viernes, 23 de abril de 2010

La aventura de leer


La ropa se le pegó al cuerpo, en milésimas de segundo la temperatura había subido de forma alarmante, el calor le producía una angustia a la que no estaba acostumbrado, se paso la mano por los ojos y al abrirlos de nuevo un estallido de colores vivos y cálidos hirieron sus pupilas, empezaba a pensar que no llevaba la ropa adecuada para aquel lugar. Observó a los nativos sus ropas eran ligeras, alegres, casi envidiaba ese tono de piel tostado que evitaba las quemaduras solares, sentía hervir sus mejillas que en pocos minutos adquerirían un bonito tono vermellón.

Con deleitación se fijo en el paisaje, aquel mercadillo le fascinó, unos aromas completamente nuevos le invadieron la pituitaria, y se sintió el hombre más feliz del mundo, se encontraba en la India de aquello no le cabía ninguna duda. Constató que no era el único occidental en aquel zoco y deseó ardientemente ver los majestuosos palacios que describían aquellas novelas históricas a las que era aficionado. Caminó sin rumbo a pesar que el sol que caía a plomo sobre su cabeza aconsejaba descansar a la sombra.

No sabía cuanto tiempo llevaba vagando por aquellos polvorientos caminos, sin más compañía que los arboles y algún elefante que pesadamente seguía su camino sin reparar en el, cuando un destello le llamó la atención. Al tratar de descubrir su procedencia descubrió el marmóreo palacio del marajá. Al alcance de su mirada aquellas cúpulas le parecieron un sueño.... se puede soñar despierto?.

Sin saber como se vio rodeado de unos jardines de gran belleza, con miles de especies de plantas que le proporcionaban una sombra que agradecía su maltrecho cuerpo, aquellas fuentes eran una delicia para los sentidos, y aprovechó para refrescarse. Caminó durante horas al amparo de aquella soledad que le envolvía como un remanso de paz. El servicio se había dejado una puerta abierta, no había nada de malo en echar una miradita al interior. Sus vacilantes pasos le dirigieron por grandes estancias lujosamente adornadas, como se podían hacinar allí tantas riquezas con la de miseria que había visto por el camino.


Las salas estaban desiertas, las grandes escaleras refulgían, no sabía muy bien adonde guiar sus pasos, casi sin darse cuenta se introdujo en una zona vetada a los hombres, en la zenana solo podía entrar su alteza y allí se encontraba él, en un mundo de mujeres que solo conocía por las someras descripciones de los escritores, debía salir de allí antes de que alguien le viera, siguió deambulando pero cada vez se adentraba más y más en aquel mundo prohibido, y el peligro de ser descubierto aumentaba de forma desmesurada. Resonaron unos pasos a su espalda y ya fue demasiado tarde para esconderse, un fuerte dolor le oprimió el pecho cuando se vio rodeado de hombres armados y se desvaneció.


El agua golpeaba con fuerza su rostro, cuando abrió los ojos el abismo apareció ante su incrédula mirada, ¿dónde estaba?, que clase de broma era aquella, el pelo desmesuradamente largo se le pegaba al ovalo facial, el suelo se movía violentamente y la lluvia seguía empapando su cuerpo, poco a poco tomo conciencia de su situación, un relámpago iluminó aquel cascarón en el que viajaba, la tripulación estaba afanada con las velas, los trinquetes, aquello era un barco y el se encontraba atado al mástil. ¿Acaso era un prisionero?, dedujo que no tenía mucho sentido porque de ser así no se encontraría en la cubierta. Miró sus graciles manos, no tenían callos, sus largos dedos nunca habían manejado una soga, no llegaba a entender que hacía pues a bordo, tanteo con sus dedos y descubrió un estuche de violín, cada vez aquello le encajaba menos, y para colmo el estomago se le descomponía con tanto vaivén.

Después de la tormenta llega la calma, le despertó el grito de un marinero que a todo pulmón anunciaba que había tierra a la vista, al menos no no habíamos cruzado con ningún pirata. Que iluso fui al confiar que el viaje terminará de forma pacifica. Antes de llegar a aquella franja marrón en la que deseaba poner mis pies, una gran nave nos corto el paso, se avecinaba trifulca y el capitán me envió al camarote, el barco sufrió miles de vaivenes hasta que un golpe seco me hizo presagiar lo peor. Uno que es pesimista, cuando asome la cabeza a cubierta pude ver una enorme isla, y un fuerte devastado. Y ahora donde íbamos a dormir me pregunté. En aquel vasto lugar descubrí la belleza de la naturaleza, especies de animales y plantas desconocidas por mí hasta aquel instante, la majestuosidad de un amanecer y la suntuosidad de un atardecer, colores únicos. Pero no todo era belleza, la crueldad en estado puro desfiló ante mis ojos, que no daba crédito a tanto despropósito, que salvajes eran los indígenas.

