lunes, 22 de octubre de 2018

Tres mil noches con Marga. Pedro Ramos

He tardado más en volver de lo que esperaba, una vez terminadas las oposiciones había pospuesto tantas cosas, había parado de tal forma mi vida, que no era capaz de volver a poner en marcha toda la maquinaria, ni la lectora ni de la de mi día a día. Si a ello le juntamos que en el trabajo estamos bajo mínimos y que arrastro un cansancio que no es ni medio normal, el blog ocupaba el último escalafón de mis prioridades, sobre todo porque me notaba tan oxidada que me veía incapaz de plasmar mis impresiones en un post medio decente.

Tampoco es que haya leído demasiado, me cuesta mucho encontrar un rato para perderme entre las páginas de una lectura y dejarme enredar en la historia, en pocas palabras disfrutar de ellas, y cuando me pasa eso prefiero darme un tiempo porque si no temo no ser justa con las opiniones que vierta, por aquello de no eres tú, si no yo.

Algún día tenía que volver y #SoyYincanera me ha puesto las pilas, y aquí vengo a hablar de una novela en la que me costó entrar, cogerle el ritmo, entender a la protagonista y me fue ganando página a página, línea a línea, grieta en la coraza de Marga tras grieta. Una novela con una mujer muy potente a través de la cual Pedro Ramos nos sumerge en los años más convulsos de la historia de España, años de miedos y de luchas, que él sabe explicarnos de una forma magistral a través del devenir de una familia los Durán-Garcia.

El autor:

Pedro Ramos nació en Madrid en 1973, es escritor y profesor de escritura creativa, miembro de la European Association of Creative Writting Programmes, ha colaborado con los talleres Clara Obligado y Fuentaja en Madrid y dirigió la escuela Polisemias en A Coruña. Es autor de las novelas El coleccionista de besos (Edebé, 2018) La playa de los cristales (Edebé, 2017), Todo es mentira (Trifolium, 2014), Masculino singular (Edaf, 2006) y del libro de poemas Enelpaisdelosmeritos (Noroeste, 2010). También ha escrito guiones, una serie para smartphones y una obra de teatro, además de haber codirigido un documental y realizado varios espectáculos multidisciplinares. Actualmente reside en Málaga.


Sinopsis:

Marga es una joven bióloga gallega, brillante en su profesión, que hace seis años, que trabaja como investigadora en Alaska. Desde entonces nunca ha vuelto a Galicia para visitar a su familia, y el vinculo con sus orígenes se reduce a las pocas llamadas telefónicas con su madre.

Pero en su última conversación recibirá la noticia de la enfermedad de su padre y, a pesar del miedo a enfrentarse a los fantasmas de su pasado, decidirá regresar de inmediato. El reencuentro familiar abrirá inevitablemente heridas mal curadas, y  Marga se debatirá entre contar aquello que la hizo alejarse de todos sin dar más explicaciones o mantenerlo en secreto, y seguir viviendo en un extraño equilibrio entre el sentimiento de culpa y la responsabilidad de amparar a los suyos.

Una novela cautivadora que nos sumergirá en la vida de Marga, sus veranos de juventud y el primer amor, y reconstruirá con la complicidad del lector los años en que una familia tuvo que bregar con el cambio de mentalidad de un país que paso de la transición a la democracia.

Mis impresiones:

Tres mil noches con Marga es una novela que te cautiva línea a línea, conforme vas conociendo a esa mujer asocial que parece que solo vive para trabajar, que lucha por superarse, que quiere hacerlo todo por si misma, como si tuviera que demostrarse algo a diario. Es difícil empatizar con la M. del primer capitulo, que no se toma ni un respiro en vísperas de Navidad y no hay que ser ningún lince para saber que esconde algún trauma o algún secreto.

El frío de Alaska combina a la perfección con la frialdad de su carácter, o por lo menos con el que nos muestra al principio. El único vinculo que sigue manteniendo con su familia es a través de su madre, pero incluso ese mínimo contacto parece molestarle. Todo te lleva a preguntarte una y otra vez que le ha podido pasar a esa mujer para mantener las distancias incluso por teléfono. Hasta que una de esas llamadas telefónicas rompe su paz interior, su equilibrio emocional, su padre está muy enfermo y su madre le pide que vaya a pasar las navidades con ellos.

