viernes, 28 de noviembre de 2014

La camarera de Bach. Antonio Gomez Rufo

A Antonio Gomez Rufo lo descubrí con La noche del Tamarindo, una novela que me impactó por lo bien escrita que estaba, pero también por lo mucho que me hizo reflexionar sobre cuestiones que yo creía asumidas, y es que una persona llevada al limite de la desesperación puede actuar de forma que jamás hubiera pensado. Supe que no sería lo último que leería del autor, por eso cuando vi entre las novedades de Planeta La camarera de Bach, me lancé casi sin pensarlo.

Y digo casi porque la lista de pendientes de leer es ya tan larga que realmente me asusta, así que indague un poco en su ambientación y en su sinopsis, y entonces si que ya no me pude resistir, el periodo histórico en el que transcurre yo no lo tengo muy trillado y me llama mucho la atención, y el hecho de que la protagonista fuera una mujer fuerte y casi inconsciente, me llevó de cabeza a leer una historia de superación personal y a recibir una clase magistral de Historia contemporánea.

Y es que después de leer a algunos autores una no puede dejar de preguntarse porque los profesores de historia no se apoyan en algunos libros para dar sus clases y hacerlas algo más llevaderas, será que yo soy muy peliculera y una lectora empedernida, pero durante mis años de estudiante tiraba mucho de clásicos para entender la ambientación social del periodo, sobre todo todo en el XIX.

Poco más puedo añadir, con estas escasas líneas ya podéis intuir lo mucho que me ha gustado la novela, que se ha demorado en mis manos más de lo que me hubiera gustado por la falta de tiempo y cuya reseña ha hibernado por el mismo motivo más de lo que hubiera sido deseable.


El autor:

Antonio Gómez Rufo nació en Madrid, donde estudió Derecho y Criminología en la Universidad Complutense. Considerado uno de los mejores escritores españoles, es autor de novelas, guiones y otros textos, entre ellos la biografía de Berlanga. Su obra elogiada por la crítica española e internacional ha sido traducida al alemán, holandés, búlgaro, portugués, rumano, francés, griego y polaco. Premio Fernando Lara de Novela y Premio Indenpendencia Dos de Mayo por El secreto del rey cautivo (2005), fue finalista del Premio Nacional de Narrativa por El alma de los peces (2000). También es autor entre otras novelas de La abadía de los crímenes, Las lágrimas de Hernan, Los mares del miedo (2003, Premio de la Asociación de Libreros de Cartagena), Adiós a los hombres (2006), El señor de Cheshire (2206, Premio Ducal de Loeches), Balada triste en Madrid (2007) y La noche del Tamarindo (2008).


Argumento:

Un nevado día de 1750 la pequeña Madlene sale del orfanato de Leizpig, en el que ha vivido, para servir como ayuda de cámara del gran músico Johan Sebastian Bach. La joven tan adorable como curiosa y deseosa de aprender, se convierte en la luz que acompañará al genio en los últimos días de su vida, pero pronto conocerá la realidad de un mundo en el que no hay sitio para ella. Con la tenacidad que sólo dan la miseria y la perseverancia, Madlene logrará convertirse en un ejemplo de superación para las mujeres de una Europa en los albores de la Revolución francesa.

La camarera de Bach es el retrato inolvidable de una criada alemana que se transformó, sin saberlo, en la primera mujer de una nueva era.


Ambientación histórica:

Gómez Rufo sitúa esta novela en una época convulsa, de cambios sociales, políticos y económicos que trastocaron una sociedad clasista y tremendamente inmovilista que defendía con ahínco sus prebendas y sus privilegios políticos, sociales y económicos. Finales del siglo XVIII supuso el pistoletazo de salida de una nueva era, y este pistolezo se produjo por dos hechos principalmente, la revolución industrial en Inglaterra, y la Ilustración en Francia.

Inglaterra comienza por aquellos años su revolución Industrial que produjo una gran miseria en su territorio, y también en los vecinos, sin embargo el ansia de poder de los burgueses era tan grande que no tuvieron en cuenta la hambruna y los riesgos sociales y políticos que podría conllevar. Este modo de ver la vida comenzó a cambiar el punto de vista económico, social y político.

En Francia los filósofos franceses comenzaron a escribir La Enciclopedia, sentaron la bases de una ideología que daría paso a la Ilustración y años después a la Revolución francesa. Los cambios se notaron sobre todo desde el punto de vista social, cultural y politico

Y es en estos años donde sitúa Antonio su historia, Bach muere en 1750, y el final de su vida coincide con el final del viejo mundo, el medieval, y por lo tanto con el principio de una nueva era en la que los movimientos artísticos, y la cultura tienen más peso. Los años anteriores pasan con la preocupación de un sector, el cultural que se da cuenta de lo que se les viene encima y temen por sus privilegios.

