lunes, 26 de septiembre de 2011

Todo vale. Juan Ignacio Montiano



Me gustaría agradecer a la editorial Ven y te lo cuento este ejemplar, su cuidada edición y presentación. Las personas que solemos leer mucho valoramos que las páginas estén despejadas, la letra sea la óptima y que la lectura no nos sobrecargue la vista. Y de esto se un rato porque a pesar de usar gafas casi siempre que leo mis ojos se resienten y si la letra es pequeña o la presentación abigarrada leer deja de ser un placer para convertirse en una tortura.




La editorial Ven y te lo cuento es un ejemplo de buen hacer, una empresa que sobre no ser muy grande, sabe velar por el lector, su principal activo. Este libro es el segundo que leo de la colección y si fuera cierto…? En este se nos plantea la pregunta si el fin justifica los medios… y seguro que si abriéramos debate las repuestas serían variadas y no nos costaría nada argumentar nuestra postura.




Todo Vale es una novela corta que atrapa desde el principio, con un lenguaje muy coloquial que te lleva a pensar que más que leyendo estas llevando una conversación en una cafetería con un amigo y este te cuenta el periplo que está viviendo.




El mundo de la televisión y los magazines es una jungla donde sobrevive el que menos escrúpulos tiene y está dispuesto a pasar por encima de sus principios y de sus compañeros en muchas ocasiones. En este libro se habla tanto de la radio como de la televisión, programas que podríamos llamar basura y que sin embargo tienen unos índices de audiencia muy altos. Programas que en ocasiones te hacen pensar si en realidad todo vale, incluso humillar y desdignificar a las personas.




A mi mente vino una sección de un programa matinal de radio que escuchaba cuando trabajaba, no sé cómo se llamaba y creo que lo escuchaba en la Ser pero hace dos años y la verdad es que después de dejar de trabajar en la empresa no lo he vuelto a oír, no era un programa que me gustara. En fin la sección consistía en llamar a una chica o a un chico, lo solicitaba la pareja y se suponía que pretendía comprobar la fidelidad del novio/a, pocas veces han terminado bien ese tipo de bromas. Recuerdo uno en especial en que la novia llama a su chico, fingiendo una borrachera monumental y pidiéndole perdón por haberle sido infiel. El novio se calentó y al final con bastantes malos modos, un lenguaje soez y bastantes gritos, terminó confesándole que el también le había sido infiel. La mentira descubrió una verdad que terminó con la pareja, y con la persona que hacía la broma bastante mosqueada.


Algo parecido sucede en este libro. Roberto es un presentador de éxito, su programa de radio es el que más audiencia tiene, sus colaboradores y él forman un grupo bien avenido y glamuroso. Su vida está en lo alto de la montaña rusa, tiene una novia guapa, con la que no tiene ningún compromiso, un piso en propiedad y todo lo que podría desear. Sin embargo humanamente es un desperdicio de hombre, no teme pisar al contrario con tal de estar él bien, y por eso es incapaz de arrepentirse por las consecuencias de la sección de su programa, en la que una novia pone a prueba a su galán.


Sin embargo un día el programa tiene consecuencias, uno de los bromeados no ha podido superar la pérdida de su novia y se suicida. En la investigación sale a relucir su nombre y el del programa y su vida comienza a descender en la montaña rusa. El infierno en el que se ha metido le hace darse cuenta de que siempre ha buscado su comodidad y su éxito y ahora se encuentra sólo, sin más personas a las que acudir que sus padres. Tanto éxito no era más que una quimera, en cuanto esta desaparece nada queda más que la desesperación.


Acompañaremos a Roberto en ese descenso a los infiernos, en sus reflexiones, en la debilidad que siente, puesto que aunque piensa que lo que hace no está bien, primero está el salvar el pellejo uno mismo. Las situaciones que vive en ocasiones nos parecen grotescas, otras exageradas, y otras nos provocan una sonrisa por lo hilarantes… sin embargo detrás de todo subyace una crítica a los medios de comunicación y a la programación que se vende, una crítica a una sociedad que se alegra del dolor ajeno porque le sirve para olvidarse de sus propias miserias.