M. decide emprender el viaje sola, necesita cerrar heridas, explicar porque se fue y porque está manteniendo las distancias, necesita soltar todo lo que lleva dentro, pero teme que con sus revelaciones la familia se rompa, causar más dolor que tranquilidad pueda proporcionarle.

Y aquí en ese viaje emocional que comienza M. y en la estructura del libro el autor consigue atraparnos, porque vamos a conocer a esa mujer hecha así misma en tres periodos de su vida, cuando es una adolescente de 15 años en 1986, cuando se doctora en Madrid y vuelve al pueblo de sus padres para preparar la boda de su hermano Carlos en 1997 y la Navidad de 2005 cuando vuelve a casa de nuevo para ajustar cuentas con su pasado y poder cerrar una etapa dolorosa.

A través de esta original estructura conoceremos a Margarita una adolescente de 15 años que pasa los veranos en el pueblo de su abuela. Esta parte se ambienta en Galicia, y la elección del lugar no es nada baladí, el autor pretende con ello poner de manifiesto una de las mayores lacras que sufrió nuestro país en los años 80. Y es que Marga tiene una fuerte personalidad, es rebelde, y comienza a coquetear con el alcohol, las drogas y los chicos. El ambiente en casa es fuertemente patriarcal, su padre hace gala de un machismo exacerbado, el único delito de Margarita haber nacido mujer, si hubiera sido un varón hubiera tenido una gran relación con su padre puesto que son dos figuras muy semejantes, separadas por generaciones y nunca mejor dicho por el genero.

Ese verano marcara un punto de inflexión en la familia Durán-García, y en el distanciamiento cada vez mayor de Margarita con su padre. Y es que por algo esos capítulos se llaman Heroína y ahí Pedro Ramos juega con la polisemia de la palabra, por un lado se refiere a la mayor lacra que se vivió en aquellos años, que se llevó por delante a una gran cantidad de jóvenes y destrozó familias enteras, y por otro lado menciona la rebeldía de Margarita.

El carácter de Marga le lleva a estudiar Biología, a trasladarse a Madrid, y a mantenerse a si misma con trabajos en la hostelería, podríamos pensar que por orgullo, pero no es lo único, su padre no está de acuerdo con su elección, ni con que se haya ido tan lejos. Y eso nos lleva a ese segundo periodo, con una Marga recién doctorada hum laude, a la ceremonia solo acude su madre, con la que nunca pierde el contacto, a pesar de que la relación entre ellas no es todo lo estrecha que se podría esperar entre una madre y una hija.

Marga sabe que pasar todo un mes en le pueblo ayudando a preparar la boda de su hermano, no es  una buena idea, pero en ningún momento imaginará cuanto. Se reencuentra con su pasado, con los primos que le quedan, con los amigos de la adolescencia a los que lleva años sin ver y su vida se revuelve por dentro. Los choques con su padre son frecuentes, la relación con sus hermanos al principio es un poco fría, es como si ya se hubieran acostumbrado un poco a estar sin ella.

Pedro Ramos aprovecha esta vuelta de Marga a su pueblo y ese desasosiego y desubicación de la joven doctora para sumergirnos en otro de los episodios más dolorosos de la nuestra historia. ETA está en su punto álgido, por aquellos días se produce la liberación de Ortega Lara, pero también el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco, el país entero se paralizó aquellos días para despertar al horror de una ejecución anunciada. Esa aberración marcó un antes un después en la sociedad, nació el espíritu de Ermua, la ciudadanía perdió el miedo a gritar y se rebeló contra el yugo de los terroristas. Este episodio me estremeció, me devolvió toda la rabia que sentí en el momento en que supe de la muerte del concejal, me trasladó al salón de mi casa aquella tarde, expectante ante algo que sonaba a una muerte anunciada y sin embargo hasta el final mantuve una esperanza tan vana como inútil.

Esta nueva visita al pueblo de su padre, marca un nuevo punto de inflexión en Marga, no seré yo quien os cuente que pasó, tendréis que leer el libro, adentraros en la lectura y tirar del hilo, para ir descubriendo poco a poco el secreto de Marga y como este puede hacer explotar la convivencia familiar.

