lunes, 10 de febrero de 2014

Siete días de Gracia. Carla Gràcia Mercadé


Todo en esta novela llamó poderosamente mi atención. Primero que se tratase de una novela de corte histórico, ambientada en un período que al menos yo no tengo muy trillado literariamente, las llamadas revueltas de las quintas, o la guerra de los siete días. El lugar en el que se ambienta la novela, una ciudad a la que adoro, y a la que no me importa volver, Barcelona, y dentro de ella el barrio de Gracia, seguramente muy distinto a lo que es en la actualidad.

Por si no fuera eso bastante aliciente para mí, liderando esta guerra de los siete días, una mujer fuerte, Mariana, una mujer sin pasado, sin presente, y quizás sin futuro, una mujer valiente que lucha por lo que cree justo, al lado de quienes considera los suyos. Y paralelamente a esta revuelta, a este levantamiento de las clases más pobres en contra de la elección por quintas para la movilización, que desfavorecía a los más humildes, la historia de una familia aburguesada del s,XIX, una gran historia de amor, de desamor, traiciones, secretos y un hilo del que tirar que hilvanara ambas tramas hasta hacerlas coincidir en una misma.

Una novela nada previsible, que seguro sabrá conquistar a los lectores por la sencillez y sobriedad de la narración, en la que nada falta y nada sobra. Detrás de esta novela un trabajo impresionante de documentación histórica que de forma natural se funde con la trama.

La autor@:

Carla Grâcia  Mercadé es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la  Universidad Ramón
Llull. Después de realizar un posgrado en Gestión y Resolución de Conflictos, un MBA internacional, y de vivir un tiempo en Francia, Inglaterra y Estados Unidos, emprendió la aventura de dar la vuelta al mundo y fue en ese viaje donde descubrió la vocación por el oficio de escribir.

Ha trabajado para empresas nacionales e internacionales en el ámbito de la comunicación y de la formación, ha colaborado con distintos medios y dirige el programa de radio Plusvàlua sobre economía y valores humanos.

Se formó como escritora en l'Escola d'Escriptura de l'Ateneu Barcelonés y es profesora d'Etica en la Comunicación en diferentes escuelas de negocios y de Escritura creativa en el Laboratori de Lletres de Barcelona.

Tras la publicación de un libro de ensayo decidió dejarlo todo para retirarse a la montaña y acabar la historia que llevaba escribiendo durante más de cuatro años. Terminó siete días de Gracia, su primera novela, después de un año y medio de soledad y concentración.

Argumento:

La Revuelta de las Quintas de 1870 fue una de las tantas guerras que ha soportado un pueblo para rebelarse por leyes que únicamente protegen los intereses de unos pocos mientras truncan la vida de muchos.

El alzamiento tuvo lugar en varias ciudades de  España como Málaga, Béjar o Salamanca, pero en Cataluña fue más largo y sangriento. La villa de Gracia, cruelmente asediada por los cañones y las tropas que disparaban desde la calle Provenza y el paseo de Gracia de Barcelona, fue el principal bastión de la resistencia popular.

Cuenta la leyenda que una mujer sin apellidos ni pasado fue la voz del pueblo, y que, en el momento más cruel del conflicto siguió tocando las campanas de la torre, frente al ayuntamiento de Gracia, para mantener viva la lucha.

¿Quién era esa mujer? ¿Que la empujó a tomar partido en aquella guerra? Durante los siete días que duró el alzamiento, descubriremos la vida de Mariana y todos sus secretos.

La historia de una familia puede ser tan convulsa como la de un pueblo.

Mis impresiones


Estilo

Nos encontramos con una novela dividida en siete partes, tantas como días duró el conflicto y cada una de estas partes comienza con un documento de la época, recortes de periódicos, bandos, comunicados, para situarnos en el tema que va a desarrollar. 

Asimismo cada parte se divide en capítulos de duración variable, sin numerar, en el que se alternan las dos tramas, por un lado la del presente la que hace referencia a la revuelta y que comienza en los primeros días de abril de 1870, y por otra la trama del pasado, que en un principio se remonta tan atrás en el tiempo que parece que no vaya a tener ninguna relación con la que se desarrolla en el presente. 

Es precisamente esa trama del pasado la que más me ha enganchado, la que narra las visicitudes de una familia burguesa de clase alta en la Barcelona de finales del  s.XIX, una historia en la que los secretos son importantes y terminan por subyugar a sus miembros, en la que se cuece una gran historia de desamor en el matrimonio principal, un matrimonio de conveniencia que resultó ser muy complaciente para él y muy poco para ella.

Una historia de desgracias, las que se ciernen sobre la casa Lledó y a la que no son ajenas ni siquiera los niños. La señora Consuelo rota de dolor poco más que acoger a una niña puede hacer y criar a sus otros dos nietos. El señor Pacian más terco que una mula, se dedica a fabricar secretos, y tal como nos recuerda la señora Consuelo no merece la pena gastar energías en descubrirlos.

