martes, 5 de mayo de 2009

Seda. Alessandro Baricco


Una pequeña joya que se lee en un suspiro, son apenas cien paginas en lo que el autor ha reconocido no pretende ser una novela, ni siquiera un relato, si no una historia. Una historia muy abierta, que suscita miles de preguntas sin respuesta, y que deja a la imaginacion del lector tantas y tantas cosas que posiblemente al terminar de leerla cada uno llegue a unas conclusiones diferentes.

Se le ha criticado al autor el sistema de capitulacion, puesto que los hay que apenas ocupan unas decena de lineas, muchos han querido ver en ello un artificio de Baricco para alargar el relato hasta convertirlo en una novela... y nada más lejos de la realidad, la novela para ver lo que ha querido crear con ella el autor hay que leerla en italiano y esa es la unica forma de comprobar la musicalidad y el ritmo que lleva implicito, esta escrita en un italiano bastante asequible y cambia por completo la perspectiva que el lector tiene de la historia, puesto que la musicalidad al menos se pierde en la traduccion al castellano.


Es una novela que habla del amor, pero no es una novela rosa al uso, ni se la puede catalagar en ese grupo, tambien los viajes es una parte importante de la novela, pero tampoco es de aventuras o viajes, es dificil encasillar esta obra, en la que el viaje es el hecho que desencadena toda la trama. El amor se respira en el ambiente, un amor jugado a varias bandas... el que siente el protagonista por su esposa, de la que lo unico que sabemos es que tiene el pelo largo y oscuro y una voz muy bonita, la adoracion que siente la esposa por su marido, capaz de perdonar la traicion y de rebajarse para que el alcance su felicidad aunque sea por medio de una epistola, el amor imposible del protagonista por una mujer que conoce en japon de la que solo sabemos que no tiene rasgos orientales, y que coincide con su esposa en el pelo largo y moreno... en ningun momento habla de la voz de esta mujer puesto que se comunican con miradas y gestos, para que hablar si no hablan la misma lengua... Y sumergido se encuentra al menos una relacion tambien de traicion entre la mujer del protagonista y su mentor, un hombre enigmatico del que apenas se conocen cosas, salvo que llego a la ciudad se enfrento al alcalde, le demostro que su negocio funcionaba, alejo a su hijo del futuro que el le habia labrado y convirtio en prospero a ese pueblo.


De la lectura se desprende que Helene y Baldibiou se frecuentaron bastante, y de ahi la mujer del protagonista pudo extraer conclusiones y enterarse del amor de su marido por aquella mujer, y aliviarle el dolor de la perdida, de una manera, que hasta los ojos de su marido resulto creible... Una bella misiva, llena de erotismo en la que posiblemente Helene plasmaba todo aquello que no podia darle... pero la pregunta es a quien? a su marido, o a Baldibiou... muchas preguntas sin ninguna respuesta por parte del autor... queda abierta la imaginacion del lector a cerrar esas lagunas que de forma interesada Baricco ha dejado en su historia.

Es tambien la contraposicion de Oriente y Occidente, en una epoca en el que los extranjeros estaban muy mal vistos en Japon, donde para moverse con seguridad había que disponer de contactos, estamos en la epoca inmediatamente anterior a la Segunda Guerra Mundial, Oriente era un paraiso cerrado, en la aldea de Hara Kei la riqueza la marcaba la posesion de mujeres, el tenia una sin rasgos orientales que por mas que pregunto Hervé de donde procedia no obtuvo respuesta. La entrada de occidentales estaba vetada, pero no asi la de pajaros de diversa procedencia, a traves de los pajaros se ponia de manifiesto la fidelidad de la mujer.

En la novela hay un parrafo en la que los pajaros echan a volar. Pero quien abrio la jaula?, se entero entonces Hara Kei de que su mujer, su mas preciada posesion se habia enamorado de su amigo francés?, una pregunta más que más adelante cuando Alemania invade Japon y a pesar de todo Hervé viaja por amor para conseguir sus huevos de gusano de seda, parece ser contestada... porque ella envia un mensajero a la aldea para que el la encuentre. Cuando Hara Kei lo ve le dice que alli ya no hay nada para el... y le pregunta como ha llegado hasta alli, a pesar de que el no responde, el culpable es castigado. Hara Kei, le descifra a Hervé que es el castigo por ser el mensajero del amor...
Esta historia es tierna, suave, tejida de un tiron cual seda... una pequeña joya que merece ser leida, disfrutada y que posiblemente se relea en muchas ocasiones... quizas y a mi entender solo un fallo... cuando habla del viaje desde Francia hasta Japon, se hace muy repetitivo... pero incluso esta licencia se puede perdonar...

