viernes, 18 de abril de 2014

Gran Hotel. El secreto de Angela. María López Castaño

Cuando esta novela salió al mercado, tuvo bastantes buenas criticas, y a pesar de no haber visto la serie me animé con ella. Llegó tarde a casa, cuando ya  había pasado el boom y sobre todo cuando yo tenía muchas novedades por leer y reseñar, y eso la obligó a dormir el sueño de los justos en la estantería. Necesitaba para mis traslados una novela corta, que no pesara y que se leyera bien. Y supuse que esta sería una buena elección.

Después de leerla tengo que confesar que el no haber visto la serie me ha pasado factura, a pesar de que podríamos decir que es una precuela de esta. La novela me ha parecido corta, muy corta, o bien no ha sabido sacarle partido a las páginas. Me he sorprendido al ver relegada la trama de misterio, incluso podríamos decir que la ha ninguneado. Sigo sin saber cual podría ser el secreto de Angela. Y si tienes un elemento atractivo como los crímenes que se han cometido en el  Hotel no le dediques tan poco espacio.

Sinceramente no me ha convencido , creo que es una novela totalmente prescindible que salió para aprovechar el filón de la serie, que se vendió bien por ese mismo motivo y que cosechó buenas criticas entre los fans, pero a mi no me ha llegado, le noto muchas carencias y se nota que la ha escrito una guionista. La he disfrutado, pero se me ha quedado coja, muy coja, creo que podría haber dado mucho más de sí.

La autor@:

María López Castaño (Madrid 1981), licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense,
completó su formación con un máster en Creatividad y Guiones de Televisión de la Universidad Rey  Juan Carlos y actualmente se encuentra finalizando el grado de Historia del Arte.

Ha colaborado como redactora y editora para nochedecine.com y ha trabajado como guionista en series de televisión de ámbito nacional como Los hombres de Paco, Herederos, Física y Química, Tierra de Lobos y Gran Hotel.

El secreto de Ángela es su primera novela

Sinopsis:

No me convence para nada la que la editorial ofrece en la contraportada del libro, me parece que desvela demasiados datos que el lector debería ir descubriendo poco a poco, por eso si tienes el libro en la estantería y tienes intención de leerlo, te recomiendo que te saltes este apartado, el poco tiempo del que dispongo  me ha hecho decantarme por esta aunque no crea que sea la más adecuada para un futuro lector. Si por el contrario no tienes intención de leer el libro con esta sinopsis te quedará bastante claro lo que puedes esperar de esta novela.

TODO GRAN AMOR TIENE  UN COMIENZO

Corre el año 1863 y una joven aldeana, que años después llegará a ser gobernanta, va a Cantaloa para trabajar en el Gran Hotel. Allí se pone a las ordenes de Mercedes, una mujer seria, exigente y disciplinada. La recién llegada es una muchacha humilde, dulce, obediente y dispuesta; una joven que tiene ilusiones... y un corazón prendado de Don Carlos, el futuro dueño del Gran Hotel.

La historia de amor de don Carlos y Ángela es uno de los grandes secretos que se ocultaron en el Gran Hotel durante décadas, aunque no es el único. Las paredes del majestuoso edificio encierran la clave para desvelar el misterio que envuelve un asesinato sucedido hace años y que supuso el origen del asesino del cuchillo de oro.

Entre la segunda mitad del s.XIX y la primera década del s.XX, seremos testigos de los secretos que se esconden tras los muros del Gran Hotel. Amores, traiciones y asesinatos bailan entre el pasado y el presente.

Mis impresiones:

Como he comentado al principio, esta novela no me ha acabado de llegar, se lee bien, entretiene, pero no ha cumplido mis expectativas. Seguramente porque estas estaban basadas en una premisa errónea, de la que dicho de paso me habían avisado, pero que me negaba a creer. Tanto el año pasado como éste participo en el reto Cruce de caminos: negro y criminal, y en su primera edición esta novela fue catalogada directamente como negra. Los que me conocéis sabéis que el género me pierde aunque no haya todas las reseñas que me gustaría en el blog, sobre todo porque tengo algunas pendientes y son negras, pero poco a poco, no doy más de mí.

Con mis expectativas por los suelos la novela no la he disfrutado tanto como me hubiera gustado, creo que esta novela está desaprovechada en algunos temas, sobre todo en el de las desapariciones y las muertes acaecidas en el Gran Hotel, me ha parecido un poco la chiquillada de tirar la piedra y esconder la mano, o enseñarle un caramelo a un niño para acabar comiéndotelo tú.

Ambientación



Por otro lado he de reconocer que el retrato que hace la autora de finales del s.XIX, me ha gustado, ver el contraste entre las carencias de los pobres y la opulencia de los ricos, constatar como las familias tenían que deshacerse de una hija en edad de trabajar para ayudar a la manutención o en el caso de Ángela ser el único sustento del hogar, por un desafortunado accidente sufrido por su padre.  Ángela sobre todo cuando es la adolescente que se adentra en Cantaloa me tenía completamente robado el corazón, creo que la autora ha sabido crear un personaje que encandilará a la mayoría de los lectores, la ha dotado de humanidad, inocencia, bondad, una muchacha que de haber nacido en la posición adecuada lo hubiera tenido todo para ser la persona más feliz del mundo.

Justamente ese contraste entre la riqueza y la pobreza lo encarnan a la perfección Ángela y su familia y en contraposición Carlos y toda la familia Alarcón, con la que a mi me ha costado más empatizar. Pero también Clarisa y su monstruosa familia, o cualquier miembro del personal de hotel, que enfrente tenían a hombres de negocios e incluso a miembros de la nobleza. La autora nos pasea por las habitaciones de servicio donde en una cama dormían dos doncellas y por la zona noble, las habitaciones de los señores de la casa, el comedor... Las zonas de servicio perfectamente delimitadas y separadas de las de los señores, un territorio vedado a no ser que tuvieras un estatus alto dentro del servicio.

Esas diferencias se acrecentaban con los formalismos, con la importancia de que el servicio se mantuviera a las ordenes de los dueños del hotel, que no intentaran intimar con ellos, ni se cruzaran si no eran llamados expresamente. Descubrir este mundo tan distinto al de hoy en día y que a mi al menos me ha parecido muy veraz, me ha gustado y me ha mantenido pegada a sus páginas, quizás también la curiosidad por descubrir ese secreto que da titulo a la novela y que yo la verdad no he descubierto, porque el amor entre dos personas no puede ser considerado tal, sobre todo porque era un secreto más que a voces.

Personajes

Pese a no ser una novela con excesivos personajes, la verdad es que por ella circulan unos cuantos, unos más importantes que otras, algunos muy bien perfilados y otros con menos información al ser meramente accesorios, sin embargo creo que la autora ha conseguido que ninguno me sea indiferente.

