viernes, 29 de junio de 2012

Secreto de Hermanas. Lectura conjunta

Como suponía este mes he tenido muy poco tiempo, tanto que se han resentido mis opiniones, mis lecturas, mis participaciones en la red, un poco de todo, sin embargo estoy contenta y con ganas de volver pronto al mercado laboral, y lo digo desde la perspectiva de un contrato finiquitado y a la espera de que la bolsa avance lo suficiente para incorporarme de nuevo. Ha sido un mes duro, el horario era complicado para compaginarlo con la familia y los hobbys pero muy productivo, ahora poco a poco espero ponerme un poco al día, y voy a comenzar con las lecturas conjuntas, y es que creo que perdí un poco el norte el mes de mayo, y me he apuntado a unas cuantas que lo único que han conseguido ha sido estresarme y convertir la lectura en una obligación más que en una devoción, pero aprendida la lección, voy a meterme en harina, a riesgo de aburriros soberanamente.

Cuando Martinez Roca lanzó Secreto de hermanas de Belinda Alexandra, no pude olvidar el buen sabor de boca que me había dejado La Gardenia blanca de Shangai, un libro del que prometo hablaros más adelante. Así que supe que tenía que leerlo sí o sí, cuando Lourdes propuso su lectura conjunta, el ejemplar dormía en mi estantería el sueño de los justos y pensé que sería una buena forma de que escalara posiciones, sin embargo otros compromisos hicieron que pospusiera su lectura hasta encontrarme en un gran atasco lector, o el libro me atrapaba o me encontraba en un buen aprieto.

Secreto de hermanas ha cumplido con las expectativas que me había formado sobre él, pero no ha llegado a encandilarme tanto como la primera novela que leí de la autora, y es que entre ellas he podido apreciar multitud de semejanzas. Ambas empiezan en un país para trasladarse a Australia cuando las cosas se ponen feas. Las protagonistas son mujeres bellas que cuentan la historia en primera persona, que sufren desgracias pero que no tienen una vida demasiado dura porque siempre se encuentran en el sitio adecuado en el momento preciso. En ambas novelas se narran historias de amor y desamor pero con tintes muy optimistas, por feo que se ponga el panorama el camino termina siendo de rosas. Creo que destila demasiado optimismo dado que la vida no es tan fácil como la suele pintar la autora. Partiendo de estas premisas, ni la ambientación es la misma, ni el tiempo en el que se desarrolla tampoco, ni los personajes son planos y calcados en las dos novelas. Pero si me tengo que quedar con una de las dos prefiero La Gardenia blanca de Shangai. 

Belinda Alexandra
La autora

Belinda Alexandra es hija de madre rusa y padre australiano, desde joven ha viajado muchisimo y su respeto y curiosidad por otras culturas y por la suya propia la plasma en sus novelas, con un lenguaje y un estilo ágil e invidiable. Sus novelas han sido publicadas con gran éxito en Australia, Nueva Zelanda, Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia, Holanda, Polonia, Noruega, Grecia y yo diría que España.
Es integrante voluntaria del equipo de rescate de la asociación NSW Wildlife Information and Rescue Service (WIRES), y en la novela encuentra su alter ego en el personaje de Adéla.
Martinez Roca ha publicado tres de sus novelas con un enorme éxito de critica y  público, aunque por lo que he podido comprobar de las opiniones que he leído hasta el momento, esta sea posiblemente la lectura conjunta con opiniones más dispares en la que haya participado.

Dentro de este capitulo quiero mencionar el enorme trabajo de traducción realizado por Julia C. Gómez, en todo momento me ha dado la sensación de estar leyendo una novela escrita en castellano, y eso solo es posible por un trabajo bien hecho por parte de la traductora, supongo que la tarea no habrá sido nada fácil, puesto que como lectores se habrá encontrado con fauna y flora tipica de Australía que desconocería, pero si ya me sorprendió en La Gardenía ahora lo ha vuelto a hacer, su trayectoria va evolucionando y se hará un buen hueco en este panorama que no es nada fácil.

Argumento

Klára y Adéla son dos hermanas unidas por lazos indestructibles. La novela comienza con la caída del imperio Austrohungaro y la creación de una joven nación Checoslovaquía, tras la I Guerra Mundial. El padre de las chicas pierde la vida en la batalla y su madre contrae segundas nupcias para darles a sus hijas un referente paterno.
Sin embargo Milos no es el hombre adecuado para ninguna de las tres, se casó con Marta persiguiendo su dinero y su posición social, y cuando esta se da cuenta ya es tarde para remediar el error. Milos es un hombre frío, calculador y cruel  que no esconde su amor por otra mujer tan ambiciosa como él. Marta comienza a pensar que no están seguras.
Cuando Marta muere en extrañas circunstancias, las dos hermanas parten de viaje a Australía donde se encuentra su tío Ota, su mujer Ranjana, y su hijo Thomas. La vida comienza de nuevo para ambas, tendrán que abrirse camino e intentar sobrevivir por sí mismas, al tiempo que intentaran que su padrastro no las encuentre.

