miércoles, 1 de septiembre de 2010

El cocinero del Dux



Esta novela es una joya culinaria, auna tres de mis grandes pasiones, aunque debo reconocer que son muchas más las que tengo. Que en un libro coincidan tres ya es un logro y lo hace especial, pero si al terminar de leer sus casi 600 páginas te has quedado con ganas de más de mucho más es que la novela valía su peso en páginas.


La primera de esas pasiones y las voy a poner por orden de cronología es la historia, ya he dicho en más de una ocasión que me veían como un bicho raro, y aunque yo siempre lo haya negado y seguiré haciéndolo, en ocasiones hasta yo misma me lo planteo. Mi pasión por esta ciencia que estudia el pasado comenzó hace tantos años que no puedo ni ubicarla, tuve una maestra en primaria que te la contaba como si fuera una película, y aunque después he tenido bastantes profesores ladrillo, tengo que reconocer que aquella mujer ganó una adepta para el estudio del tiempo remoto, y digo esto porque uno de los periodos que siempre me ha impactado y me ha gustado estudiar es la edad media y el contraste del Renacimiento. Tiempo en el que se desarrolla esta novela. La oscuridad propia del medievo se da de bruces con el conocimiento, y el intento de las clases pudientes por apagar esa luz que se enciende.


La segunda pasión la constituye Italia, viajé a este país con dieciséis años, con un grupo de compañeros de clase y no puedo decir que me enamoró de él, si no que no me gustó y en aquel entonces fue el estado de abandono de muchas de las grandes obras de los autores clásicos, como Miguel Angel. Entre todas las ciudades Venecia caló hondo en mi corazón, me pareció ya entonces un buen escenario para las intrigas y las conspiraciones y creo que Elle Newmark no hubiera podido elegir un lugar mejor para ambientar esta historia.


Y por último pero no por ello menos importante, la cocina es mi tercera pasión, aunque tenga que reconocer que para mis creaciones culinarias preciso tiempo, y mi lucha contra Cronos es ahora más encarnizada que nunca y aún así pocos segundos consigo arañarle al dios del tiempo. Así que más bien me dedico a mantener a mi familia nutrida y alimentada sin grandes pretensiones, ya habrá tiempo para guisos...


Todo chef tiene un recetario que guarda celosamente, ingredientes secretos que no revela a nadie, especias de las que no disponen otros cocineros, o que usan de forma muy distinta. Elle Newmark conoce el mundillo de primera mano no en vano la fuente de inspiración le proviene de su padre, en el se refleja Amato Ferrero y en sus conocimientos se basa para recrear la cocina renacentista, tan distinta de la de hoy en día y sin embargo iguales en esencia.


Partiendo de unos ingredientes nada originales, crea una joya literario culinaria, muy bien documentada históricamente, aunque este hecho pasa desapercibido por no sobrarle ninguno de los datos que proporciona, todo esta dosificado en su justa medida para la creación de un plato sotisficado, pero a la vez de ligera digestión.


INGREDIENTES:


1.- Una ciudad misteriosa envuelta en brumas, cuya oscuridad tiñe de tinieblas hasta la luz más brillante... Venecia


2.- Una época en la que las sombras ganan el partido a la luz. El paso de la Edad Media al Renacimiento, en las que la superstición y el conocimiento conviven mano a mano.


3.- Un chef que convierte en magia el arte de cocinar, que se revela capaz de cambiar el comportamiento de las personas a través de la comida.


4.- Un pillo que malvive en los callejones de Venecia, obligado a sobrevivir en condiciones verdaderamente inhumanas, en las que el robo es la diferencia entre la vida y la muerte. Un corazón noble escondido detrás de una coraza y en busca de la superación diaria.


5.- Un misterioso libro, al que se le otorgan multitud de propiedades, que todos desean por diferentes motivos, y pocos saben realmente lo que contiene.


6.- Una buena ración de maldad, un pellizco de conspiraciones y traiciones, y envidia a discreción.


7.- Personajes históricos de renombre que le den a la historia un punto de anclaje.


MODO DE PREPARACIÓN.


Mezcla los ingredientes a tu gusto, de la forma que creas más conveniente. Da vida a una ciudad que por su morfología hace soñar y produce al mismo tiempo pesadillas. Puebla sus callejones de pillos, prostitutas, copistas judíos, de sombras a las que nadie ve pero que se enteran de todo y de personajes siniestros que no escapan a la vista de la gente.