Angela: Sin lugar a dudas, este es el personaje que con más mimo ha dibujado la autora, de ella conocemos su físico, las cualidades que posee, su forma de pensar, sus sentimientos, sus dudas. Sin duda, es el personaje que más evoluciona a lo largo de la novela, la veremos madurar, pasar de niña a mujer, perder el candor, enamorarse, desengañarse, la veremos llorar, reír, y sobre todo la veremos experimentar un cambio radical en su vida y es que cuando la vida golpea con dureza se lleva parte de la alegría y el candor de una persona.

Doña Mercedes: La gobernanta no es una mujer a la que se le pueda tener simpatía a primera vista, severa, dura, con la mano un poco larga. Una mujer solitaria a la que le cuesta expresar sus sentimientos, pero que se vuelca en Ángela como si fuera una madre, que dirige con mano dura el hotel incluso metiéndose en tareas que no le son propias.

Clarisa: Este personaje ha despertado en mi sentimientos contradictorios,  y más a medida que avanzaba la novela y se iban descubriendo aspectos que a mi me repelen, Puedo entender sus orígenes, sus carencias, la educación recibida, pero esa pelirroja me metió en una espiral de dudas que me costó despejar.

La familia Alarcón

Me gustaría destacar a solo dos miembros, por considerar que son un poco el alma matter en esta novela, los que más aportan.

Carlos: El hijo mayor y posiblemente el sobrevalorado, un señorito calavera que sabe aprovechar las ocasiones. Ha habido momentos en que me ha caído tremendamente mal, y es que comprendo la época en la estamos, pero no me gusta para nada el comportamiento engreído, chulesco de este personaje, que de repente y en un salto temporal desaparece sin explicar muy bien porque, bueno sí que  explica el motivo, pero yo que no he visto la serie necesitaría saber la causa.

Lucia: Este personaje me ha enternecido, ella si que tenía un secreto que guardar  y al ser descubierto desencadenó su desgracia. Su fuerte personalidad, su enfermedad y su belleza atraían y repelían a partes iguales. Creo que  a este personaje se le hubiera podido sacar mucho más partido.

Alicia: es la hija de Carlos y Teresa, digamos que es quien junto a Ángela hace de muelle entre el pasado y el presente, obsesionada con la figura de su tía Lucia, intenta hacer averiguaciones a partir de ciertos acontecimientos que acaecen en el hotel, A pesar de su importancia me ha parecido un personaje demasiado difuminado, perfilado sin esmero.

Con estas ligeras pinceladas doy por terminado el apartado de personajes, son muchos más pero no me merece la pena hablaros de todos y cada uno de ellos, sobre todo porque la única que escondía secretos no era Ángela y estos deben ser descubiertos a su debido tiempo.

Estilo

La novela se lee de forma ágil amena, supongo que a quien haya visto la serie le convencerá más que a mi, o no, quien sabe. En la novela hay un momento en que se produce un salto temporal importante, de la boda de Carlos, se pasa a escenas con sus hijos ya mayores y él desaparecido en combate, parece como que todo se precipita, como que hay prisa por acabar el libro.

A esa agilidad lectora contribuyen los diálogos que tienen un gran protagonismo, y sobre todo la dosificación de las descripciones que suelen ralentizar la lectura. La novela esta narrada en tercera persona y somos capaces de ver el punto de vista de cada uno de los personajes por nimios que sean.

La protagonista es Ángela y la novela bien podría estar escrita en primera persona, sin embargo se narra en tercera, quizá para que el narrador omnisciente consiga poner a la vista todos los ángulos posibles, comienza con una niña que ve truncada su vida por un accidente que deja a su padre incapacitado y que entra a servir a Doña Emilia hasta su muerte. En ese momento dada la precaria economía familiar tiene que buscar otra salida y esta pasa por servir en el Gran Hotel. Es allí donde se hace mujer, donde se enamora, donde sufre desengaños y la vida le da palos que ella siempre consigue superar con una sonrisa. Llega un momento en que el la novela se convierte en un flash back, el derrumbe de una pared en el sótano con sorpresa incluida, la ausencia de la dueña del hotel y un espejo que había perdido de vista hacía años abren una dolorosa puerta al pasado y este desfila con todo su esplendor.

Pasado y presente se entremezclan y de ahí posiblemente los saltos temporales que a mi me han dejado un sabor de boca agridulce y la sensación de que la novela no ha cumplido ninguna de mis expectativas, por ningunear a mi modo de ver la trama más atractiva que ofrecía.

El auge y declive del Gran Hotel se refleja a través de los éxitos y los fracasos de sus directores, en un principio Don Fernando, aunque el alma matter era Doña Consuelo su mujer, heredó el negocio Carlos el primogénito, y a su muerte las riendas las lleva Teresa su mujer, pero a mis ojos no es el establecimiento de visita obligada de los comienzos.

Conclusión:


Poco me queda añadir a esta opinión, quizás lo que a mi me ha decepcionado sea lo que más guste
a otros lectores, pero si esperas encontrar una novela negra o al menos criminal, puedes prescindir de ella porque no vas a encontrar lo que buscas.

Sin embargo si buscas una novela de amor, en ella los encontraras a raudales, el que de D.Fernando le profesa a su mujer, el de Ángela y Carlos que es lo que da nombre por lo visto a esta novela, el de Teresa por Carlos, el de Benjamin por Lucía... candidatos no sobran pero sinceramente no es lo que yo buscaba en ella. No niego que la historia entretiene que esta bien escrita, pero también es cierto que no pasará a los anales de la literatura, que a mi modo de ver fue una forma de aprovechar el éxito que estaba teniendo la serie.

Ahora te toca a ti decidir si merece la pena dedicarle tu tiempo, porque para gustos los colores y lo que a mi no me ha convencido a ti puede parecerte lo mejor de la novela.

Retos: 

12 meses, 12 libros

25 españoles

jueves, 10 de abril de 2014

La tristeza del samurai. Victor del Árbol

Hacía mucho tiempo que me apetecía leer este libro, que su portada se había grabado a fuego en mi retina, sin embargo, nunca llegaba el momento de adentrarme entre sus páginas. La ocasión se pinto calva hace unas semanas, pase por la biblioteca a coger en préstamo el libro que mi hijo tiene que leer para el tercer trimestre, y como quien no quiere la cosa y a pesar de todo lo que tengo pendiente en casa por leer, me dio por pasearme por las estanterías de adulto, y mis ojos se volvieron a posar de nuevo en ese ejemplar, decidí no hacer caso a la vocecita gritona de mi conciencia que me conminaba a no añadir más lecturas a las que ya tenía pendiente y de allí salí más feliz que una perdiz con La tristeza del samurai y el libro de teatro que necesitaba mi hijo.

