jueves, 13 de mayo de 2010

¿Los clásicos al paredón? o ¿condenados al ostracismo?


En mi época de estudiante leí muchos de los clásicos que hoy tengo en mi haber, libros que en muchas ocasiones me llegaban de tercera o cuarta mano, y vete tu a saber si no más, y que estaban amarillitos unas veces y muy bien cuidados otras, y que yo devolvía en el mismo estado en que me llegaban, lo que fuera por aligerar la ya pesada carga monetaria que mis padres arrastraban conmigo entre los libros obligatorios y los que compraba por devoción. Supongo que mi época de estudiante no fue muy distinta de lo que habrá sido la de muchos lectores de este blog.


Sin embargo en los últimos años y con el nuevo sistema educativo, que ayer trataron de explicarme sin mucho éxito, porque no llegaron a convencerme que era mucho mejor que el que ya había en mi tiempo, a los niños se intenta no forzarlos a leer cosas que podrían no ser de su agrado y podría llevarles a abandonar los estudios. Me quedé con los ojos como platos, aunque la verdad es que ya sabía que en los últimos tiempos los niños solían leer bestsellers más que otra cosa.


A principios del curso escolar, mientras disfrutaba de una sesión de tintado en la peluquería, léase la sorna que imprimo al comentario, la hija de la peluquera a la sazón estudiante de tercero de ESO, interrumpió mi placentera lectura para preguntarme que libro escogería yo entre los que le habían propuesto en el instituto para el primer trimestre. Incauta yo pensé que habría algún clásico, sin embargo cuando me cantó la lista, debió ver mi cara de perplejidad, porque me dijo, ay no me digas que no te has leído ninguno y ni siquiera te suenan.


Y tanto que me sonaban, Los hombres que no amaban a las mujeres, La catedral del mar, y Sentido y sensibilidad, ante una oferta tan variada tuve que preguntarle a la muchacha que esperaba de su lectura, y entonces quizás podría aconsejarle uno.... a lo que ella me contesto, uys yo no espero nada, tengo que leerlos y ya esta. Respuesta para mi desconcertante donde las haya esa es la verdad, así que comencé con mi perorata, si quieres algo que se lea sin más y tenga su dosis de emoción e intriga pues yo cogería el de Larsson, ahora bien tiene un buen montón de páginas, La catedral del mar es preciosa, pero no es tan entretenido de leer como el de sueco y tiene menos hojas, y sentido y sensibilidad quizás sea al que más atención le vas a tener que prestar para captar su esencia pero también es el que menos páginas tiene.


Después de mi lección magistral y de dejar bien claro que si me los había leído, la niña toda compungida me soltó, pues ya está claro cojo el más largo porque posiblemente también será el que me leeré más rápido, teniendo en cuenta que tiene que caer en menos de una semana. No pude reprimir mi ironía y le dije mujer también yo tuve que leer los dos tomos de El Quijote en castellano antiguo en menos de quince días y no me he muerto... ahí los ojos de la chiquilla se abrieron como platos....


Ayer después de casi hora y media de charla con el sicólogo del IES, en los que intento según él quitarnos el miedo escénico que los padres sentíamos ante el cambio de etapa de nuestros hijos, encontré la razón por la que los clásicos no se estudian en secundaria hasta que ya es bastante tarde, y es por que la ESO es una etapa terminal y propedéutica... tremendo palabro se han sacado de la manga por dios.


Es terminal no porque nadie la palme cuando cumple los 16 años, si no porque el niño puede elegir salirse del sistema educativo para buscar un empleo, siempre y cuando haya superado un graduado en ESO porque si no claro lo lleva con los tiempos que corren. Y es propedéutica, porque sirve de trampolin hacia el bachillerato y los módulos de oficios para aquellos que quieran formarse más. Continuaba de esta manera el sicólogo se tienen que integrar ambos mundos, porque si alguien no va a seguir estudiando que sentido tiene que se le den ciertos contenidos, y si lo va a seguir haciendo se le introducen más tarde.


En lenguaje llano que todos comprendemos, se tiran cuatro años viviendo de rositas y al llegar a bachiller les dan un buen golpe porque los tienen que recuperar en tres trimestres. Y ahí es donde los que han elegido humanidades empiezan a leer algún clásico. Y digo yo tan traumática resulta la lectura de los clásicos para los jóvenes de hoy en día?, ¿Tan fuertes eramos nosotros?, al menos yo leía un autor por movimiento literario que estudiaba, cuando no dos, y no siempre por propia voluntad.


