sábado, 15 de febrero de 2014

Matar a papá. Carina Bergfeldt

Cómo comenté en mi pataleo, en un primer momento este libro no llamó mi atención, la magdalena, el guante de color rosa, y esas gotas de sangre, no me decían nada. La sinopsis si que me resultaba atractiva. Pero la mayoría de los lectores sabemos que las editoriales no siempre hacen una sinopsis fidedigna, y al menos yo me he encontrado abandonando algunos libros, porque después de haberme seducido la sinopsis, el desarrollo tiraba por derroteros completamente distintos.

El que la escritora fuera nórdica tampoco era un punto a favor de la novela. Tengo que reconocer que a veces puedo resultar cansina, pero después del fenómeno Millenium busqué literatura nórdica, cómo si fuera imprescindible para que fuera una novela diez, de esa forma me topé con la reina de la novela negra nórdica, y me llevé una gran desilusión, aunque muchos lectores la consideran imprescindible, yo no pasé de su primera novela.

Puede que por ese motivo, me haya perdido algunas autoras venidas del frío que sean buenas, pero suelo huir como alma que lleva el diablo de ellas, sobretodo si intuyo mucho romanticismo en la trama. Las reseñas por las que me fui cruzando en la blogosgera fueron determinantes para que venciera mi reticencia, incluso para vencer ese pequeño escollo que suponía conocer un dato muy importante de la historia.

Creo que la autora ha realizado un muy buen trabajo, nos encontramos con dos tramas, una más adictiva que la otra, las dos negras, las dos interesantes, y el final de ambas nos deja un tanto noqueados.

La autora

Carina Bergfeldt nació en 1980 y creció en Götene, un pequeño pueblo en el centro de Suecia. Es
la periodista estrella del principal tabloide sueco, Aftonbladet. Ha sido galardonada con el Swedisch Grand Journalism Prize 2012, por ser la única periodista que se infiltró entre las víctimas de la matanza de Noruega, con quienes pasó la primera noche, y con el premio Arets Stilist, que reconoce la calidad estilística de su trabajo periodístico.

Sinopsis

Con gran minuciosidad, una mujer planifica la muerte de la persona que ha convertido su vida en un infierno, su padre. El macabro plan toma forma en una libreta cuya tapa muestra unas apetitosas magdalenas. Una nota en el frigorífico con las palabras "matar a  papa" le recuerda cual es el motor que impulsa ahora su vida.

Mientras el plan parricida avanza, se encuentra el cadáver de una mujer en un lago de la ciudad de Skövde; todo apunta a una muerte violenta. La inspectora Anna Eiler trabaja en el caso, pero no es la única: dos periodistas locales, Ing-Marie Andersson, y Julia Amliden, realizan su propia investigación.

Las tres tienen razones personales para resolver el asesinato, las tres esconden algo, pero solo una de ellas es capaz de preparar a sangre fría un crimen aún más atroz que aquel que pretende resolver. No podrás dejar de leer hasta que averigues de cual de las tres se trata.

Mis impresiones

La autora consigue cautivar al lector con las dos tramas, logrando que ninguna de ellas se imponga, restándole interés a la otra. Puede que el lector se sienta atraído en un momento determinado por una de ellas, pero siempre la autora consigue volver a ilusionarle con la otra.

Y ambas tramas son negras, porque si una de ellas intenta resolver un asesinato, la otra lo planifica a sangre fría, para ello conocemos al padre, un ser bastante indeseable, al que me hubiera gustado abofetear en más de una ocasión, un ser bastante odioso, que manipula a la gente que tiene cerca, la anula como persona, incluso la maltrata física y siquicamente. Toda una joyita que al final termina por desbordar la paciencia de uno de sus hijos.

En cuanto a la trama del asesinato, cuesta mucho empatizar con la víctima, conforme vamos leyendo descubrimos a una mujer bastante inestable, una mujer que no amaba a sus hijos, o al menos no era capaz de atenderlos, una mujer que no era cariñosa con su marido, que se había dejado vencer completamente de tal forma que se había vuelto egocéntrica.