Incluso fui capaz de vencer la reticencia a leer en formato bolsillo, y es que mi vista se resiente mucho con esa letra tan pequeña. A los dos días de tener tan ansiado libro en casa me acometió una apatía sin precedentes, tenía los ánimos por los suelos, mi rodilla no mejoraba como se esperaba y yo acusé el golpe, además fisios y médicos parecía que querían tirar la toalla. No me apetecía leer, no me apetecía reseñar, y tenía entre manos un libro que no acababa de engancharme, decidí acometer la lectura del libro de Víctor, y para ser justa con él si no me atrapaba en las primeras páginas soltarlo, por aquello de aguardar al momento idóneo para volver a cogerlo.

Creo que fue precisamente tener esta novela entre manos lo que me ayudo a vencer la apatía, al menos la lectora, la reseñadora es harina de otro costal. No me quiero agobiar, tengo muy poco tiempo y muchos frentes abiertos, así que poco a poco irán apareciendo reseñas.

El autor:

Víctor del Árbol (Barcelona 1968) exseminarista, mosso d'esquadra i escritor, estudió historia antes de trabajar para el cuerpo de Mossos d'esquadra de la Generalitat de Catalunya.

Víctor del Árbol inició su andadura literaria siendo muy niño, leyendo en la biblioteca del barrio barcelonés de Guineueta, donde pasaba todas las tardes acompañado de sus cinco hermanos, hasta que su madre les recogía al salir de trabajar.

Dice el mismo autor "Decidí que quería ser escritor cuando gané un concurso de redacción con catorce años en el seminario y me regalaron el libro "Réquiem por un campesino español", de Ramón J.Sender". Cuatro años más tarde abandonó su vida de seminarista porque se enamoró.


En 1992 ingresó en el cuerpo de los mossos, del que ha sido miembro hasta 2012, "porque yo siempre quise formar parte de la realidad y, entrar en la policía en aquella época me servía para ayudar a la gente desde dentro y, además, formaba parte de un proyecto democrático y con una identidad muy romántica"

Colaboró dos años como locutor y colaborador en el programa radiofónico de realidad social «Catalunya sense barreres» (Radio Estel, ONCE). Como escritor fue finalista del Premio Fernando Lara en 2008 con El abismo de los sueños (no publicada) y ganó el Premio Tiflos de Novela en 2006 con El peso de los muertos. En 2011 publicó La tristeza del samurai (Editorial Alrevés), que ha sido un éxito nacional e internacional. Traducida a una decena de idiomas y best seller en Francia, cuenta con el reconocimiento de la crítica y de numerosos premios. Entre ellos, Le Prix du polar Européen 2012 a la mejor novela negra europea que otorga la prestigiosa publicación francesa Le Point en el festival de Novela Negra de Lyon, le Prix QuercyNoir y el Premio Tormo Negro.


En 2013 publica Respirar por la herida, con la editorial Alrevés. Y en mayo de este año año la editorial Destino publicará Un millón de gotas.




Sinopsis:




Diciembre de 1914. En una fría estación de Mérida, Isabel está a punto de perder todo aquello por lo que ha vivido.



Mayo de 1981. María, una joven y exitosa abogada de Barcelona, debe comparecer ante la justicia de los hombres. Pero eso no le preocupa, está agonizando y no es a ellos a quienes deberá rendir cuentas, sino a su memoria.



¿Qué se puede hacer por amor? ¿Y por odio o sed de venganza? ¿Existen la redención, el perdón o el olvido? Podemos llegar a ser, incluso antes de morir,  aquello que una vez soñamos? Isabel y María habrán de enfrentarse a esas preguntas en el curso de sus vidas, tan distintas y, a la vez, tan semejantes.



Estas dos mujeres son el origen y el final de una historia que nos llevará desde Extremadura hasta las estepas rusas y, más adelante, a la Ciudad Condal y a los paisajes de una España que durante cuarenta años se fingió dormida, con el fin de demostrarnos que no existen limites cuando luchamos por lo que anhelamos.




Mis Impresiones:




Había leído tantas reseñas positivas de este libro que se mi instaló el miedo en la boca del estomago desde el mismo momento en que comencé a leerla, no es la primera vez que las expectativas han sido tan altas, que el libro ha terminado defraudándome, y a ello se le unía que no estaba en mi mejor momento lector, a pesar de haber encadenado muchas lecturas más que satisfactorias. Sin embargo, pronto me di cuenta que estaba ante LITERATURA, si en mayúsculas. El autor es capaz de engarzar dos historias distintas en el tiempo y en el espacio, dos historias tan distintas y a la vez tan semejantes, dos historias que sin saber la una de la otra se han prolongado en el tiempo hasta confluir en la figura de María, una abogada de éxito.



Las claves del éxito de esta novela está en el buen hacer de Víctor del Árbol, en su prosa bella pero sin ornamentos, en las protagonistas femeninas, dos mujeres que nada tienen que ver entre ellas, y que sin embargo acaban unidas por lazos indestructibles. También en la habilidad para unir géneros distintos entre sí con maestría, porque La tristeza del samurai es una novela policíaca o criminal, también es una novela histórica porque en ella tienen cabida momentos de la historia más o menos reciente de España, la posguerra civil, la división azul, la democracia y los fallidos golpes de Estado, siendo uno de los puntos álgidos el del 23 F, todo ello sin poder considerarse una novela sobre este tema. Pero al mismo tiempo es también un thriller sicológico que desgrana en profundidad la psique de los personajes. También podría considerarse una novela coral por la multitud de personajes que se pasean por sus páginas... Una novela de trama compleja que Víctor sabe hilvanar con gusto para crear una novela que tardaré mucho tiempo en olvidar.



Ambientación:



Como he comentado antes, nos encontramos ante dos historias que terminan confluyendo en una.



La primera se desarrolla en Mérida, en los primeros años de la posguerra civil, con los camisas azules imponiendo su ley y aprovechándose de los bienes incautados, en estos momentos conocemos a la familia Mola, bien situada económica y socialmente. Su cabeza de familia ocupa un lugar importante en el partido, y está llamado a escalar rápidamente.



La vida de esa familia y los avatares que les acontecen le sirven a Víctor del Árbol para ir retratando los primeros años de dictadura, la actuación de la policía y su brutalidad, los juicios en los que el condenado recibía todo tipo de humillaciones y torturas a cambio de una confesión, sin la cual igual era ejecutado. La creación de la División Azul, y la participación de España en la II Guerra mundial al lado de los alemanes en el frente ruso.



Puede que esos fragmentos de la historia sean los que más han calado en mi ánimo, las condiciones de los soldados españoles no eran las mejores, no niego que algunos fueran voluntarios, pero los más fueron obligados, como Fernando Mola, o Pedro Recasens, mantenerse con vida en el frente no era sencillo, sin embargo las puñaladas más profundas no las asestaba el enemigo si no la propia familia...