15 comentarios:

Alberto dijo...

Carmina, es muy cierto. Ésta es una de las grandes novelas que uno puede leer. Es muy evocadora y colorista.
Es un frasquito de perfume condensado, de esos caros caros.
Besos cariñosos y feliz día.

L.N.J. dijo...

Hola Carmina, también he decidido hacer pocas promesas y cumplirlas más en silencio. Me es más reconfortable y gratificante.
Cuando me prometen algo, intento desglosar la promesa en varias situaciones para no esperar demasiado, ya que la otra persona también puede cometer errores.

La promesa va unida a la fidelidad de la palabra, y romperlas muy a menudo, al menos a mí me da inseguridad.
Escribí el artículo, un poco cansada de esta sociedad, sólo eso.

Besos cielo, muchos besos.

L.N.J. dijo...

Por cierto, veo que también eres adicta a la lectura, enhorabuena, es un placer.

Isi dijo...

No había oído hablar de esta obra, pero según te he ido leyendo, me han entrado unas ganas enormes de comprarmela.


Un besote enorme!

Carlos dijo...

En Hara Kei yo seria un pajarraco de mucho cuidado…que guapas son todas la mujeres ¿verdad?
Besos Carmina

Alatriste dijo...

No lo conocía. Me di una vuelta para leer tus críticas. Deberías de trabajar en algo así. Se te da muy bien. Un beso fuerte, niña.

Roxx y Nando dijo...

La verdad es que tenía ganas de leerla, pero en mi última incursión en la sección de libros le eché un vistazo y sinceramente, volví a dejarla en la estantería. No digo con ello que no sea una gran novela, pero no es de las que me cautivan precisamente. Tal vez sea porque las historias del antiguo Japón me aburren hasta el infinito, desde siempre. En compensación, te confieso que uno de los que cogí con ilusión esperando disfrutarlo de cabo a rabo ha resultado ser un fiasco impresionante, y sólo soy capaz de leerlo si me salto como mínimo la mitad de las páginas...
Un besote, preciosa.

Anónimo dijo...

hola belleza aqui estoy haciendote una visita, feliz jueves, besos olina

ALGUIEN EN EL MUNDO dijo...

Hayy Carminaaaa....si hay algo que odio en mi vida es que ya no puedo leer, las letras de los libros ya no pasan el examen de mis anteojos y las manchas negras me superan....que desgracia la mia con lo ke me gusta la buena lectura...te envidio sanamente.....
exelente semana bebe besos milessss

Félix dijo...

Ah, podría hablar horas enteras de Seda.

No me importa si es un relato o es una novela. Es toda una historia con material para hacer una novela de novecientas páginas pero lo grandioso es la forma en que está escrito, con la sensibilidad compungida y la economía de una poesía bellísima.

Sólo añadiré que siempre que regalo un libro, regalo Seda.

bibliobulimica dijo...

Otro libro más para mi lista...sigue creciendo y creciendo...como una bola de nieve...¡gracias Carmina!

•°*(¯`°¤♥ Chari ♥¤°´¯)*°• ¡¡¡ dijo...

Hola Carmina; pasaba a saludarte y a desearte que pases un feliz fin de semana. muchos besos

fab - golem dijo...

Visito tu blog por primera vez, siguiendo tus amables comentarios. Y me encuentro con esta crónica apasionada de "Seda". La leí hace ya algún tiempo y me gustó muchísimo. Es una pequeña joya. Después he intentado leer algo más de Baricco y no me ha gustado igual. Pero "Seda" es sin duda, una pequeña maravilla.

Volveré por aquí.

Un beso.

Elwen dijo...

Yo me dejé llevar por la fascinación de un amigo por este libro y me decepcionó. La historia que cuenta indudablemente me pareció preciosa pero la forma de contarla no me terminó de convencer. De esto hará ya unos ocho años y confieso que no tenía suficiente madurez lectora.

En cualquier caso, hace no mucho vi la película y me pareció igualmente hermosa. Posiblemente muchos jamás la encontrarán equiparable al texto pero para los que no terminó de entusiasmarle el texto me parece una muy buena alternativa.

Leox dijo...

Mis preferidos de de Baricco son:
City
Oceano Mar
Seda

Hay un escritor que escribe parecido a Baricco , se llama Maxence Fermine