domingo, 21 de noviembre de 2010

La playa de los ahogados. Domingo Villar



Repito con este autor, al poco tiempo de leer su primera novela, no es algo que suela hacer, sin embargo tengo que reconocer que iba sobre seguro, que había leído tantas reseñas en la red que sabía que no me iba a saturar con el autor y además supongo que tardará bastante en publicar la tercera entrega así que tendré tiempo para desintoxicarme... Y si habéis leído bien, desintoxicarme... porque la lectura de estas novelas me ha causado adicción hacia una novela negra clásica, bien escrita y con su toque de humor e ironía, este como no de la mano del ayudante del inspector Leo Caldas, pero también de la de su padre y su cuaderno de idiotas. Tenían razón los que me avisaban que en este libro Domingo Villar no cargaba tanto las tintas sobre el aragonés Rafael Estévez, sin embargo cuando alguien no termina de acostumbrarse a la indiosincracia del pueblo en el que vive, se producen situaciones en el que el humor se erige en protagonista.




Un ahogado aparece en la playa de Panxón con las manos atadas con unas bridas verdes, lo que a simple vista es un suicidio, característico de los hombres del mar que rinden así cuentas con el medio que todo se lo da y se lo quita, se revela un asesinato. El inspector Leo Caldas se encuentra con el hermetismo de la comunidad marinera, nadie quiere hablar, y cuando lo hacen apuntan en una dirección insólita que poco le sirve para esclarecer el crimen. El miedo se adueña de aquellas personas que compartieron su vida con Justo Castelo a borde del Xurelo, pero nadie habla, el temor les tiene atenazados. Al inspector le da la sensación de estar dando vueltas en círculos, cuando encuentra una nueva pista, el seguimiento de esta le lleva de nuevo al punto de partida... la impotencia se apodera de él en un momento de su vida un tanto complicado, Alba vuelve a dar señales de vida , su tío Alberto, único hermano de su padre, se encuentra en el hospital y su colaboración radiofónica en el Patrullero en las ondas le asfixia. Con la ayuda de su ayudante al que en ocasiones le cuesta frenar ira dándose de bruces contra muchas puertas, hasta que con un gran golpe de efecto nos lleva hasta el asesino.

Nos encontramos ante una novela negra bien escrita, más madura que la anterior, que te lleva a sospechar uno a uno de todos los posibles sospechosos, por más que Leo Caldas apunte siempre en la misma dirección, no es una novela ágil, si no reposada de acuerdo al caracteres de los gallegos, el contrapunto lo da el impetuoso Estévez que en esta ocasión se enfrenta a su jefe al que acusa de no tener vida personal fuera de la oficina y de dar por sentado que nadie la tiene... Y es que Leo Caldas es un solitario cuya vida gira en torno al trabajo, persona de ideas fijas echa de menos a Alba pero es incapaz de darle lo que ella ansía, ni de llamarla por teléfono o de ser sincero cuando ella lo hace. Su vida se centra en la comisaría y el Eligio que nos describe con guante blanco tanto la taberna en cuestión como su menú... si un día voy a Vigo no dejaré de pasarme por allí para comprobar lo que Domingo Villar describe con maestría.

A pesar de que la investigación se encalla y está en punto muerto durante gran parte del libro, porque dan vueltas en círculos sin encontrar nada que les lleve al asesino, el libro no se hace pesado, vamos descubriendo las costumbres de la vida del mar, se van revelando de a poquitos el carácter de los personajes, la superstición de la gente del mar, a través de la lectura de esta novela nos queda una idea muy clara de una comunidad que vive con los ojos puestos en el mar, un mar que tiene el poder de darles todo y de quitárselo también. La trama se agiliza en el momento toman el camino correcto, nada es lo que parece y el primer sorprendido parece ser el inspector Caldas, y con él el lector, yo al menos no fui capaz de adivinar en esta ocasión quien era el asesino. Domingo Villar ha demostrado una habilidad increíble en esta entrega, se ha escondido un as en la manga, lo hemos tenido siempre enfrente y no hemos sabido verlo, quizás porque no era lo lógico, pero nadie ha dicho que un asesino fuera lógico...