De la fría estepa rusa la acción se traslada a Barcelona, donde ha sido destinado Guillermo Mola, donde contra todo pronóstico vuelve su hijo Fernando. Dónde comienza la segunda historia de la mano de María Bengoechea. Han pasado cuarenta años, y la trama ha avanzado, y comienza a confluir, porque la culpa roe las entrañas, aunque estas sean heredadas.




El tiempo:




Como he comentado anteriormente la historia se desarrolla durante cuarenta años, Comienza en 1941 y termina en 1981. Durante estos años, España pasa de una dictadura a una democracía que busca afianzarse. Víctor del Árbol hace un buen retrato de la sociedad de la época tanto en el pasado como en el presente. De su mano conocemos los excesos de los militares en la dictadura. Los horrores vividos por los soldados de la División azul, los primeros pasos de una democracia con la que parece que no todos están contentos y que pretenden derrocar y como colofón a todo ello la intriga para acabar con la joven libertad estrenada.



Por las páginas de esta novela desfilan personajes reales y personajes de ficción, hechos reales y otros frutos de la imaginación del autor, todos ellos hilvanados con elegancia y maestría, al servicio de unos personajes complejos y bien estudiados, que hacen las delicias del lector.




Los personajes




Como he dicho al principio cuando intentaba sin éxito encuadrar la novela, nos encontramos ante una novela coral, con una gran multitud de personajes, algunos se mantienen durante toda la novela y otras pasan a ser omniscientes en un momento dado.



Quizá lo que más llama la atención es lo bien dibujados que están todos y cada uno de ellos, y no solo desde el punto de vista físico, si no también desde el sicológico, y quizás este sea el punto más importante. Nos encontramos con personajes de carne y hueso, que hay momentos que traspasan el papel con su personalidad. A ninguno de ellos se le puede acusar de ser plano o anodino. Y sobre todo ninguno de ellos es malo o bueno, yo diría que todos y cada uno de ellos tiene una parte oscura, que hace que esta novela sea bastante pesimista, con distintos tonos de gris, pero sin concesión a la blancura, a la luz, al optimismo.



Víctor del Árbol saca lo peor de cada uno de sus personajes y  nos presenta su parte dulce y emotiva, pero también esa que todos desearíamos mantener fuera del alcance de los curiosos. La crueldad de algunos personajes es impresionante, y lo más triste de todo es que hay personas así, que matan sin remordimientos, que propinan palizas... que pagan para que liquiden a la persona que les molesta.



A Isabel Mola una de nuestras protagonistas ausentes la he podido entender, he comprendido sus decisiones, su angustia, su amor de madre. A María me ha costado más superar su frialdad, su dureza, creo que es un personaje al que no se le llega a querer por más que al final enmiende un poco todo el daño que ha hecho. Dos mujeres que no coinciden en el tiempo y que al final terminan teniendo alguien en común.



Hay personajes como Guillermo Mola, Publio, Lorenzo o Ramoneda a los que odiarás. Otros como Cesar Alcalá a los que  compadecerás. Y hay un personaje misterioso, muy importante en la trama que mueve los hilos en el pasado y este vuelve de lleno para presentarle factura, y tardaremos en descubrirlo, pero en cuanto lo hagamos todo empezará a cobrar sentido, y la trama comenzará a precipitarse hacía un final  de justicia poética.




La culpa




Si hay algo que sobrevuela durante toda la novela es la culpa, esa que termina condenando a tres generaciones de Alcalá por un crimen que no ha cometido, la que sobrelleva Fernando Mola, la que atenaza a María, la que consumía a Isabel, la que trata de ignorar Guillermo.



Pero también la que arrastra Cesar porque en busca de su verdad termina cometiendo ilegalidades. Las redes de la culpa son grandes y llegan hasta lugares insospechados y terminan por manchar a la mayoría de los personajes, de ahí que sea una novela en la que se dan cita una gran gama de grises, y en la que la única luz posible la pone Marta, la hija de Cesar Alcalá.




Conclusión:




Con todos estos ingredientes Víctor del Árbol ha aderezado una historia con dos tramas, ha conseguido que ninguna tenga más interés que la otra, ha ido dosificando la información con tanto acierto que mantiene al lector pegado a sus páginas aún cuando se van desvelando misterios. Ha incluido de forma satisfactoria personajes históricos y ficticios, hechos reales y otros frutos de la imaginación de su autor.



Con acierto nos ha hecho viajar a través de la historia más reciente de España, para dar un salto a la fría estepa Rusa y volver a nuestro país en una época diferente, pero con los mismos protagonistas, que si corruptos eran antes, corruptos siguen siendo.



Creo que es una novela que lo tiene todo para gustar al lector, guste este del género literario que guste, una trama bien hilvanada, personajes bien dibujados, tensión bien dosificada y justicia poética, que no coincide con las dictadas por las leyes y los hombres. Una historia diez, para un lector que sabe apreciar las pequeñas cosas...



Retos:

25 españoles

cruce de caminos negro y criminal

reto autores eternamente pendientes

miércoles, 9 de abril de 2014

Sant Jordi bloguero 2014



Después de dos meses en casa, con casi todo el tiempo del mundo, abril comenzó de forma distinta me incorporé al trabajo de nuevo, y eso unido a que mi rodilla no acaba de estar bien me deja poco tiempo para el blog, para leer, y para participar en iniciativas.

Y por poco se me pasa el Sant Jordi bloguero, una que me gusta muchísimo, y eso que yo siempre he sido reacia a estas cosas, pero sinceramente Kayena lo hace tan sencillo, tan agradable, que es imposible no querer participar. Le he estado dando vueltas a que libro regalar, y al final ha primado la duplicidad de ejemplares.

No os puedo contar gran cosa de la novela elegida, yo la tengo todavía pendiente de lectura, aunque espero dar cuenta de ella bien pronto, por aquello de cambiar de géneros y por dar salida a los libros que se acumulan en mi estantería pendientes de ser leídos, y porque no, un empujoncito al reto 12 meses, 12 libros.

Mi apuesta no es otra que La canción de Nora, de Erika Lust. Es un libro que la editorial Espasa ha encuadrado como novela erótica y me llamó la atención porque su autora conoce el mundo a la perfección, me pareció un soplo de aire fresco, diferente a lo que inundaba por aquel entonces el mercado, y sigue inundándolo y que yo no puedo menos que calificarlo de romántica picantona... Pero dado que Erika es directora de cine erótico por suavizar la palabra... espero que sepa lo que tiene entre manos.


Os dejo la sinopsis y espero que quien acoja esta novela la disfrute:

Nora tiene veinticuatro años, mucho carácter y arrojo, más sentido del humor y, sobre todo, unas ganas infinitas de disfrutar de lo que la vida le pone por delante.

Durante los inicios de sus carrera en el cine en la Barcelona más cool, se debatirá entre dos hombres muy diferentes: Xavier un joven productor ambicioso y sofisticado, y Matías, un creativo apasionado, atractivo y misterioso.

