lunes, 18 de julio de 2011

Ola de Calor. Richard Castle



Lo primero que choca de esta novela es su inexistente autor, y no es que sea anónima, ni mucho menos, pero es imposible saber quien ha escrito el libro. Supongo que sino sabéis de que hablo tendréis los ojos como platos. Pero parece ser que este libro es el resultado de una broma de los guionistas de una serie de televisión que emite o emitía cuatro, porque si soy sincera no he visto ningún capítulo y seguramente en como pille uno me quedaré enganchada y ahora tiempo no tengo mucho y tengo que elegir entre leer o ver la televisión y de momento me quedo con lo primero.




Divagaciones a parte, digo que parece ser una broma de los guionistas de Castle, para promocionar la serie iban subiendo capítulos escritos en la red, por lo visto estos se convirtieron más tarde en novela y ha arrasado. Normalmente primero es el libro y luego la adaptación cinematográfica, pero en este caso ha sido al revés. Os preguntareis si el autor es ficticio, Quién firma los libros?, pues el actor que en la serie encarna a Richard Castle, un autor de novelas de misterio de bastante filón, engreído y con una forma de escribir bastante artificial.




Con estas premisas las expectativas con respecto al libro podían bajar en picado, sin embargo es una novela que se lee del tirón, muy visual, con diálogos, con tensión entre los protagonistas, con acción y sobre todo un misterio que resolver. Los fans de la serie se encontraran con un retrato de los personajes que allí aparecen, se les ha cambiado el nombre y algunas situaciones, y por lo visto el mayor logro es que la novela parece escrita por el personaje de ficción. Una cosa así solo puede concebirla el padre de la criatura, es decir las personas que escriben los guiones y por lo tanto dan vida a los personajes.


Para mi una novela entretenida, simple, sin muchas florituras, en la que es fácil empatizar con los personajes, a pesar de no haber visto la serie no me ha costado nada visualizar las escenas, eso sí no le he podido poner cara a los personajes que supongo que es uno de los atractivos del libro. En este podemos encontrar por un lado a una detective intentando resolver un caso de homicidio disfrazado de suicidio, y por otro una relación de tira y afloja entre esa misma detective y el novelista que la sigue a todas partes para encontrar inspiración para sus novelas de misterio.


Ambas tramas encajan a la perfección y se hacen muy amenas, porque las luchas internas de la detective son increíbles, por un lado siente atracción por Rook, por otro el engreimiento del escritor le repele, y en ese tira y afloja y la relación llega a un punto que parece ser en la serie no se produce.


Es una novelita para pasar el rato, sin más pretensiones, pero en ocasiones este tipo de lecturas vienen bien para desengrasar, lo que ya no se si leeré será Calor desnudo, segunda novela traducida al castellano, y no porque no me haya gustado esta, si no porque de momento no esta en la biblioteca y tengo tanta novela negra para leer que se me acumula, y si priorizo no entra en mis planes. Sin embargo si en algún momento necesito una lectura ligerita, será firme candidata, por cierto ahora que apetecen este tipo de lectura pienso que es una buena opción para esas tardes de playa o piscina.

12 comentarios:

Margari dijo...

Pues mira que estoy enganchada a la serie, pero con los libros no me termino de animar. Los tengo en mi lista de pendientes, pero no le encuentro el momento. Como cada vez que me apetece algún libro de este tipo estoy echando mano de los libros de Camilla Lackberg... A ver si lo veo por la biblio y lo pillo
Besotes!!!

Isi dijo...

Pues ya vi la reseña en el blog de Booki, que a ella también le gustó y tal porque veía la serie, pero la verdad es que no me atrae mucho (ni la serie ni el libro), así que este no me lo apunto.
Yo también tengo mis lecturas ligeritas, jejeje; es curioso que a veces te apetezca "ese" libro en concreto para desconectar :)

M. dijo...

Tiene pinta de ser un libro que engancha y que, a priori, me suelen gustar pero no lo apunto porque tengo el cupo de novelas de este tipo lleno por ahora =)

Tatty dijo...

Tengo la siguiente parte en mi estantería, tampoco he visto la serie pero he oido hablar muy bien de ella
besos

LAKY dijo...

No conocía la serie ni ls libros perorare tipo de novelas me suelen apetecer de vez en cuando así que lo tendré en cuenta

Jesús dijo...

Cuando en su momento vi promocionar esta serie (creo que, en mi caso, fue por Fox), tuve intención de verla, pero al final la dejé pasar. Y ahora he vuelto a sentir la curiosidad a partir de lo que cuentas en la reseña de este libro. Sin duda, me lo apunto.

¡Besos!

Lady Boheme dijo...

No es el tipo de novela que leería, sobre todo porque lo que es el género no me va demasiado, aunque no la descarto si cae en mis manos por casualidad. No he visto la serie...

¡Besos!

Shorby dijo...

No me gusta la serie, he intentado verla pero no me engancha... no le acabo de pillar el punto U.U

Así que no sé si me animaré con el libro.

Besotes

Bolzano dijo...

Siempre viene bien leer, como tu dices, una novelita fresca para desentumecer el celebro.
No he visto la serie aunque he visto los trailer muchas veces, y no porqué no me guste este tipo de series, si no por falta de tiempo material.

De momento no entrará en mi lista, jejeje, demasiados haciéndose paso, aunque lo tendré presente.

Un saludos

Ángel Iván dijo...

Si está escrito por guionista de TV lo mínimo que se le pide es que sea ágil, algo que se agradece en las lecturas veraniegas de tumbona y mojito, a mi la serie no me seducía y eso que es tentador para alguien que le gusta la novela negra pero creo que se aleja bastante de esa corriente que tanto nos gusta.
La apunto en las de "por si".
Un besote.

dsdmona dijo...

Me lo leí sin haber visto la serie y no me gustó en exceso... ni la serie tampoco. Prefiero otro tipo de novela negra o de detectives

D.

lammermoor dijo...

Bueno, una última parada. La serie me gusta mucho pero no sé si me animaré a leer los libros.
Como tú, tengo mucho "negro" que leer así que salvo que se me ponga muy, muy a tiro, pasaré.