Y enmedio de tanta desgracia el amor florece entre dos chiquillos y el destino se encarga de hacerlos infelices, y desgracia tras desgracia se va desencadenando la vida de esta familia. Hasta que las dos tramas convergen en el presente teniendo como protagonistas a personajes de la trama del pasado.

La autora emplea un lenguaje sobrio, sencillo y sin florituras, en el que nada parece sobrar, ni faltar. La historia nos la cuenta un narrador omnisciente en tercera persona, un narrador que domina todos los frentes para que no nos falte ninguna visión, en ella tienen cabida los diálogos, y la narración con un balance bastante compensado.

Llama la atención la edición tan cuidada, tanto el interior de la portada, como en el de la
contraportada encontraremos un plano de la Barcelona de 1870, para que seamos capaces de seguir el recorrido que hacen los personajes y el asedio al que fueron sometidos. De la misma manera cuando la novela me llegó a casa por cortesía de la editorial iba acompañada de un plano pequeño y de uno más grande, replica del que podemos encontrar en el interior del libro, y que a mí me han sido de mucha utilidad en ocasiones para situarme.

Personajes

Hablar de los personajes supondría abrir un capítulo que podría resultar muy extenso e incluso aburrir al lector, me gustaría destacar unos cuantos, los que para mí son  más carismáticos, los que llevan el peso de la trama y a mi me han impactado sobremanera. Ligeras pinceladas, que forma muy sutil dará a conocer las virtudes o defectos de algunos personajes.

Mariana: Sin duda la mujer fuerte de esta novela. Una mujer que huyendo de sí misma y de la realidad que acababa de descubrir se refugia en el barrio de Gracia ejerciendo de costurera cuando había sido criada como una señora. Una mujer sin apellidos, sin presente, sin pasado porque se lo arrebataron y quizás sin futuro. Una mujer que se mantiene al pie del cañón dando ánimos cuando las fuerzas del pueblo desfallecían y que cuando todos deciden abandonar, se queda para dar tiempo a los que huyen.

Es el personaje a descubrir, un personaje que encontramos tanto en la trama del pasado como en la del presente, pero indagar más sobre ella supondría desvelar secretos que el lector debe descubrir a sus debido tiempo

Herminia: Amiga de Mariana y su compañera de piso, un personaje fiel a ella que no siempre ha actuado de la misma manera.

Amelia: La mujer que en un principio lidera la revuelta, la esposa del maestro Fabra, una mujer con un coraje increíble que cede el mando cuando es herida en las trincheras. Detrás de su rudeza de carácter se encuentra una mujer que lo ha perdido todo y no está dispuesta a perder más.

La señora Consuelo Lledó: que decir que he admirado a esta mujer a la que la vida bendició con un marido rudo y poco comprensivo, con unos hijos que se rebelaron a su manera y con unos nietos a los que le tocó cuidar. El coraje y la fuerza de esta mujer para enfrentarse a las adversidades hasta casi el final de su cordura son dignos de admiración. Una mujer que no callaba lo que no creía justo, a la que le importaban menos que nada las apariencias y que tenía que  transigir por un marido para el que lo eran todos.

Hasta aquí los personajes femeninos todos ellos con una fuerza inusual y una garra conmovedora, porque si bien los hombres eran los movilizados, quienes perdían a sus maridos y a sus hijos eran ellas.

En cuanto a los personajes masculinos destacar

Al señor Pacián: me ha costado mucho empatizar con este personaje y la mayor parte de las veces no lo he conseguido, estrecho de miras, apegado al dinero y al poder hasta el punto de poner en peligro la vida de su hija y la felicidad de sus nietos y de su mujer.

Marcial Lledó: No he llegado a comprender los celos que le profesaba a su hermano y tampoco porque se empeñó en algo que sabía que no podría conseguir. Es muy dificil que un amor no correspondido un día cambie de dirección. Porque vivir una vida de privaciones y de amargura... quizás sea el personaje más incomprendido por mí.

Félix Lledó: Es el gran perdedor de esta historia, si que es que hay uno, es el que más pérdidas acumula, la amorosa, la financiera, la de las propiedades, gracias a la jugada maestra de su hermano, puede quedarse sin nada, gracias a su egocentrismo perdió lo que más le importaba. Un personaje duro, que no transmite si no rechazo.

Y como contrapunto voy a poner al maestro Fabra: El marido de Amelia, un hombre justo que pudiéndose librar de las quintas decide afrontarlas, conociendo el destino que les deparaba a aquellos que marchaban. Un hombre que no dudó en hacer lo más justo, porque tenía unos hijos y debía enseñarles valentía.

Y son muchos más los que desfilan pero estos son los que a mí me han llegado más adentro, en el sentido positivo o en el negativo, que de todo hay. Todos y cada uno de los personajes están bien dibujados y bien definidos, algunos de ellos tienen personalidades muy complejas. A lo largo de la trama despiertan distintos sentimientos, hasta el punto de encontrarte montada en ocasiones en una montaña rusa de sensaciones.

