martes, 7 de septiembre de 2010

Como si de un cuento o una pelicula se tratara.

Llevo semanas pensando si publicar o no esta entrada, en parte porque no está relacionada directamente con los libros, aunque si de forma muy indirecta puesto que si no fuera lectora voraz supongo que no sería capaz de novelar un acontecimiento histórico, y en parte porque podría usar otra plataforma más adecuada para ello, pero que esta desuso demasiado tiempo y me da pereza desenpolvar. Así que espero que sepáis perdonarme si no os interesa demasiado esta disertación mía.
Para desesperación de mi marido, jamás salgo de casa sin un libro, ya puede ser ligero o pesado, pero en mi bolso siempre hay material de lectura, estas fiestas no podían ser una excepción y aún a sabiendas que el tiempo para leer era mínimo, yo no he dejado de llevar detrás el libro, en esta ocasión un ensayo que llevo tiempo leyendo y que poco a poco voy desgranando, La conspiración de las lectoras.
Un día de fiesta, comiendo en el casal con la gente de la peña, sonó mi teléfono y lo cogió la hija de unos amigos, de unos dieciséis años, al abrir el bolso se encontró con mi pequeño tesoro y me preguntó, como puedes ser capaz de leer esto?, es una novela? y le conteste que era un ensayo sobre un grupo de mujeres que abarcaba desde los años veinte hasta la guerra civil, y que era bastante entretenido y me estaba ayudando a entender bastante el papel de la mujer en ese tiempo.
La chica cariacontecida me comentó que no sabía como podía leer rollos como ese, ella llevaba pendiente la asignatura de historia y se estaba peleando con varios temas, entre ellos la guerra civil que no había forma de entender. Sus ojos se iluminaron por un momento y me dijo, oyeeeee, si te estas leyendo eso es porque te gusta la historia, tu podrías intentar explicarme el tema. Se me puso el vello de punta, siempre he pensado que no servía para explicar, que una cosa era saber sobre algo y otra muy distinta saber explicarlo... Me supo mal decirle que no y le propuse que me dejara el libro para ver que le exijian y yo vería que podía hacer.
Tenía por delante tres días, y mucho cansancio acumulado en el cuerpo, aún así me leí el tema e idee una pequeña narración para que le fuera fácil entenderlo.
Nos volvimos a ver en otra comida, y la chica me pregunto si había sido capaz de entender el tema, le dije que cuando ella quisiera podíamos intentarlo. Acabamos de comer y mientras que los demás se tomaban el cubata de rigor nos sentamos en un extremo de la mesa y comencé a contarle la pequeña historia que había ideado para que pudiera memorizar la guerra civil.
Mientras yo hablaba el auditorio crecía, las voces se apagaron y cuando me di cuenta tenía un publico completamente entregado. La chica entusiasmada me dijo "me lo has explicado como quien cuenta una novela o una película, que wayyyyyy, porque no habré pensando antes en ti, me hubiera ahorrado muchas horas de estudio".
Días más tarde se presentó a su examen, ignoro todavía el resultado del mismo, pero estoy contenta con la forma en que la chica definió mi explicación del tema, porque si yo hoy soy una gran amante de esta ciencia es porque he tenido profesores que han sabido acercármela de una forma atractiva, contándomela como si de un cuento o una película se tratara.
Espero no haberos aburrido con mi disertación, puede que algunos docentes encuentren en este post una forma de acercar a sus alumnos una materia poco atractiva...

33 comentarios:

M. dijo...

Vaya, para mí la historia es el mejor libro que puedas encontrar, y si en tu camino te tropiezas con un profesor que la sepa dar... es un lujo que muy pocos valoran. Yo, en COU, tuve una profesora de Historia del Mundo Contemporáneo a la que debo mi pasión por la II Guerra Mundial, saqué un diez en el examen de selectividad, y ya se sabe, es tan difícil sacar un cero como un diez.

La historia bien dada, y bien contada, es un regalo. Felicidades!!

Chaoo!!

masteatro dijo...

¡Qué importante es que el profesor sepa transmitir la lección a los alumnos de forma amena! Yo creo que una de las pruebas que se debiera hacer a los profesores antes de contratarlos es hacerles contar un cuento, uno cualquiera, si el auditorio se aburre puede que sean duchos en una materia concreta pero no sabrán explicarla bien.

Isi dijo...