El nuevo revés que sufre sin que su padre sea capaz de atajar el desastre aleja a Marga de nuevo de su familia al día siguiente de la boda de su hermano y sin despedirse de nadie más que de su padre. Acepta una plaza de investigadora en la Universidad de Alaska y allí sin intención de volver nunca vive su vida con las llamadas esporádicas de su madre que le informa de los acontecimientos familiares.

Y ello nos devuelve a la actualidad a una M. que hace las maletas y decide enfrentarse en solitario a su pasado, que pretende cerrar heridas, y que encuentra a su vuelta el rechazo de su hermana menor, y la indiferencia del resto de la familia. Sólo Ana, su madre,  parece feliz con su vuelta. M. no puede evitar sentirse como una intrusa, y se da cuenta de que si desvela su secreto sólo puede causar más dolor. Decide volver cuanto antes a Alaska, sin soltar lastre y sin volver a despedirse de nadie. Como la primera vez su padre es el único testigo de su marcha, quizás intuye que no volverá a verla nunca y decide acompañarla a la estación.

 M. no es capaz de soltar lastre, y hundir más a su familia, pero si que deja que su padre entrevea parte de su secreto, y si vosotros queréis descubrirlo tendréis que adentraros en las páginas de esta historia, que tan bien refleja el paso de la transición a la Democracia. Un fiel fotograma de los años 80, 90 y primeros años del siglo XXI a través de una mirada serena y de las vivencias de una mujer que cambia de nombre a cada revés que le da la vida, Margarita, Marga, M. tres nombres para un mismo personaje, tan real que se sale del papel, que cobra vida y se queda con el lector mucho tiempo después de haber leído la última línea.

Pedro Ramos logra sin apenas florituras y con una narración no lineal meternos en la vida de Marga y su familia, que podría ser la de muchas otras mujeres en aquella época, una sociedad patriarcal marcada por las decisiones del cabeza de familia. El retrato que de Miguel ofrece el autor no me es desconocido, pero por momentos me ha hecho identificarme de tal forma con Margarita que se que yo también hubiera seguido su camino, aunque algunas de las decisiones que toma no pueda compartirlas.

Conclusión:

No me queda más recomendaros encarecidamente su lectura, seguro que disfrutaréis con con el trasfondo histórico, seguro que comprendáis o no a Marga seréis capaces de empatizar con ella en algún momento. Tres mil noches con Marga es un fiel reflejo de la historia reciente de España contada de forma amena y sin ningún morbo que seguro que disfrutaréis tanto como yo.

24 comentarios:

Estefania castellanos dijo...

Hola!
Este libro ya le tengo echado y el ojo y espero leerlo pronto.
Gracias por la reseña.
Besitos :)

Carmen en su tinta dijo...

Hola. Yo lo tengo anotado y ya son muchas reseñas donde lo recomiendan. Gracias por la tuya, que me anima más a leerlo.

Besos.

Earthquakemind | La vida de mi silencio dijo...

Me llama mucho la atención tanto la trama como la estructura de este libro. ¡A ver cuándo le echo un ojo! Muchas gracias por la reseña.

Nos vemos entre páginas
La vida de mi silencio

Margari dijo...

También me costó entrar en esta novela, pero luego, poco a poco fue conquistándome y he terminado encantada. Fantástica reseña, Carmina!
Besotes!!!

Aylavella dijo...

A mí también me ha gustado bastante, novela muy recomendable.
Besos

mar dijo...

Me apetece mucho esta novela de la que no dejo de leer estupendas reseñas. Besinos.

La Isla de las Mil Palabras dijo...

Coincidimos en muchas cosas, incluido el parón. También me costó entrar pero luego fue una simbiosis perfecta con el personaje y las cosas que ocurrían, aunque ya me hubiera gustado tener la valentía y el coraje que demuestra. Decir que me ha gustado es quedarme corta. Me ha encantado. Gracias a las Yincaneras por la oportunidad de darme a conocer la novela.
Besos

Eva dijo...

Me encuentro en tu misma situación así que entiendo perfectamente lo dificil que se te hace volver a la rutina. El retrato que Pedro Ramos hace de Marga es espectacular, lo mismo te incordía el personaje como le amas como si fueras tú misma.

Mina Jankovic dijo...

Nice post. 🙂
Following you, follow back?
www.minniearts.com

concha yunta dijo...

Un viaje emocional, eso es precisamente lo que me ha parecido a mi. Un viaje emocional intenso y muy bien escrito. Ha sido una pasada de lectura. Besos.

