viernes, 8 de julio de 2011

BBF# 23 con Sissel-Jo Gazan





Con este nombre que la verdad cuesta de leer y de pronunciar horrores, no me esperaba yo una nueva novela nórdica, sobre todo porque ultimamente mis lecturas negras están monopolizadas por los autores venidos del frío, y porque después de mi experiencia con Camilla Läckberg, que sé que os gusta a much@s pero a mi me deja más bien fría e indiferente, huía de las autoras nórdicas como de la peste... espero que este comentario no moleste a nadie porque es muy personal mio y respeto a las lectoras que se inclinan por esta autora.


De momento y a pesar que lo tengo empezado muchos días solo he leído unas 34 páginas y no puedo decir que no me guste, pero tampoco hemos entrado en materia, así que poco os puedo contar, salvo que es un libro gordito, que de momento se esta centrando mucho en la vida de la protagonista, como modo de introducción a la novela negra, es decir todavía no tenemos un asesinato, así que poco podemos decir al respecto... pero me quedan muy pocos días para devolverlo y no se si lo voy a poder terminar, así que este libro esta suponiendo un enorme reto que no se si conseguiré llevar a buen termino.


He tenido mis mas y mis menos con la editorial de este libro, y no personalmente, si no con sus lecturas, no todas me han satisfecho, no es una editorial a la que acuda ciegamente, ni de las que me gustan todas sus elecciones, pero ultimamente me atraen mucho los libros que edita, al menos los hace muy pero que muy atractivos. El que me ocupa en estos momentos es como he dicho antes una novela negra, pero al mismo tiempo es algo más tiene ese toque de aventura a lo indiana Jones, jajaj si lo leéis entenderéis porque, pero no esperéis un libro de acción que yo al menos de momento no la he encontrado, pero no sé porque me ha recordado a este aventurero.





Titulo: Las alas del dinosaurio

Autor@: Sissel-Jo Gazan

Editorial: Alfaguara

Nº Páginas: 494

Traducción: Blanca Ortiz Ostalé


Solnhofen, sur de Alemania, 5 de abril de 1877


Anna Bella estaba soñando que descubría el Archaeopteryx, el ave primitiva de Baviera. Se hallaba en la sexta semana de viaje, hacía tiempo que una fina película de tierra recubría los rostros de todos los integrantes del grupo y los ánimos estaban por los suelos. El jefe de la expedición, Friedman von Molsen, era el único que conservaba el buen humor. Por las mañanas, cuando, adormilada y aterida, salía de la tienda, solía encontrarle tomando un café junto al fuego; los restos de gachas de la cazuela revelaban que hacía mucho que estaba vestido y había desayunado. Ella estaba harta de gachas, harta de polvo y harta de arrodillarse en un suelo del que sólo salían unos huesos demasiado recientes, que, aunque no carecían de interés, no eran lo que la había impulsado a estudiar Biología y mucho menos a dedicar seis semanas de su semestre sabático a vivir en unas condiciones tan penosas. Corría el año 1877 y, en ese punto del sueño, Anna empezó a notar la sensación de que algo no acababa de encajar. Llevaba puesto su chaquetón militar relleno de plumón y unas modernas botas gruesas de pelo con las suelas de goma, pero a Friedman von Molsen no parecía sorprenderle lo más mínimo, a pesar de que él llevaba un terno de pana con chaleco y leontina, un gorro de lana calado hasta las orejas y una pipa corta en la boca.


Como podeis ver suele usar parrafos muy largos, pero no exentos de contenido... ya os contaré que me parece de momento me esta haciendo volver paginas.








11 comentarios:

Tatty dijo...

No conocía este libro así que estaré atenta a lo que nos cuentes.
Besos

Carmen dijo...

Los párrafos largos con muchas oraciones subordinadas suelen ralentizar la lectura y cansar. Requiere más esfuerzo mental seguir el hilo de la narración. Ya nos contarás al final...
Besos,

dsdmona dijo...

Yo de Alfaguara huyo como la peste, lo mismo que tú de las nórdicas... no sé le tengo manía, igual porque no han defraudado las últimas elecciones que he hecho de esta editorial

D.

Margari dijo...

Ahora que me paro a pensar, no soy muy lectora de Alfaguara. Podría contar con los dedos de una mano los libros que en los últimos años he leído de esta editorial. A mi hija sí le he comprado un par de libritos últimamente y en ambos había errores ortográficos, así que tampoco me anima mucho a seguir comprando. Y sobre este libro, pues por lo poco que cuentas, mucha atención no me llama y el párrafo que has puesto tampoco ha sido muy de mi agrado, así que me parece que lo voy a dejar pasar.
Besotes!!!

M. dijo...

No me gusta demasiado ni la portada ni el principio pero no conocía ni el libro ni el autor. Esperaré a tu reseña!!

LAKY dijo...

No me atrae mucho, pero si consigues terminarlo y ns contaras si merece la pena

Lady Boheme dijo...

No soy muy de novela negra, básicamente nada, y este en particular, por lo que cuentas, me llama menos. Qué principio tan cansao... ains!

Pero bueno, estaré atenta a la reseña de todas formas...

¡Besines!

Tabuyo dijo...

Yo también estoy cansada de tanta novela nórdica y tampoco me va Lackberg. Así que esperaré a tu reseña ya que me fío de tu criterio que es parecido al mío.
Besos

Ángel Iván dijo...

Uys, creo que está dejando frío la invitación a leerlo, espero tu comentario a ver si me convenzo.

welzen dijo...

No me ha disgustado el párrafo así que lo tendré en cuenta la próxima vez que vaya a la librería para poder echarle un buen vistazo. De todas maneras esperaré a tu reseña para ver si vale la pena comprarlo o no.

Rosalía dijo...

No conocía este libro, a ver si te gusta. Yo con Alfaguara bien en general, je, je.

bsos!