Es verdad que el profesor es muy importante para llegar a estudiar y aprender una asignatura.
Yo tuve profesores de historia que nos mandaban leer en alto una pregunta cada alumno durante la clase, y eso era la clase... imagínate.
Las cosas no se pueden explicar así; hay que contar cosas técnicas pero de forma que lo puedan entender los alumnos. Digo yo que, si son profesores y se molestan, pueden hacerlo porque tienen la formación para ello.

Me alegro de que la chica lo pudiera entender, y espero que le pusieran algo de eso en el examen! jeje

Miguel Baquero dijo...

Aburrido para nada, e igual has descubierto una habilidad especial. A mí me encanta la historia, y es gracias a un profesor que tuve que que apenas si nos hacía memorizar fechas y nos contaba todo como un cuento que cada vez se iba complicando más

Carol dijo...

Me ha encantado tu "historia", todos hemos tenido asignaturas que se nos han atragantado y me parece una idea genial que alguien lo cuente de manera amena. Mi "hueso" también ha sido siempre la historia, hasta que tuve un profesor que nos ponía en clase "El gatopardo" o nos animaba a leer "Germinal" de Zola, con cosas así subí muchísimo mis notas. Quizá deberías plantearte lo de dar clases! :) Enhorabuena por tu éxito, quizá hayas conseguido crear una devoradora de novela histórica.

bibliobulimica dijo...

¡Felicidades! por haber descubierto un talento, y por ayudar a alguien que la pasó muy bien y se cultivó a tu lado ;)
un maestro apasionado por su materia logra encender el entusiasmo de sus alumnos por ella, siempre lo he pensado. Se necesita pesonas QUE LES GUSTE dar clases, transmitir, ver que en el otro algo va quedando. Hay muchos que dan la clase y "si entendieron o no, me importa un comino esto es lo que hay"
podrías hacer un libro con el tema de la historia ehhhh...
un beso,
Ale

sonia dijo...

Si es que lo mismo vales pa un roto que pa un descosido...jejeje
ya me podía yo haber encontrado con alguien como tú en mi época de estudiante niña!
Besitos

María dijo...

Enhorabuena! Has conseguido algo muy importante!
Seguro que aprueba. Es increíble como los chicos no saben nada de historia y menos de nuestra historia reciente.
Mi hermano tiene 15 años. Va a entrar en 1º de Bachillerato y cuando terminó el curso este verano me comentó: "Jo, en mi clase sólo somos dos que sabemos los años de la Guerra Civil". Mi cara fue un poema.
Es súper importante transmitir lo que ha sido nuestra historia (tanto lo bueno como lo malo) y contarla bien. Seguro que lo conseguiste. Nos tendrás que contar si aprobó.

Besos!

nykaa dijo...

Es una anécdota muy bonita esta que cuentas. La casualidad que me ha llevado a tu blog, no sé cual es pero me he llevado una grata sorpresa(aparte de leer tu historia) es que estas leyendo un libro que yo tengo muy en mente. Lo tuve entre mis manos en la biblioteca, pero la nada atractiva de su portada y el tocho de la contraportada, me echaron para atrás y me decanté por otro libro " Las vírgenes suicidas".
Me encanta el tema de la mujer en todas sus variantes(como se puede observar en mi blog), quería saber que impresiones te estanm dando el libro, haber si se pudiera hacer el esfuerzo de poder sumergirme en el libro.Saludos
P.D
Ojalá la chica apruebe.
Besos

Luisa dijo...

Bonita reseña. Me alegra que hayas decidido publicarla.
A mí nunca me gustó la historia y en parte es debido a que no tuve un profesor que despertara mi curiosidad, por lo que siempre me resultó una asignatura pesada y con mucho que memorizar.
Felicidades por conseguir hacer ameno algo que a la chica le parecía tedioso. Ya nos contará si aprobó.
Un abrazo.

aventarte dijo...

¡Tuviste una idea estupenda! y ha sido un placer que lo compartas con nosotros.

Seguramente en las clases de historia deberían recurrir más a la ficción (novela histórica, películas), sería más ameno y más fácil de recordar. De todas formas ¿quien nos asegura que lo que aparece en los libros del cole es 100% verdad? ;-)

Ana

Bookworm dijo...

