lunes, 12 de septiembre de 2011

Tú escribes el final



Cuando cogí esta novela, lo hice atraída por su titulo, sin leer la contraportada. Pensaba que era una suerte de experimento, una de esas iniciativas que corren por internet entre los amantes de escribir relatos. Hace dos años aproximadamente participé con otros internautas en una experiencia que consistía en continuar escribiendo un texto que te venía dado, a sabiendas que otra persona continuaría la historia después. Nunca se sabía que podía surgir, pero la verdad es que a veces me he sorprendido mucho con el resultado. Ahora como no tengo tiempo para escribir, y las musas se han ido de viaje, pues me contento con ser voyeur de este tipo de historias, y creía que me encontraba ante algo parecido, ante un final tan abierto que podías escribirlo tú.


Pero nada más lejos, Raquel Rodrein una malagueña que estudió derecho en Granada, fascinada por el mundo cinematográfico, ya que le hubiera gustado ser directora de cine y escritora de guiones que luego se plasmaran en la gran pantalla, ha creado una novela romántica con la que ha ganado el IV Premio Terciopelo. Cosmopolita como pocas ha residido en Kansas, Paris, Nueva York, Escocia e Irlanda. Y de esa mezcla ha sabido crear unos personajes entrañables y una ambientación soberbia. Firme defensora de que la realidad más simple puede superar a la más insólita de las ficciones crea una novela cercana, unos personajes con los que es fácil empatizar y una novela romántica sin exceso de almíbar.


La novela se desarrolla en Escocia, en un paraje precioso y descrito con mimo, aunque después se traslada a Nueva York, e incluso mínimamente en Brasil y de vuelta a Escocia. Los personajes principales son Liam Wallace, un chico guapo, licenciado en Derecho, que se revela como un gran actor de teatro (las dos grandes pasiones de la autora), Amy, una chica americana con sangre irlandesa, que se traslada un año a Escocia para estudiar.


Allí conoce la felicidad de la mano de Liam un chico sincero, transparente como el agua que le corresponde, ella ve sus posibilidades y le anima para que se embarque en el mundo del espectáculo. Terminado el año de estudios Amy, tiene que volver al bufete de abogados del que procede. Liam decide abandonarlo todo para ir tras ella y poco a poco va dejando morir su sueño de convertirse en actor. Sin embargo es feliz.


Pero hay alguien que no está dispuesto a perder su gallina de los huevos de oro, alguien que sabe que puede ganar mucho dinero si Liam decide actuar y que ve en su novia un obstáculo insalvable, por lo que le tiende una emboscada para hacerla desaparecer. Y sin duda tiene éxito. Los caminos de ambos se separan, el no entiende como ella ha podido abandonarlo, ella no asimila la traición a la que él la ha sometido.


A pesar de todo ella sigue enamorada de él, y él no es capaz de olvidarla. Sin embargo ambos rehacen su vida. Ella llega a contraer matrimonio y tiene una hija, él es incapaz de tener una pareja fija durante mucho tiempo, aunque una mujer ha conseguido estar lo bastante cerca de él, para descubrir su debilidad.


Liam se consagra como actor, y Amy le sigue la pista, sus caminos se cruzan en más de una ocasión en aeropuertos, pero sin llegar a coincidir. Pero suficiente para reavivar la llama del dolor.


Cuando desaparece la mujer de su vida, Liam corta lazos con todo aquello que la recuerda, y con su familia. La enfermedad de su madre le obliga a volver a la casa familiar y antes de morir le entrega un manuscrito… se titula Tu escribes el final, lo ha escrito ella y allí está reflejada toda su historia de amor.


Liam está dispuesto a encontrarla, y a que vuelva con él, no sabe que la hizo huir de su lado, pero puede y quiere perdonarlo todo. El acercamiento no va a ser fácil porque un accidente destruye su vida. No recuerda nada de su pasado y la tragedia se ha cernido sobre ella al perder lo que más le importaba. Liam con sus dotes de actor y con su infinito amor deberá luchar para sacarla de ese mundo de sombras, para juntos escribir ese final.


El punto culminante se sitúa cuando ambos descubren que han sido víctima de una manipulación, que han perdido diez años de su vida por culpa de un engaño. Años en los que Liam ha conseguido ser el actor más cotizado, pero que ha vivido en un caos anímico.
Cómo toda novela romántica quizás han forzado un poco el final, con ese serán felices y comerán perdices, puesto que lo único que les faltaba para que la felicidad fuera completa se les presenta en bandeja de plata.


Hubo un fragmento en esta novela que disfrute muchísimo por no considerarla la típica novela rosa, que me impactó:


“Aprendí algo muy importante de mi padre. Siempre dijo que los seres humanos éramos como pequeños puzles. Los había de mayor o menor dificultad como había vidas felices e infelices. Los afortunados eran aquellos a los que la vida brindaba la posibilidad de que todas las piezas encajaran a la perfección desde el principio y con un solo movimiento. Los desafortunados tropezaban una y otra vez hasta encontrar el hueco perfecto para encajar la pieza. Otros sencillamente, jamás logran terminar el puzle”


Una metáfora preciosa para explicar el mundo de pareja, tan complicado unas veces como sencillo otras.


