viernes, 28 de mayo de 2010

La mecanica del corazon


Detrás de una portada hermosa con diferencia, se encuentra una fabula para adultos, sin moraleja explicita, y si mucha metáfora, quizás este libro a muchos le haya resultado indiferente e incluso no les haya gustado por no tener un mensaje explicito. Además de una lectora voraz, soy una apasionada de la escritura. La metáfora es una de las armas que manejo con soltura, y tiene una ventaja y es que generalmente la historia queda bonita, y una desventaja no todo el mundo es capaz de ver que hay detrás del texto y se queda en eso en un texto dotado de hermosura.


La mecánica del corazón, habla de amor, de desamor, de celos, de posesividad, o egoísmo, de corazones duros, y de otros dañados, de la confianza, de la falta de ella, y la excesiva credulidad y del escepticismo mas exarcebado y todo ello en un cuento en el que cuesta mucho de entrar y hacia mitad parece no avanzar porque sienta los cimientos de esa metáfora que se desvela con un final a mi entender un tanto apresurado, que es el que debía ser, porque no todos los cuentos son de color de rosa, y no todos los finales son perfectos.


Empecé el libro en infinidad de ocasiones y la ampulosidad de su retorica al principio, así como la excesiva fantasía, hacían que lo cerrara cuando sólo llevaba leídas cuatro o cinco páginas, sin embargo cuando me adentre en la metáfora devore las páginas, era incapaz de cerrarlo y me robo unas cuantas horas de sueño. El comentario que más he leído por los blogs es que no se creían la historia de amor de Miss Acacia y litlle Jack, yo puedo dar fe de que hay parejas de ese tipo, que no son tan extrañas, y que es ahí donde esta el peso de la historia y de la metáfora, hay fragmentos de una belleza inusitada.


Ella me pregunta si mis sentimientos podrían variar en caso se sustitución del reloj, o si simplemente se trata de un procedimiento mecánico. Una extraña malicia ilumina su voz, todo eso parece divertirla demasiado. Yo le respondo que la mecánica del corazón no puede funcionar sin emociones, sin aventurarme más allá, de todos modos, en este terreno pantanoso


Descubro la extraña mecánica de su corazón. Funciona con un sistema de concha autoprotectora ligada a la falta de confianza que la habita. Una ausencia de autoestima peleándose con una determinación más fuerte de lo común. Los resplandores que produce Miss Acacia al cantar son los estallidos de sus propias fisuras. Es capaz de proyectarlos sobre el escenario, pero en cuanto la música se apaga, pierde el equilibrio. Aún no he descubierto que engranaje tiene roto.

El código de acceso a su corazón cambia todas las noches. A veces, la concha es dura como una piedra. Por mucho que pruebe mil combinaciones en forma de caricias y palabras de apoyo, apenas consigo quedarme en la puertas de su misterio. Sin embargo, ¡me gusta tanto hacer crujir esta concha! Escuchar ese pequeño ruido que produce al desactivarse, ver los hoyuelos que se marcan en la comisura de sus labios y que parecen decir ¡Sopla!. El sistema de protección volando en dulces pedazos.


Podría rescatar muchos más fragmentos que me han impactado, pero los reservaré para mis perlas de la literatura, la lectura de este libro me ha reafirmado en el convencimiento de que no esta hecho para todos los públicos, como no es un libro para todos los públicos Firmin, o Seda... no todo el mundo es capaz de leer entre líneas, y no a todo el mundo le gusta no tener explicita la idea del libro. Sin embargo es una pequeña joya, o un perfume caro que viene en frasco pequeño y bellamente tallado, para disfrutarlo a pequeños sorbos una y otra vez, recrearse en la belleza de sus figuras literarias y para reflexionar sobre ese músculo dueño de todas las emociones que nos embargan, que goza y sufre a partes iguales, que es capaz de llegar al éxtasis y de morir de dolor, que a lo largo de nuestra vida amorosa sufre roturas y miles de cicatrices que lo endurecen, al que adornamos con miles de capas y conchas con combinaciones imposibles que sólo determinadas personas son capaces de romper.


Es un libro aconsejable para todo el mundo porque a quien no le han roto alguna vez el corazón. Quien no ha perdido un amor por no actuar de forma certera... Quizás el único pero sea ese final en el que se descubre la mecánica del corazón y que a mi me ha sonado un tanto apresurado, y posiblemente aunque conozco algunas Acacia, no las he sabido comprender nunca, y tampoco me he sentido afín al personaje. El pequeño Jack me ha enternecido mucho más.


17 comentarios:

Susana dijo...

Carmina, Uf, que suerte tengo, terminé el libro no hace mucho, y he de reconocer que me emocionó, tanto como este perfecto resumen y reflexiones que nos has regalado.

No es un libro que le hubiese recomendado a mi hija (con 14 años hay muy poca experiencia vital) fue ella, supongo que atraída por la portada, la que me lo quitó del escritorio y su conclusión, en general, ha sido esta: "no se puede andar con tantos miedos por la vida, no crees?".

Un buen libro para un debate literario.

Felicidades!

César dijo...