Con Erika Lust, reconocida y galardonada directora de cine "cine porno para mujeres", por fin llega un auténtica profesional a la narrativa erótica contemporánea.

Una vez hecha mi apuesta, solo queda esperar que nos deparan los emparejamientos de Kayena y hacer viajar el libro hasta su nuevo hogar.

jueves, 3 de abril de 2014

Perdida en...




Habréis notado, aquellos más observadores, que la actividad del blog ha bajado un poco, ya avisaba que me encontraba apática, que no me apetecía leer ni reseñar, sin embargo aunque a menos velocidad sigo leyendo, y lo de reseñar si que es otro cantar, siguen acumulándose, pero para hacer una reseña mala, prefiero no hacerla. En cuanto a mala no me refiero a que no me guste el libro, si no a que no tenga la calidad que a mi me gusta.

He terminado La tristeza del samurai, ya aviso que me ha gustado mucho y creo que si no hubiera sido por lo buena que es la novela, habría aparcado la lectura en general durante algún tiempo, rachitas que todos pasamos alguna vez, aunque la mía no se porqué viene motivada no he encadenado libros que no me hayan gustado, todas las novelas han tenido buenas puntuaciones, pero supongo que me situación personal en lo concerniente a la salud me ha pasado factura.

He empezado nueva lectura, y estoy encantada con ella, pero la estoy leyendo en el transporte público cuando voy a trabajar por las mañanas, y entre que es tempranísimo, estoy muy dormida y hay gente entrando y saliendo de los vagones, no me concentro. Sobre todo porque estoy en los primeros capítulos, el autor presenta un motón de escenarios y de personajes, también hechos históricos distintos, y a veces me noto perdida. Si eso me pasa a primera hora de la mañana cuando el tren más vacío ya podéis imaginar cuando vuelvo a hora punta, al final opto por no abrir el libro. Estoy planteándome dejarlo para lectura reposada en casa, y coger algo más sencillo.

Os presento mi lectura actual


Título: Cartas a Palacio

Autor: Jorge Díaz

Editorial: Plaza y Janés

nº páginas: 558



Así comienza...


Puede que el día de tu boda sea el mejor de tu vida, aún no lo sé. Lo que te garantizo es que el día anterior no lo es.

Los martillazos llevan sonando desde primera hora en el palacete de los marqueses de los Alerces . Los carpinteros instalan el escenario en el que los músicos de la orquesta del hotel Ritz, contratados para la ocasión, amenizarán el banquete que los marqueses ofrecen mañana con motivo de la boda de su hija Blanca.


El principio no dice nada para lo que se esconde en estas páginas. Posiblemente comienza con la cara más amable, o con la que parece más amable, para ir subiendo la intensidad de la narración y acometer hechos más fuertes, o para suavizar menos amables. Y que me decís de la portada, me tiene completamente enamorada.


Y mientras escribía esta entrada he decidido disfrutar este libro como se merece, tranquilamente en el sofá, y para mis desplazamientos voy a coger otro más delgadito que me lo agradecerán mis sufridos hombros y mi maltrecha rodilla. Ahí va mi apuesta, que mata dos pájaros de un tiro, porque entra de lleno en mi reto 12 meses, 12 libros y al mismo tiempo cuidará mi salud, o la de mi aparato locomotor.

Titulo: El secreto de Ángela

Autor@: María López Castaño

Editorial: Temas de hoy. Th novela

Nº de paginas: 255



Así comienza...


Grand Hotel, Cantaloa, 1906


Había llegado al final del pasillo cuando se dio cuenta de que aquel joven no la seguía desde hacía rato. Ángela deshizo sus pasos por el corredor hasta alcanzar al mozo de enjuto rostro que permanecía tieso frente a una encrucijada de pasillos.

_ Aprieta el paso, muchacho, no tenemos todo el día.

El mozo agarro con fuerza el atillo repleto de útiles de albañilería y caminó tras ella. No quería volver a perderse, así que su cuerpo se pegó al de la gobernanta como un bulto molesto a su espalda. Ángela se arrepintió al momento del modo en que le había hablado. Una vez más, su tono seco y cortante había generado un miedo innecesario. Ahora tenía que aguantar y notar en su cogote el aliento del muchacho durante todo el camino.

No me dice mucho el principio, pero con pocas líneas una novela no te puede perder. La comenzaré salvo fuerza mayor mañana en el tren de las 6:45, espero que esta me sea más leve para el desplazamiento, el peso se reduce considerablemente. Ya os comentaré si he acertado en mi elección, en realidad no ha sido nada difícil porqué es la que tenía previsto leer para mi reto en  marzo y se quedó por el camino. Y ya os adelanto que me acerco a esta novela como a un lienzo en blanco a pesar de haber leído muchas reseñas sobre ella, porque yo no he visto la serie...


viernes, 28 de marzo de 2014

La familia: alojamiento con tensión completa. Señorita Puri

Me apetecía una lectura de puro placer, leer sin poner los cinco sentidos en la novela y porque no reírme un rato. Y eso que soy tremendamente particular para esto del humor, a todo lo más que he llegado con ese tipo de libros es a esbozar alguna sonrisa y en algunos títulos concretos todavía estoy buscando donde se escondía la gracia.

No es que en casa no tenga candidatos, pero por aquellos días salió al mercado La familia: alojamiento con tensión completa y pensé porque no... y así llegó un buen día a casa y le hice hueco enseguida. No puedo decir que me haya arrancado carcajadas, pero si sonrisas y alguna risa franca, porque en todas las familias se cuecen habas, pero la de Puri es de infarto, o quizás todas deberían verse en la misma tesitura para comprobar si son o no de infarto...

Aprovecho para deciros que es un buen libro para desconectar, lo que muchos lectores llaman libro desengrasante, permite pasar un buen rato sin más pretensiones.


La autor@:


Poca información es la que hay sobre ella, se llama Purificación García, nació en 1975, es cajera y tiene dos hijos. Imagino que como otros antes que ella abrió un blog en el que verter sus tribulaciones diarias en tono de humor, y alguna editorial se fijo en ella. Este es su segundo libro, el primero tiene un titulo sin duda sugerente Te dejo, es jódete al revés.


Sinopsis:

Este libro es tremendamente difícil de resumir así que os dejo la contraportada con la que la editorial Espasa nos tienta

¿Hay algo peor que organizar una boda? ¿Peor que aguantar al plasta de tu cuñado? Sí, organizar una boda con tu cuñado.

Después del desternillante éxito de Te dejo es jódete al revés, Puri se ve arrastrada a una aventura surrealista: montar una boda sorpresa con ayuda de toda su familia. Le tocará soportar las chifladuras y manías de un primo rapero que lleva pantalones cagaos, de una tía que va de pija pero se saca los paluegos con la uña meñique, de un tío cavernícola manazas que se cree electricista, de una madre que cocina croquetas de forma compulsiva, de un divorciado hiperactivo adicto a la teletienda o de una artista conceptual a la que le gusta que le echen macarrones por la cabeza.