Loli elmisteriodelasletras dijo...

Muy de acuerdo en tu apreciación de que es difícil empatizar con el personaje de Marga (M.) en las primeras páginas, y que no hay que ser un lince para comprender que esconde un secreto, pero tenemos claro que continuando la lectura hemos disfrutado de sus vivencias, y nos hemos sentido identificados en algún momento. La recreación que el autor ha hecho de pasajes significativos de nuestra historia ha hecho que nos metamos en la trama y entendamos mejor a los personajes, y sin duda eso es de agradecer. Marga y la familia Durán se quedarán mucho tiempo en nuestra memoria, sin duda. Besos.

Leyendo vivo mil vidas dijo...

A mí, sin embargo, no me costó nada entrar en la historia. Me atrapó desde el primer momento. Reconozco que me encantan las historias de familias y sentimientos, y está es eso y mucho más . Yo, desde luego, la recomiendo a todo el mundo, porque he disfrutado muchísimo de su lectura.

Ángela dijo...

Si, a mi también me costo entrar pero cuando lo hice, fue para no soltarla. La novela me ha gustado muchísimo, y aunque casi todo lo que cuenta no es novedoso, por su estructura tan original, la forma de contarlo, las descripciones y los personajes, etc. creo que la guardaré en mi memoria durante mucho tiempo

Buscando mi equilibrio dijo...

VEo que las yinkeras habéis estado visitando a MArga ;)
Espero leerlo prontito, cuando se pase el bombardeo de opiniones y yo me lo tome con calma, entonces me pondré con ella.
BEsos.

Kinga K. dijo...

Gracias por tu post ^.^

Kayena dijo...

Yo creo que cuesta entrar porque al principio Marga se nos presenta muy dura, excesivamente fría y no conseguimos empatizar con ella. Pero poco a poco y como una cebolla, se va quitando capas y solo falta conocer el origen de su secreto para que nos gane por completo.

Por otro lado, a mi me ha fascinado el modo en que el autor nos ubica en el momento histórico, con una sencillez extraordinaria que lo convierte en natural. De ese modo, vuelves a vivir los acontecimientos que has mencionado y vuelves a sentir lo mismo que antaño.

Un beso.

María Loreto Navarro Pacheco dijo...

Ha sido un poco difícil comprender a M a priori, aun así, me gustó tal y como la pintó el autor en ese primer capítulo. Quizá porque intuí que tras esa apariencia de no importarle nada y dedicarse en cuerpo y alma al trabaja, iba a cambiar a posteriori y no me equivoqué. Ha sido una lectura magnífica con la que he disfrutado al cien por cien.

Librospordoquier dijo...

hola, espero que poco a poco vuelvas a la normalidad y respecto al libro...me ha parecido una historia estupenda, de esas que te llegan, una historia narrada de forma brillante por Pedro Ramos al que he tenido la oportunidad de conocer gracias a esta lectura.

Espe dijo...

Desde luego, con cada reseña nueva que leo de esta novela, tengo más claro que voy a leerla en algún momento porque no pude apuntarme a la lectura conjunta. Me alegro de todas formas de que te hayas/hayan puesto las pilas, a ver si poco a poco vas cogiendo el ritmo otra vez.

Buho Evanescente dijo...

Hola!pues sólo leo comentarios muy buenos de la novela.gracias por compartir tu hermosa reseña.saludosbuhos

Gema dijo...

Una de las lecturas con las que más identificada me he sentido. Me encanta el detalle de la polisemia de Heroína y me encanta tu reseña que comparto punto por punto. Mil besos.

Pilar Santamaría Sanchez dijo...

Esta historia nos lleva a una etapa de nuestra vida donde nos podemos identificar más, hemos vivido esa etapa. Muy buena reseña. Un Besazo

Elena Martínez dijo...

Al iniciar la novela, comenté que no me llamaba para nada. Solo hube que darle tiempo (y no mucho) para entrar en ella. Me encantó la historia de Marga y familia. Ha sido una vuelta al pasado de mano de Pedro Ramos y no sólo socialmente, sino personalmente. Una gran reseña. Besos

Shorby dijo...

No sé la cantidad de reseñas que llevaré leídas de esta novela, le tengo ganazas.

Besotes