Opinión personal

Creo que en esta novela lo principal es ir por partes puesto que son muchos los puntos a tocar, muy diversos y variados y todos de interés para que uno se pueda formar una idea general del libro que nos ocupa.

Estilo

La autora escribe de una forma ágil que atrapa al lector entre sus líneas, sin embargo me ha dado la sensación de que esta novela va de más a menos, siendo demasiado previsible al final de la misma, muy optimista y para mi gusto demasiado rosa, como si de un cuento de hadas tradicional se tratara.
Podemos distinguir dos partes en la novela.

Praga
La primera parte se desarrolla en Praga, donde Adéla y Klára conviven con su madre Marta y su padrastro Milos, un hombre que en ningún momento les muestra cariño ni a ellas ni a su madre. Marta guarda un secreto que le corroe, y cuando comienza a temer por su vida por la ambición de su marido y la amante de este, se lo confía a Adéla y le hace prometer que siempre cuidará de Klára que comparte muchas similitudes con Emilie, su tía desaparecida en trágicas circunstancias. La tía Josephine inculca a Adela su espíritu independiente, para ella una mujer jamás debe aspirar al matrimonio si no a ser autosuficiente. Cuando Marta muere en extrañas circusntancias, Klára y Adela deben emprender un viaje a un continente lejano, donde su tío Ota se ha establecido con su mujer Ranjana y su hijo Thomas.

La segunda parte se desarrolla en Australía, y toda la tensión e intriga desaparecen, la autora hace gala de un estilo más descriptivo y pausado, con ello no quiero decir ni aburrido, ni pesado, pero si supone un paron en la novela, como un borron y cuenta nueva. La vida de las chicas pasa a contarse de forma líneal, sin ningún sobresalto, con el devenir normal de los días, las tareas rutinarias salpicadas de vez en cuando de alguna novedad que tiende a hacerles las vida más comoda.
A pesar de que la situación económica de las dos hermanas cambia, apenas podemos ver grandes alteraciones, salvo que no pueden tener todos esos vestidos preciosos, pero siempre parece haber una persona dispuesta a echarles una mano, a abrirles puertas para que todo les resulte menos doloroso o traumático.

En esta parte encontraremos una descripción minuciosa de la flora y fauna de Australía, de la que la autora es protectora y voluntaria, encontramos animales de los que nunca hemos oído hablar como los possums. Y al tiempo de la mano de Adéla que dirige sus pasos hacia la fotografía y el cine podemos ver un repaso al mundo del cine mudo australiano de los años 20 y su evolución hacia el cine sonoro, como se desarrolla en este país la industria con que dificultades se encontraban. Para mi ha resultado un parte muy instructiva, que me ha apasionado tanto o más que la defensa a ultranza de las especies autóctonas.
Pero no puedo dejar de colegir que ese enlentecimiento del ritmo y la ruptura hasta casi el final con la primera parte me supuso un revés al principio, que fui superando poco a poco, con pequeñas dosis de romance y grandes dosis de documentación bien empleada.

Los personajes

La novela está narrada en primera persona por Adéla, por ese motivo este es el personaje que mejor dibujado está, y a los demás los vemos a través de sus ojos. Podríamos decir que esta es una novela coral, con muchísimos personajes y todos tienen su función, puede dar la impresión de que algunos acontecimientos que se narran tienen como función introducirlos. Como ya he avisado que son muchos voy a destacar aquellos a mí me han llamado la atención, así como los principales.

Las protagonistas sin lugar a dudas son Klára y Adéla.

Adéla es una mujer menuda y fuerte sicológicamente para su edad, su pasión por la lectura y por la escritura, acompañada de su desbordante imaginación son alentadas por su madre. Adéla tiene el poder de ver a los fantasmas de su familia aunque no sabe ponerse en contacto con ellos. Su vida en Praga se  desarrollará de forma apacible, siempre junto a su hermana y su madre, hasta que esta sospechando de su marido le confesará un secreto que cambiará para siempre a la joven. Y es que Marta se siente culpable de la muerte de su hermana Emilie y las similitudes de esta con Klára son tantas que insta a Adéla a cuidar de ella siempre.