Madlene una joven criada se convierte en la protagonista de esta historia que transcurre entre 1750 y 1764, una mujer que no es consciente del revuelo que levantan sus ansías de saber, su tenacidad para cambiar una situación adversa por otra que le sea más propicia, una joven inconformista y luchadora que es un ejemplo de superación para cualquier persona, una mujer adelantada a su tiempo que ayudo sin saberlo a asentar una nueva era.

Llama la atención la habilidad de Gómez Rufo para situarnos en este tiempo de grandes cambios, la forma en que nos introduce la historia pura y dura, muchas veces sin el apoyo de Madlene, sobre todo cuando habla de la revolución industrial y sin embargo, contra todo pronóstico consiguió que me mantuviera pegada a sus páginas y sobre todo desee haber tenido esas páginas cuando estudiaba 1 de Periodismo, pues mi profesor hizo su tesis en ese tema y ya podéis imaginar lo que cargaba las tintas en él.

No niego que la Historia en todas sus vertientes me haya tenido siempre enamorada, pero por mi vida estudiantil se han cruzado muchos tipos de profesores, unos que te hacían adorar la asignatura y otros que te hacían renegar de ella con todas las fuerzas, estoy segura de que Gómez Rufo, hubiera sido de los primeros.

Una mujer adelantada a su tiempo

Pocas cosas hay que me atraigan más en literatura que un personaje femenino potente, bien caracterizado y luchador, todo ello lo reúne Madlene Findelkind. La evolución de este personaje es abrumadora, la caracterización y los matices exhaustivos y la fuerza que emana arrolladora.

Comenzamos la historia con una Madlene niña carente de cariño por haberse criado en un orfanato y que pasa a ejercer como ayudante de cámara de Johan Sebastian Bach, que casi ciego requiere cuidados constantes. A su lado Madlene conoce un referente paternal, pero contrariamente a lo que pudiera parecer por el titulo de la novela la presencia del compositor se circunscribe al primer capitulo tras el que fallece pero sobrevuela de una manera o de otra toda la trama.

La muerte del compositor desencadena en Madlene un camino de infortunios, que pasan por la privación de libertad, en ese momento pierde la inocencia y el candor que no le habían arrebatado el hospicio y comienza a forjarse una mujer fuerte de espíritu aunque no tanto de salud, que comprende que la única manera de conseguir una vida mejor para ella y su descendencia pasa por la educación, por aprender a leer y escribir.

No entiende la pequeña Madlene el revuelo que levanta ese deseo que ella lucha por cumplir en las clases más pudientes, y una vez libre comienza un camino que la llevara desde Halle a Viena y a conocer por caprichos del destino al hombre que hará posible sus sueños. Podríamos en ese momento decir que Gómez Rufo convierte a Madlene en Cenicienta, solo que la felicidad dura poco en la casa del pobre.

Aprender a leer y a escribir le abre a Madlene la puerta a un nuevo mundo, pero al mismo tiempo enemistades abiertas con todos aquellos que ven peligrar su modo de vida y que comprueban como el viejo régimen se tambalea, por ello será perseguida y expulsada de Viena. No por ello flaquea en su ánimo, Madlene se levanta de nuevo dispuesta a luchar por la educación de las mujeres más desfavorecidas levantando con ello ampollas en su nuevo destino.

La trama nos ofrece la visión del candor de Madlene, su desesperación, su fortaleza ánimica y su declive cuando con todo en contra ve peligrar todo por lo que ha luchado. Ese trayecto viene acompañado por un deambular por tres paises, Alemania, Austria, Francia y apunta un destino final que habréis de conocer por vosotros mismos.

Pero Madlene no es el único personaje que el autor caracteriza con profundidad, de ello peca de dibujar con esmero la mayoría de ellos aunque su peso sea ínfimo en la trama, ralentizando con ello y las descripciones la lectura, aunque para mi no ha sido un obstáculo para disfrutarla.

Me gustaría destacar entre los personajes femeninos a:

Johanna: la hija de Bach que por aquella época contaba con la misma edad de Madlene y que desde el primer día sintió animadversión por ella, caprichosa, infantil, y toda maldad, propicia que la salida de la criada de casa de los Bach no sea nada honrosa con una acusación falsa.

Petra: Una prostituta que ayuda a Madlene a sobrevivir en prisión y que la ayuda a hacerse más fuerte para encarar los golpes de la vida. Sin embargo, nuestra protagonista no está dispuesta a seguir sus pasos y sus caminos se separan al salir de prisión.

Margit: una joven criada, en la que Madlene vio el reflejo de su propia existencia y que más que una sirvienta se convirtió en la hermana que nunca tuvo, me ha sorprendido el desparpajo de la joven, y es que el hambre agudiza el ingenio.