Ya he reconocido al principio que la trama del pasado es la que más he disfrutado, quizás porque es más ágil y dinámica que la del presente en el que la incertidumbre de lo que pueda ocurrir hace que las horas pasen de forma muy lenta los primeros días, en los que la gente todavía se esta organizando.

Conforme avanzan los días la trama del presente va cobrando intensidad, también se van uniendo las dos tramas, Carla ha sabido hilvanarlas de forma amena y magistral haciéndolas confluir en un final nada previsible.

Conclusión

En siete días de Gracia he encontrado lo que le pido a una novela histórica, que me enseñe de manera amena episodios por mi desconocidos, ni que decir que si no llega a ser por Carla Gràcia seguiría sin saber de las revueltas de las quintas, sin conocer la injusticia por la que el pueblo se rebeló contra su suerte.

Pero además de conocer este episodio de nuestra historia, a través de la trama del pasado, llegamos a tener una radiográfía bastante completa de la forma de vivir de la alta burguesía de finales del s.XIX a través de las venturas y desventuras de la familia Lledó, en ella podemos encontrar de todo influencia, poder, secretos, intrigas, amor, desamor y conspiraciones. Y es que como bien reza en la solapa la historia de una familia puede ser tan convulsa como la de un pueblo.

Reconozco que la autora ha hecho un muy buen trabajo, se nota que se ha documentado, que ha sabido encontrar el equilibrio justo entre la ficción y la historia, y que ha dado con el tono adecuado para contarla, haciendo de ella una novela recomendable que a cada uno atrapará de una manera diferente, pero que sin duda no dejará a nadie indiferente.

Retos

25 españoles

Febrero: mes del amor

20 comentarios:

Carmenzity Martín Rodríguez dijo...

Jo, qué gustazo leer reseñas tan bien elaboradas y que te dan ese impulso para leer!!

Cita Franco dijo...

Tela con tu reseña... Yo no soy capaz de elaborar una crítica así.
Me has dado a conocer a una autora nueva para mi, y el libro, por lo que cuentas, es de mi gusto. Con lo cual, no hay excusa.
Besos
Cita

Mariuca BOLAÑOS dijo...

Se que voy a leerla. Escojo con mucho cuidado la novela histórica por un exceso de lectura de este género. Pero este periodo es bastante desconocido u creo que con tu reseña me has dejado claro que hay que leerla.
Un saludo.

susana palacios dijo...

Me ha encantado tu reseña, ya la tenía apuntada, ahora me has convencido, besotes!

samarkanda dijo...

Es la primera reseña que leo de este libro al que ya tenía echado el ojo y, pinta más que bien.
Un saludo.

Hojas de Alisio dijo...

Ya la tenía anotada...y con tu reseña caerá seguro !

Un besazo ;-)

Manuela dijo...

Qué ganas le tengo a esta novela, la leeré seguro. Besos.

Cartafol dijo...

Que buena reseña,a mi me ha gustado mucho el libro,saludos

La biblioteca de Seshat dijo...

Por la trama, la época y el lugar donde se desarrolla me llama la atención. Veo que además resulta ser una interesante lectura.
Muchas gracias por la reseña :)

Un fuerte abrazo,
Nimue

Angela Leon dijo...

Estupenda reseña Carmina. La tengo ya en mis pendientes y ahora tengo aún más ganas.

Bs.

L.I.M dijo...

Pues me llama la atención porque no he leído absolutamente nada ambientado en este suceso histórico, de hecho no recordaba ni su existencia. Además Barcelona me gusta y los libros protagonizados por mujeres luchadoras más.
Besos!

Margari dijo...

Fantástica reseña! Y segunda reseña positiva que leo hoy. Con qué ganitas me estáis dejando!
Besotes!!!

Shorby dijo...

Precisamente lo he apuntado hace un rato de otro blog, me ha llamado un montón la atención =)
Muy buena reseña!

Besotes

Paloma dijo...

Muy buena la reseña, tan elaborada que es un placer de leer.
Así si que te convence a leer el libro, que ganas.
Un beso.

Quadern de mots dijo...

La estoy leyendo y también me esta gustando mucho. Buena reseña!

Blair dijo...

Ya te comentaba hace un rato por ciao que tengo apuntada esta novela desde el otro día que la reseño Cartafol...y ahora tu no has hecho más que confirmar que seguramente sea una novela que me puede gustar. Besos

Ginger dijo...

Me parece un libro muy interesante así que me lo apunto para futuras lecturas.
Un beso!

Marisa G. dijo...

Últimamente no hago más que leer reseñas sobre este libro y siempre digo lo mismo, que me interesa por el episodio histórico que narra, totalmente desconocido para mi. Beoss.

Mientras Leo dijo...

Tiene muy buena pinta esta historia, me llama bastante la atención.
Una reseña espectacular, enhorabuena
Besos

Carax dijo...

Ya le tengo ganas, últimamente he leído varias reseñas y todas la ponéis muy bien. La leeré
Besos