lunes, 10 de septiembre de 2012

Ellas tambien viven. Mª del Pilar Muñoz del Alamo


De vuelta con una reseña tras un mes y algo más de desconexión cibernética, pero es que me hacía tanta falta que no me lo he pensado dos veces, y se ve que me he hecho mayor, porque solo me conecte un día en todo el mes de agosto y para comprobar si ya se habían publicado las becas para estudio…
Quiero volver saldando una vieja cuenta, y para ello me vais a permitir que empiece de una forma un tanto atípica, que me tome la licencia de hacer algo que hasta el momento no me había permitido y que no creo que se vuelva a repetir, aunque no prometo nada.

Una disculpa

Y sí, ya he dicho que es una forma distinta de acometer una opinión, pero no me queda más remedio porque creo que este libro me ha llegado tanto que no voy a saber expresar todo lo que me ha dado y por eso motivo también he tardado meses en reseñarlo.
Por ello vayan mis disculpas para la autora que me envió de forma altruista el ejemplar, y para la persona que le facilitó mi dirección y que seguramente le cantó unas loas que Pilar por el momento no ha visto reflejadas en mis escritos. Y también para las mujeres que conforman el elenco de protagonistas de Ellas también viven, porque seguro que no soy capaz de devolverles todo lo que ellas me han dado a mí en los momentos que hemos compartido.

Agradecimientos

Y tras entonar el mea culpa, me gustaría agradecer a Pilar Muñoz que me enviara el libro, porque para ella supone un gasto, ya que es autoeditado y por ello cargar con el precio del ejemplar y el envio me parece un acto generoso.
Tambien me gustaría agradecer a mi angel de la guarda que pensara en mi, tengo alguna candidata para el puesto… pero como fue sorpresa con eso me quedo con las candidatas.
Y sobre todo a esas mujeres que han sabido montar mis emociones en una montaña rusa y mantenerlas en todo momento en el punto álgido, a esas mujeres que de ser tan humanas traspasaban el papel. A esas mujeres con las que no me hubiera importado compartir un café, confidencias y algo más…

La autora

Mª Pilar Muñoz Alamo nació en Pozoblanco, Cordoba, en agosto de 1967. Dejó su pueblo natal con ocho años para trasladarse a Cordoba donde reside desde entonces. Es licenciada en Psicología y funcionaria de la Administración General del Estado, desempeñando en la actualidad su labor profesional en el Ministerio de Trabajo e Inmigración. Su formación académica y su propio temperamento han hecho que posea una visión crítica, pero constructiva, de la vida, de la sociedad, de la personalidad de cuantos la rodean y en particular, de la actitud hacia la mujer, lo que unido a su eterna afición a la escritura ha constituido el origen de ser de esta recopilación de relatos que es por el momento su primera obra publicada.
Datos extraidos de la solapa del libro publicado por la editorial Circulo rojo.

Argumento


Hablar del argumento cuando se trata de una recopilación de relatos es harto complicado, cuando no imposible puesto que el único nexo que los une es que está protagonizado por mujeres, mujeres valientes, con coraje que al final sacan fuerzas de donde no creen que las haya, o cometen errores que les cuestan caros.