Al final el mismo es blanco de una broma cruel, que lo enfada, que lo hace seguir la estela que debería pero solo por unos instantes, puesto que los flashes del éxito lo ciegan y vuelve a caer en las redes de la televisión y del prime time…


Una novela de denuncia social con aires de novela negra, una investigación cargada de humor, unos personajes con peculiaridades exageradas… y un desenlace para nada esperado, un golpe de timón dado de una forma magistral que nos deja pensando un buen rato. Hasta donde una broma puede hacernos pasar un buen rato o nos puede ayudar a descender peldaño a peldaño hasta el mismísimo infierno.


La edición que yo he leído es la segunda, espero que siga vendiendo ejemplares y siga utilizando su sentido del humor y su buen hacer para llevarnos a la reflexión y ojala esta nos sirva para elegir mejor los programas de televisión a los que dedicamos nuestro tiempo libre.


Juan Ignacio Montiano tiene más novelas publicadas, la primera en 1995 El cadáver de porqueriza, intentaré encontrar alguna de sus anteriores novelas para ver si consigo pasar otro rato agradable con la prosa de este autor vasco.

24 comentarios:

Tatty dijo...

Qué bien que hayas reseñado este libro, esta semana estuve buscando información sobre él y no encontré ninguna reseña que me diese una pista de si merecía la pena leerlo pero después de la tuya creo que si me voy a animar con él
un beso!

LAKY dijo...

A mí me lo envió la editorial junto a Pequeñas historias de Héctor Gomis y La verbena de San Judas. Sólo he leído, de momento, Pequeñas historias y, efectivamente, la edición es de destacar, muy cómoda para el lector.
De ésta no sabía nada y, te digo lo mismo que Tatty, qué bien que la hayas reseñado porque así la cogeré con más ganas.
Un besazo

Susana Hernández dijo...

Pues parece que sí te ha gustado esta novela, deberé tenerla en cuenta. La verdad es que el título y la portada no me decían mucho, pero vista tu reseña...

Besicos!

Vero dijo...

De octubre no pasa que me lea los libros que me envió la editorial, que está muy mal por mi parte no haberles hecho un huequito todavía. Además, pintan muy bien!!!!
Besos!

Locura de lectura dijo...

Pues no conocía ni al libro ni a la editorial, y desde luego por tu reseña me han entrado muchas ganas de leerlo. Muchas gracias por darlo a conocer. Un saludo, Gema

Margari dijo...

Tampoco conocía el libro, pero tras ver lo mucho que te ha gustado, no dudo en apuntarla, que tiene muy buena pinta.
Besotes!!!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

No conocía ni el libro, ni el autor ni la editorial, pero tiene muy buena pinta y parece muy interesante. Me alegro de que hayas disfrutado tanto de la lectura. Muchos besos.

Shorby dijo...

Se habla bastante bien de esta editorial!! =)
Tiene buena pinta, lo tendré en cuenta.

Besotes

Bookworm dijo...

Pues aquí otra que desconocía libro, autor y editorial, pero me ha gustado mucho la reseña. Por cierto yo también he oído en alguna ocasión el programa de radio que comentas (tampoco sé el nombre) y me daba vergüenza ajena oirlo. Yo creo que la mayoría de las veces las cosas se hacen sin pensar en las consecuencias que puedan tener. Quieres hacer una "gracia" y sale el tiro por la culata. Esto me ha recordado el caso de una chica que fue al diario de Patricia donde su ex-novio la quería sorprender y pedirle que se casara con él y la pobre se quedó helada en el plató y al cabo de unos días él la mató. Para que veas la gracia de estas cosas. ¿No podrían enterarse un poco de qué se esconde detrás de algunas historias? Desde luego el tipo este parecía el típico príncipe azul enamorado, hasta que te fijabas en la cara de terror de ella.
En fin, que me disperso. Me parece una historia muy interesante y me alegro de que te haya gustado.

Un beso

Trescatorce dijo...

