lunes, 7 de febrero de 2011

Novela de Ajedrez. Stefan Zweig


Al adentrarme en la lectura de esta novela, si es que por su corta extensión puede llamarse de este modo, me atenazaba el miedo a lo desconocido. Y es que nunca he jugado al ajedrez, ni siquiera se que como se llaman sus piezas, ni sus movimientos más básicos. Y puede un neófito total abordar una novela en la que el ajedrez es el rey, y no perderse por sus intrincados vericuetos?


Al comenzar a leer me dí cuenta de que si se puede, aunque tan sólo sea porque el ajedrez es una excusa para presentarnos el choque entre dos naturalezas antagónicas, y también porque supone un buen medidor de la capacidad de resistencia del ser humano sometido a una presión inhumana. Zweig hace gala en esta obra de un manejo magistral de la intriga.


Contrariamente a lo que pueda parecer la acción se desarrolla en un viaje en barco, desde Nueva York a Buenos Aires, en el barco viaja el campeón mundial de ajedrez Mirko Czentovic, cuya personalidad atrae a nuestro anónimo narrador. Se tiende a creer que todo campeón de ajedrez es una persona dotada de una gran inteligencia, pero no es el caso de Mirko que consciente de sus carencias suele aislarse de la gente para no dejarlas al descubierto.


Nuestro narrador es una persona persistente y no se le ocurre otra forma de acercarse a él que proponiéndole una partida de ajedrez, que patrocinada por un magnate se celebra, con el resultado esperado. Sin embargo, como no hay una sin dos, ni dos sin tres... aparece en medio de otra partida un personaje misterioso que les salva de la debacle, y que parece tener muchos conocimientos de ajedrez.


El señor B es un noble vienés, su historia la conoceremos de mano de nuestro narrador, sin embargo la cuenta en primera persona este personaje enigmático. Nos adentraremos en el horror nazi, y sobre todo en la capacidad de supervivencia de personas sometidas a presiones inhumanas. Zweig se vuelve a revelar como un gran conocedor de la mente humana. Es la obsesión de nuevo la protagonista de esta novela, una obsesión que apunto estuvo de hacerle perder la cordura y la vida, y que por imprudencia se vuelve a repetir.


Si queréis saber que pasa al bordo del barco y quien gana la partida tendréis que leer un libro tan corto como intenso, 90 páginas que se quedan cortas y que te dejan con ganas de mucho más y es que la maestría de este escritor austriaco para ponernos en las situaciones más extrañas no tiene fin. La mente humana, su funcionamiento, su capacidad de resistencia es algo que parece conocer muy bien Zweig. Si me sorprendió en carta de una desconocida, con su capacidad para ponerse en la piel de una mujer y transmitir sus sentimientos, en esta ocasión me ha sorprendido poniéndose en la piel de una persona tortura psicológicamente por los nazis.


En tan corta extensión hay mención a los libros y este es el fragmento que yo he seleccionado, para intentar haceros la boca agua con esta novelita.


¡Un libro! Hacia cuatro meses que no tenía un libro en las manos y ahora, la sola idea de un libro con palabras alineadas, renglones, páginas y hojas, la sola idea de un libro en el que leer, perseguir y capturar pensamientos nuevos, frescos, diferentes de los míos, pensamientos para distraerse y para atesorarlos en mi cerebro, esa sola idea era capaz de embriagarme y también de serenarme.


La capacidad narrativa de este autor es indiscutible, la delicadeza que imprime en la descripción de los sentimientos sublime, y la elegancia de sus estilo fascinante, con todo ello Zweig es capaz de seducirnos y ganarnos como lector desde la primera linea. Sin duda seguiré adentrandome en la obra de este autor para ver con que me sorprende en mi próxima lectura.
Nota: Había cambiado la nacionalidad al escritor. Mafaldas ha tenido la amabilidad de indicarme el error cometido. Muchas gracias, no se en que estaría pensando yo, cuando se que el también huyo de los nazis y se exilió.

53 comentarios:

Susana dijo...

Veo que te has subido al carro de los lectores de Zweig. Al final tendré que leer algo de este hombre... Y seguramente será con este libro

Un besico!

Jose Ignacio Escribano dijo...

Carmina, te recomiendo EL MUNDO DE AYER, algo mças largo 546 paginas creo, pero merece la pena.

