martes, 4 de febrero de 2014

Volverán las naranjas. Xisela López

Tras el buen sabor de boca que me dejó el uso de las nuevas tecnologías en No pasa nada y si pasa, se le saluda, cuando  me cruce con Volverán las naranjas no tuve ninguna duda, quería experimentar con el formato como lectora.

Nos encontramos con un libro de formato original tanto en la forma como en el contenido, en la forma porque es un libro bastante pequeño, de no llega a 150 páginas, con unas tapas en cartón mate con solapas, bastante alejado de esas tapas en brillo que suelen ser bastante más atractivas, en la portada el peso lo lleva el título que refleja el color del cítrico al que hace honor, y un dibujo bastante tosco como de niño pequeño. Exteriormente es una novela que no llama nada la atención en un mundo donde una imagen vale más que mil palabras, o quizás por eso mismo.

En cuanto a su contenido, puede recordarnos vagamente a Contra el viento del norte, de Glattauer, aunque allí el protagonista eran los mails, pero digo vagamente porque solo la idea de chico conoce chica por equivocación, puede ser similar. Y es que en un mundo en el que ya no sabemos hacer nada sin la tecnología es fácil cometer equivocaciones, y precisamente un error es la base de esta bonita historia de amor que se desarrollará ante nuestros ojos, con una sucesión de sms.

Hoy puede parecernos que el sms es un anacronismo, sin embargo esta historia se desarrolla en 2008 y en entonces el wasap no era más que una ilusión, por lo que esta historia como twitter esta sujeta a la economía de caracteres y por lo tanto al ingenio de los protagonistas.

Adelanto que me ha gustado, que me ha sorprendido y me ha hecho reflexionar a partes iguales, pero ello mejor lo explico más adelante.

La Autor@:

Xisela López nació en La Coruña en 1979. Es licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y
cuenta con más de nueve años de experiencia en diferentes agencias. La podemos definir como una creadora de frases "Hay pueblos que necesitan gente y gente que necesita pueblos" (Aquarius); "Celebra el día de todos los bares" (Coca-Cola); "Hemos creado un banco de recuerdos para que ninguno se pierda" (Fundación Reina Sofía). Ha trabajado en otras campañas para Guilette o Flex.

Ahora es directora creativa de la agencia de publicidad Señora Rushmore. Volverán las naranjas es su primer libro escrito hace años  y olvidado en un documento word, hasta que su novio lo encontró y decidió llevarlo a editar y exponerla en una pequeña librería como regalo de cumpleaños. Meses más tarde cayó en manos de alguien de Espasa y ahora en las del lector.

Argumento:

Tras un accidente de tráfico los efectos personales de la pareja siniestrada llegan a la policía, allí Alex con alma de investigadora y toda una noche por delante investiga el móvil por si se hubiera producido una distracción al manipularlo que explicara la causa del mismo.

En su lugar se encuentra más de setecientos mensajes de sms intercambiados entre dos personas que llaman su atención, y contra todo pronóstico se convierte en espectadora de excepción de una historia de amor sujeta a la economía de caracteres y al abuso de puntos suspensivos. Dos desconocidos hablaran de aquello que les inquieta, compartirán confidencias y se irán haciendo indispensables el uno para el otro.

Mi Opinión:

Nos encontramos ante un libro escrito en dos formatos, la prosa narrativa cuando es Alex, la agente de policía, la protagonista y  nos pone en situación, y  los sms cuando los protagonistas son la pareja que los intercambia . De ella conocemos el nombre, Elisa, de él tan solo el numero de telefono 618 88 48 25. Una relación que comienza por un mensaje equivocado, ¿Y a quién no le ha pasado?, algunos de mis amigos virtuales son fruto de un mail equivocado, o de un sms al que contestas por error, equívocos que en ocasiones nos deparan sorpresas agradables,  y otras no tanto.

El sentido del humor es una de las claves de estos escuetos textos y es que ambos son treinta añeros con una vida laboral estable y  pareja estable, sin embargo ambos encuentran carencias en su vida de pareja, y es que la rutina va haciendo mella en el día a día. Así entre comida virtual y comida virtual aderezada con mucho humor comienzan las confidencias, hasta que se convierte en una necesidad el intercambio de un simple Hola. Me ha gustado el guiño que hace a la nueva cocina, esa que se adereza con nombres rimbombantes, que hace a veces complicado saber que estas comiendo o que estas a punto de comer.

Como toda relación basada en el anonimato, la magia se desvanece cuando la incógnita se despeja y aquí encontraremos el primer punto de inflexión en la historia, puesto que los sms cambian de tono y también la relación que ambos mantienen sin perder en ningún momento esa necesidad de seguir sabiendo el uno del otro. 

Seremos testigos de una relación que se desarrolla como una montaña rusa, con unos altibajos emocionales tremendos, mucho amor mal canalizado, y una situación que al menos a mí me desestabilizaría como persona. En ocasiones tenemos la sensación de estar lidiando con dos niños caprichosos que no saben muy bien lo que quieren.

Pero si el punto de inflexión de los sms constituye la primera vuelta de tuerca, hacia el final se producirá una más que dará a esta historia un final de cuento de hadas, al estilo y fueron felices y comieron perdices.

Reflexiones:

Comentaba al principio que esta historia me ha hecho reflexionar. Y es que hoy en día dependemos mucho del móvil, este se ha convertido en nuestra agenda, en nuestro álbum de fotos, nuestro despertador... en él almacenamos miles de datos y miles de relaciones. Y un buen día podemos perderlo de vista, e ir a parar a manos desconocidas que no sabemos el uso que pueden hacer de esta información.