Da luz a una cocina en la que el conocimiento es el rey, la especia la reina, el chef su príncipe y en los fogones de la cual se cuecen los entresijos de la vida social y política de esta Venecia que respira, camina y tiene vida propia.


El resultado es una novela fascinante en la que el siglo XV tiene un protagonismo absoluto, sus costumbres, supersticiones, miedos, un mundo en el que como hoy el conocimiento es poder, aunque puede que en nuestro días haya que cambiarlo por la información, sin embargo en aquella época este suponía un peligro para las clases pudientes afianzada en las áreas de poder, y agarradas a sus riquezas que prefieren que las clases bajas sigan sumidas en la ignorancia, bajo el yugo de Iglesia que las convierte en ovejas manejables.


La historia se mezcla con la intriga y el misterio, los personajes reales con los ficticios, y todo ello da como resultado una novela digna de un buen gourmet literario.


Ultimamente estoy acertando mis lecturas, aunque todas no me sirvan para el reto con caracteres, que no estoy segura de terminar si no me aplico un poco más y dejo de leer sólo lo que me apetece. Sin embargo esta era una de las recomendaciones y la verdad es que no tiene desperdicio. Me gustó tanto que me duró un suspiro y antes de devolverla a la biblioteca se lo pude pasar a mi madre, que también lo devoró en pocos días, a ella también le gustó pero al desconocer un poco la época en la que se ambienta habían cosas que se le quedaban un poco cojas, pero ya me encargue yo de ponerla al día.


Así pues los ingredientes eran perfectos para que me enamorara, y se convirtiera en una de mis novelas preferidas, y debo reconocer que la maestría de la cocinera para amalgamar los ingredientes y alcanzar el punto de cocción perfecto ha sido también esenciales a la hora de valorar esta novela.


Se que no suelo hacerlo, porque me resulta difícil poner nota al trabajo de otra persona, que ha invertido meses o incluso años en documentarse, en la caracterización de los personajes, en tejer una trama coherente y dotarla de vida. Ese trabajo para mi merece un gran respeto y aunque no siempre somos capaces de vislumbrar lo que hay detrás de una obra, me cuesta mucho ponerle una nota que no deja de ser subjetiva y se ciñe a mis gustos, que pueden diferir mucho de la persona que ha escrito la obra. Sin embargo en este caso y sin que sirva de precedente la puntuación la tengo tan clara que me atrevo a emitirla, poniendo el diez como techo mi nota sería de 10/10. En este año la misma puntuación se la han llevado otras dos o tres novelas como mucho.


Os atrevéis a introduciros en una cocina renacentista, en el corazón de la misma Venecia?, Os atrevéis a perderos por sus callejones, atravesar sus puentes y navegar en góndola por sus canales? Vosotros decidís, pero la experiencia merece la pena. Por si os queda alguna duda, os dejo la sinopsis.


SINOPSIS


Venecia, 1948. Luciano es un ladronzuelo que sobrevive en las calles de la ciudad en compañía de otros jóvenes rateros. Su vida cambia el día que Amato Ferrero, el chef del Dux, lo ve robando una granada y lo lleva a su cocina, donde lo asea, lo alimenta y le anuncia que lo ha elegido para que se convierta en su aprendiz.


Por aquellos días, un rumor se extiende por el Rialto: un libro antiguo y de gran valor, cuyo contenido nadie conoce con certeza, se encuentra en la ciudad y, por una razón u otra, todos lo buscan. El Dux sólo desea poder curar la enfermedad que está acabando con su vida; el Consejo de los Diez quiere desacreditar al Papa de Roma y pasar a Venecia el centro del poder de Italia; Luciano sueña con conquistar a Francesca con fórmulas de amor eterno... Ninguno de ellos de detendrá ante nada para hacerse con el libro y conseguir su objetivo.


Mientras tanto en palacio, Luciano aprende no sólo el arte de la cocina, sino también a leer, a escuchar y a pensar por si mismo, y a respetar y querer a ese misterioso maestro suyo. Poco a poco, observa como el chef es capaz de alterar el curso de los acontecimientos políticos a través de la comida que prepara y empieza a hacerse preguntas ¿Quien es realmente Amato Ferrero?