Mis impresiones


Conocí este libro en la blogosfera, a través del blog de Laky, y de la mano de un sorteo, me atrajo poderosamente la portada, la elegancia de esa mujer estilo vintage con una taza en la mano. Sin embargo hubo una cosa que me paró y que al final hizo que no participara en ese sorteo, se trataba de relatos y he comentado en más de una ocasión que no suelo ser lectora de este género por más que como selecciono tanto al final lo disfruto como una enana.
Deje pasar esa oportunidad y unas cuantas más, la blogosfera se fue llenando de opiniones y el libro comenzaba a picar mi curiosidad, a esas alturas los sorteos ya escaseaban y las posibilidades de conseguir un ejemplar se me antojaban escasas. A principios de febrero recibi un paquete que no esperaba, en su interior Ellas también viven, un marcapaginas del libro y una dedicatoria preciosa de Pilar.
Le agradeci el envio del ejemplar, y prometí leerlo lo antes posible, aunque el atasco lector era monumental. Un mes después, y aún con una barbaridad de libros pendientes, resolvi ponerlo en mi mesilla de noche, sería mi libro de cabecera durante un tiempo, había resuelto leer un relato por noche.
Pero no lo conseguí, reconozco que Lucia y su historia me impactaron tanto que estuve un par de noches dándole vueltas, me recuerdo reprochándole su actitud, después felicitándola por su decisión, me enfadé por lo dura que era consigo misma, sin darse ningún respiro. Pero lo que más recuerdo fue ese giro al final del relato que me dejo con la boca abierta, sin poder articular palabra.
De las pocas veces que hablé con Pilar a través del facebook, le comenté lo mucho que me había sorprendido ese primer relato y recuerdo que deseó sorprenderme quince veces más, y sin duda lo ha conseguido.
Quizás lo que más me ha gustado de este libro no sea ya que siempre ha logrado sorprenderme porque da giros en los momentos más inesperado, sino ese estado de zozobra en el que me he visto inmersa, ese tener las emociones subidas en una montaña rusa, que tan pronto te sientes indignada, como sientes enfado, como eres capaz de reírte y de aplaudir las decisiones de una protagonista.
Los temas que toca son tan variados como las personalidades de sus protagonistas, la prostitución, el maltrato, la infedilidad en dos vertientes la que conocemos todo el mundo y la que la últimamente esta de moda, la cibernética, los celos, la atracción física, el querer sorprender al amado aparentando ser quien no se es, la homosexualidad, la crisis y sus efectos devastadores en el día a día, el alzheimer, la traición, las segundas oportunidades, y seguro que algún tema más me dejo por el camino, porque han sido meses sentándome delante de la hoja en blanco, sin ser capaz de expresar mis sensaciones. Dia tras día lo intentaba y tampoco estoy muy segura hoy de cual será el resultado.
Hay un relato que me ha emocionado profundamente, carta a una madre, quizás porque me recordó la perdida de mi suegro, quizás porque no estaba preparada para leer algo semejante, reconozco que me hizo daño, que no he sido capaz de releerlo, a pesar que para romper la maldición de la pagina en blanco hay relato que lo he releído hasta cinco veces, no ha sido el caso de carta a una madre que me conforme con leerlo una sola vez con los ojos empañados y el corazon apretado por la emoción.
Me reí con la Crisis llegó al pelo, quizás porque me recordó mi propia experiencia cuando me quede en paro y resolvi tintarme el pelo yo en casa, las peripecias que pase fueron de juzgado de guardia como las que vivió la protagonista de este relato.
Sonreí cuando una mujer sentía celos del computador, porque su marido le estaba siendo infiel con él, aunque recapacitando me dí cuenta de que es una situación tan común en nuestros días que posiblemente haya otras mujeres, e incluso hombres en situaciones similares.
Me descolocó profundamente y necesité de varias relecturas y también de alguna aclaración vía mail y teléfono, un mundo propio… gracias a Kayena pude aprehender este relato en su totalidad.
Y podría seguir, pero pienso que mejor disfrutar de este libro sin saber demasiado de él, es un libro de mujeres que pueden disfrutar hombres, y que demuestra que todas y cada una de nosotras somos diferentes, pone de manifiesto la valentía de muchas de ellas, el humor, situaciones algunas de ellas tan cotidianas que podemos encontrarlas muy cerca de nosotras, en algún familiar, vecino, amigo.
Me gusta el estilo de Pilar, ese lograr sorprender cuando ya nada parecía depararte la lectura del relato, ese emocionar de forma continua, en ocasiones me daba la sensación que me encontraba en una cafetería con una amiga que me estaba contando un problema y de la misma forma reaccionaba yo, interpelándola, aconsejándola, como si la interactividad fuera posible. En esa cercanía me ha recordado a Anna Gavalda, que también consigue que sus personajes sean cercanos, tanto que puedes tomarte un café con ellos y disfrutar de una buena charla, la que constituye el relato o la novela en cuestión.
Por último reconocer que a pesar del tiempo pasado llevo a cada una de las protagonistas en mi corazón, que de vez en cuando todavía releo alguno de los relatos y descubro matices que me pasaron en su día desapercibidos. Le deseo a Pilar una carrera plagada de éxitos, y que el libro le de muchas satisfacciones aunque creo que eso lo consigue día a día…
Te animas a conocer a estas chicas, a pasar un rato con Lucía, María, Manuela, Mayte, Marta, Rosario, Patricia, Monica… todas ellas te cuentan su historia en primera persona, y con ellas tus sentimientos se desbocaran, será difícil que no te emociones y compartas sus experiencias…

13 comentarios:

Kayena dijo...

