martes, 11 de noviembre de 2014

Gafas de sol para días de lluvia. Mamen Sanchez

Hace tiempo que quiero estrenarme con esta autora, pero por unas cosas o por otras siempre la iba dejando. Pero como bien dice el refrán a la fuerza ahorcan, y dando un vistazo a los retos que tengo este año entre manos, que son menos de los que pensaba, me di cuenta que el desafío libros musicales, estaba incompleto, me faltaba la nota sol, miré todos los libros que andan por casa y no encontré ninguno que se acoplara, comenzaba una ardua tarea bibliotecaria.
 
Con esa idea en mente empecé a pasarme por los pasillos de la Biblioteca y me cruce con este libro Gafas de sol para días de lluvia, en un principio no me atraía, pero pensando en el reto me lo llevé a casa. Cuando comencé a leerlo me pareció demasiado fantasioso, una de las protagonistas vive instalada perpetuamente en una nube de sueños difíciles de alcanzar, la otra enfadada con el mundo... pero seguí leyendo a ver que me deparaba el discurrir de la historia.
 
He de reconocer que el libro finalmente me ha gustado bastante y me ha servido para mi propósito final terminar el reto de las notas musicales y sacar a un autor más de mi lista de eternos pendientes, ¿No está mal eh?
 
La autor@:

Mamen Sanchez nació en Madrid en 1971, es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Ha realizado cursos de doctorado en Historia y Literatura en las Universidades de Londres, Oxford y Paris. En el momento de la publicación de esta novela era directora adjunta de la revista ¡Hola! y codirectora de ¡Hola! México. Esta casada y tiene cinco hijos. Gafas de sol para días de lluvia es su opera prima, inicialmente publicada por la editorial El andén, y reeditada por la editorial Espasa, que ha publicado otras novelas suyas


Sinopsis:


Lina es capaz de ver lo negro blanco y llevar gafas de sol en los días de lluvia. Perseguida por un asunto turbio, huye de su país natal y encuentra trabajo en el servicio de limpieza del hotel Ritz de Madrid. Carol es la única heredera de un a de las familias más poderosas de Manhattan. Aunque vive rodeada de lujos y diversiones no logra ser feliz. Cuando el azar las reuna ante un enigmático cuadro, nacerá en ellas una amistad que habrá de cambiar sus vidas para siempre.


Una cenicienta moderna...
 
Nos encontramos con una historia que en sí es una metáfora que esconde otras. La autora ha pretendido darle otra visión al cuento de la cenicienta, el hada madrina es una peruana, inmigrante, que a pesar de sus problemas económicos mira la vida con optimismo y le enseña a su antagonista a vivir de otra forma.
 
Nuestra cenicienta se llama Carol, es la heredera de una de las familias más ricas de Manhattan, sin embargo si alguna vez el dinero no hizo la felicidad nos encontramos ante uno de los casos más flagrantes. Y es que toda esa fortuna lleva aparejada un control férreo por parte de la abuela materna y renunciar a lo que ella no cree oportuno, además desde niña está marcada por la muerte de su madre.

Gracias a Lina, Carol empieza a ver la vida de otra forma, y al mismo tiempo la peruana empieza a conocer los placeres de la riqueza, y su fantasiosa mente mezcla realidad y ficción en los cuentos que a través del teléfono le hace llegar a su hija, y que también usa en sus conversaciones con Carol y con Emmerson y ahí es cuando a mi me ha recordado a otro cuento...


Pedro y el lobo...


Supongo que todos conoceréis el cuento, en el que un niño se divierte a costa de sus vecinos gritando que viene el lobo... tantas veces repite la operación y tantas veces se sienten los vecinos burlados que cuando realmente el lobo ataca a las ovejas no acuden en su auxilio.

A Lina le pasa lo mismo, está tan acostumbrada a inventar, a maquillar su vida, para hacerla de color de rosa que cuando realmente le acecha el peligro nadie la cree y tiene que buscar ella la salida a sus problemas, traicionar lo que más valoraba y dedicarse a vivir un cuento hecho a su medida.
 
Mamen Sánchez en esta novela toca el problema de muchos inmigrantes, que tienen que abandonar su tierra huyendo de algún peligro, no sólo de la miseria, atrás dejan sus familias confiando que estén a salvo, pero no siempre es así, a veces pagan justos por pecadores y eso es lo que le pasa a Lina, lo que trastoca su vida en Madrid, y lo que le lleva a tomar decisiones limite que termina afectando a todo lo que hasta en ese momento quería.


Las metáforas:


Mamen Sánchez utiliza un lenguaje casi poético, plagado de sueños de grandeza los de Lina que maquilla un presente de privaciones, soledad y preocupación y a la vez Carol se convierte en una metáfora, que huele a mar, su pelo son olas, su cama un lecho de arena, y todo ello por un cuadro que recrea una niña en una roca junto al mar. Una niña que les hace sentir la sal, la brisa del mar, la finura de la arena, y ese aroma inconfundible que todos los que estamos cerca de él reconocemos, incluso el ruido que hace el mar en su ir y venir.

