lunes, 10 de mayo de 2010

Puertas abiertas.


Después de que Ian Ranking jubilará al detective John Rebus, con quien ha compartido su vida durante 20 años había expectación ante su nueva novela. Esta ha sido Puertas abiertas y a mi parecer y sin conocer a su archiconocido detective la ha superado con éxito, aunque quizás eso lo podría decir alguien que haya seguido su trabajo más de cerca.


No es una novela negra convencional, porque no hay cadáveres, y tampoco es el punto de vista del investigador el que prevalece, podría decirse que el autor le ha dado una vuelta de tuerca a su producto y nos presenta el crimen desde el punto de vista de quien lo comete. Sin embargo ni siquiera los delincuentes son convencionales, son unos aficionados llevados por su amor por el arte, quienes de forma utópica creen estar haciendo un bien a la pintura, al liberarla de las cajas fuertes de los coleccionistas privados.


Argumento:


Un magnate de la informática, multimillonario y retirado que se aburre, un profesor de Bellas Artes algo impetuoso e irascible, un empleado de banca, nervioso e inseguro, conforman el grupo que Laura Stenton, directora de una casa de subastas denomina los tres mosqueteros. Al grupo se unirá un estudiante de Bellas Artes experto en copiar obras clásicas y añadirle su toque personal contemporaneo, y sin preverlo ninguno de los implicados un gángster de Edimburgo, antiguo compañero de colegio del multimillonario. Sin embargo lo que no podían prever ninguno de ellos era que el mafioso estaba siendo vigilado por la policía. El inspector Ransome se convierte en una pesadilla para ellos, y las cosas comienzan a complicarse cuando detrás de ese robo se descubre algo de dimensiones mucho más grandes que amenaza incluso con llevarlos a la cárcel o lo que es peor a una muerte segura.


No soy una entendida en pintura, y quizás por ello no haya sido capaz de disfrutar en profundidad de esta novela que destila una gran pasión por el arte, entre subastas de cuadros, galerías, y museos se desarrolla la acción que tiene quizás su punto álgido en el improvisado taller del copista de arte y el almacén donde se guardan los excedentes de los museos de Edimburgo. Una gran variedad de pinceladas, colores, técnicas, y belleza a raudales que adorna las paredes del First Caledonian, banco en el que trabaja Allan , o las paredes de la casa de Micke el multimillonario.


Los bajos fondos de Edimburgo son protagonistas de la mano del jefe de la mafia del lugar, a quien la policía tiene en su punto de mira, y también un grupo llamado los Angeles del Infierno que pretenden cobrar un alijo de droga que la policia le ha incautado. La acción principal del robo de cuadros se ve complementada por las vivencias del gángster, su entorno y sus problemas personales que terminan salpicando a todo el grupo de ladrones.


La novela comienza casi por el final, y digo casi, porque falta por conocer la resolución de la trama, sin embargo nos encontramos en los billares del gángster a casi todos lo personajes malheridos en un ajuste de cuentas, para pasar a relatarnos posteriormente el autor como se llega a esta situación. La novela avanza y casi no te acuerdas del principio hasta que te vuelves a encontrar con él y la resolución de forma magistral de la trama. Y sobre todo con un final abierto que quiere cerrar el cabo suelto que ha quedado a lo largo de la novela. Sin embargo digo que es abierto porque o bien ha dejado el camino abierto para una posible continuación, o bien quiere que sea el propio lector quien imagine que es lo que pasa a continuación. No puedo seguir divagando a riesgo de dar algún dato que de al traste con la lectura del libro.


No será la última novela que lea de este autor, en la estanteria de casa me espera Black & Blue, esta vez si protagonizada por el dtective Rebus, de quien en Puertas abiertas podemos encontrar una velada alusión que para los profanos en la materia como una servidora, se aclara en la nota a pie de página, bien por el autor, o por el traductor


Me ha parecido una novela interesante, aunque suerte que yo soy más bien abstemia, si no seguro que con la lectura de esta obra hubiera ingerido cantidades ingentes de wisky y fumado una cajetilla tras otra de cigarrillos rubios. Cuanto vicio suetlo por las calles de Edimburgo, ciudad que conoce a la perfección el autor, y cuanto wisky a raudales corre por sus páginas, aunque por lo que he leido sobre el autor es una constante en su obra.