El paso de mi hijo a la ESO reconozco que me esta dando muchos quebraderos de cabeza, quizás por los dimes y diretes que circulan por los pasillos y a la puerta de la escuela, las experiencias de otros padres y las charlas en las que he coincidido con padres de niños que ya han vivido su primer año de experiencia, he volcado mis tribulaciones en mi otro blog, al menos me ha servido un poco de desahogo.


Pero me lleva a plantearme que problema representan los clásicos para los jóvenes de hoy en día, mi hijo si ha leído a algún autor clásico ha sido por inicitiava propia, en el colegio les ponen libros muy actuales que estimulan la picaresca de los niños, porque no habrán leído el Lazarillo de Tormes pero han desarrollado a la perfección el manual del pillo.... y digo la estimulan porque para unos suponen un insulto porque se leen todo lo más en una hora y a otros no les merece la pena su lectura y se copian los cuadernos decompresión lectora de los compañeros o copian el argumento del libro y los que han desarrollado másla picaresca de internet, donde no hace falta recordar que abundan las reseñas de ciertos libros.

28 comentarios:

Bookworm dijo...

Cómo van a saber si la lectura de un clásico es traumática si ni siquiera lo intentan. Por favor, no me puedo creer que obligar a leer un libro a un alumno vaya a impulsarlo a dejar los estudios. Anda ya! Lo que ocurre que es más cómodo no discutir con ellos y que elijan algo que pueda sonarles medianamente. Ya puestos me asombra que entre las lecturas que les dieron a elegir no estén los de Crepúsculo.
De verdad que me he has dejado alucinada. Chica yo también leí El Quijote, y La Regenta y Pedro Páramo y muchos más y aquí estoy, créeme que algunos me apetecía leerlos igual que tener un dolor de muelas, sobre todo porque había que combinarlo con horas de estudio de otras materias y el tiempo se evaporaba, pero estoy orgullosa de haberlos leído, porque sinceramente al final todos ellos me gustaron y si no llega a ser por esas recomendaciones de mis profesores seguramente nunca hubieran llegado a mis manos. Conservo todos ellos como oro en paño, desde luego.

Por cierto la palabraje "propedéutica" me ha dejado muerta. Jamás había oído eso en mi vida de estudiante, pero a lo mejor es que es muy nueva y yo ya voy quedándome antigua. ¡ja,ja!

Besotes

loquemeahorro dijo...

Qué tema más espinoso, por una parte soy la defensora número uno de los clásicos y me duele ver que parece que nadie los lee (adultos, digo), y que todo el mundo se apunta al último bestseller y de ahí no se les saca.

Respecto a si hay que leerlos o no en el instituto, pues no sé... por una parte sí, y por otra parte intentar que un muchacho que no se ha leído ni siquiera "Teo va al Zoo", se mastique El Quijote, lo veo chungo.

Yo siempre digo lo mismo, que el lector se hace en la infancia y también que hay muchas estrategias para incentivar la lectura, que no creo que pasen porque tengan que leer "Los hombres que no amaban a las mujeres que conocieron en las catedrales con pilares en la tierra".

Quizá deberían incidir más en Jane Austen que es breve (como bien dijo la chica) y que mantiene el interés para el público de hoy en día (no hay más que ver la de versiones cinematográficas que hay), y que entiendo que es menos duro que "La Celestina" (que a mí me costó Dios y ayuda)

Lo de que el que no vaya a seguir estudiando no deba recibir según qué contenidos (o sea, cultura), sencillamente me pone enferma, de forma literal.

Elwen dijo...

Que en plena edad del pavo los clásicos nos resulten un peñazo es indiscutible. Lo siento, es así, aburren hasta decir basta y acabas odiando la lectura. Ahora, la labor está en coger los más ligeros o que tengan puntos de humor. Nosotros leímos bastantes obras de teatro mezcladas con otras lecturas: Las Crónicas del Rey Pasmado, La dama boba, la casa de bernarda alba, la conjura de los necios, las leyendas de bécquer, el perro del hortelano... Todos ellos forman parte hoy de mi biblioteca y les tengo mucho cariño pero no quiero pensar qué hubiera sido de mi si a mi profesora se le ocurre obligarme a leer El Quijote.