En el cocinero del Dux, Elle Newmark nos invita a adentrarnos en un ambiente único: una cocina renacentista italiana en la que se cuecen los entresijos de esta novela. Con gran minuciosidad, la autora nos hará saborear cada detalle de esta historia de intriga, misterios y traiciones en el corazón de Venecia


34 comentarios:

M. dijo...

Hola!!!

Después de mis días de vacaciones, comienzo mi ronda bloguera contigo y mira lo que me encuentro, un gran post!! Lástima que no lo publicaras antes de irme a la playa, me lo hubiera comprado sin pensarlo. Venecia me encantó!!

Coincido contigo en dos de tus pasiones la Historia (aunque para mí es una pasión la contemporánea) y en Italia, ya he viajado dos veces y pienso seguir haciéndolo. La cocina... ufff!!! la practico por obligación.

En fin, no me demoro más, me apunto el libro que a buen seguro caiga antes de final de año. Ahora he comenzado uno de mis regalos de cumpleaños, "Dime quién soy", a ver qué tal se me da y espero acabarlo para cuando salga lo nuevo de Ken Follet, pero este título ya tiene adepta, no lo dudes.

Besos!!

M. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
M. dijo...

Por cierto, si te gustó Venecia, un libro que te puede interesar es "La Cortesana" de Sarah Dunant. La historia está bien, no es nada del otro mundo, pero gran parte del libro se desarrolla allí.

Besos!!

Aventarte dijo...

Un libro muy "apetecible".

Tomo nota y además creo que lo reservaré para regalárselo a mi hermano, que ha descubierto su vocación tardía de chef. Claro, espero que luego me lo deje para leerlo.

Un saludo.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Me ha encantado tanto el argumento de la novela como, sobre todo, esta gran reseña. Has plasmado de maravilla tu pasión por esta novela, por Italia, la historia y la cocina. Me alegro miucho de que te haya gustado tanto y que nos hayas transmitido tantas ganas de leerlo. Enhorabuena. Besos.

Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

sonia dijo...

coíncido en las dos pasiones, me encanta la historia y me apasiona Italia, me tiene enamoradísma Roma a la cual en cuanto puedo me escapo y Florencia que está tan tan cargada de obras de arte, Napoles, este año he conocido Genova y Sicilia, preciosas,
en fin que me apunto el libro y que quería pasar por aquí y mandarte un besazo enorme. Muaccccc

LAKY dijo...

Tu entusiasmo es contagioso. Esta novela cae sí o sí. También me gustan mucho Italia y la novela histórica y nunca he leído una novela culinaria. Ésta será la primera.

masteatro dijo...

No te preocupes por el reto, creo que siempre es mejor leer lo que a uno le apetece.

Ismael Cruceta dijo...

¡Qué original reseña! No conocía la novela, me la apunto. ;)

Besos!

Carol dijo...

Me apetece desde hace un tiempo éste libro, creo que lo disfrutaré bastante. En cuanto al reto yo ando igual, me quedan sólo dos libros para acabar pero no hay manera, tengo que darle un empujón porque me daría pena no terminarlo.

lammermoor dijo...

Hola, CArmina, recién llegada de vacaciones y mi plan infinito ya está nuevamente creciendo. Me ha gustado la receta que nos das así que me animaré a probarla. :)

P.D: no te preocupes por el reto, aún queda tiempo y si no lo acabas no pasa nada.
P.D 2 ¿Qué tal las opos?

Luisa dijo...

¡Vaya reseña! Voy a leer el libro sí o sí.
De tus tres pasiones comparto la pasión por Italia, estuve hace casi diez años y estoy deseando volver. La historia no me gustó mucho estudiarla, pero me encanta la novela de ese género, y en cuanto a la cocina pues no es lo mío, el chef de la casa es mi chico ;)
Nada, que en cuanto pueda me hago con esta historia que pintas tan interesante.
Besos.

Elwen dijo...

Madre mía qué reseña más chula te ha quedado. Apuntada queda la receta y que no se diga que uno no prueba cucharada de ese 10.

María dijo...

La verdad que tiene gran pinta y me encanta como has expuesto tus pasiones.

A mí también me encanta Italia aunque no tanto cocinar (que no comer) ajaj.

Un beso!

Beatriz dijo...