Con estos y otros personajes, a cada cual más bizarro, y con la ayuda de sus amigas Yolanda y Simona, Puri echará mano de su gran sentido del humor para lograr que la boda sea todo un éxito.

Por desgracia, no sabe que los problemas no han hecho más que empezar...


Mis impresiones:

Nos encontramos ante un libro bastante simple en cuanto a estética, con tapa blanda y sin solapas, un poco más grande que un libro de bolsillo, pero con sus mismas prestaciones. Y como la protagonista de esta historia es la familia de Puri, tiene a bien esta regalarnos un árbol genealógico antes de empezar a leer, para estar situados en todo momento.

Comienzo reconociendo que no he leído el libro anterior, pero parece ser que Puri ha mejorado su posición dentro del super, ya no es una simple cajera, si no que regenta el departamento de atención al cliente... y parece ser que no esta muy contenta con ello. Además de esto luce una prominente barriga y espera su segundo hijo con todas las limitaciones de movimiento que ello conlleva y con todos los arrumacos maternos y consiguiente embutimiento de comida por aquello de que el niño tiene que estar bien alimentado.

Y si no tenía bastante con su progenitora, su suegra tiene unas manías un tanto peculiares, quizás impuestas porque se encuentra en México y solo puede comunicarse con su hijo y nietos a través del skype. Sin embargo eso son menudencias, si lo comparamos con la ingente tarea que se ha autoimpuesto.

Y es que desde pequeña siempre ha estado muy unida a su prima Ana, y esta ahora pretende casarse sin hacer ruido, porque la situación económica es más que penosa, no se puede permitir un traje de novia como a ella le hubiera gustado, ni una boda por todo lo alto, así que lo mejor es hacerlo lo más intimo posible y cada uno a comer a su casa.

Puri que es mucha Puri, decide que su prima no puede tener una boda tan triste, y decide organizarle un boda de ensueño, o al menos inolvidable, y no sabe ella hasta que punto será así. Para ello no tiene más remedio que involucrar a la familia y como todos andan con el cinturón apretadillo, cada uno contribuirá con lo que tenga y sepa.

Y así comienza el periplo de visita a los familiares para ir liándolos de mala manera y de paso ir presentando uno a uno a los miembros de una familia más que peculiar, pero bien avenida entre ellos que se muestra encantada con los planes de Puri.

El día de la boda.... bufff es de lo más enervante y al mismo tiempo divertido, pero tendrás que descubrirlo tú misma, seguro que después de leer este libro adorarás a la familia que te ha tocado en turno, y si la ves reflejada en la de Puri sabrás que no es única...

No se cuanto habrá de ficción y cuanto de realidad en esta historia, solo se que la autora se las ha ingeniado para hacernos reír o cuanto menos sonreír, y eso con los tiempos que corren siempre viene bien, de vez en cuando un libro de estos viene bien.

Se que suelo hacer un análisis de los personajes, pero creedme si os digo que no conviene, sobre todo porque descubrirlos tiene su gracia y de no saber nada de ellos depende en buena parte las risas que el lector se pueda echar, por eso vale la pena llegar a él sabiendo lo menos posible. Solo diré que están caricaturizados, que la autora saca de ellos su parte más negativa y la exagera y quien gana sin duda alguna es el lector, que puede reírse porque las situaciones so muy cotidianas y cierta manera puede verse reflejado.

Conclusión:

Poco más se puede decir de este libro, que cumple su principal misión que es entretener y hacernos pasar un buen rato y servir de desengrasante de esas otras novelas que exigen más atención por parte del lector.

Seguro que alguna de las situaciones que nos expone la señorita Puri te resultan familiares, creo que en ello reside en parte el éxito de esta historia, o de este tipo de historias.

Si te gusta la música puedes encontrar en Spotify las canciones que han inspirado el libro.

Y si tienes curiosidad por saber quien es la señorita Puri, aquí os dejo el enlace a su página web, allí podréis ir directamente tanto a la música de este libro como a la de Te dejo es jódete, al revés.

http://www.senoritapuri.com/

Si sois usuarios de twitter la encontraréis en @SenoritaPuri

Y en Facebook: www.facebook.com/senoritapuri

¿Os animáis a echaros unas risas?


Retos:

Libros musicales: FA

marzo: mes de la familia

25 españoles

sábado, 22 de marzo de 2014

El secreto de mi marido. Liane Moriarty

Llegué a este libro de una forma inesperada, no frecuento mucho las redes sociales, pero enero terminó para mí con poca fortuna y una lesión de rodilla que me está dando muchos quebraderos de cabeza y que ya me tiene algo harta y de mal humor. Por ese motivo he ralentizado el ritmo de las reseñas, no tengo ganas de escribir y podría decir que tampoco de leer, pero aunque menos todos los días le dedico un ratin.

Que no cunda el pánico son rachas, y las cosas llegan así, con todo llevo una buena marcha lectora que en nada se puede comparar a las supermáquinas de la blogosfera, pero tampoco lo pretendo. Pero como siempre me voy por las ramas y al final no vais a entender nada.

 Al verme confinada en la cama o en el sofá las horas se hacían muy largas,  leer, visitar blogs y reseñar terminaba siendo aburrido, con lo que había deseado tiempo para mí y ahora que lo tenía se me antojaba más un castigo que otra cosa. De esa manera volví a frecuentar  Facebook después de meses de no entrar, y allí me crucé con esta novela, parecía que me perseguía, su portada me hacía ojitos, por cierto a mi me parece preciosa, y muy clarificadora, y piqué, leí los tres capitulos que ofrece la editorial de cortesía y supe que tenía que leerla.

A los pocos días llegó a casa y me duró un suspiro. Sin embargo, encontrar la forma de reseñarla resguardando todo el atractivo y al mismo tiempo picaros el gusanillo para que la leáis, no me esta siendo nada fácil, y ha hecho que tarde más de lo previsto en ver la luz. Y es que esta novela es adictiva, pero cada cosa se tiene que saber a su tiempo, si se desvela antes puede restarle atractivo. Y menudo secreto guarda el bribón, capaz de poner del revés la vida de varias personas. Pero todo a su tiempo...

La autor@:

Después de investigar y con el poco de nivel de inglés que tengo y las desastrosas traducciones de
google, he decidido dejaros los pocos datos que ofrece la editorial Suma de Letras acerca de esta autora y si alguien se maneja bien con la lengua de Shakespeare os dejaré el enlace a la página web de la autora.

Liane Moriarty es autora de cuatro novelas: Three Wishes, The last Anniversary, What Alice forgot (Lo que Alice olvidó, 2010) y The Hypnotist´s Love Story, todas ellas publicadas con éxito en todo el mundo.