En ocasiones me ha parecido que la autora ha abusado demasiado de este recurso, al principio descoloca, incluso piensas que puede estar emparentado con el realismo mágico, luego te das cuenta que no, que es una forma bonita de expresarlo, y al final cuando la habitación 112 del Ritz se convierte en un reducto del Caribe piensas que lo poco gusta y lo mucho cansa.


Cuando el dinero no logra la felicidad


Carol lo tiene todo y precisamente por eso le falta lo más importante, la libertad para decidir, para amar a quien ella quiera, para vivir donde ella desee, para hacer lo que le venga en gana, su vida transcurre en hoteles de lujo, casi siempre sola, sin embargo su abuela está informada de todos sus movimientos y cuando alguno se sale de la vereda lo enmienda.

Recala en el Ritz de Madrid huyendo del de París, arrastrada por su abuela que no considera oportuna su amistad, o puede que algo más con un pintor que no tiene su nivel social ni económico, sin embargo con lo que no cuenta su abuela es con que su corazón ha quedado tocado, sus ganas de vivir minimizadas y con tanta exigencia ha perdido el norte, que será justo lo que recuperará junto a Lina, y ese optimismo exarcebado.


La que todo lo tiene, nada valora, el dinero le sirve para malvivir, para dejar que la vida discurra, para pagarse costosos trajes, tratamientos de salud, pero no para que vele por ella, así es como conoce a Lina.


Lina llega a Madrid huyendo de su Perú natal por un asunto turbio que amenaza su vida, atrás deja marido e hija, por el marido no lo siente, pero si por su princesa. Su trabajo como camarera del Ritz le aporta la válvula de escape para que cada día sea una fiesta, una vida distinta que ella inventa para salir del tedio y la monotonía. Todas las habitaciones tienen su aquel pero la 112 es su preferida.


Una mañana sus caminos se cruzan, Carol ha llegado a su límite, y Lina convertida en su enfermera le enseña a ver el vaso medio lleno, y a recuperar el gusto por la vida, la forma en que lo consigue sinceramente es de lo más ingeniosa, esa mujer era toda recursos.


Conclusión:


Gafas de sol para días de lluvia es una novela optimista, que pone de relieve por un lado el problema de los inmigrantes en España, y por otro los problemas con los que lidian los que tienen demasiado dinero y un apellido que defender.

Una prima opera muy conseguida en la que se abusa de las metáforas, con gran sabor a mar, aunque este solo aparezca en un cuadro, que logra contagiar optimismo. Una gran lección para aquellos que deciden que al sol hay que mirarle de frente y siempre existen gafas de sol para un día de lluvia.
 
Si te apetece leerla Espasa la reeditó en 2011, después del éxito de El agua del Limonero, se que volveré a leer a esta autora, no se todavía cual de sus novelas pero seguro que le sigo la pista.

Retos

25 españoles

Eternos pendientes

Desafio Libros musicales: Sol

12 comentarios:

Margari dijo...

No me sonaba de nada este libro. Y no pinta nada mal. No me importaría leerlo, pero tardaré en hacerlo seguramente, que los pendientes se me acumulan.
Besotes!!!

Tabuyo dijo...

Estas novelas nunca me han llamado mucho la atención, he leído alguna pero no son del tipo que disfruto leyendo. Yo soy del género negro aunque ahora abarco otros géneros que antes odiaba así que vete a saber si acabaré con él en las manos. jejeje

Un besote.

albanta dijo...

No sabía que la autora había escritor este libro. Si me lo encuentro lo leería pero no lo voy a buscar al propio.

masteatro dijo...

Yo lo leí y me gustó mucho. Me pareció una historia muy original en su planteamiento.

Ginger dijo...

Parece entretenido. Lo tendré en cuenta :)
Besos!

Marisa G. dijo...

ESte libro de la autora no me sonaba. De momento antes de ponerme con él tengo que leerle el último que ha publicado. Me gusta como escribe. Sus libros son entretenidos, así que no descarto leer este más adelante. Besos.

Rocío dijo...

No conocia este libro de la autora y despues de lo que cuentas me lo apunto, un beso

Isa dijo...

A mí me gustó mucho La felicidad es un té contigo, tanto como para querer seguir leyendo sus historias. De momento no he repetido pero la tengo en mente.

Shorby dijo...

Pues tengo ganas de leer a esta autora, aunque empezaré con el primero =)

Besotes

Angela Leon dijo...

Qué reto más curioso. No lo había visto hasta ahora.
No conozco ni el libro ni la autora pero podría interesarme. Lo apunto.

Bs.

Voz en off dijo...

Y esta chica no habrá publicado por ser quién es?

Carax dijo...

No lo descarto, aunque ahora mismo no es lo que más me apetece leer, puede estar bien para otra época del año
Besos