Pasear con Leo Caldas por Vigo , por Panxón, y por el resto de las Rias es todo un lujo, creo que si algún día me acerco a Galicia en muchas cosas tendré la sensación de un dejà vú. Ahora toca esperar una nueva entrega para ver si Domingo Villar ahonda más en el personaje... esta es una novela más intimista, se centra mucho en la figura del padre del inspector, de su entorno familiar y por lo tanto algo se deduce del personaje. Leo Caldas es un buen amante de la comida y de los vinos de su tierra y estos tienen su importancia en la trama, nos enseña a comer percebes y a prepararlos como si cada uno de nosotros fuera un Estévez, nos canta las excelencias de la cocina gallega, y de los productos estrella de esta comunidad, las nécoras.... me ha gustado la cuña ecologista que ha intercalado con el personaje de Arias, que separa las hembras cubiertas de huevos y las devuelve al mar, es la única forma de asegurarse el futuro, sin embargo no todo el mundo es consciente de ello, puesto que el propio Caldas reconoce haberlas comido repletas de ellos.

En una novela costumbrista no podía faltar el reflejo de los furtivos, de los percebeiros que para redondear un sueldo arriesgan su vida en el mar, para Estévez esto es incomprensible... sin embargo para ellos, es un modo de vida, aún cuando no se dediquen a ello... me ha hecho gracia la reacción de Caldas con el furtivo... pocas veces se olvida de que es policía pero unos percebes bien se lo merecen.

Mención aparte merece el libro de idiotas del padre de idiotas del padre del inspector, hasta he pensado en hacer uno yo, una forma de desahogarse muy digna, me he reído mucho cuando ha propuesto a su hijo que apunte su nombre en él...

Con todo lo dicho creo que queda claro que he disfrutado la novela, no la he podido soltar en días y eso que he de reconocer que tengo poco tiempo para leer, pero lo he sacado hasta de debajo de las piedras... necesitaba saber quien había matado a Justo Castelo y que le había empujado a simular un suicidio.... y el misterio no se resuelve hasta las ultimas páginas y siempre por casualidades, encontrando pistas cuando no se buscaban y no hallándolas cuando se las seguía con ahinco.


30 comentarios:

LAKY dijo...

Ya había leído que esta novela era mejor, más madura, que la anterior. A ver cuándo tengo ocasión de leer ambas, que cada vez tengo más ganas!

Susana Hernández dijo...

Hummm, después de haber pasado unos días por Galicia mientras leía Todo es silencio, es posible que regrese de la mano de esta novela. Supongo que no será preciso haber leído nada anterior del autor.

Buena reseña amiga mía.

Un besico!

sonia dijo...

había leído muy muy buenas criticas de este libro, a ver si lo veo por la biblio y aprovecho
Besotes

César dijo...

Que ganas de leer este libro. Espero que de estas Navidades no pase!
Saludos

masteatro dijo...

Yo leí el primero y tengo ganas de ponerme con éste.

El Guisante Verde Project dijo...

Carmina, a mi me pasó igual que a ti, lo leí seguido, sobre todo porque este fue más fácil de encontrar que el primero y ya me estaba esperando, me encanta el maño y estoy deseando que llegue la tercera.

De acuerdo en lo de más madura, y gracias por recordarme el libro de los idiotas, jejeje!, la importancia de las comidas, un libro para recomendar, estoy deseando leer el último de Rivas, otro gallego que también nos regala una "negra" con "Todo es silencio"
Comento como el Guisante, hoy no es Roberto quien escribe, soy Maribel
Un saludo ;-)

mafaldas dijo...

Como me gusta mucho la novela negra, y esta tiene muy buena pinta, me la apunto aunque de este autor ya tengo en lista Ojos de agua. Veo que son varias novelas que tiene como protagonista a Leo Caldas, así que mejor empezar por la primera; ya investigaré.
Musus.

Pilu dijo...

Lo pasé bien leyéndolo: premioso, engancha,protagonistas encantadores...

Carol dijo...

La novela negra es que no me acaba de enganchar, así que me parece que de éste voy a pasar. Un abrazo!!!

Bookworm dijo...

¡Je,je! Así que haciendo turismo por Galicia a través de la literatura. Así me gusta. Ya veo que has vuelto a disfrutar del buen hacer de Domingo Villar.
Qué ganitas tengo de que se anime a sacar otra novela con otro caso para estos dos personajes.
A ver si no nos hace esperar mucho.
Un beso

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Ya he visto varias reseñas de este autor en distintos blogs y todos habláis maravillas de él, así que me lo apunto para, cuando encuentre un hueco, darle una oportunidad que además no suelo leer novela negra y menos española y siempre viene muy bien descubrir nuevos autores, géneros e historias con las que disfrutar. Muchos besos.

Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

Luisa dijo...

Pues tengo en casa las dos novelas del autor, pero todavía no encontré el momento de leerlas. Después de tus reseñas creo que voy a darles prioridad.
Un beso.

lammermoor dijo...

Susana, te aseguro que te paseas por Vigo y los alrededores.

Carmina, me alegro de que te haya gustado. No voy a repetirme diciendo que es un autor a seguir, la novela buenísima -mucho más madura que la anterior- y que destila amor por su tierra (y la comida)

Lo del cuaderno de los idiotas está genial. Estoy pensando en crear el mio propio -ya tengo unos cuantos candidatos a ser incluídos.

Carmen dijo...

No conozco al autor; me lo apunto para cuando avance un poco más con la lista de pendientes...
Un beso,

Ángel Iván dijo...

Me lo apunto, he terminado hoy la segunda parte de "Contra el viento del norte" y aún me estoy lamentando de haberlo empezado.
Un fuerte besote.

Eva dijo...

Me encanta, de hecho me me gustó tanto que encargué el primer libro de estos dos personajes y ¡Me lo leí en cuanto lo tuve en mis manos!

Carmina dijo...

Laky espero que te guste la mitad que a mi, estare pendiente de tu reseña cuando la publique, es un buen libro

Carmina dijo...

Susana ese libro precisamente es el que tengo yo ahora mismito entre manos, y me hiciste muchas ganas tu en tu reseña, asi que me dije reservalo a ver cuando te toca el turno... y ya es mio... No es necesario leer la primera novela la verdad, salvo por seguir un poco la trayectoria de los personajes, pero la primera es tan breve y te ries tanto con tu paisano, el aragones, que merece la pena.
besos wapa

Carmina dijo...

Sonia si lo pillas en la biblio no dudes y llevatelo a casa, merece la pena y mucho...

Carmina dijo...

Jejej Cesar pues las navidades ya se acercan, a ver si hay un ratito para leer, o si te lo regalan

Carmina dijo...

ESte es mas maduro, mas reposado, mejor hilvanado que el primero, asi que seguro lo disfrutas mas, masteatro, no dudes en cogerlo pronto

Carmina dijo...

Maribel menos mal que me has aclarado quien eras porque cuando entran como guisante pienso siempre que es Roberto, al que hace tela que no veo por estos lares, sera que no le ha gustado el compositor de tormentas?. En muchacha que me ha gustado muchisimo, incluso un pelin más que la primera, pero me reí mucho mas con la otra. En cuanto al libro de idiotas no tiene desperdicio, creo que se quedará durante mucho tiempo en mi memoria

Carmina dijo...

Mafaldas de momento solo tiene dos novelas en el mercado, asi qeu puedes engancharte al autor en cualquier momento, porque la tercera supongo qeu todavía tardara

Carmina dijo...

Pilu coincidimos en esa apreciaciación al cien por cien

Carmina dijo...

Carol el genero negro como la romantica o la juvenil tiene su publico, si no te convence pues dale un respiro a tu lista que seguro te lo agradece horrores

Carmina dijo...

Booki ya ves como la crisis no me deja pasearme por tierra gallegas, lo hago de la mano de Domingo Villar que es un buen embajador de su tierra... yo tambien estoy esperando la tercera novela... se hará mucho de rogar este galleguiño?

Carmina dijo...

Goizeder la novela negra española no tiene nada que envidiar a la que nos viene de fuera, yo cada vez me doy más cuenta de que merece la pena leer a los nuestros, asi que animate

Carmina dijo...

Lammermoor si yo tuviera mi propio cuaderno de idiotas seguro qeu tendría lleno casi la mitad, candidatos no me faltan...
besos

Carmina dijo...

Luisa busca un hueco para colarlas, al menos la primera que es corta y seguro que te puede servir de trasición entre lecturas... ya me contaras si consigues adelantarlas

Carmina dijo...

Angel te aseguro que de leer estas dos novelas no te vas a arrepentir, ademas tiene algo qeu te gustara puesto que tiene algun tinte de tu Andrea Camilleri su pasion por la comida y el buen vino, ese costumbrismo de Montalbano y tu que lo conoces tan bien seguro que le encuentras más parecidos