Entre los masculinos:

Johann Christoph Friedrich Bach: El nexo de unión de Madlene con la familia una vez desaparecido el compositor. Un hombre enamorado desde el primer día de Madlene sin embargo, gran defensor de las convencionalidades de la época que impedían a un miembro de las clases altas desposar una criada, aunque no mantenerla como concubina. Ante la negativa de Madlene a ejercer de ello se mantiene a su lado como un amigo fiel, su tabla de salvación cuando zozobra, aunque la llama del amor nunca se apagó del todo.

El duque de Losenstein: Un hombre valiente, que no vio en educar a una mujer ningún peligro, fue el quien enseño a Madlene a leer y a escribir, enfrentó a sus amistades, y siguió los dictados de su corazón. Un hombre sin duda adelantado a su tiempo que hizo posible que una criada cambiara su condición social, cumpliera su sueño y el de otras muchas mujeres como ella

Monsieur Sindalair: El clavo al que se agarra Madlene cuando llega a Francia, desconocedora del idioma tropieza con alguien que habla su misma lengua, y entre ellos se entabla una profunda amistad y una colaboración estrecha.

Podríamos decir que estos personajes aunque no son todos vertebran la trama, la dotan de fuerza y de sentido...

El estilo

Con un lenguaje cuidado, y culto Gómez Rufo nos lleva de la mano por una historia de desarrollo lento, en el que la acción es muy escasa y sin embargo abundan las descripciones y los datos históricos que han hecho mis delicias.

Quizás el único pero que se le podría poner a esta novela viene precisamente de esto último que he dicho, situar una novela en el tiempo no solo requiere enmarcarla si no también hacer referencia a personajes históricos reales y en este caso creo que abusa en la descripción de algunos que no tienen ningún peso especifico en la trama y ello además de ralentizar si cabe más el desarrollo no aporta nada nuevo, ni imprescindible. Sin embargo ello es fácilmente perdonable por el disfrute de un estilo depurado y bien documentado del que hace gala el autor.

Conclusión:

A estas alturas, quién ha llegado hasta aquí, sabe que recomiendo la novela. Quién se adentre en sus páginas se encontrara la historia de una mujer adelantada a su tiempo, que lucho por ver convertido un sueño y por dotar de él a las mujeres de su clase. Una novela de desarrollo lento que se paladea, en la que la acción es casi nula y sin embargo no carece de dinamismo, con unos personajes bien caracterizados y atrayentes, un vocabulario rico y un estilo culto y depurado.

Sin duda la pequeña Madlene ocupará vuestros corazones el tiempo que dure la lectura y se mantendrá en ellos una vez terminada, sin duda no será lo último que lea del autor, que ha hecho una vez más mis delicias.

Retos:

25 españoles



14 comentarios:

Xavier Beltrán dijo...

Lo leeré en breve, así que he pasado en diagonal por tu reseña. Me alegro de que te haya gustado tanto.

Un besito.

Cartafol dijo...

No lo tengo y me llama mucho este libro, espero poder leerlo

albanta dijo...

También la recomiendo.

porlomenix dijo...

Los personajes extras enriquecen y ayudan a situarse más en la época, particularmente no me ha sobrado nada,
besucus

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Cada vez me llama más. Muchos besos.

De Lector a Lector dijo...

Espero poder leerlo pronto, con cada reseña tengo más ganas. Besos.

Tatty dijo...

Es una novela que tengo muchísimas ganas de leer porque todas las opiniones que he leído van en esta línea
Besos

Alx dijo...

No conocía sobre éste libro, pero la portada y la sinopsis me han dejado con ganas de leerlo.
Gracias por la reseña :B

Margari dijo...

No paro de leer opiniones muy positivas de este libro. Qué ganas de leerlo!
Besotes!!!

Marisa G. dijo...

Yo ya le eché el ojo en cuanto lo vi entre las novedades y por lo que contáis todos no me equivoco, estoy segura de que me gustaría mucho leerlo. Ya tengo un libro fichado para los Reyes, no sé si me dejarán pedir otro más jejeje. Besos.

ChesterDEAN dijo...

Me ha encantado tu reseña y el libro tiene una excelente pinta. Espero pronto leerlo.
Saludos!

Marina Cordoba dijo...

Hola
A este libro le tenía ya echado el ojo, pero aun no he podido hacerme con él. Se lo pediré a los reyes.
Gracias por esa pedazo de reseña.
Besos

Shorby dijo...

Lo tengo apuntado por otra reseña que leí =)

Besotes

Carax dijo...

Ya le tenía el ojo echado, y con esta reseña no lo dudo más
Besos