Bajo el nombre de L.M. Moriarty es asimismo autora de la serie para niños Space Brigade.

Liane vive en Sydney con su marido, su hijo y su hija.

Enlace a la página web de la autora: www.lianemoriarty.com


Sinopsis:

Nos encontramos ante una novela tremendamente complicada de resumir, por aquello de no pisar la emoción a un futuro lector, así que os dejo la que figura en la contraportada y que a mi me sirvió absolutamente de gancho, tanto que fui directa a esos tentadores primeros capitulos.

Todo comienza con una carta que no debería haber encontrado: "Querida Cecilia: Si estás leyendo esto, entonces estaré muerto..."

Imagina que tu marido te hubiera escrito una carta para que la abrieras después de su muerte. Imagina también que la carta contuviera su secreto más oscuro y mejor guardado, capaz de destruir vuestra vida juntos y también vidas ajenas. Imagina, entonces, que encontraras las carta mientras tu marido todavía estuviera en plenitud de facultades...

Cecilia Fitzpatrick lo tiene todo: lleva un negocio boyante, es un bastión de su pequeña comunidad y una esposa y madre abnegada. Su vida está tan ordenada e inmaculada como su hogar. Pero esa carta está a punto de echarlo todo por tierra, y no sólo para ella: Rachel y Tess, que apenas la conocen ni se conocen entre sí, también van a sufrir las devastadoras repercusiones del secreto de su marido.

Liane Moriarty ha escrito una apasionante novela que nos dará mucho que pensar sobre hasta que punto conocemos a nuestras parejas... y a nosotros mismos.

Mi opinión:

Con una sinopsis tan atractiva, y tras leer los primeros capítulos esta novela me tenía ganada, y eso que a priori no es el tipo de lecturas que me gusta y tengo unas cuantas en reposo por no haber sido capaz de captar la esencia. Supongo que esta tiene un factor que le falta a las demás, el suspense y la forma de dosificarlo y luego esa forma de sacudir los pensamientos y las reflexiones del lector.

Me gusta la forma en que la autora ha sabido introducirnos en la trama, y sobre todo que se haya valido de un tema como la caída del muro de Berlin para ir hilvanando la parte de la trama que corresponde a la familia Fitzpatrick, la de más peso a lo largo de la novela. Cecilia es el típico tipo de mujer que no me creo, tan perfecta que no parece de verdad, y es que en mis años de mamá a la puerta de la escuela en ocasiones he llegado a plantearme tantas cosas que suelo huir de ese prototipo de mujer, sin embargo ha habido momentos en que me ha sorprendido gratamente, en que ha desaparecido la supermujer y se ha quedado simplemente la mujer, con todos los complejos, todas sus dudas, todas sus tribulaciones.

Y es que los tres primeros capítulos sirven para eso para presentarnos a las tres mujeres en torno a las cuales va a girar la historia, una de ellas Cecilia va a llevar el peso , las otras dos van a ser victimas colaterales de ese secreto que guarda su marido, por eso el primer capítulo está dedicado a ella, a esa mujer ordenada, cuadriculada, madre de tres hijas preciosas y esposa de un hombre intachable, y esa vida perfecta se ve sacudida por culpa del muro de Berlin, y no creáis que exagero. Esther la hija de Cecilia se obsesiona cada temporada con un tema y ahora toca el muro, y Cecilia en su empeño por agradar a su hija recuerda que tiene un trozo de ese muro y lo busca en el desván encontrando una carta que no debería leer hasta que su marido falleciera. Y lo que esconde nunca debería haber salido a la luz.

La segunda mujer en entrar en escena es Tess, su vida transcurre a cuatro bandas, su marido Will, su hijo Ben, y su prima Felicity, esta última esta tan pegada a ella como si fuera una hermana gemela idéntica, desde niñas han estado juntas. Dejaron su Sidney natal para desplazarse a Melbourne y allí montaron una agencia de publicidad que gracias a los tres tiene un gran éxito, hasta que sucede algo en este trío que rompe la armonía y la confianza de Tess en su prima y su marido. En un arrebato coge a su hijo, hace las maletas y vuelve a Sidney donde volverá a su antiguo colegio y se encontrará con un ex novio.

Y nuestra última protagonista es Rachel, una mujer ya mayor, secretaría de colegio Santa Angela, donde estudian las hijas de Cecilia, donde se matriculara Ben, donde trabaja el ex novio de Tess. Rachel es una mujer solitaria que arrastra el drama de haber perdido a su hija de una forma dura y que su asesino siga en libertad. Una mujer que murió el mismo día que su hija, que fue incapaz de darle a su otro hijo el cariño que merecía y que solo se ve capaz de volcar en Jacob, su nieto. Cuando un rayito de felicidad alumbraba su vida, está empieza a nublarse.

Tres mujeres, tres realidades distintas, tres mujeres heridas, de comportamientos imprevisibles, y que en ocasiones me han hecho reflexionar, porque es verdad que nunca llegas a conocer a la pareja con la que convives, a los hijos, a los familiares, pero tampoco a uno mismo. Me he sorprendido pensando que hubiera hecho yo en el caso de que la vida me hubiera vapuleado como a ellas, y que encima sin apenas conocernos nuestros destinos se hubieran visto unidos por algo ajeno a nosotras Es difícil saber como habríamos actuado en su caso, a dos de ellas las puedo comprender aunque no comparto sus decisiones, a la tercera me cuesta más, pero hasta aquí puedo leer, no puedo contaros nada más.

El secreto se desvela bastante pronto, y después de provocar un tsunami y unas consecuencias un tanto imprevisibles y a mi modo de ver un tanto desproporcionadas en una mujer con un control tan imponente, comienza un tira y afloja con la conciencia, con los principios, con la moral, y con la felicidad de sus hijas y con la responsabilidad para con la sociedad. Hay cosas que jamás deberían descubrirse de la persona con la que compartes tu vida.

Y lo que se descubre es tan fuerte que salpica a propios y ajenos, no solo amenaza con destruir una familia perfecta si no que además afecta a seres inocentes, y tendrá un desenlace que equilibrara fuerzas, que también deja la partida en tablas. Pero si queréis saber de que estoy hablando la respuestas se encuentran entre las paginas de esta novela.

Estructura:

La novela se estructura en 56 capitulos,  que  a su vez trancurren en una semana, desde el lunes santo, hasta el Domingo de Pascua, toda una metáfora sobre la fugacidad de la felicidad, sobre los golpes que da la vida. Sobre la fragilidad de los principios y de la moral, sobre la profundidad del sufrimiento.

Muchos sentimientos condensados en sus 444 páginas, muchas horas de reflexiones, de pensamientos encontrados, de empatías y de reproches, una novela tremendamente adictiva contada en tercera persona por un narrador omnisciente, que combina a la perfección la narración y el dialogo, que dosifica el suspense, que nos da una vuelta de tuerca cuando pensamos que todo ha terminado y que acaba dandole razón al refranero español, pero perdonad si no os digo a que refrán me refiero, porque podría revelarlo todo con él.