Me ha gustado mucho la reseña, y me ha interesado mucho el libro. Me lo voy a apuntar ahora mismo, porque el argumento me llama, y si dices que la prosa está bien, además de una edición cuidada... ¿Qué más podemos pedir?
Por cierto, que en los 40 por las mañanas siguen haciendo bromas de estas, pero es con un cebo. Una chica desconocida llama al novio (o un chico llama a la novia, pero casi siempre es al novio...), diciéndole que le ha visto y que le gusta un montón y que quiere verse con él, y lo que surja. Luego se pone la novia para ponerle verde porque ha aceptado. Yo escuché un caso en el que el novio no aceptó, pero al ponerse su chica la dejó por desconfiada. Por desgracia, lo escucho en el curro...
Besos!!

Carmen dijo...

No conocía ni la editorial, ni al autor, ni por supuesto el libro, así que muuuchas gracias por la información. El libro pinta muy bien, puede ser una buena lectura...
Besos,

June Seventeen dijo...

Ohh, me pasa lo mismo con las ediciones con letra pequeña...no llevo gafas pero me dejo los ojos con la lamparita de noche... Ya tienes una nueva seguidora y te invito a pasar por mi sitio si te apetece...(www.novelasypalomitas.blogspot.com) kisses

Carmina dijo...

Tatty animate, es un libro entretenido, ameno y trata un tema de bastante actualidad, además es muy corto y seguro que lo lees en un pis pas. Ya nos contaras tus impresiones

Carmina dijo...

Laky yo tengo todavía pendiente de leer dos, el de la verbena de San judas y uno en valenciano, pero el primero me lo ha cogido mi hermana y el segundo sigue esperando su turno, poco a poco.
Me alegro de haberos servido de ayuda a Tatty y a tí

Carmina dijo...

Susana si que me ha gustado y la verdad es que la editorial las portadas es lo unico que no se curra mucho. En cuanto al titulo a mi si me llamó la atención, muy escueto y no daba pistas sobre que podías encontrar, así que me picó la curiosidad

Carmina dijo...

A ver si es verdad Vero y conocemos tus impresiones sobre estas lecturas y sobre la editorial

Carmina dijo...

Gemma me alegro de haberte descubierto una editorial y a autores nuevos... siempre es grato hacer descubrimientos a traves de los blogs que visitamos

Carmina dijo...

Margari como crece el plan lector verdad? si es que todo nos apetece, no se de que pasta estamos hechas, y el alivio que da cuando descartamos una... me alegro de haber picado tu curiosidad

Carmina dijo...

Goizeder buena pinta tiene, y yo hasta que Hector Gomis se puso en contacto conmigo había oido hablar de la editorial a Rosalia de Lo que leo, pero no la había visto en ninguna libreria, por lo que fue un placer descubrirla

Carmina dijo...

Shorby, la verdad es que merece los elogios que le estan dando. Cuida mucho al lector. Al menos los contenidos estan despejados y leer es un placer

Carmina dijo...

Booky no me gustan ese tipo de programas de hecho lo escuchaba porque no tenía más remedio, mi jefe ponía la radio para toda la empresa, y a mi me repateaba el programita de marras, pero había que aguantarlo. Desde que no trabajo allí que no lo he vuelto a oir. Deberian tener más sensibilidad, sin embargo al locutor de esta novela el tiro le sale por la culata,ojala le pasara a más de uno, le pasa algo así como el cazador cazado...

Carmina dijo...

Pi me alegro de que te haya interesado el libro. En cuanto al programita tambien lo he oido en la versión cebo, y me gusta tan poco como el otro. En fín que yo ya no tengo que oirlo, pero no me importaría hacerlo si eso significara volver al mercado laboral

Carmina dijo...

Carmen un placer descubrirte nuevas lecturas, al menos por una vez hemos intercambiado los papeles, casi siempre es al contrario

Carmina dijo...

June Seventeen yo ademas de llevar gafas tambien me dejo los ojos con la lamparita de noche, así que lo de las ediciones cuidadas se imponen. Me he pasado por tu blog y seguro que vuelvo con más tiempo