Carmen dijo...

Yo después de la semana que le dediqué en el blog quedé encantada y enamorada de la forma de contar de este escritor. Este relato... una delicia, como los demás que he tenido el gusto de leer.
Un beso,

LAKY dijo...

Sólo he leído una novela en la que el ajedrez tenía un papel protagonista: "La tabla de Flandes" de Pérez Reverte...
Tendré que leer algo de este autor.

Margari dijo...

Me lo apunto, que me ha llamado mucho la atención. Además, se agradece mucho una novela tan breve, que últimamente parece que para que una obra sea buena, tiene que ser larguííííísima y a veces aburre leer ya tanto tocho.
Besotes!!!

Saramaga dijo...

Cada vez que leo una reseña de una novela de Zweign, no entiendo por qué aún no tengo nada de este autor! Tendré que ponerle remedio, jeje.
Un saludo

Bookworm dijo...

Yo tampoco sé jugar al ajedrez, y también dudé si comprar o no el librito, pero como me encanta como escribe decidí pedirlo por Reyes y esperando turno está.
De los que he leído de Zweig el que menos me ha gustado ha sido "Viaje al pasado", pero me refiero a la historia, porque la calidad del escritor es incuestionable.

Un abrazo

M. dijo...

Bueno, muy atractivo el libro, y que sea cortito me lo hace más aún. Y si ya descubro a un autor maravilloso, como me lo pintas, me lo apunto...

Besos!!

Hilario dijo...

Me encantó este libro. Ya me he leído algún otro de este autor, pero como este ninguno.
Un saludo.

Estonetes dijo...

Soy un auténtico zoquete jugando al ajedrez, nunca he tenido paciencia para dedicarle tiempo.
Francamente interesante.

Antonio Cabello dijo...

A mí sí me gusta el ajedrez, aunque apenas si juego, sólo con algún programa benévolo que de vez en cuando me deja ganar para que, estoy convencido, no lo mande a la papelera. La frase me ha parecido genial. no he leído nada de Zweig, pero tiene pinta de merecer la pena.
Un beso.

Miguel Baquero dijo...

Hay muchas veces que 90 páginas encierran más literatura, más sentimientos y más verdad que los tochos a los que están acostumbrándonos (no sé por qué, en realidad, esta moda del tocho)

César dijo...

Para mi, el mejor de los tres que he leído de Zweig.
Me alegro que te haya gustado!
Saludos

mafaldas dijo...

La he leído hace poco y me encanto, pero claro, todo lo que he leído de Zweig es una maravilla y no deja de sorprenderme la capacidad que tiene para describir el alma humana, ya sea poniéndose en la piel de una mujer o de un hombre.
Tengo ganas de leer La impaciencia del corazón (o La pasión peligrosa) que dicen es su mejor novela.
Musus.
P.S.: Carmina, si me permites una corrección, Zweig es austriaco no húngaro.

Carmina dijo...

Si Susana me he subido al carro porque me sorprendio muy gratamente con la primera lectura que abordé, y la verdad es que no he leido ninguna reseña que lo deje en mal lugar todavía

Carmina dijo...

Jose Ignacio gracias por la recomendación, la tendré en cuenta, se que no esta en mi biblioteca, pero puede que este en otra y pueda hacer un prestamo interbibliotecario...

Carmina dijo...

Carmen disfrute mucho leyendo tu semana dedicada a Zweig y poco a poco voy a ir agenciandome otros titulos, y voy a terminar de descubrir al autor

Carmina dijo...

Laky, yo también leí la tabla de Flandes, hace un moton de años, cuando se publicó y ni siquiera m planteé si la entendería... pero con esta si me entro un poco de miedo... Te recomiendo que lo descubras, coge una de sus novelitas cortas, y seguro que te enamora y no puedes parar de leerlo

Carmina dijo...

Margari, la verdad es que ultimamente los tochos estan de moda, y si pueden largarnos una trilogía de más de 1000 páginas cada libro, mejor que mejor, y luego te llevas la sorpresa de que le sobra muchisima paja. Lo bueno de este autor es que en pocas paginas dice muchisimo, y retrata como pocos la condición humana, animate a leer alguno de sus libros que merece la pena

Carmina dijo...