Isi dijo...

Pues qué quieres que te diga; si esas hubieran sido las lecturas a elegir en mi paso por la ESO, estaría encantada! Además pudiera ser hubiera leído por mi cuenta!
Yo sigo pensando que los clásicos son para los adultos; no son lecturas para niños ni para jóvenes, más que nada porque cuando los lees de pequeño, no te enteras de nada. Toda la historia te la tiene que explicar el profesor.

Bolzano dijo...

Creo que tendría que existir un equilibrio entre lo clásico y lo nuevo.
Algunos libros que hacen leer son un insulto para el intelecto. No lo fácil es lo mejor.
Estoy de acuerdo con que lean el Quijote, aunque no sé a que edad.
Y también un Murakami, jejejeje.


Saludos

Hilario dijo...

¿¿Una niña de 16 años que le mandan leer "Los hombres que no amaban a las mujeres"?? ¡Donde hemos llegado! ¿Soy el único al que no le parece una lectura para menores de edad?
Sobre lo otro, en parte me parece bien que los chavales lean libros más adaptados a sus gustos, pero con un poco de criterio por favor. Al final y al cabo, lo interesante es que le cojan afición a la lectura.

Ismael Cruceta dijo...

Mujer no te preocupes que no es tan traumático esto de la Eso, que justo soy de los que la iniciaron y aquí estoy vivito y coleando, y licenciado y todo, jajaja!! y también me lei el Quijote y el cantar del mío cid en castellano antiguo (aunque te reconozco que con el segundo casi muero, te lo juro). yo si fuera profesor, menos traumas y menos m***** (me ahorro palabras de mal gusto) y más leer clásicos y contemporáneos, les obligaba a leer lo que hay que leer, incluido Cid y todo, y por supuesto, también lecturas más actuales, pero vamos, ni se me pasaría por la cabeza mandarle a mis niños de 13 o 14 años Los hombres que no amaban a las mujeres... ¿pero que invento es esto?

ps. Suerte van a tener los jovenes españoles de que no tengo intención de ser profesor... por ahora... JAJAJAJA

bibliobulimica dijo...

Me ha gustado mucho tu entrada. Creo que los jóvenes deberían leer lecturas más acordes a sus intereses y dudo mucho que los hombres que no amaban a las mujeres sea intersante para este grupo en especial...pero vamos, hay de todo en la viña del Señor.
¿La selección los hará mejores lectores, más enganchados con leer por placer? habrá que esperar para ver qué resultados tiene este enfoque...

Un beso,
Ale.

Olina dijo...

Hola guapa, todo cambia, ya nada es como antes, que pases buen jueves, besos

sonia dijo...

yo coíncido con Bolzano, tiene que haber un equilibrio entre uno y otro, hay libros de literatura clásica que a mí que me encantaba leer me parecían tremendamente aburridos con 15 años, pero en cambio había otros que me gustaron mucho y fomentaron mi amor por la literatura, además añado que Los hombres que no amaban a las mujeres no es un libro para un adolescente sino para un adulto

Carmina dijo...

Booki por lo visto si un niño lee, pues le puedes meter de todo pero si no le creas un trauma que lo dejas sentado, en fin de 23 niños que hay en la clase de mi hijo solo el es lector o devora libros, unos quince leen cuando la maestra impone el libro, y el resto desarrolla todo tipo de picaresca, incluso pagar porque le hagan los deberes, con 11 años em parece terrible. En fin que los politicos sabran yo creo que hay clásicos infumables y otros más llevaderos esta en que el profesor sepa aconsejar bien a sus alumnos, ya te digo que yo me tuve que leer verdaderos clasicos algunos para mi infumbles y desde que tuve 10 añitos porque en mi cole con eso eran muy estrictos y alli andaba yo con el cantar de mio cid y otros por el estilo.
En cuanto a la palabreja de marras yo tampoco la habia oido nunca y me dejo igual de muerta que a ti, ademas no le vi sentido a casi nada de lo que me conto y en un inciso asi se lo hice saber cuando ya solo quedamos alli las incondicionales de siempre

Carmina dijo...