Ainsss! Una profe como tú hubiera querido yo para mis clases de historia del instituto. Aquella mujer llegaba, se sentaba, se ponía las gafas, abría el libro, nos decía la página y empezaba a leer y poco a poco iba bajando el volumen. Te aseguro que era un duro ejercicio el lograr mantener los ojos abiertos. Como puedes imaginar sus preguntas también eran absolutamente literales, tal y como debían ser las respuestas. Yo siempre pensé que la asignatura de historia contada como una película o reforzada con el visionado de una hubiera ayudado a que muchos no odiáramos aquella asignatura, pero... eso nunca ocurrió. Al menos no suspendí, pero reconozco que la historia no es mi fuerte en absoluto, aunque disfruto leyendo novela histórica y eso me hace darme cuenta de lo poco que sé.

Por cierto, espero que la muchacha haya aprobado.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Por supuesto que no nos has aburrido, al menos a mí la historia me ha encantado. Espero que esa chica apruebe el examen y si no, al menos ya le has metido en el cuerpo el gusanillo de la historia. Es genial saber transmitir a otras personas la pasión que sentimos por la historia, los libros o lo que sea. Es cierto que con las asignaturas del colegio y el instituto importaba muchísimo cómo explicaban los profesores y si eran capaces o no de transmitirnos esa pasión. Enhorabuena por lo que has vivido y por haberlo compartido con todos nosotros. Un abrazo.

Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

Bolzano dijo...

Ciertamente las cosas se aprenden mucho mejor si se explican como historias, es lo que se llama anchajes de memoría.
Que buena experiencia la tuya y para nada nos has aburrido, todo lo contrario.

Saludos

susana Hernández dijo...

Hace mucho, mucho tiempo, y ayudada por mi buena amiga Anabel, (del blog Aventarte) descubrí que para aprender historia, o cualquier otra signatura, necesitaba que me lo contaran, luego estudiar, y después contarlo yo a mi manera, como un cuento. Así, notaba que todo había quedado bien asentado, y llegaba a los exámenes con mucha más seguridad.

En el Instituto (público) de mi hija, en 1º y 2º de la ESO, se trabaja con un método que se llama “Enseñanza Cooperativa” un curioso sistema en el que los chavales trabajan en grupos de 5 (uno con muy buenas notas, dos de notas medias y dos menos aplicados). Este sistema se lleva con dos profesores dentro del aula. (es un sistema complicado de explicar, pero muy efectivo para hacer subir el nivel, de forma personalizada, en todos los alumnos) Mi hija se quejaba muchas veces de que los menos “formales” del grupo, no atendían en clase y luego se veía obligada a contarles el tema y a explicarles los ejercicios…, ya que si no los hacían le bajaban la nota a todo el grupo (esto es solo una apreciación de los alumnos ya que en realidad se les evalúa de forma independiente). El caso es que ella paso de sacar muy buenas notas a sacarlas excelentes, y recuerdo los alegrones que se daba cada vez que uno de los que solían suspender siempre empezaba a aprobar y a ponerse en un nivel medio.

Lo que quiero decir con esto es que a ella también le servía para asentar sus conocimientos explicarlos a los demás. Pero lo más importante, y complicado, de este asunto es que son sistemas que solo se pueden llevar a cabo si hay profesores que se impliquen de verdad en la enseñanza, ya que esta forma de trabajo casi duplica el trabajo del profesor.

Como simepre, amiga mía, se agradecen estas entradas en las que podemos hablar de "todo un poco", y compartir alguna experiencia.

P.D. Explicar historia en fiestas... Que pasada! jejeje

Besos!!!

susana Hernández dijo...

Ufff, que largo me ha quedado el comentario! Lo siento.

Bosos (otra vez)

Carmina dijo...

M. yo me he encontrado de todo, en nuestra formación como periodistas hay muchisima historia, en los ultimos años me he encontrado con verdaderos profesores ladrillos, que yo suplia con mucha imaginación y sobre todo relacionando todo lo que había leido y estudiado fuera de la asignatura que fuera, mientras que tuviera relación, asi saque mi diez en historia en selectividad, yo tambien formo parte de ese grupillo, mi tema la revolución industrial, y te puedo asegurar que no me llama nada la atención. Pero tengo un don para montar historias y desde luego debí impactar sobre manera a mi corrector.
Estoy de acuerdo contigo en que la historia bien dada y bien contada es un regalo, y sobre todo crea adeptos, conocer nuestro pasado es la mejor forma de no cometer nuevos errores.

