie es quien más ternura me ha despertado, sin embargo resuelve su cruz de una forma que yo al menos no hubiera tenido estomago.

Presentados los cuatro personajes principales, falta el antagonista. Satake es el dueño de la casa de citas y del salón de juego que frecuenta el marido de Yayoy. Una discusión el día antes de su muerte lo convierte en sospechoso, con un móvil muy poderoso. Ante la falta de otras pistas, ya que la policía sospecha de las cuatro mujeres pero no puede probar nada, es una cabeza de turco perfecta. A raíz de su detención pierde todo por lo que ha luchado durante diez años y aflora un pasado turbio y violento, que podría poner el vello de punta a cualquiera. Un error lo deja en libertad, momento que aprovecha para escabullirse, cambiar de aspecto y nombre y tejer una venganza contra quienes han destruido su imperio.

La relación entre la cuatro mujeres se estrecha cuando Masako decide hacerse cargo del cadáver del marido de Yayoy y para ello implica a sus compañeras. La forma en que lo hacen desaparecer se describe de una forma tan detallada que se te representa en la retina, y en ocasiones te aflora un mohín de asco a la boca. Un trabajo perfecto de no ser por el error cometido por una de ellas, que termina reportándole beneficios a la viuda y problemas a las demás.

A raíz de ese trabajo les surjen otros que realizan siempre por dinero, sin embargo un hecho insólito les hace reconsiderar su postura y les obliga a huir después del ultimo encargo. Un nuevo giro inesperado, y la venganza de Satake se desarrolla ante nuestros ojos, de nuevo la autora recurre a la crueldad y la violencia, de forma tan gráfica que a veces duele leer. Sin embargo no entiendo la reacción final de Masako... lo dejo ahí para no romper el encanto de su lectura.

La novela es muy intensa desde el principio, una vez pasado el escalón de presentación de los personajes claves, un sinfín de giros inesperados mantienen en vilo al lector, y el final es redondo, digno de ser protagonizado por Hannibal Lecter, que en el caso de presenciarlo seguro esbozaría una maléfica sonrisa.

Por si queda alguna duda, a pesar de que para mi es demasiado descriptiva de hechos duros, me ha gustado, incluso diría que me ha entusiasmado, que me ha llevado al convencimiento de que no me gustaría ser nipona... no es la única referencia que tengo, he leído otras novelas sobre la realidad de las mujeres en el imperio del sol naciente. No apta para estómagos sensibles, ni para no amantes del genero negro, porque más que negra, es negresima.

30 comentarios:

Carmina dijo...

No se que ha pasado con la programación me he dado cuenta de que se ha publicado la reseña en lugar de salir cuando estaba previsto, sin embargo no he podido solucionar el problema

Isi dijo...

Lo primero ¿alguien se puede imaginar a la Beckam a lo pobre y con sobrepeso? porque yo, de verdad que no!! jajaja

Sé de este libro porque lo leyó mi chico hace ya tiempo y le gustó muchísimo. Para él fue todo un descubrimiento, pero la verdad es que yo no sé si tendría estómago.
Me atrae pero a la vez me repele el tema del... del despiece...

En fin, que desde que lo leyó no sé qué hacer, porque sé que es un buen libro pero... ¿y si luego no duermo???

LAKY dijo...

Me la han prestado y no sé por qué me daba un poco de repelús... Pero está claro que tengo que leerlo. Un saludo

sonia dijo...

bueno bueno como se entere mi marido, lo compra esta misma tarde, le encanta todo lo que procede de allí. Así que haré por que se entere y así de paso lo leo yo, porque aunque de vez en cuando leo libros de este estilo me tiene que coger con el día....
Besotes!

Carol dijo...

Pues me lo apunto seguro, no conocía a ésta autora, y como todo lo japonés me fascina seguro que me gusta, además lo de que sea en plan gore me gusta también je je.

Luisa dijo...

Pues me gusta la novela negra, pero no sé yo si soportaré algo tan sangriento. Me la apunto por si me apetece más adelante.
Besos.

Mork dijo...