Tres mujeres se dedican a investigar el crimen, tres mujeres que tienen mucho que esconder, cualquiera de ellas tendría arrestos para planificar un crimen porque fantasmas en el armario es lo que les sobra, pero solo una de ellas ha encontrado el motivo para dejar de ser víctima y convertirse en verdugo. De la misma manera y de forma paralela a la par que avanza la investigación dejamos de ver al cadáver como víctima y se nos va representando más como verdugo.

Nos encontramos ante una investigación un tanto inusual, porque aunque tenemos la figura de la mujer policía, esta no cuenta con mucho apoyo dentro del cuerpo, ni siquiera cuenta con el apoyo de su superior que decide hacer venir a un investigador de fuera para que se ponga al frente del caso. Y son las dos periodistas las que dando palos de ciego, comienzan a atar cabos, siempre van un paso por delante de Anna, porque esta es incapaz de interpretar las pistas.

Las tres mujeres están unidas entre ellas por lazos muy sutiles, Anna y Julia fueron amigas, un malentendido provoco su ruptura y aunque ambas desearían recuperar su amistad son demasiado orgullosas para dar el primer paso. Julia e Ing-Marie, son compañeras, trabajan en el mismo periódico y aunque sus mesas están contiguas hasta el caso del cadáver del lago Skövde a penas intercambiaban algún saludo.

Las tres tienen un motivo distinto para descubrir al asesino de la mujer, las tres necesitan saber la verdad para acallar voces interiores, y cada una por su lado intenta encontrar indicios que les lleve a conocer un poco más a la víctima y a su verdugo. Por eso muchas veces las periodistas le pisan el terreno a la policía y por eso muchas veces son capaces de sacar impresiones más efectistas. Y también por eso la relación rota entre Ana y Julia se resiente en lugar de acercarlas.

La novela me ha tenido en un estado de tensión constante, por un lado odiaba tanto a Valdemar, que necesitaba saber que iba a ser castigado, que la mujer que estaba planificando su asesinato con tanto esmero no iba a flaquear en el último momento, pero también he tenido momentos para sentir ternura, porque un niño siempre la inspira, porque un viudo es capaz de generarla y de la mano de la familia de la mujer asesinada he podido vivir un rayito de luz, y de esperanza, sobre todo la que llega a inspirar el hijo más pequeño, que es el que menos comprende la situación.

Hablar de los personajes en esta novela es muy complicado, porque son distintos en las dos tramas, y también en la vida personal de las tres protagonistas forzosas, porque si sabemos que todas tienen sus motivos y todas tienen fantasmas, es porque una narrador omnisciente que todo lo conoce nos va desgranando esos fantasmas.

Creo que no he sido sincera del todo, ahora me doy cuenta de que no os he dicho que cada una de las tramas tiene un narrador distinto, la de la planificación del crimen está narrada en primera persona, de ella solo extraemos datos muy básicos para comprender porque quiere matar a la persona que más debería querer en su vida, y a fe que lo consigue, comienza en la infancia ... y va avanzando hasta el momento en que toma la decisión. Pero no encontramos ninguna pista que nos lleve a poder imaginar cual de ellas es.

En la trama de la investigación del asesinato, es en la que como personajes principales tenemos a las tres investigadoras y luego a presuntos sospechosos, que van desde la familia a sus compañeros de trabajo, vecinos y cualquiera que haya tenido una relación con ella. Es precisamente aquí donde la autora aprovecha para darnos pinceladas sobre la vida privada de las tres, sobre sus fantasmas, sus miedos y la relación entre ellas, y es tan ambigua que cualquiera de ellas podría ser el monstruo.

Poco a poco todo va encajando desde los elementos de la portada que tienen un motivo de ser, hasta los fantasmas, las motivaciones de unas y otras para esclarecer el caso y la necesidad de librar al mundo de un ser horrendo. La resolución de ambas tramas es impecable, y sorprendente, la autora ha calibrado todos los factores para noquear al lector, ha sabido crear tantas pistas falsas que lo ha despistado hasta el punto de haber barajado varias resoluciones, y cuando ya el lector no sabe que palo tocar, de forma aséptica se resuelve, dejándole con la boca abierta.