Klára, es de constitución más alta que Adéla, con el pelo oscuro, y una virtuosa del piano, sin embargo mentalmente es muy inestable por lo que la familia le oculta muchos hechos, hasta que es imposible esconderlos por más tiempo. La muerte de su madre le afecta de forma negativa, aunque aparentemente su estado mental no se resienta. Es quizás el personaje que más evoluciona, de ser una niña frágil a una mujer fuerte que velará por su hermana cuando las cosas se le tuerzan a esta.

En Praga

Marta: Es la madre de Klára y Adéla, una mujer enamorada de su primer marido que no duda en contraer segundas nupcias para procurarles una figura paterna a sus hijas cuando este muere en el frente. Sin embargo el error le costará claro y no le será posible defender a sus hijas del tirano con el que se ha casado, para ello deberá contar con la ayuda de tía Josephine, la hermana de su primer marido.

Tía Josephine: es una mujer independiente que logrará inculcar en su sobrina mayor ese amor por la autosuficiencia que tan provechoso le será a Adéla en Australia. Es un personaje con un peso relativo y nos revelará algunos secretos de la familia con sus acciones y omisiones.

Emilie, es el personaje omnisciente que planea por toda la novela, una mujer frágil que guarda muchas similitudes con Klára, tantas que su madre vive aterrada ante la idea de perderla.

Milos: Es el personaje odioso de esta novela, frío, calculador, cruel dispuesto a acabar con las chicas de todas las formas posibles con tal de hacerse con la posición y la fortuna de su mujer, y comenzar la vida al lado de una mujer que es su perfecto partenaire, tan fría y calculadora como él

En Australia

Tio Ota: Es el hermano pequeño del padre de Adéla, un hombre aventurero que logro burlar el deseo de su padre de que se dedicara al negocio familiar de la caña de azúcar, aunque como descubriremos a lo largo de la novela a un precio demasiado elevado. Se hará cargo de sus sobrinas cuando estas tengan que huir de Praga.

Ranjana: es la mujer india de Ota, una mujer que burlo el satí, que se trasladó a un país desconocido y que sufre en demasiadas ocasiones la violencia racista de sus vecinos. Me ha asombrado la fuerza de este personaje. El carisma que le ha impreso y la fuerza de adaptación.

Esther, es la casera y amiga de la familia Rose que componen Ota y las sobrinas, es un personaje gris y sobrío que va evolucionando a lo largo de la novela, de menos a más para llegar a sorprendernos.

Philip es el médico de Klára cuando esta tiene un brote de ansiedad que precisa ser ingresada en una clínica siquiátrica. Un personaje que no tiene fuerza de voluntad para imponerse a su destino y a su familia cuando se enamora de Adéla, un hombre dispuesto a padecer privaciones con tal de no herir los sentimientos de la mujer que ama. Es un personaje que evoluciona dentro de su línea, y que protagoniza un final quizás demasiado optimista.

Freddy; es un productor estadounidense, que consigue enamorar a Adéla y contraer matrimonio con ella, Adéla despegara en la industria cinematográfica de su mano, y se hará más mujer, mucho más intuitiva, pero se dará cuenta tarde de lo mucho que lo ama y lo difícil que le resulta la vida sin él.

Beatriz, digamos que es el personaje negativo o malo de esta etapa, una mujer que es un lobo con piel de cordero, una mujer falsa que no duda en hacer daño a dos personas para ella no verse rechazada. Una mascara cubre su personalidad hasta que esta se manifiesta con toda su esencia.

Y aunque hay muchos más personajes y probablemente sean muy dignos de mención por algún lado hay que cortar y creo que este es el punto adecuado al menos para mí.

Conclusión

Nos encontramos ante una novela que consigue atrapar al lector en la primera parte, con grandes dosis de intriga y tensión y que va diluyéndose en la segunda parte, donde la intriga desaparece para dar más protagonismo a la ambientación, y la descripción de un país que para mi es desconocido y que me gusta ir descubriendo a través de la literatura.
bebe de possum

Para descubrirlo esta es una buena novela puesto que hace mucho hincapié en la flora y fauna autóctona, y también en el desarrollo de la industria cinematográfica y como afectó la llegada de las  multinacionales estadounidense. La falta de intriga se suple con información variada que si es del gusto del lector hará sus delicias pero que amenaza con aburrir a aquellos a quien el tema les pueda resbalar.