No se si leeré el libro, pero tu reseña es magnífica, hasta la podrías publicar en un libro de cocina

Hilario dijo...

¡Cuanto tiempo sin pasarme por aquí! La culpa ha sido mia, y no porque tus entradas sean menos atractivas. Aunque no me arrepiento de mi desconexión vacacional, ya que me ha venido genial. Ahora prometo ponerme al día.

Susana Hernández dijo...

HOla, Hola, Hola!!!!

Ya estoy aquí...

Veo que has trabajado mucho estas vacaciones niña! Ummm, yo no (jejejej)y que bien se vive así.

Bueno en seriio, que estrada tan estupendaa amiga, Felicidades.

Venecia es una de mis ciudades favoritas, la he visitado en muchas ocasiones y hace un par de años estuvimos una semanita residiendo en la mismisima plaza de San Marco, lo que más nos gustaba era perdernos por las noches paseando por la ciudad... Me gusta leer libros que me situen en venecia, esta es una ciudad en la que puede pasar cualquier cosa.

Bueno como veo que has estado muy productiva te ire leyendo poco a poco para no perderme nada.

Se acabaron mis vacaciones y las fiestas de mi pueblo, pero me has alegrado la noche antes de incorporarme de nuevo al trabajo y a la rutina diaria con esta reseña de un libro que espero leer pronto.

Besos!!

Carmina dijo...

Primero que nada perdon por pasarme tan tarde a tomar cafe con vosotros, pero me es imposible seguir el ritmo de la blogosfera, las obligaciones son muchas y el tiempo escaso. Asi que gracias a todos por vuestras visitas y comentarios

Carmina dijo...

M. ya de vuelta definitivamente o como yo a ratos?. Me alegra de que te parezca un buen post, antes o despues si te apetece lo lees porque es un buen libro que a buen seguro devorara hasta la señora M.
Uhmmm teniendo una cocinera como la señora M para que hay que cocinar, tira de tupper mujer, ahora es cuando la señora M me da una colleja, por animarte a no cocinar... Espero que me cuentes que te ha parecido Dime quien soy, de momento lo tengo pendiente de compra, hay opiniones para todos los gustos, pero cuando el dinero para libros es escaso equivocarse duele, y creo que con este me puedo quemar, y mira que me gusta Julia Navarro. Mi hermana tambien tiene reservado en el circulo de lectores el nuevo de Kent Follet.
Me apunto el libro por si lo encuentro en la biblio, de momento raciono mucho mis compras, sin hacer ninguna seguro que puedo leer a buena marcha durante tres o cuatro años.

Carmina dijo...

aventarte por alguna razon que desconozco la nave nodriza se ha llevado el dichosito comentario que acababa de escribir, jo que rabiaaaaaaaa, en fin decia que cuando me apetece leer un libro se lo regalo a mi madre, asi luego se lo pido prestado, no creo que a ti te vaya mal el sistema. Que suerte un hermano chef, aunque la vocacion sea tardía, que tiemble la figura...

Carmina dijo...

Goizeder le he dado tantas vueltas a la forma de hacer la reseña que al final ha salido esto, no es lo que tenía en mente exactamente pero se acerca bastante, me alegro de que os haya hecho ganas de leer esa novela porque merece la pena.

Carmina dijo...

Sonia me alegro de que compartas conmigo esas dos grandes pasiones, eso dice que somos bastante parecidas con todo lo que nos pueda separar que supongo que es mucho, yo no he vuelto a Italia y me cuesta un poco convencer a mi chico que no es un gran amante de la pasta... a mi me enamoró Florencia, Siena, y como no Roma, Venecia me hizo soñar no era mas que una adolescente con muchos sueños y una imaginación de vertigo, me apeteceria mucho viajar a la Toscana, pero tendrá que ser cuando mejore la cosa económicamente. Gracias por el besazo me ha reconfortado, es muy aburrido lo que estoy estudiando y me ha dado fuerzas

Carmina dijo...

Laky me alegra de que mi entusiasmo se os haya contagiado, ya nos contaras cuando la leas, yo antes que esta lei como Agua para el chocolate, y alguna otra, pero es que me gusta mucho la cocina

Carmina dijo...

Masteatro tienes razón, solo que para mi era insuflarme un poco de disciplina que soy muy anarquica. No será porque en casa tengo candidatos por leer para casi todos los caracteres que me faltan. En fin todavia quedan meses

Carmina dijo...