Saramaga, puede que sea porque los libros son muy finos y muy caros, la editorial El acantilado se pasa un pelin con los precios, al menos publicara varias de sus novelitas en un tomo, pero de eso nada. En fin la proxima incursion a la biblio o a la libreria intenta hacerte con alguno de sus libros

Carmina dijo...

Booky, tu ya te has leido algunos titulos, lo que no sabía es que tambien tenías este en la recamara, que suerte. No te preocupes por no saber ni papa de ajedrez, que tampoco te hace mucha falta

Carmina dijo...

M. (mi casa tiene goteras), y tan finito, no llega ni a 100 paginas, para algunos nisiquiera sería una novela, puesto que no llega al numero de paginas exigido. En fin animate, si dispones de tiempo en una sentada de un par de horitas o tres vuela, si no te pasará como a mi que lo llevas unos cuantos días dando tumbos

Carmina dijo...

Hilario yo este tambien es el segundo que leo, y lo veo más creible que carta de una desconocida, aunque los dos me han gustado mucho

Carmina dijo...

Estonetes yo ni siquiera he intentado aprender, y si te soy sincera tambien peco de poca paciencia...

Carmina dijo...

Jajajaj que gracia que juegues contra maquinas que de vez en cuando te dejan ganar, el comentario me ha hecho sonreir, si sabes jugar al ajedrez seguro que disfrutarás más la novela. Si la lees ya nos cuentas

Carmina dijo...

Miguel B. completamente de acuerdo contigo, dicen que lo bueno y breve, dos veces bueno y con este autor se cumple la máxima. Y si que es verdad que ultimamente los tochos estan de moda, a mi tambíen me gustaria saber para que necesitan llenar más de seiscientas paginas si luego al lector le sobran más de doscientas.

Carmina dijo...

Cesar para mi este es el segundo y me ha parecido más creible que el otro, incluso puede que lo haya disfrutado más... Voy a seguir leyendo al autor a ver con que me sorprende

Carmina dijo...

Mafalda claro que te permito la corrección, ya la he efectuado y he colocado una nota a pie de post. Gracias por la correción. En cuanto a la novela que tienes pendiente tambien esta por la biblioteca, esperare tu reseña y si merece la pena la leere

sonia dijo...

Mira yo estoy ahora mismo con carta de una desconocida que todavía no lo había leído, me alegra que estés de vuelta
Un besote!!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

A ver cuando me uno al club de fans de Zweig, que todavía no me he estrenado con este autor y no será por falta de reseñas y comentarios muy positivos sobre sus obras. Muchos besos.

M. dijo...

Lo tengo pendiente e lecturaa!! Besos

Bolzano dijo...

Te vas a reir, pero a principios de este año me pasé por la biblioteca y cogí tres libros. Entre ellos estaba el de Zweig. Era una edición viejísima que casi se le caían las páginas. Me leí el primero, y luego pasó lo de siempre, que te compras dos o tres y te entran más ganas de leer lo que has comprado que lo que has cogido, y llegó el día de devolverlo y no lo leí.

Conozco al autor por la maravillosa lectura de Una noche maravillosa (ahora no lo recuerdo bien, lo tengo por casa) Te lo recomiendo de todas todas.

Un saludos

loquemeahorro dijo...

Todo lo que he leído hasta ahora de Zweig me ha gustado por las razones que has mencionado, pero sí, ete libro por lo del ajedrez (al que tampoco sé jugar) me hubiera dado la impresión de que no iba a disfrutarlo tanto.

Gracias por aclarármelo.

bibliobulimica dijo...

me ha gustado tu reseña y me ha hecho preguntarme ¿por qué aún no he leído nada de él?
espero remediarlo este año sin falta (y pronto)
un beso,
Ale.

maribel dijo...

Hola Carmina, me ha gustado en especial el extracto que eliges, que desesperación la del protagonista, que el espera llenar con un libro....., Zweig no decepciona porque consigue cambiar de registro, este libro lo puede leer Loque aunque no le guste el ajedrez, ¿verdad?. Me gustó menos El Candelabro enterrado y creo que te gustaría ¿Fué él?...uno muy cortito e inquietante.
Como apunta Jose Ignacio Escribano no todos sus libros son cortos. De sus biografías hablamos otro día.
Gracias por compartir ;-)

Luisa dijo...