Carmina dijo...

masteatro de acuerdo contigo al 100%, más pruebas les haría yo, ser docente no es sólo cobrar un buen sueldo y tener más vacaciones que la media, es tener vocación y si no se tiene posiblemente no seas capaz de llegar a tus alumnos, ni seas capaz de hacerles interesarte por tu asignatura. En mi vida de estudiante que ha sido muy extensa me he encontrado de todo tipo de profesores, pero me he quedado con el recuerdo de aquellos que me hicieron amar una asignatura, o desear una clase

Carmina dijo...

Isi yo tambien he tenido profesores asi, desgraciadamente te quitan las ganas de ir a su clase y de estudiar una asignatura, esta chica se dejo la asignatura ya en el segundo trimestre cuando vio que no había forma de aprobarla, de todas maneras cuando de una clase de 25 suspenden la asignatura 17, como ha sucedido es para que el profesor se plantee como realiza su trabajo. A la chica el examen le ha ido bien, ha aplicado la forma en que le explique la guerra civil a los otros temas y los resultados han sido muy positivos, ella al menos esta encantada. Lo malo es que creo que voy a tener trabajo extra este invierno como se le atraviese un tema, y espero no me lluevan lo de los hijos de todos los amigos...

Carmina dijo...

Gracias Miguel por apreciar este tipo de entradas. Ese tipo de profesores que por desgracia existen muy pocos deberían estar protegidos, porque son los que nos llevan a estudiar y sobre todo a culturizarnos. Las fechas al fin y al cabo terminan olvidandose y los hechos son los que permanecen...

Carmina dijo...

Carol yo tuve un profesor que nos animaba a leer novela ambientada en la época para que no se nos atascara el texto academico que en ocasiones es muy duro de tragar. En aquella epoca lei más clásicos que nunca y la literatura me llevo a sacar muy buenas notas en historia. No creo que yo tenga grandes dotes de docente, me falta algo esencial, la paciencia y la vocación, pero de vez en cuando puedo echar un cable y eso me hace sentirme últil y me sube la autoestima hasta el cielo

Carmina dijo...

Ale estoy de acuerdo contigo, ademas suscribo todas y cada una de tus palabras. Lo bueno de la cosa es que siendo el ultimo dia de fiesta, ambas disfrutamos de la experiencia, y creo que a hurtadillas alguno más de los presentes. El tema me apasiona y soy autodidacta en el porque en mi epoca y no se porque todos los profesores se lo saltaban. Me alegro de que ahora no lo hagan y lo afronten, pero me gustaria que lo hicieran de una forma muy diferente a como lo hizo el profesor de esta chica, es un tema crudo que levanta ampollas todavia en España hay que darlo desde la objetividad, no hay buenos ni malos, si no simplemente un hecho que todavía hoy no me explico. En cuanto a lo de escribir un libro con esta temática puede que me pusiera en pie de guerra a algunos profesores y se necesitaria una virtud de la que carezco, la constancia, soy demasiado anarquica para atarme a un proyecto a largo plazo, seguramente quedaría inacabado

Carmina dijo...

Jajaja Sonia que bien lo hubieramos pasado, aunque solo fuera estudiando... en fin en la proxima vida...

Carmina dijo...

Maria estoy de acuerdo en que es importante transmitir lo que ha sido nuestra historia, porque nuestro ordenamiento juridico español es una forma de poner remedio a todo lo que sucedió, solo así podemos entender la vaguedad de nuestra Carta Magna, el porque de su rigidez. Los jovenes en general tienen menos cultura que nosotros teniamos a su edad, yo soy bastante más mayor que tu y se de que hablo. En mi epoca se cometian verdaderas aberraciones memoristicas, que yo no deseo para mi hijo porque creo que son innecesarias y terminas olvidando pero al menos habría que pactar un minimo de conocimientos de los que carecen. Pero eso es harina de otro costal, y creo que entrariamos en un debate que no llevaría a buen puerto y que quizás molestara a algun profesor

Carmina dijo...

Nikaa debo suponer que el libro del que hablas es el de la Conspiración de las lectoras no?, a mi me esta costando de leer, porque no lo he cogido en la mejor epoca para ello, pero sin duda es recomendable y se aprende mucho de el, y si se trata de otro, dame un toque que me he perdido

Carmina dijo...