Tanto la parte de Praga como la Australiana esta descrita con profusión de detalles, aunque ahonda más en el nuevo continente. El periodo en el que se desarrolla después de la I Guerra mundial es una parte de la historia que tengo poco explorada literariamente y en la que me gusta adentrarme e ir descubriendo pasajes históricos de forma amena. Y en este apartado debo mencionar que la autora recurre a personajes reales para dotar a la historia de un mayor realismo, como pueden ser Raymond Longford uno de los principales directores de cine mudo australiano, el también director Beaumont Smith, la actriz Lottie Lyell quien mantuvo una relación con Longford y que murió de tuberculosis, o el también actor Arthur Tauchert.

Mencionar el acierto de la traductora de disponer un glosario al final de la novela con la flora y fauna australiana que nos ayudan a situarnos y a conocer algunos términos que de otra forma nos resultarían desconocidos y nos obligarían a leer con un diccionario o el ordenador al lado.

Me gusta el estilo narrativo de la autora, aunque las similitudes entre la primera novela que publicó Martinez Roca y estas son demasiado visibles, sin embargo el ritmo ágil y la dosificación adecuada de la información y documentación hacen que sea una buena opción de lectura. Como punto negativo resaltaría el excesivo optimismo que irradía, que da la sensación de irrealidad, puesto que aunque los personajes sufren penalidades siempre encuentran en el camino una mano amiga dispuesta a mitigar las penurias.

Lo recomiendo sí, si te gusta el periodo, si te interesa el cine y estas dispuesta a conocer palmo a palmo la flora y fauna del país, sin embargo no te lo recomiendo si lo que buscas es intriga y tensión, puesto que esta se diluye en Praga y no hace acto de aparición hasta muy adentrada la novela, para volver a desaparecer rápidamente.

13 comentarios:

Espe dijo...

Me he acordado de una compañera de trabajo, que tiene un marido australiano y dice que cuando ha estado allí ha visto bichos que ni sabía que existían. Es que al ver la foto del possum no he podido evitarlo, jaja.

Elena:) dijo...

Yo ya tengo claro que no leeré la novela, porque no acaba de encajar en mis gustos, sobre todo por lo que comentáis todos de que el principio es cuando más acción tiene y que luego decae...
1beso:)

Carol dijo...

Pues fíjate que a mí me ha interesado más el hecho de que describa al dedillo el país y que no sea la típica novela de intriga, ya le tenía echado el ojo, así que lo tendré en cuenta. Ah, y mucho ánimo con el trabajo que en los tiempos que corren eres una privilegiada por haberlo encontrado enhorabuena!

Margari dijo...

Completísima reseña. Es un libro que leeré seguro, que también leí La gardenia... y me gustó mucho. Pero por las reseñas que he leído y por la tuya sobre todo, parece que no está al mismo nivel que esta novela, así que mejor bajo las expectativas que tenía, para poder disfrutarla un poquito más.
Besotes!!!

Pakiko dijo...

Una gran reseña, como siempre. He leído casi todas las entradas de la lectura conjunta y al final la voy a dejar pasar, no termina de convencerme. Me animaría por conocer Australia, pero creo que debe haber novelas mejores para eso.
Besos

Shorby dijo...

Una reseña muy completa, sí señora =)

Besotes

Pablo dijo...

Me llama la atención ese libro, he leído muchas reseñas positivas...

Dolores dijo...

Este no lo dejo pasar. Un beso.

Pepe dijo...

Bastante de acuerdo contigo. Poca acción, sin duda. Además, se podría haber sacado más partido a algunos personajes...

Kayena dijo...

Creo que la reseña es lo suficientemente explícita como para convencerme de no leerla, por las razones que apuntas. Y bueno, la foto del bicho ese ha sido determinante, que una ya no está en condiciones como para conocer más fauna que la autóctona.

Un beso.

juliacgs dijo...

¡Hola, Carmina!

Breve mensaje para agradecerte de corazón tu mención y tu confianza, ¡yo también espero seguir mejorando!

Estoy muy de acuerdo con lo que escribes de la novela, y me alegra que haya habido cosas que te hayan gustado.

Por lo que veo, también has empezado La abuela Lola de Cecilia Samartin, ¡espero que te guste también! (es una novela que me encantó traducir).

Ahora estoy disfrutando mucho traduciendo de nuevo a Belinda y creo que esta cuarta novela suya os va a gustar mucho.

¡Un abrazo y mucho ánimo con el curro!

Rebeca de Winter dijo...

Me atraía más la novela antes de leer tantas reseñas, algunas bastante negativas y con tanto pendiente por el momento la dejo pasar. Felicidades por tu reseña y mucha suerte con el trabajo. Besos.

Meg dijo...

Todos comentaís que no está a la altura de la primera, y tampoco la he leido, asi que empezaré por esa...Un besote.