Yo tampoco sé nada de ajedrez y tenía cierto reparo en leer esta novela, así que gracias por despejar mis dudas.
Un beso.

Golem dijo...

Hoy precisamente hablaba con un amigo de este libro. Es de esos que puedes recomendar o regalar siempre sin miedo a equivocarte. Y recuerdo perfectamente el párrafo que has elegido.

Saludos

tag dijo...

Me encantó este libro.
Solamente las paginas donde describe como se siente, como piensa y juega de memoria al ajedrez, para no volverse loco durante aquel encierro tan cruel, ya vale la pena su lectura.

Pero además es lo que tu dices, es un narrador admirable.

Besitos

Blanca dijo...

Es de los libros de Zweig que me apetece leer, porque yo si juego al ajedrez (aficionada), y me llama la atención este libro.
Un abrazo

Ángel Iván dijo...

Me gustó cuando descubrí Zweig a través de tu blog y este me la apunto para mi vuelta.
Besotes.

Carmina dijo...

Sonia: Yo conocí a Zweig con ese libro y me gustó mucho, ahora quiero ir poco a poco conociendo su obra, pero en la biblio hay poca cosa...
besos wapa el tiempo se cotiza caro la verdad

Carmina dijo...

Goizeder cualquier momento es bueno, tiene libros muy finos, otros que no lo son tanto, pero yo todavía no he leido ninguno, pero te recomiendo que le hagas un hueco al autor merece la pena. Tan buenas reseñas no podemos estar equivocados todos los bloggeros verdad?

Carmina dijo...

M. tenemos tantas cosas pendientes de lectura, tantos autores por descubrir, llegaremos algun dia a leer todo lo que tenemos pensado?

Carmina dijo...

Bolzano, reirme, porque, como si a mi no me hubiera pasado, eso si, yo leo antes lo de la biblio que lo que yo compro, asi me va, la casa llena de libros por leer y de libros de la biblio, y mi marido de los nervios... motivos tiene pobre. Animate a volverlos a coger, no tiene desperdicio este autor

Carmina dijo...

Loque yo tampoco se ajedrez, tambien me asustaba, y lo he disfrutado, en ningun momento he echado de menos saber jugar, aunque seguro que un jugador le saca otro punto de vista.... Se puede leer y pasarlo bien con su lectura, ademas el relato del señor B vale la pena leerlo

Carmina dijo...

Alex quiza no has leido nada de él porque tenemos tanto por leer que no nos da el tiempo para tanto, cuando tengas oportunidad lee alguna de sus novelitas cortas, seguro que en algun momento te apetece leer algo más largo, aunque te aseguro que se le dan muy bien esas distancias y no todo el mundo es capaz de decir tanto en tan poco espacio

Carmina dijo...

Maribel gracias por las recomendaciones ya le he dado un vistazo a mi biblioteca y no estan ninguno de los titulos, pero hare prestamo interbibliotecario y en ultima instancia comprare algun titulo, aunque mi economía en estos momentos no me lo permite. Ahhhhh y hablamos de las biografias cuando quieras, es un placer hablar contigo

Carmina dijo...

Me alegro de haber despejado tus dudas Luisa, a mi tambien me gusta leer reseñas y descartar libros, o ir corriendo a por ellos, creo que nos hacemos un favor increible con nuestras opiniones

Carmina dijo...

Fab tienes razón es un libro con el que acertar, yo no lo he regalado aún, pero te aseguro que candidatos no me faltan

Carmina dijo...

Tag estoy contigo, puede que sea lo que más me ha gustado del libro, la historia del señor B, aunque nada tiene desperdicio en esta historia

Carmina dijo...

Blanca pues si lo lees me gustará conocer la opinion de una persona que si juega al ajedrez, a ver si tiene el mismo punto de vista que los profanos en la materia

Carmina dijo...

Angel Ivan me gusta descubrirte autores, hasta hace muy poquito eras tu el que me los descubrias a mí, y me los sigues descubriendo, me gusta este juego, nos enriquecemos todos. En fin a la vuelta nos cuentas

lammermoor dijo...

Stefan Zweig me enamoró desde que leí su Carta de una desconocida. Este librito, curiósamente, lo regalé pero no lo he leído. Lo buscaré o se lo pediré prestado a la receptora del regalo ;)