Un suave vaivén me sacó de mi ensoñación, a los pies de aquel diván mi pequeña me miraba con aquellas grandes esmeraldas que refulgían, su cabello negro caía en cascada sobre sus hombros y una sonrisa de cascabeles me dio la bienvenida de nuevo a mi mundo. Un accidente de tráfico me había privado de la movilidad hacía poco mas de un año y confinado a una silla de ruedas, me refugié en mi familia y en mi pasión por la lectura que me permitía seguir viajando sin limitaciones. En aquel lugar mágico que mi mujer había habilitado en el jardín tenía todo lo que necesitaba para ser feliz, libros a raudales, un diván en el que descansar mis dormidas piernas, un remanso de tranquilidad y la presencia de mi pequeña a media tarde que me rescataba de las miles de aventuras a las que me abocaban mis lecturas.


Hoy es el día internacional del libro, hace tiempo que no escribo así que igual esta composición no tiene toda la fuerza que con algo más de rodaje hubiera podido tener, pero hace años que me apetece escribir un relato en un día tan señalado y siempre otras obligaciones me impedían llegar a tiempo. Espero que tengáis un feliz día del libro, desearles a los catalanes un feliz día de San Jordi y a todos felices lecturas.

25 comentarios:

Jose Ignacio Escribano dijo...

Feliz día del libro para ti tamién Carmina. Me ha gustado mucho tu relato.

Homo libris dijo...

Feliz Día del Libro. Que lo disfrutes con lecturas tan amenas como el relato que has tenido a bien regalarnos para nuestro disfrute, jeje.

Un saludo, Carmina.

Tuchula dijo...

Pero bueno Karmi que fuerte fuerte!!!! crei que me habia equivocado de Blog.....
Precioso me ha encantado el nuevo look ( eso si, una se despista unos dias de visitarte y vaya cambiazo diossss). Feliz dia del libro para ti guapa y a disfrutar de un buen libro, que los demas que te leemos ya somos afortunados por tener tus escritos. Millones de besos y letras.

Hilario dijo...

Feliz día del libro a ti también.

maribel dijo...

Carmina, gracias por este regalo en una fecha tan especial.
Nos has ido preparando estos días muy bien al situarnos en India con tus entradas;
Exotismo, viaje,colores, aromas, los cinco sentidos y miles de aventuras ¿qué más se puede pedir?, sólo tengo que objetar que cuando más a gusto estaba, se ha terminado..., gracias de verdad!

Un abrazo ;-)

Bookworm dijo...

Feliz día a tí también.
No todo el mundo podrá comprarse hoy un libro nuevo, con los tiempos que corren hay que priorizar en esto de los gastos, así que es un detalle que hayas escrito estas líneas para todos los que nos pasamos a diario (o casi a diario) por aquí.
Un beso

Lectora de tot dijo...

CARMINA, qué bien escribes hija mía! Me ha gustado mucho!
Feliz día de Sant Jordi también para tí y para tod@s!
Inma_b
---
http://lectoradetot.blogspot.com

sonia dijo...

Ya sabes que me encanta tu forma de escribir...ha sido un regalo muy bonito, acabo de llegar a casa y de leerlo, Muchas gracias guapa! Espero que tb hayas disfrutado de un feliz día del libro
Besotes gordos de la incondicional!

bibliobulimica dijo...

¡Carmina! ¡Que bonito relato! me encantó, porque yo sufrí un accidente de tránsito que me tuvo en silla de ruedas durante dos meses, y después tuve que volver a aprender a caminar...tarde 9 meses más en hacerlo sin necesitar las muletas o bastón. Y mi refugio fueron precisamente ¡los libros! ¡como leí! (poco más podía hacer)
¡gracias por este relato tan lindo, que me transportó de un escenario a otro, y luego a mis recuerdos!
¡Feliz día del libro!
Un beso grande,
Ale.

M. dijo...

Un precioso regalo para este día del libro a todos tus lectores, gracias por el relato.

Un beso muuuuuy gordo y felicidades a ti también, lectora.

lammermoor dijo...

Carmina, enhorabuena y gracias. ¡Que regalo tan inesperado nos has hecho para celebrar "nuestro" día!
Un beso

Carmina dijo...

Jose gracias, espero que hoy lo hayas disfrutado, mi relato me ha quedado un poco cojo, pero es que hace meses que no escribo, y eso a la hora del discurrir del relato se nota mucho.

Que bueno tenerte de nuevo por aqui homolibris, me alegro de que te haya gustado el relato.

Carmina dijo...

Ains mi niñaaaaaaaaaaaa, tu ya sabes que de vez en cuando soy desconcertante, pero ya ves la esencia se mantiene, solo he cambiado el frasquito. Mira que eres exagerada tu me sigues desde que empece en este mundo y sabes que tengo relatos infinitamente mejores, pero sabes que te adoro, porque lo dices porque lo piensas, gracias por tus animos cariño, a ver si vuelvo a escribir y llego a escribir como hace unos meses. Ya me he quedado ancha. Besotes y echo de menos tu voz...

