martes, 20 de abril de 2010

Alrededor de la lectura


Estamos a pocos días del día internacional del libro, en Cataluña se celebra de una forma a mi entender muy bonita. Coincide con el día de San Jordi y el hombre regala a la mujer una rosa y la mujer al hombre un libro… en mi caso como podréis entender los años que mi marido paso en Barcelona, era impensable que le regalara un libro, de la misma forma que no tenía mucho sentido que yo le regalara una rosa. No obstante y sólo durante los años que pasó allí trabajando mi marido a la postre mi novio, me regalo un libro en cada celebración. Para mi aquello fue un placer inmenso porque conocía la escasa pasión por llamarlo de alguna forma que en aquella época mi futuro marido sentía por los libros.

Estaba esperando una buena ocasión para compartir estos fragmentos que rescate del libro La bailarina y el ingles que reseñé hace unos días y creo que no hay mejor ocasión que esta...


" La lectura es la gimnasia del cerebro. El faro que alumbra el camino hasta el puerto de la razón. Un libro es, ante todo, una brújula que evita que nos desorientemos en el vasto territorio de la vida", repetía mi padre una y otra vez a todo el que se prestaba a escucharle. Tal vez el único inconveniente que podía atribuírseles a aquellos libros era que habían convertido a mi progenitor en un filósofo, digámoslo así, de andar por casa, demasiado proclive a categorizar. Ayudaran o no a preservar la lucidez, leer me servía para imponerme una rutina. Abrir uno de los libros de mi padre era como levantar una empalizada que me protegía de los peligros que acechaban en Jay. Entonces el fragor de la selva no parecía tan amenazante, ni la presencia del tigre o de la cobra tan amenazadora.


Quien no ha sentido la lectura como medio de evasión hacia los problemas que le acucian, quien no ha sentido alguna vez que le hace levantar un muro entre el día a día que normalmente nos es hostil y no nos gusta y esa realidad ficticia que nos traslada por unos instantes a otro tipo de mundo y otro tipo de preocupaciones.... De todas maneras creo que el categorizar, seamos o no filósofos de andar por casa es un vicio del que pecamos muchos de los que nos dedicamos al noble arte de la lectura... y ya no digo si encima nos dedicamos a escribir...


Me llamo la atención la definición que Emilio Calderón, licenciado en historia, da de esa disciplina a la que ha dedicado y dedica su vida, porque ante todo y en esta novela se nota, es historiador.


... esa ciencia inexacta que se empeña en medir las acciones colectivas e individuales de pueblos y hombres...


Rescate también un proverbio hindú que me resulto de gran belleza


Un libro abierto es un sabio que habla; cerrado, un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido un corazón que llora.


Y no podía tener más razón, porque me duele el alma cuando veo un libro descuidado, roto, y me siento impelida a repararlo lo mejor que puedo, aunque a veces el resultado no es como me gustaría.


En la India en la época en que esta ambientada la novela y supongo que hoy no sera muy diferente para algunos sectores de la población, dividido en castas, la mujer no tenia derecho a la educación, no iba a la escuela, no leía, no escribía... nuestra bailarina es una mujer cultivada, una mujer que por su condición de devadasí tuvo acceso a la cultura, lo mismo que la condenó a ser una extraña en su tierra natal, una adelantada a su tiempo... al final en la carta que le escribe al superintendente Masters dice


....leer me hizo ser consciente de mi propia existencia y nadie que adquiera ese don vuelve a ser la misma persona...


Hay que entender esa frase dentro del contexto de su tiempo histórico aún así dice verdades como templo, en las culturas que se les niega el acceso a la mujer a la educación, lo hacen para someterlas, para que no sean capaces de ser conscientes de su existencia, para negarles armas con las que luchar contra sus verdugos...


Espero que estos fragmentos os gusten tanto como me gustaron a mi cuando los leí...

17 comentarios:

Isi dijo...

Carminaaaaaa!
Lo has cambiado!!!
Muuuchísimas gracias!! Ahora se lee todo estupendamente.