Para mí Carina ha sabido insuflar aire fresco a la novela negra, ha sido capaz de hilvanar con arte dos tramas negras y que ninguna de ellas se comiera a la otra, los personajes están dibujados según la necesidad de la autora, unos de forma profunda como puede ser Valdemar, y otros de forma un poco más difusa para crear ese halo de misterio y suspense que envuelve a toda la trama.

A pesar de que es complicado he sabido y podido empatizar con Ana, con Julia y con Ing-Marie, tres mujeres muy distintas entre ellas. He odiado a Valdemar, he compadecido al marido de la mujer asesinada y a sus hijos, y no he sabido odiar al verdugo de esta, ni he podido sentir simpatía por la mujer muerta.

Conclusión

Una novela negra, muy negra, con dos tramas que se complementan, que en ningún momento se aniquilan. Con dos voces distintas para cada trama, primera persona para la que planifica la muerte de Valdemar, tercera persona y narrador omnisciente para la trama de la mujer asesinada.

La maestría de Carina para llevarnos por la mano de las dos tramas y que el interés no decaiga en ningún momento, ni se centre más en una que en otra me ha parecido magistral.

Estaré pendiente de esta autora, intentaré no juzgar por la portada toda una trama, y dejaré de investigar en el momento en que ya tenga claro que voy a darle una oportunidad, para que no me vuelvan a chafar una lectura.

Por si te queda alguna duda te dejo el booktrailer:





Reto


Cruce de caminos: negra y criminal




29 comentarios:

Mariuca BOLAÑOS dijo...

Tendré en cuenta tu recomendación, aunque e pasó más o menos como a ti y durante un tiempo e obsesioné con los nórdicos para la novela negra y terminé saturada.
Un saludo.

Quilu (Bibi) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Quilu (Bibi) dijo...

Me llamó la atención este libro cuando salió publicado por su portada. Pero no sé porqué lo dejé pasar y la verdad es que ahora me arrepiento de eso, pues creo que que gustará esta novela. Besos

Angela Leon dijo...

PUes a mi en general, si me gustan los nórdicos y esta novela tiene muy buena pinta. Me la anoto.

Bs.

Rebeca dijo...

A mí me pasa un poco como a ti, según qué portada (e incluso editorial) ya me imagino por dónde van los tiros y si intentan colarme una novela negra descafeinada. La "reina" que mencionas ya me imagino quién es y tú no has pasado de su primer libro pero yo es que ni siquiera eso, ni el primero; pero a lo que vamos, esta novela ahora sí me apetece por lo que has contado y porque sé que eres una entusiasta del género y si la recomiendas es por algo pero sigo pensando después de leerte que la portada no le va. Un besote.

LAKY dijo...

Al contrario que a tí, a mí me llamó mucho la atención cuando salió. Luego hubo alguna reseña que me enfrió pero últimamente las reseñas que han ido saliendo son positivas, así que me he vuelto a calentar jejeje
Besos

Margari dijo...

Por lo que cuentas, me atrae este libro. No me había llamado mucho hasta ahora.
Besotes!!!

David Gómez dijo...

¿Dos tramas negras? Jejeje, estoy pensando que los dos hemos leído el artículo del viérnes, así que no veas lo dura que tiene que ser la novela.
Me has convencido, de verdad. Creo que es de las tres voces puede dar mucho juego y más, en tu caso no, si no sabes la asesina. Suerte que no ha puesto 2 hombres y una mujer (jajaja, broma mañanera).

Sigo con la actualización, pero de momento pinta bien para ser reseña destacada.

Saludos

David Gómez dijo...

Esta reseña será destacada en la actualización (7) de Cruce de Caminos Negro y Criminal

Saludos

http://crucesdecaminos.blogspot.com.es/2014/02/la-fragilidad-del-neon-de-juan-laborda.html

Manuela dijo...