Luisa me alegro de que te parezca bonita la reseña, no he sabido plasmar al final todo lo que tenía en mente, tampoco quería dar mucho la tabarra con un tema que he tocado en dos reseñas hace demasiado poco y que no es santo de devoción de muchas personas. Pero mal explicada la historia es un toston mayusculo. Ya te digo que yo en mi vida estudiantil me he encontrado con todo tipo de profesores, pero ganaron los buenos, claro esta y luego mi facilidad para novelar... Por cierto como digo más arriba la chica aprobó la asignatura, pero no con ese tema...

Carmina dijo...

Aventarte hay muchos profesores que recomiendan como bibliografia complementaria novelas que consideran que son bastante fieles al tema estudiado, y para mi siempre ha sido un acierto que me complicaba la vida porque tenía mucho más trabajo, sin embargo en las notas se notaba ese pequeño esfuerzo, y me ayudo a ver la historia de otro modo, sin embargo la lectura es la asignatura pendiente de muchos jovenes de hoy.

Carmina dijo...

Booki, con una profesora de historia asi no me extraña que la asignatura no te calara nada, como si tu no supieras leer y necesitaras que alguien lo hiciera por ti. En cuanto a las preguntas de los examenes yo preferia los profesores que me permitian expresarme, no aquellos que querian loritos, sin embargo he catado de los dos. Segun mis compis de carrera era mucho más facil limitarse a contestar lo que ponia el libro de texto, de hecho todavia tengo compañeros con la historia de primero suspendida, porque el profesor te hacia relacionar y no todo el mundo es capaz de hacer ese tipo de examenes, yo modestia a parte los bordo y me da la posibilidad de quedar como una reina sabiendo mucho menos de lo que aparento

Carmina dijo...

Goizeder me alegro de no haberte aburrido, en ocasiones cuando termino de escribir una reseña pienso a quien le puede interesar y estoy tentada de tirarla a la papelera, la chica aprobo, pero no con ese tema, aunque bueno supongo que tardara mucho en olvidarlo. La gente que me conoce dice que soy tan emtusiasta cuando algo me gusta que lo transmito, supongo que a la hora de explicar un tema me pasa lo mismo, si me gusta lo explico mejor si me da igual.

Carmina dijo...

Bolzano muchas gracias por la información y tambien por no haberte aburrido, son entradas diferentes pero supongo que al estar algo relacionadas con mi aficion lectora tienen cabida aqui. Por cierto se te echa de menos por tu blog, muy agobiado cn el principio del curso?

Carmina dijo...

Tranquila Susana me gustan los comentarios largos, disfruto con ellos. Gracias tambien por compartir el metodo que usan en el instituto de tu hija, es un buen metodo la verdad, lo que pasa que siempre los hay que se duermen en los laureles y terminan sacando de quicio a los demas. En cuanto a esa forma tuya de asentar las cosas, yo tambien necesito hacerlas asi, si no soy capaz de contarmelas a mi misma, seguro que son conocimientos que duraran en mi cabeza solo unas horas. Que bien que descubrieras eso junto a una amiga.. y que bien que siga la amistad despues de tantos años.
besos wapa

lammermoor dijo...

Leí esta entrada hace ya un montón y te juro que te estaba aplaudiendo mientras lo hacía.
Cuantas veces habré tratado de explicarles a la gente que la Historia no es aburrida ni algo distante ni lejano. Lo que sucede es que, como en el caso de la literatura, tienes que saber hacérselo atractivo y que cobre vida.

Hay una frase de Lane Fox que me encanta. La historia no tiene por que ser aburrida para ser cierta

loquemeahorro dijo...

Hola Carmina. Cuando publicaste esta entrada la marqué en mi reader porque dije "Me la tengo que leer con más calma" y hoy por fin lo he hecho, lo que no tengo es tiempo para los comentarios y seguro que repito lo que ya te han dicho.

Creo que ese día hiciste que el mundo fuera un lugar mejor ¿exagerada?.

Hay una frase que dicen en la Lista de Schinller "Quién salva a un hombre, salva el mundo" o algo así.

Pues yo creo que el que enseña a una sola persona, hace el mundo mejor.

Nunca jamás he entendido cómo puede darse la asignatura de Historia tan mal. Yo entiendo que es desagradecido explicar la Tabla Periodica de los Elementos, pero ¿la Historia?

¡¡Pero si a todo el mundo le gustan las películas!!

Me acuerdo de muchos profesores de Historia buenos, especialmente de una que explicaba el siglo XIX con los brazos en jarras, con acento andaluz, aún la estoy oyendo

- Porque Thiers ¡menudo era Thiers!