Y es que no siempre todo lo que guardamos es tan inofensivo como una relación amorosa. Se que vamos a seguir utilizando el móvil como una prolongación de nuestra mano, sin embargo deberíamos asegurarnos de que no se pueda acceder fácilmente al contenido del mismo.

Conclusión:

Nos encontramos ante un libro escrito de una forma sencilla, la que marca la necesidad de concisión y el formato en el que se desarrolla. Los capítulos cortos favorecen la lectura, y tan solo nos durara un par de horas en las manos. Durante ese tiempo viajaremos en una montaña rusa de sensaciones, unas veces comprenderemos a los protagonistas, otras nos será complicado si nuestra historia difiere mucho de la suya.

Lo que si tenemos asegurado es un rato de entretenimiento y un formato fresco con el que desengrasar de temas mas complejos. Si como yo  os habéis preguntado por el título tendréis que acercaros al libro, porque tiene relación directa con los sms, y siendo un libro tan corto profundizar demasiado en él puede conducir a la revelación de datos que el lector debería descubrir por si mismo.

Si he logrado picar tu curiosidad te deseo feliz lectura, sin duda la acometerás en el mes por excelencia del amor, si es que crees en ello.

Retos:

25 españoles

Febrero: mes del amor

25 comentarios:

Blair dijo...

Jos ... no me llamaba nada la atención este libro...y ahora has hecho que me pique la curiosidad snifff tengo una lista enorme de pendientes jajaja Besos

El anaquel de Hypatia dijo...

En un principio este libro no llamó nuestra atención al verlo en librerías, quizá por lo que comentas de su tosco aspecto, pero las reseñas leídas hasta ahora nos hacen sentir ganas de leerlo!!!

Besos!

albanta dijo...

La verdad es que no espero nada más que entretenimiento de este libro. Lo tengo pendiente y si lo cumple me doy por satisfecha.

David Gómez dijo...

Pues mira que a mí los de amorios...pero me gustó Contra el viento del norte y creo que este también me podría gustar.

Y sobre la reflexión, estoy de acuerdo contigo, pero no queda otra con la cantidad de información que manejas en unos pocos minutos. Yo era anti poner notas de recuerdo en el móvil, pero este año si no me las pongo no me acuerdo de la mitad.

Lady Aliena dijo...

No hubiera leído este libro de no ser por tu reseña. Me ha encantado y me ha hecho conocer otra novela intereasnte.
Un beso.

susana palacios dijo...

Me llama la atención y ademas tiene pinta de ser entretenido, besotes

Carax dijo...

Me llama la atención, pero.no tengo grandes expectativas para el, tan solo divertimento.
Besos

Ismael Cruceta dijo...

Pues mi curiosidad sí la has picado, jejjee.
A ver si lo encuentro y me lo leo, sobre todo si es tan breve.
Así de antemano te digo que el planteamiento de que sean sms me echa para atrás, pero bueno... ya veremos.

besos!

Kayena dijo...

El argumento es curioso, lo suficiente como para que me hayas picado. Eso si, a mi en la reflexión no me pillas, porque si alguien tuviese que saber de mi por mi movil, lo llevaría clarinete.

Un beso.

Ana Blasfuemia dijo...

Creo que voy a esperar, aunque invitas a leerlo, pero el formato sms me echa un poco para atrás.

besos

La biblioteca de Seshat dijo...

En contenido es original, ciertamente, pero a mi este tipo de libros no me llaman mucho la atención >.< igualmente, gracias por la reseña ^^ muy completa!

Un saludo

Ilwën

samarkanda dijo...

Pese a la originalidad del libro no me llama mucho la atención y, de momento, no me voy a animar.
Un saludo.

Mariuca BOLAÑOS dijo...

Después de leer la sinopsis y tu reseña, se que no es libro para mi y si además te ha recordado de alguna forma a la de Glattauer, ya no me quedan dudas.
Un saludo.

L.I.M dijo...

Me llama la atención desde que lo empecé a ver por la blogosfera, me parece muy original la parte destinada a los mensaje y no me importaría leerlo la verdad, ta demás ya nos dices que es fresco y de lectura ágil. Lo buscaré.
Besos!

Margari dijo...

No me llamaba este libro, pero al final me has tentado... ¡Eres mala!
Besotes!!!

Cris Hocicos dijo...

No me llama

Un beso^^

Marisa G. dijo...

No me importaría nada leerlo. Me parece una lectura ligerita y amena. Besos.

Pilar González dijo...

De momento no me la llevo a la lista. Un beso

nosolo leo dijo...

gracias por la reseña porque no conocía la escritora pero parece interesante así que lo tendré en cuenta chao

mar dijo...

Lo apunto, quien sabe...

Angela Leon dijo...

Pues no sé. Los del Mes del Amor ya los tengo seleccionados y me ha costado porque no soy de leer este tipo de libros, pero el de Contra el viento del Norte me gustó y me hizo sonreir. Quizás éste me gustara.

Bs.

Filias Y Fobias dijo...

¡Qué curioso, hoy mismo en el periódico salía una reseña sobre el libro!
;) Lo pensaré-
Besetes

Elena:) dijo...

Creo que puede ser un libro entretenido, perfecto para desengrasar entre libros más densos. Me lo llevo:)
1beso!

LAKY dijo...

Lo leí ayer, día de San Valentín, en un ratito. Una lectura agradable y original
Besos

monserrat murga dijo...

El libro es muy bueno para un rato de relax :) algún otro libro de esté estilo que me recomienden?