A mi fue una novela q ya me enganchó con su portada, en la q tú pones no es la original supongo pq sea otra edición. Fué una novela q me encantó, yo no la vi tan cruel, pero bueno… y lo q más me gustó es el trabajo de la autora pra desarrollar a todos los personajes que es muy difícil q ocurra en novelas de este tipo. Una pena que no haya más libros de esta autora traducidos español. Saludos

Carlos dijo...

Volví para saber de ti y un poco mas y me cuentas el libro de Fuman Chu…Yo, ya no fumo, ni bebo, ni entro ni salgo, no me interesa ni trabajar, estoy con los cuatro millones…esto si que será un libron negrísimo dentro de unos meses.
Pero yo te sigo queriendo igual o mas que antes…Besos mil que siempre estaré ahí contigo

César dijo...

Pufff, ya he visto varias reseñas de este libro, y todos dicen que es muy duro!!!
Estuve por cogérmelo una vez en el Círculo, pero menos mal que no lo hice, porque no estoy yo para lecturas duras en estos momentos!!
Un abrazo

Karo dijo...

Yo me leí "Out" cuando Círculo de Lectores lo tenía en exclusiva... y me quede sin aliento: es brutal este libro, fuerte y único - mires como lo mires.

Es el típico libro que pasó por todos nuestros amigos, su tapa a medio destrozar - casi nunca lo tengo en casa, siempre lo está leyendo "alguien"... y todos y cada uno de los que leyeron - fueron tocados por la pluma de Natsuo. Obra maestra de esta autora nipona!

Creo recordad que ahora en septiembre ha salido "Grotesco" de esta autora en versión castellana, pero... lo empecé a leer en inglés y lo dejé a medias - para nada llega a la altura de "OUT"...

Goizeder Lamariano Martín dijo...

La novela negra es mi gran asignatura pendiente, una de muchas, y cada vez me están tentando más gracias a reseñas y comentarios de varios blogs, pero no sé si empezar con algo tan duro sería buena idea... aun así tomo nota, por si acaso, que nunca se sabe. Muchos besos.

Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

Bookworm dijo...

A mi me gustó mucho este libro. Yo fui de las que lo compró en Círculo y aunque tiene su momento "gore" impactante, no me pareció que hubiera que tener un estómago especialmente fuerte para leerlo. Lo que me deprimía sobremanera era la vida de todas estas mujeres. Por dios! qué existencia tan gris.

aventarte dijo...

Tomo nota de tu reseña, pero creo que esta no la apuntaré en mi lista.

Un saludo y buen fin de semana.

Ana

Miguel Baquero dijo...

Las buenas novelas, y en especial las negras, cuando son auténticas y tienen calidad desvelan la parte que hay detrás del decorado, incluso para los que viven en él les muestra una parte de la realidad que estaba oculta. Así que, por lo que dices, esta parece ser una buena novela, y en cuando la eche el ojo me la leeré

Carmina dijo...

Isi pues no se si alguien se la puede imaginar, pero niña a mi antes de describirmela con tanto pelo y señal, me salto la Beckam a las retinas y ya no me la pude quitar, asi que luego me la tuve que imaginar gordita y sin un duro, que le vamos a hacer. Lo compré porque lei la resñea de Mork y me gustó, en cuanto al estomago, yo habia momentos en que mi marido decia, joder que cara de asco llevas. El tema del despiece es que es duro de narices.
Como no dormir, no creo que sea para tanto, a todo lo más creo que puedes aspirar a tener el estomago revuelto... y por no poner spoilers igual te daria por vigilar tu sombra en el aparcamiento, seguro de que Mork sabe de que hablo

Carmina dijo...

Laky repelús da y un rato largo, pero merecen la pena los mohines de asco, porque la novela es buena, y más que a ti te gusta el genero negro

Carmina dijo...

jajaja Sonia niña eres una pilla, que suerte poder contar con esa complicidad, hablamos más largo y tendido cuando la leas y no me importaria tener la opinion de tu marido...

Carmina dijo...

Carol pues tiene muchos puntos para que te guste, asi que echale estomago, que hay mucho Japon por descubrir

Carmina dijo...

Luisa son solo unos fragmentos, en los que la autora se ha explayado a gusto, no lo vamos a negar, pero el resto es más bien sicologico, y una muestra de la sociedad, vamos unos estereotipos muy creibles

Carmina dijo...