15 comentarios:

sonia dijo...

no había oído hablar del escritor y no me he leído hasta ahora nada de esta colección de novela negra que esta publicando RBA, yo creo que ya tienes varias reseñas de este sello y te han gustado, así que me tengo que estrenar, lo que no se es cuando podré :-(
Besotes guapa
p.d. yo soy ex-fumadora así que no sé si leermelo...jejeje

Carmina dijo...

Sonia si me he leido unos cuantos de esta seleccion que ha hecho RBA de novela negra, y me han gustado todos, se han esmerado mucho creo yo. Cuando puedas y sin prisas si te gusta el genero pruebas.Hija mia pues yo te aconsejaria que probaras con otro, porque anda que las destilerias de Edimburgo y las tabacaleras con este hombre agotan existencias, que barbaridad, vamos algo parecido a lo que pasaba en las novelas de Larsson con el cafe y los emparedados, pero con algo que crea mucha mas adiccion

sonia dijo...

oído cocina, probaré con otro no vaya a ser que vuelva a caer en el vicio...jejejeje
por cierto he cambiado el look al blog, pásate y me cuentas que te parece, es q me apetecía ya desde hace tiempo y al veros a los demás me ha entrada envidia "sana"
Besotes gordos guapa!

Carmina dijo...

Ya me he pasado por alli un cambio precioso, en cuanto a la novela hay miles de la serie negra si eres exfumadora mejor coges otra, si

Caiguar dijo...

Ya he apuntado este libro en mi lista de libros interesantes que buscar.
Me ha interesado sobre manera.
Muchas gracias. Seguiré hojeando por aquí.
Hya un libro de detectives muy bueno llamado "ciudad de cristal" de Paul Auster. ultra recomendable es muy pequeño, en un día lo acabas.
Saludos

Bolzano dijo...

Ya te comenté que había leído la primera novela del Rebus y que no era para tirar cohetes en comparación a otros autores de novela negra.

Creo que no leeré esta novela que nos presentas hoy visto lo visto.

Saludos

Carmina dijo...

Caiguar gracias por la recomendacion tengo pendiente de leer a Paul Auster pero como es un autor bastante nutrido en mi biblioteca y veo que los libros casi siempre estan disponibles cojo antes las novedades y sigue pendiente, pero le hare un hueco, aunque por corto que sea yo no puedo leer nada en una tarde no dispongo de tanto tiempo seguido para leer

Carmina dijo...

Bolzano supongo que cuando hablas de la primera novela del Rebus te refieres a Black and Blue, que en realidad es la primera traducida, no la primera que escribio. Yo la tengo en casa pendiente de lectura, pero supongo que caera este verano, cuando no tenga tantas posibilidades de acercarme a la biblioteca. Yo esta novela la veo diferente, por el enfoque que utiliza, pero caramba con las costumbres escocesas deben haber destilerias a tuti plen para abastecer a tanto bebedor de wisky

Lectora de tot dijo...

Yo no he leído nada de este autor y parece que ésta tiene buena pinta... me la apunto, veeeeeeeeeeeeeenga!;)

Carmina dijo...

Inma a este paso te veo con un plan increible como el nuestro, de esos imposibles de cumplir

Luisa dijo...

De la colección de novela negra de RBA, he leído las 3 obras publicadas de Arnaldur Indridason y tengo pendientes un par de Dennis Lehane, pero a este autor ni lo conocía. Habrá que probar...

bibliobulimica dijo...

yo no conozco al autor, pues debo decir que la novela negra no ha sido lo mío durante varios años...hubo un tiempo en que si leía. Pero tu reseña me ha hecho que lo apunte en mi plan infinito ¡gracias Carmina!
un beso,
Ale.

Lectora de tot dijo...

CARMINA, imposible, imposible!!! jajajaja

Carmina dijo...

Luisa yo no he probado ninguno de los dos que tu comentas, habrá que hacerlo algun día pero paso a paso

Carmina dijo...

Ale yo siempre he sido lectora de novela negra, llegue a empalmar tantas que nada me llamaba la atencion, empece a intercalar libros cuando vi una noticia que me tendría que haber escandalizado y a mi me dejo indiferente, pero me gusta el genero niña que le voy a hacer, pero como verás ahora leo tambien mucho de otras cosas, aunque ultimamente el genero me ha vuelto a atrapar