En el epilogo final nos permite ver como sigue la vida después de que más personas compartan ese secreto.

Personajes:

Podría creerse por mi opinión hasta este momento que es una novela de tres personajes, sin embargo podría decirse que es una novela coral, en la que todos los personajes están tratados con mucho mimo, muy bien dibujados tanto física como sicologicamente, quizás el verdadero reto era esto último, y para mi logra con creces transmitir todos y  cada uno de los estados de animo por los que pasan todos los personajes, tanto principales como secundarios, porque todos a su manera son muy importantes, si el aleteo de una mariposa puede provocar un terremoto, cualquier personaje de esta  novela puede provocar un torrente de reacciones y también desencadenar tragedias importantes.

Podría decirse que todos ellos tienen vida, no son nada previsibles, quizá el que menos me ha llegado sea Willy, el marido de Tess lo veo como una barca a la deriva, movido por las olas de la vida, un poco como un pelele que no ha sabido la consecuencia de ciertas decisiones y que al final termina dejando escapar un tren para el importante...

Necesitaría horas y resmas de papel para analizarlos uno a uno, y supongo que os aburriría y a parte terminaría desvelando cosas que no debo. Mención especial para mi merece el Robert el hijo de Rachel, no imagino como debió ser crecer en esa familia después de la muerte de su hermana, con unos padres incapaces de reponerse a la perdida de su hija.

La bondad en una novela de este calibre la aportan los niños, tanto las hijas de Cecilia, que cada una de ellas a su manera son desencadentes del aleteo de la mariposa, y la frescura y la inocencia la aporta Ben y Jacob, el hijo de Tess y el nieto de Rachel.

Como podéis ver en un secreto oscuro que nunca hubiera debido salir a la luz podemos encontrar un poquito de optimismo, en una novela que carece bastante de él, porque las decisiones finales seguro que no convencerán a todos los lectores, unas serán más fácilmente asumibles y entendibles y otras sinceramente costarán, al menos a mi me han costado y por lo que he leído en otros compañeros creo que estoy en la línea mayoritaria.

Y a estas alturas creo que me he dejado fuera a John-Pol el marido de Cecilia, sin el no tendría sentido esta novela y sin embargo a mi forma de ver es el personaje más desaprovechado, eclipsado por su mujer, y convertido en un alma en pena una vez desvelado su secreto. Un hombre devorado por lo que esconde, que no sabe como reaccionará su mujer, ni si perderá todo lo que ha conseguido hasta ese momento.

El muro de Berlín:

Para los amantes de la historia y de las anécdotas, se nos ofrecen muchos datos, tanto de la caída, como de su levantamiento y los años en que dividió las dos Alemanias y los crimenes que propició y es que Esther, la segunda de las hijas de Cecilia no tiene otro tema de conversación y saca a colación en cualquier momento hechos ambientados en el periodo, y en el lado comunista de Alemania.

Su mente inquieta trae de cabeza a sus padres, porque tanta es la pasión que  pone en el tema que escoge, que termina aburriéndolos. También es la excusa para que Cecilia recuerde su juventud, ya que casualmente se encontraba allí la noche que cayó el muro, y también fue por esa época que conoció al que después sería su marido.

Sin duda será un aliciente más para la lectura de esta novela.

Conclusiones:

Sin ser una novela perfecta, El secreto de mi marido, ha hecho mis delicias durante los días que la he tenido entre manos. Me ha hecho pensar, reflexionar, meterme en la piel de los personajes, de todos y cada uno de ellos, incluso de los secundarios. Me ha hecho reír, indignarme, entristecerme e incluso en un momento dado llorar de rabia... muchos estados de ánimo para 444 páginas.

Os ánimo a descubrir que esconde John-Pol, como afectará a su familia y a su comunidad, y a terceras personas, y las decisiones finales que terminan zanjando el tema. Quizás el final es el que no me ha acabado de convencer, creo que tal y como se desarrollan las cosas no puede terminar de otra forma, sin embargo una en ocasiones cree en la justicia poética.

lunes, 17 de marzo de 2014

Perdida en...



Mientras me peleo con las reseñas de los dos libros que llevaba entre manos... sí por fin los he liquidado los dos, y ando a vueltas con el síndrome de la página en blanco, vengo a presentaros mis nuevas lecturas. Si de nuevo dos, porque una es débil y por si no tiene bastante en casa sigue pisando la biblioteca... en mi descargo diré que fui a buscar una lectura obligatoria de mi hijo para el IES. Pero no me pude resistir a pasearme por las estanterías, y allí estaba un libro al que le tenía muchisimas ganas, y no pude hacer otra cosa que llevármelo.

Terminado El secreto de mi marido, me apetecía cambiar un poco de tercio y me adentré en un libro que prometía darle una vuelta de tuerca a la muerte de la princesa Diana de Gales. Una novela de espías, de secretos y de juego poco limpio. Como no podía llamar mi atención, además era una lectura corta y me servía para aligerar pendientes.


Titulo: Puente  de Vauxhaull

Autor: Javier Sebastián

Editorial: Destino

Colección: Ancora y Delfín

Nº Páginas: 227



Así comienza...


En 1997 la hermana Loretta Maria Semposki, del colegio de Saint Mary, aceptó participar en un experimento sobre grandes memorias del mundo.

Lo primero que tuvo que hacer fue contar su vida. No hacía falta que siguiera un orden concreto, podía empezar por donde le diera la gana. Una alegría cualquiera para ir entrando en calor, los detalles habrían de venir más tarde. O, si no,  que hablara del año que se hizo monja, o de cuando le dijeron que sus padre se quedaría para siempre en una trinchera de Las Ardenas, ese día lloró mucho.


El comienzo la verdad es que no dice mucho, pero ahora mismo no puedo soltarlo, porque se ha puesto más que interesante.


Y el libro de la biblioteca al que le tenía tantas ganas...



Titulo: La tristeza del samurai

Autor: Victor del Árbol

Editorial: De bolsillo

Nº páginas: 415


Así comienza...


Barcelona, Mayo de 1981

Existe un tipo de personas que huye del cariño y se refugia en el abandono. María era una de ellas. Tal vez por esa razón se negaba a ver a nadie, incluso ahora, en aquella habitación de hospital, que era como una estación de final de trayecto.

Prefería quedarse mirando los ramos de lilas que le enviaba Greta. Las lilas eran sus flores preferidas. Intentaban sobrevivir en el jarron de agua con ese gesto heroico que tiene todo lo inútil. Cada día languidecían sus pétalos frágiles, pero lo hacían con elegancia discreta, con su color tornasolado.


Esta todavía la voy a empezar esta tarde, así que poco os puedo contar de ella, salvo que tiene muy buenas reseñas en la red