Aramys dijo...

Hola Carmina! Estupendo relato, ya tenía yo ganas de leerte :) espero que pasaras un genial día del libro (¿alguna compra a urtadillas?)
Me gusta muuucho el nuevo diseño del blog.
Abrazos!

Carmina dijo...

Hilario espero que haya caido algun librito... y que pasaras un buen dia tambien.

Maribel dicen que lo bueno si es breve dos veces bueño, hubiera podido estar escribiendo durante horas, pero eso me habría obligado a presentar el relato en partes y soy una persona inconstante, asi que mejor dejar al personal con la miel en los labios, que no llegar a saber nunca el final de la historia no crees?, de eso mi chula sabe un rato, tengo varios relatos inconclusos en luces del alba y mira que me tira dardos para que los termine, pero ni aun asi.

Carmina dijo...

Mertxe cuanta razon tienes, no todo le mundo podrá hacerlo yo aproveche unas promociones de forma que tuve dos libros muy bien encuadernados por 8 euros, pero ya ves dedique parte de mi dinerin en comprar libros, tambien cayeron dos para mi superraton de biblioteca... ya casi tiene completa la serie Arcanus, son 13 libros y ya tiene hasta el 10, se le esta haciendo largo el tema, el quisiera tenerlos todos, pero no traducen tan rapido niña...
Al final he leido que no te llego el encargo, espero no te desilusionara mucho, y a tus chicos que tal les llego?, les gusto su regalo?

Carmina dijo...

Inma gracias por tu opinion, escribia mucho mejor, pasate por luces del alba si quieres comprobarlo, alli encontraras muchisimos relatos, todos mios... pero hace meses que por razones personales deje de escribir y me siento oxidada, las musas se ponen perezosas cuando llevan mucho tiempo inactivas... Eys que tal tu dia por las ramblas? Cayó algun librito?. Ya se que te ha llegado el pedido de Circulo.

Carmina dijo...

Sonia la verdad es que contigo y mi chula tengo el exito garantizado, mira tu por donde, pero como le he dicho a ella sabes que tengo relatos mejores, no se si conoces luces del alba, alli podras ver, y donde tu ya sabes tambien... pero aunque no quedo como yo queria, salve la nave eso si es verdad...

Carmina dijo...

Ale me alegro que te gustara, a pesar de esa experiencia tan dura que te toco vivir, a mi los libros tambien me han ayudado en epocas en las que mis piernas responden poco, tengo reuma y hay temporadas verdaderamente malas y aunque soy una luchadora y normalmente solo me quedo sentada cuando tengo mucho dolor, hay temporaditas que las paso en el sofa, con una manta y un buen libro... Que tal le fue el día del libro?, espero cayera algun ejemplar, o lo haga en breve... besotes wapa

Carmina dijo...

M. ahora que se que tu tambien haces tus pinitos, me alegro de que te gustara, este relato era en principio un conato de mininovela, pero se que no lo desarrollare, soy muy inconstante, asi que lo remodele y lo deje como relato...
Ya vi que lo pasaste en grande ayer y que tienes las grandes tribulaciones de una lectora con poco tiempo... disfruta el libro que cojas, sea cual sea

Carmina dijo...

lammermoor celebro que os gustara el relato, no sabía que acogida podría tener, porque este no es un blog de relatos aunque los libros esten como protagonistas.
Espero te regalaran algun libro, o en su defecto te lo autorregalaras.
besotes wapa

Carmina dijo...

Aramys, que tal papi, veo que el tiempo escasea cada vez mas, yo te leo en muchas ocasiones sin dejar huella, mas que nada porque como no he leido el libro tampoco tengo mucho que aportar. Te paseaste por las ramblas?, si es asi seguro que te cayo algun libro, aunque imagino que siendo catalan en tu casa ni faltaron la rosa ni el libro, ya me contaras... besos chato y gracias por pasarte con el poco tiempo que tienes

Carmina dijo...

Daros las gracias a todos por la acogida que ha tenido el relato, despues de tanto tiempo sin escribir tenía miedo de que el resultado quedase poco atractivo, si asi ha sido vosotros lo habeis disfrazado muy bien, si realmente os ha gustado para mi has sido un regalo que me animara a seguir leyendo, escribiendo y participando en blogs de escritura, por estos días hace casi un año que se fue apagando mi fuego escritor, para finalmente en agosto expirar el ultimo rescoldo, he intentado retomar varias veces mis blogs de relatos sin ningún exito, a ver si con vuestro empujon esta vez si lo consigo.
Besos a todos y gracias

LAKY dijo...

Pues no sé si tendrá o no fuerza, pero a mí me ha encantado! Felicidades atrasadas!

Carmina dijo...

Me alegro de que te haya gustado Laky, a ver si asi poco a poco sigo escribiendo...