Mork esta tampoco es mi portada, la mia es en blanco con una mancha de sangre y menudillos niño, vamos que impactaba de narices, pero por mas que le di vueltas a la red no encontré disponible mi portada y no me funcionaba el escaner, se confabuló la tecnología conmigo aquel dia. Estoy de acuerdo en que los personajes están muy bien trabajados y definidos y seguramente me hubiera leido más de esta autora de haberlo encontrado, pero ahora ya se porque no lo he hecho. A mi me impactó y me pareció cruel, sobre todo las escenas finales, violentas brutales, será porque lo veo desde la perspectiva de ser mujer. Igual más que cruel es un libro brutal

Carmina dijo...

Carlos, me alegra el saber de ti, de todos mis blogs es el único que todavía tiene actividad y ya se que a ti leer como que no, pero que le vamos a hacer, en cuanto a mi situación personal soy de las que tambien engrosa desde hace un año las cifras del paro, asi que casi que nos podemos coger de la mano, intentare pasarme por tu casa y ya se que no tengo perdon

Carmina dijo...

Cesar siempre he dicho que cada libro tiene su momento, yo soy de las que lo hago durar eternamente como no acierte el momento, este lo acerté porque en otras circunstancias se hubiera podido eternizar, sin embargo si esta en tu biblioteca elige el momento y dale una oportunidad, hay un trabajo muy bueno detras de toda esa dureza

Carmina dijo...

Karo cuando un libro da tantas vueltas es porque es bueno, la parte negativa del asunto es el estado en que queda el pobre ejemplar, tu todavia lo tienes en tapa dura, pero el mio que es de bolsillo, como pase por tantas manos no se como va a terminar. Han traducido algo más de ella, mirare por la red. En cuanto el estar a la altura de Out es complicado, es un libro brutal como tu dices pero que te obliga a seguir leyendo... habrá que seguir de cerca a la autora

Carmina dijo...

Goizeder no creo que sea lo más adecuado empezar con el género con esta novela. Es demasiado brutal, creo que te conviene algo más light y no por ello malo. Yo empezaria con Nesbo, o con Philipp Kerr, con mi adorada Patricia Cornwell o incluso con Simon Beckett, este ultimo tampoco es para estomagos sensibles, por las descripciones forenses...

Carmina dijo...

Bookworm ya he dicho que a mi Yoshie me despertó la ternura, me parecía un infierno de vida. A Kuniko no lo pude soportar desde el primer momento... y ya sabes que pienso de las otras dos. Más que vidas grises anodinas completamente. El primero momento gore me dio arcadas, el segundo ganas de dar un par de tortas al sujeto en cuestion...

Carmina dijo...

Aventarte no nos puede gustar a todos lo mismo, yo por ejemplo no puedo con la ciencia ficción, no me la creo, y me cuesta horrores leerla. Asi que estas en tu derecho de no apuntar una novela

Carmina dijo...

Miguel espero tus opiniones si la lees, es una buena novela, la autora la ha bordado, momentos gore incluidos porque te empujan a seguir leyendo. Los personajes estan dotados de vida propia, al menos Masako...

maribel dijo...

Hola Carmina, parece que estamos rondando a los nipones, esta novela que propones y después de como finalizas la entrada, no sé si es apta para mi, jeje, me pasa como a Isi, aunque me tienta la opinión de Mork...
Me repito: Ya tenemos en casa El compositor de tormentas, gracias a tí, claro! ;-)

Carmina dijo...

Maribel el genero esta ahi, los momentos gore tambien, pero como dice Mork y Miguel tiene mucho detras, no es un simple decorado, para mi los personajes tienen vida, y estan muy bien recreados, pero si no te gusta la novela negra, no creo que sea apto para ti. Ya me contaras que tal el compositor de tormentas, espero no haberos creado demasiadas expectativas y que luego no se cumplan, Roberto no me lo perdonaria nunca

Niva dijo...

Desde la primera vez que vi este libro he querido leerlo, pero me he ido resistiendo hasta que se me ha olvidado.
A ver si tengo oportunidad de leerlo.