Ismael gracias por el calificativo de original, la verdad es que pretendía hacer algo distinto y no sabía si lo había conseguido

Carmina dijo...

Carol si te apetece supongo que la disfrutaras mucho, a mi me quedan más de dos, y lo tengo más dificil que tu porque no tengo el mismo ritmo lector, tambien me daría pena no terminarlo pero ya me obligo a estudiar un temario que no me gusta, solo falta tambien obligarme a leer un libro para que encaje en unos determinados caracteres... poco a poco

Carmina dijo...

lammermoor el plan infinito es el unico que no para de crecer... en cuanto al reto ya se que queda tiempo por delante y que poco a poco voy rellenando casillas pero siempre fui un poco impaciente la verdad... En cuanto a las opos las que tenia pendiente este verano estuvieron amañadas y cantaba a distancia... ahora me he decidido a dejar el temario de municipales e irme a otro ministerio, al de justicia, estoy estudiando de ahi que mi tiempo sea tan escaso

Carmina dijo...

Luisa al menos compartes una de mis pasiones... a mi la historia me la han sabido explicar y luego yo tenia mucha facilidad y lo que no lo llenaba yo con mucha imaginación... en cuanto a la cocina que suerte tener un chef en casa muchacha, yo la disfruto la verdad pero mi marido es un negado, asi que si tuvieramos que comer lo que el guisara posiblemente estariamos escualidos.

Carmina dijo...

Elwen me alegra de que te haya gustado la reseña, viniendo de ti ese halago me sabe a gloria... si pruebas bocado de ese diez ya me contaras

Carmina dijo...

Maria yo conozco a alguien que dice lo mismo que tu, que le gusta comer, pero no cocinar, jajaja mi marido patenta esa frase a la perfección...en cuanto al libro es un buen ejemplar si te animas nos cuentas

Carmina dijo...

Beatriz gracias por el halago pero tendría que ser un libro de cocina un poco inusual

Carmina dijo...

Hilario bienvenido de nuevo y me alegra de que te haya venido bien la desconexión, yo tambien ando un poco perdida no puedo estar tanto como quisiera en la blogosfera ni visitar a la gente tanto como desearía, pero poco a poco yo tambien tengo mucho pendiente para ponerme al dia en los blogs que suelo visitar

Carmina dijo...

Susana bienvenida de nuevo, no he trabajado tanto como tu dices mujer no sabes la de cosas que tengo pendientes, pero no doy más abasto, jajaja ya me gustaria a mi estar sin hacer nada, y poder desconectarme de todo, pero este año no toca, con un poco de suerte quizás el próximo. Me alegra haberte alegrado la noche antes de tu reincorporación al trabajo, aqui tambien se han acabado las fiestas... pero pronto comenzarán otras, aunque menos disfrutables porque los niños van al cole y hay que estudiar, que durante las de mi pueblo me permiti no hacerlo ni entrar si quiera en el blog... asi que una semanita y media si he desconectado, aunque escribia los post a mano...
besotes wapa y ya te pondrás al dia poco a poco

M. dijo...

Hola!!
Pues, a pesar de las buenas críticas que estoy leyendo sobre "Dime quien soy", para mí está siendo un tostón de cuidado. La verdad es que, si no me lo hubieran regalado, no me lo habría comprado, recuerdo "La biblia de barro" como el primer libro que dejé a medio leer, y a partir de ahí le he perdido la vergüenza!! jajajaja... A ver, los acontecimientos históricos son muy convulsos y muchos a la vez, pero la autora pone en boca de personajes reflexiones y pensamientos que ni de coña tendrían; a un libro con una trama histórica real de fondo, le pido que no se note la documentación con detalles como no dar toda la información para que se note que manejas el tema, no es necesario, es una novela, no un libro de texto. Y a este, estos dos defectos se los veo por todas partes. Lamentablemente, ha pasado a un segundo puesto, lo leeré a deshoras - ya tengo que ver qué pasa -.

Y que sepas... ¡que estuve buscando "El cocinero del dux"! Pero no lo tenían en la librería de mi pueblo, me compré "El viaje de la reina". Le he encargado el del cocinero al señor M. para mi santo que es el día 12.

Chaoo!!

PD: siento un comentario taaaaan laaaargooo.