Disfruté con la ambientación de la novela, con los personajes, tanto los principales como los secundarios, con el desarrollo de la novela que en ningún momento me empachó, ni siquiera con ese final algo manido, pero que entraba dentro de las posibilidades. Sin duda me enamoré un poco de Liam, el hombre perfecto, el que toda mujer desearía encontrar. Y vencí mis prejuicios hacia este género que confieso había tenido un poco abandonado, y en el que es posible encontrar obras de calidad.


Las dos novelas de corte romántico que he leído este año han sido dos equivocaciones, pensaba que me encontraba ante otro tipo de novela y sin embargo me han sorprendido muy gratamente, tanto que no me importaría equivocarme más a menudo.

17 comentarios:

Tatty dijo...

La verdad es que el título no sugiere para nada lo que contiene el libro, o al menos eso me ha parecido a mí, tiene buena pinta, no lo conocía pero quizás me anime aunque ultimamente tengo el género romántico un poco abandonado
un beso!

LAKY dijo...

Desde luego, yo tampoco hubiese pensado que era ese tipo de novela.
El romántico es un genero que me a pereza pero que cuando leo disfruto un montón.
Besos

Pasajes románticos dijo...

Me alegro que te haya gustado!
Para mi esta novela fue uno de los grandes descubrimientos del pasado año. Es una novela tierna, dura pero preciosa, me encantó.

un beso
Dácil

Bookworm dijo...

Pues opino como Tatty, el título no sugiere qué vas a encontrar entre sus páginas. Suena francamente bien, pero no tengo ganas de este tipo de libros ahora. Me alegro de que hayas disfrutado con tus dos "equivocaciones" ¡je,je!. Es lo mejor que te puede dar un libro, que no esperes demasiado y te sorprenda. Cuando es al contrario da mucha rabia.

Un beso

Isi dijo...

Pues sí que nos has dado ganas de leerla!! jaja Es verdad que por el título yo tampoco hubiera pensado que es una historia romántica, y además no me disgustan en absoluto!

M. dijo...

Lo acabo de tener en la mano en la biblioteca pero lo he dejado allí. No me suguería nada ni la portada ni el título y como no tenía referencias no me he atrevido. Lo anoto para mi próxima visita!!

Besos

Margari dijo...

Por la portada y el título nunca me hubiera acercado a esta novela, pero después de leer tu reseña, me has dejado con ganitas. Además, tengo ganitas de leer una buena historia romántica, así que no lo dudo, y apuntado queda.
Besotes!!!

sonia dijo...

Carmina!!que te me vas a hacer una fan de la novela romántica..jajajajaja
el título me parece un horror, porque me da que te deja a medias pero tu reseña es estupenda así que apuntado queda..
besos!

Shorby dijo...

Si me guiase de la primera impresión (portada y título), jamás pensaría que la novela es de este estilo.
Me llama la atención, me has puesto los dientes largos jejej

Besotes

Saramaga dijo...

Pues yo lo he visto en la librería varias veces, pero no le di mucha importancia... tras leer tu reseña, quizá le de una oportunidad... Besos!

Xula dijo...

No me habia imaginado que era asi, con ese titulo. Aunque la verdad es que no me apetece mucho este tipo de lectura ahora mismo. Un beso!

Los duelistas (videoblog de libros) dijo...

Lo mejor que yo he leído sobre la pareja fue Señora de rojo sobre fondo gris

Rosalía dijo...

No me llama mucho la la atención este libro, no soy mucho de leer romántico, y ni me suena de haberlo visto en las librerías.

Estoy con : sublime "Señora de rojo sobre fondo gris".

bsos!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Me alegro de que al final te haya gustado, aunque pensases que era otra cosa, no me extraña, con ese título. Me lo apunto. Soy muy romántica y creo que me puede gustar. Muchos besos.

bibliobulimica dijo...

pues yo habría hecho la misma suposición que hiciste tú...me alegro que al final, acabara gustándote.
un beso,
Ale.

Marina García dijo...

Me fijé en la novela cuando la autora estuvo firmando en Málaga en la pasada Feria del Libro y lo anoté porque sentía curiosidad. Esta es la primera reseña que leo y la verdad es que me has picado el gusanillo. Un abrazo ;)

Elena dijo...

El libro es una joya. Si algo hay que destacar de esta autora es, entre otras muchas cosas, la facilidad para crear personajes inolvidables No os lo perdáis. Yo también conocí a la autora en la Fería del libro de Málaga, fui expresamente para que firmase mi ejemplar que dicho sea de paso se leyó primero mi marido y que me recomendó. Estuve charlando con ella y me dio la impresión, sin conocerla, de que había mucho de Amy MacLeod en ella.Su sueño es llevar esta historia al cine.No creo que sea una novela romántica propiamente dicha. Es una historia de amor con mayusculas. Estoy deseando leer lo próximo de Raquel Rodrein.La mayoría de las opiniones en internet son buenísimas y con razón. No me equivoco si os digo que esta chica llegará lejos.