Loque yo he leido clasicos por mi cuenta, pero porque me inocularon el gusanillo en el instituto, si no para que vamos a negar que la gente lee lo que le meten por los ojos, los oidos y por vena y eso para que engañarnos son los bestsellers y yo tambien he leido y leo, y me gustan porque de vez en cuando necesito algo ligerito que se lea solo. Supongo que es el profesor el que tiene que saber que puede interesar al alumnado y sobre todo ninguna de las novelas que se les ofrecieron a esos chicos me parecio adecuada, ni siquera la de Jane Austen que yo tuve qu leer dos veces para sacarle el jugo porque no me enteraba de las cosas.
El lector se hace en la infancia sin embargo pocos niños leen, y los pocos que lo hacen la mayoria de las veces son tachados de niños raros... a mi hijo en el colegio todos los libros que la maestra le ha ofrecido ninguno le ha llamado la atencion, de hecho con algunos se ha aburrido soberanamente y no te digo nada de sus compañeros. En cuanto a Jane Austen querida sera mas ligera que la Celestina, que tambien cuento en mi haber, pero tampoco la veo adecuada.
Esa misma cara se me puso a mi, de vinagre cuando oi que si no van a seguir estudiando para que darles ciertos contenidos, creo que el sicologo lo noto porque evito mirarme el resto de la charla

Susana Hernández dijo...

El conde Lucanor y El lazarillo de Tormes han estado entre las lectura obligatorias de mi hija este año (3º de la ESO), desde luego a ella no le voy a recomendar, ni le han recomendado ninguno de los de la lista de la hija de tu peluquera. Creo que esos ya les llegan a través de los medios de comunicación.

Desde el departamento de literatura del instituto, naturalmente se le han ido recomendado otros muchos libros como “El niño con el pijama de rayas, La vida en la puerta de la nevera, El incidente del perro a media noche y El contador de arena (recomendados por el departamento de matemáticas), El frío modifica la trayectoria de los peces, Con vistas al cielo, La mano de la momia, El retrato de Carlota o “clásicos modernos” como Rebeldes o el Diario de Ana frank” (Entre otros) todos ellos muy buenos y adecuados para educar en la lectura, y por supuesto poesía clásica y actual.

Yo lo que creo es que hay que saber despertar su curiosidad en la lectura, y para eso en en muchas ocasiones incluso hay que personalizarla.

Estoy segura de que un buen profesor/a de literatura puede hacer de la lectura del lazarillo, o del Quijote una delicia.

Una vez más, Carmina, un gran tema sobre el que debatir.

Un abrazo!

masteatro dijo...

Es patético, ¿qué cultura general van a tener los hombres y mujeres del mañana?

Precisamente se llama cultura general porque es aquélla que deberíamos tener todos más allá de las opciones profesionales o de estudios que elijamos ¿no?

Carmina dijo...

Como bien dices algunos clasicos en plena edad del pavo pueden resultar un peñazo, a mi tampoco me apetecio leer nada la celestina, y algunos más, pero chica no me he muerto, sigo vivita y coleando, aunque los que tu apuntas posiblemente son más adecuados y no dejan de ser clásicos

Carmina dijo...

Isi en mi instituto más bien nosotros le teniamos que explicar al profesor de que iba el libro con un trabajo exhaustivo del autor y del periodo, yo creo que hubiera alucinado bastante si me llegan a dar a elegir libros actuales en aquella epoca, a mi no me los daban a elegir, entraban como obligatorios con el tema y chica algunos no me gustaron nada y otros me engancharon muchisimo

Carmina dijo...

Pues si Bolzano quizás tengas razon y un equilibrio entre lo clásico y lo nuevo sea lo mejor, en cuanto a la edad para leer el Quijote no se que decirte pero la experiencia me lleva a decirte que pocas personas lo han leido por propia voluntada, y yo estoy orgullosa de haberlo leido porque lo disfrute, lastima que tuviera que hacerlo contra reloj... Por cierto Murakami no me apasionó y no se si los jovenes entenderian muy bien su prosa

Carmina dijo...

Ismael vaya me quitas un peso de encima al saber que tu ya eres un producto de esta enseñanza terminal y propedeutica, en cuanto al mio cid yo lo lei en sexto de primaria y lo sufri como las hemorroides en silencio, y con ese libro si puedo decir que no entendi absulatamente nada, pero nada... en fin supongo que habrán libros más adecuados que otros, pero la oferta que les dieron no me pareció nada adecuada

Carmina dijo...