Lo leeré muy pronto y espero que me guste tanto como a ti, además...yo no sé quién es el asesino ;) Besos

Ginger dijo...

Yo también estoy un poco cansada de la novela negra nórdica pero creo que a ésta le daré una oportunidad.

Besos!

porlomenix dijo...

La tendré en cuenta para futuras adquisiciones,
besucus

Lesincele dijo...

Qué portada más curiosa! y me gustan mucho este tipo de novelas. La tendré muy en cuenta.
Un beso!

Ana Blasfuemia dijo...

Lo leeré, porque ya me parecía interesante ¡pese a ese cupcake!!

Saludos

Ana Ramírez dijo...

Ya había visto esta novela,pero me atrae pero no me atrae. Es contradictorio lo sé.
No sé, creo que no me atrae porque cuenta dos historias a la vez, aunque me gusta las novelas de misterios y esta parece serlo.
Creo que le daré una oportunidad.

Besos ^^

Zazou Bibliomaniaca dijo...

Me quedo con el guante rosa ensangrentado. Has conseguido que me parezca interesante.

MDolores dijo...

No conocía el libro pero me has abierto mucho la curiosidad. Lo apunto para futura lectura :)

Pilar González dijo...

Lo tengo en la lista y caerá pronto, es el tipo de novela negra que me gusta así que seguro que la disfruto. Un beso

samarkanda dijo...

Lo que llevo leído sobre este libro es muy positivo y, por eso mismo, hace que tenga mis reticencias. Tiene una trama bastante atrayente pero no me voy a animar a leerlo por ahora, prefiero dejarlo reposar un poco.
Un saludo.

Cartafol dijo...

Lo tengo pendiente en el kindle, lo compré el año pasado y aún lo tengo sin leer...a ver si me pongo con él rapido

Estefania dijo...

La verdad es que la tuve en las manos a puntitoooo de comprarla y al final no me decidí.. tendré que pensarlo de nuevo!
Besitos, Place of Dreams^^

Carax dijo...

Todavía estoy impactada con lo que te pasó con este libro... Me alero que lo recomiendes. A mi la portada tampoco me parece sugerente... Pero si dices de darle una oportunidad, se la daré
Besos

Elena:) dijo...

A mí me llamó la atención desde el principio, pero por el argumento. Me pareció original. Al ir leyendo las reseñas veo que así es, así que a ver cuando cae.
1beso:)

L.I.M dijo...

Una verdadera faena lo que te pasó con este libro pero me llevo de positivo el que a pesar de haberte reventado literalmente el final, te ha gustado igual y eso es algo muy interesante y difícil la verdad. Ya le tenía echado el ojo hace un tiempo debido a las buenas críticas que tiene.
Besos!

Kayena dijo...

Pues te digo la verdad, yo me encuentro esa portada en la sección de novela negra de una libería y salgo corriendo... Pero bueno, me temo que ya me la has vuelto a liar...

Un beso.

nosolo leo dijo...

hola esta quiero leerla porque a parte de que el género me gusta he visto reseñas muy positivas, yo la verdad que si fuera por la portada tampoco la habría leído, chao

Blair dijo...

Ya te comentaba hace nada por Ciao que aunque al principio no me llamaba nada este libro por el tema de la portada...bueno y por lo que al principio no te llamaba a ti realmente...después de leer tu reseña, no puedo menos que apuntármelo. Besos

Lorena Luna dijo...

Hola!! me gusta leer de vez en cuando este tipo de género. Gracias por la recomendación :)

Besos :*

Un Lugar Mágico

lammermoor dijo...

La verdad es que la portada es bastante pastelosa, nunca mejor dicho. Parece que luego resulta bastante mejor de lo que a priori nos imaginamos.
Después de un largo descanso de autores nórdicos, creo que estoy lo suficientemente desempachada para volver a acercarme a ellos. Vista tu buena crítica, la buscaré en la biblio ;)