Me alegro que al final te gustara el libro.
Yo opino, como muchos, que la historia de amor es poco creíble y que Acacia es un personaje que no me caló.
Pero está claro que en el mundo hay muchas Acacias

Saludos

Isi dijo...

Bueno, pues a mí no me ha llamado la atención más allá de la bonita ilustración de su portada... pero con esta reseña me entran ganas, la verdad!

Luisa dijo...

Me quedo más tranquila al leer tu reseña! Me compré el libro hace poco y desde entonces no dejaba de ver comentarios que no lo ponían muy bien. Ahora tengo más ganas de leerlo. Besos.

Mararía dijo...

Yo no lo he leído aún, pero ya lo he tenido en mis manos más de una tarde, de esas en las que pasas por la librería a dejarte seducir... al leer tu reseña, me han entrado unas ganas locas... por cierto, la caratula del libro es preciosa... una delicia¡¡

Hilario dijo...

Una parte de mi me dice que debería leer este libro, pero es una parte a la que no suelo hacerle caso, pero que a veces me traiciona, y me hace avergonzarme de mi mismo.

Bookworm dijo...

Bueno, con lo que te ha costado leerlo, al menos me alegro de que al final te haya gustado tanto. Ya se lo puedes devolver a quien te lo dejó y poneros a compartir opiniones, porque si te lo prestó es porque seguro que le gustó tanto como a ti.
Un abrazo

Carmina dijo...

Susana me alegro de que tambien te gustara el libro. Yo tampoco lo veo un libro para una adolescente,pero si ella lo cogio voluntariamente, y ademas entendio el mensaje a las mil maravillas que más se puede perdir.
Creo que es un libro que da para un debate literario y tambien para que un buen profesor te explique todo lo que escondo detras de esa retorica, que mucho, pero tu hija lo ha resumido muy bien.

Carmina dijo...

Cesar a pesar de conocer muchas Acacias, el personaje tampoco me caló nada pero era necesario para explicar lo que queria el autor, tan necesario como ese reloj de cucu. Ese tipo de historias de amor por más que las veamos en la vida real no son para nada creibles. A mi lo que me ha gustado no es lo que cuenta, si no el artificio del que se ha valido para hacerlo

Carmina dijo...

Isi si lo lees ya nos contaras que te parece, pero tienes que tener claro todo lo que cuentan tambien los demás bloggers y lo que ire apuntando en los comments segun se tercie

Carmina dijo...

Luisa si lees comentarios sobre seda o Firmin, encontraras los dos extremos de la cuerda tambien, son libros que o gustan mucho o no lo hacen nada... A mi es que me gustan mucho las metáforas,por suerte se me da bien manejarlas tanto en la lectura como en la escritura, pero cogelo sin miedo, ahora cuesta entrar ehm

Carmina dijo...

Mararía la caratula del libro es una buena inversion de Marketing sin duda, mucha gente lo ha comprado por ella. El libro es para saborearlo, para bucear entre sus lineas y dejarse empapar de lo que el autor te quiere decir, en las canciones muchas veces tambien es la metafora la reina, y este autor cantante a la postre se ha sabido valer muy bien

Carmina dijo...

Si te soy sincera no se si es tu estilo de libros, ni si disfrutarias con su lectura o te parecería una cursilada más. Supongo que si algun día te pilla debil y escuchas esa vocecita que silencias nos contaras que te ha parecido

Carmina dijo...

Mertxe aunque parezca mentira había bajado tanto el listón las expectativas que tenía para con el libro que lo he disfrutado, pero porque he sido capaz de bucear entre líneas, incluso la hija de Susana ha sabido encontrar el mensaje oculto, esa moraleja no explicita. Sin embargo como he explicado más arriba no es lo que cuenta lo que me ha gustado si no la forma en que lo cuenta. En cuanto a la persona que me lo ha dejado no lo ha leido, si yo lo he hecho en tan pocos días es porque le apetecia leerlo. Me lo dejo porque le gustó a su marido, y la verdad es que conociendolo no se como le ha podido gustar. En fin que a veces los hombres nos sorprenden. En realidad me han parecido flojas las mismas partes que a ti y a la mayoria de los lectores, sin embargo le he visto cosas positivas y un final demasiado apresurado y poco cuidado, pero que dice lo esencial, sin artificios que puedan distraer de su verdadero fin.

sonia dijo...

me ha encantado tu entrada, justo vengo de otro blog donde no lo ponen del todo bien y casí lo había tachado y de repente me topo con la tuya! le daré otra oportunidad ;-)
Besos

Carmina dijo...

Sonia yo lo tenía descartadisimo, hasta que un dia me obligaron a llevarmelo a casa, dios los ojos de arrobo de aquella persona pidiendome que lo leyera que era precioso, y no porque ella lo hubiera leido, porque lo habia leido su marido, vamos que no supe decir que no. Se esta terminando el curso escolar asi que lo tuve que coger ya o ya, y la verdad es que me gusto, pero tienes que tener en cuenta lo que te vas a encontrar eh
besotes wapa

LAKY dijo...

Me pareció un libro muy bonito, real y metafóricamente hablando.
Un saludo