Hilario no eres el único al que le ha parecido mal ese tipo de lecturas para esa edad te lo aseguro, en cuanto al criterio no se cual siguieron pero para mi gusto no fue nada acertado, en fin ya veremos con lo que me encuentro yo a partir del año que viene que tiemblo

Carmina dijo...

Pues Ale no creo ni que los haga mejores ni que los enganche a la lectura, sobre todo porque seguramente algun avispado debio meter en internet el nombre de los libros y haria el trabajo con refritos, en fin no creo que un best seller sea lo mejor para un chaval de esa edad. Me alegro de que te haya gustado el tema

Carmina dijo...

Olina los cambios siempre suelen ser para bien aunque a veces los profes no siempre aciertan el enfoque que le dan

Carmina dijo...

Sonia parece que todos coincidis en que Los hombres que no amaban las mujeres es un libro para adultos, y yo tambien creo que es asi. En cuanto al equilibrio seria lo aconsejable pero se da muy pocas veces

Carmina dijo...

Susana que alegria verte por aqui, las lecturas que a tu hija le han recomendado como el lazarillo de tormes o le conde lucanor tambien estan en mi haber de clasicos que lei en mi etapa de secundaria, en cuanto a los demás que le han recomendado me parecen mucho mas adecuados aunque no los he leido todos, la verdad es que esos fueron los del primer trimestre y luego no se cuales les han recomendado más, el año que viene ya os dire que le han hecho leer a mi hijo porque probablemente me resulte tan chocante como estos que han recomendado para 3º de Eso.
Te doy la razon en cuanto que un buen profesor de literatura puede hacer que un clásico resulte una lectura agradable todavia recuerdo el mio con El Quijote, cada dia al llegar a casa lo devoraba como una loca solo para seguir al dia siguiente la diatriba del profesor.
La verdad es que el tema da para el debate y los comentaristas han colaborado

Carmina dijo...

masteatro los niños cada vez tienen menos cultura general, se supone que pueden accder a ella a traves de internet, eso me lo solto una vez una maestra de mi hija y todavia estoy digiriendo la afirmación de marras, en fin una lástima esto y si todos deberiamos tener un minimo de cultura general y los clásicos creo que entran en el saco

Carmina dijo...

Como vereis he tardado mucho en contestar y la verdad es que el tiempo se cotiza muy caro a partir de ahora asi que contestar contestaré pero quizás no siempre con apremio. Supongo que las entradas tambien se relajaran sobre todo las reseñas de libros, de las otras intentaré que no se quede muy parado, y seguiré visitando vuestros blogs en la medida de lo posible...

Tuchula dijo...

Pues por una vez, y sin que sirva de precedente emmmm; yo creo que los clasicos en el colegio pueden hacer que se te quiten las ganas de leer.A mi me ocurrio....todavia me dan sudores cada vez que pienso en EL CANTAR DEL MIO CID ufffff dios aun recuerdo la primera frase " De sus ojos tan fuertemente llorando tornaba la cabeÇa" .... no pude pasar de esa primera linea, eso si: me la aprendi jajajajaj.Creo que este ejemplo, asi como "El Conde Lucanor" " La Celestina" "El libro del Buen Amor" etc etc son mortales para esa edad. Cierto es que a lo mejor los libros de la niña de tu peluquera tampoco son adecuados.
A mi me engacho a leer un profe en tercero de BUP con "el guardian entre el centeno"...entonces me di cuenta del mundo que tenia por explorar en los libros. Desde entonces no he parado de leer ( hasta clasicos) jajaja.
Siempre agradecere a aquel profesor lo que hizo por mi.
Un besazo guapa.

Carmina dijo...

Chula wapa tu tiempo tambien se cotiza en oro no?, ains cuanto echo de menos oirte, en fin entiendo lo del mio cid yo tambien recuerdo esa primera frase, pero lo tuve que leer entero, y menos mal que ese profesor te inoculo el gusanillo de la lectura si no no se que seria de ti... besotes

Mistral dijo...

Con la ingente literatura que se publica y los clásicos que se reeditan no tendría que ser tan difícil....¿qué profesor no conoce a Jack London (Colmillo blanco), a Julio Verne (Miguel Strogoff le encanta a los chavales),Gaskell con sus novelas de época (algunas muy cortitas) Stefan Zweig (algunos relatos son maravillosos), Steinbeck con La perla?.....y seguiría......el equilibrio es posible y es un deber intentar dar a los chavales buena literatura