Hagas lo que hagas, siempre eres original cuando enfocas cualquier reseña. Y no me extraña el tiempo que has tardado en escribir esta reseña, porque he tenido el privilegio de charlar mucho contigo acerca de este libro, toda una sorpresa ¿verdad?

Sigo pensando que aquel relato (Un mundo propio), es el que más me gustó, quizás porque lo he vivido hasta en su desenlace y para mi fue estremecedor en muchos sentidos, incluida su acepción más popular.

Un beso.

Pilar Muñoz dijo...

Yo también voy a empezar este comentario de una forma atípica y hasta grosera: ¡¡¡Joder, Carmina!!!
¡Cómo osas disculparte por no haber hecho la reseña antes si el problema era no saber cómo expresar todo lo que han sido capaces de darte! Sobran las disculpas, estoy alucinada!
Me emociona profundamente que quien las conoce las sienta tan cercanas como yo y que sea capaz de abrirse a sus vivencias y de acompañarlas en sus emociones como tú lo has hecho. Cuando leo comentarios como el tuyo me siento tremendamente feliz, porque pienso que he conseguido darles vida propia, hacer que las sientan como mujeres de carne y hueso que traspasan el papel. Pero hoy, después de leer tu magnífica reseña y tus profundas impresiones, he de confesarte que siento pena y mucha impotencia por no poder conseguir, a pesar de mi lucha constante, romper esas barreras que les impiden ampliar el horizonte y conocer a más gente con la que compartir sus historias. Me alegra de que al menos hayan tenido contigo esta relación tan especial.
Muchísimas gracias, guapa!!
Un besazo!!

Espe dijo...

Enhorabuena, porque acabo de leer la mejor reseña de las que he visto hasta ahora sobre el libro de Pilar. Me has hecho acordarme de los lagrimones que me cayeron el día de la presentación en Madrid, cuando Pilar precisamente leyó Carta a una madre...

LAKY dijo...

Menos mal que no sabías por dónde atacar la reseña porque te ha quedado preciosa! Ya sabes que estoy totalmente de acuerdo contigo; tampoco el género relato es mi preferido pero este libro es especial, una maravilla. Me alegra que lo hayas disfrutado. Besos

Margaramon dijo...

Una reseña impresionante. Unos relatos que emocionan y transmiten un montón de sensaciones. Es normal que estas niñas lleguen a todos los lectores y es que se convierten en nuestras amigas y nos cuentas sus vivencias al oído. Unos relatos que llegan al corazón y se quedan en nosotros para siempre.
Besos

Margari dijo...

Menos mal que no sabías cómo enfocar la reseña... Porque te ha quedado una reseña fantástica, maravillosa. Y has sabido plasmar todo lo que has sentido con estas historias, con estas mujeres de Pilar. Imposible no emocionarse con ellas, no sentir con ellas, no querer parar el libro y charlar con ellas. Un libro magnífico y una reseña igual de magnífica.
Besotes!!!

Pakiko dijo...

Una gran reseña. Has mostrado muy bien todas esas emociones que te han transmitido los relatos y a mí me has dejado con muchas ganas de leerlo.
Besos

concha fernandez dijo...

Una magnifica reseña. Besos

shaka lectora dijo...

Increíble tu reseña, preciosa. La mejor que he leído desde que conocí este libro.

A mí también me conmocionó la historia de Lucía, me reí con la del pelo, me emocioné con Mónica y su hijo Alberto y me sentí invadida por una profunda tristeza al compartir la soledad de Carmen. Lo dicho, una maravilla de reseña.

Un beso shakiano!!

Kayena dijo...

¡Anda que ya te vale! http://ellastambienviven.blogspot.com.es/2012/09/resena-en-el-blog-de-tinta-en-vena.html

Ismael Cruceta dijo...

Bienvenida de nuevo a la blogosfera, querida Carmina. Vuelves a demás por todo lo alto. Es un lujo leerte!
un abrazo!!

porlomenix dijo...

Gracias a Kayena y su reseña del mes, he venido a leer que opinabas sobre el libro de Pilar, y me he encontrado con un montón de sentimientos, no solo los tuyos sino también los que aparecen en los comentarios; todos juntos hacen una excelente entrada,
besucus

Pedro dijo...

Un libro que tengo pendiente desde hace ya demasiado tiempo