PD: la entrada no la he leído, pero ahora tengo que ponerme a estudiar. Luego vuelvo. Es que me emocioné con el cambio :D

Bookworm dijo...

¡ja,ja! Yo como Isi tampoco he leído la entrada porque me marcho rápidamente al cole a llevar al niño y tengo que hacer algunos recados, pero ya te digo que mis ojillos agradecen este cambio de look.
Un beso

sonia dijo...

Me ha encantado el nuevo look! nada que ver niña, yo también estoy un poquito harta del mío tal vez en un futuro me anime...
Respecto a la entrada, me ha encantaado el proverbio hindú, por cierto a mi también me da una pena tremenda ver un libro mal cuídado (soy un poco psicopata para esto..jeje)respecto al día de San Jordi me gustaría que fueral al revés...para mí el libro y para él la rosa..:-)
Besotes gordos y enhorabuena por el estreno!!

Carmina dijo...

Bueno Isi y Mertxe llevaba un tiempo intentando cambiar la plantilla, mucha gente se ha quejado del fondo negro, y para mi no era inamovible, cuando cree el blog mi escasa experiencia hizo que eligiera ese fondo que luego ser revelo para el tipo de entrada que escribia un poco inadecuado, pero la tecnica no es lo mio. Hace unos dias me di cuenta de que lectora de tot habia cambiado su plantilla y le pedi socorro... y la verdad es que ha tenido muchisima paciencia y me ha ayudado, casi me ha llevado de la mano para hacer los cambios... asi que muy agradecida que le estoy y ahora poco a poco ire cambiando los gadgets de la derecha, algunos estan duplicados, pero paciencia que tengo poco tiempo para dedicarle al blog.

Carmina dijo...

Sonia supongo que abrir todos los dias y encontrarte con la misma plantilla puede resultar un poco hartante, como cuando entras en la cocina y ves la misma durante años, porque en el resto de la casa es más fácil hacer retoques, pero paciencia que todo se andara...
El proverbio hindú, me gustó sobremanera, y lo he apuntado en mi cuaderno de citas e igual lo pongo de cabecera cuando termine de hacer los cambios a ver como queda. Y que decirte del día de San Jordi, mi hermana y me cuñado se regalan ambos libros, en mi caso y con lo fobia que mi marido le tiene a los susodichos es impensable, pero al menos durante casi 5 años tuve mi libro por estas fechas, ahora si quiero uno, me lo tengo que comprar yo y esconderlo, aunque el otro día buscando una pieza de su uniforme me descubrió el arsenal, e incompresiblemente no dijo nada, salvo que los tenía por todas partes, habrá que cambiarlos de sitio y camuflarlos...
besotes wapa

Hilario dijo...

Me encanta la foto, pero sobretodo el nuevo look que tiene tu blog. Ya veo que abandonas el club del fondo negro, pero tu alternativa me ha dejado sin palabras.

Carmina dijo...

Hilario no me podía permitir el lujo de mantener durante más tiempo ese fondo, me llegaban quejas vía email, de gente que me conoce porque si vas a buscarlo no lo encontraras, me argumentaban que las letras blancas sobre fondo tan oscuro, junto con la extensión de mis escritos les agotaban los ojos y eran incapaces de seguir leyendo... algunas entradas las dejaban a mitad, y otras por pereza ni siquiera las empezaban. Hace tiempo que me plantee el cambiarla, pero como? si me pongo, me pongo pero las cuestiones tecnicas me dan una pereza increible, si a ello le unimos que no me defiendo con el ingles y los traductores son de pena... voilà porque el fondo negro reinó durante tanto tiempo. Me alegro de que el cambio os haya gustado, me llevó mucho tiempo buscar una plantilla que se ajustara a lo que pretendía, y despues de elegir cuatro o cinco, al hacer el cambio no me convencieron, al final creo que logré un resultado aceptable, a pesar de que la columna de la derecha y el texto que figura en la cabecera necesita cambios, pero todo se andará. Por cierto me alegro de que mi tirón de orejas lo entendieras como tal, la verdad es que no me plantee en ningun momento que pudiera molestarte, debe ser que la confianza da un asco increible...

Bookworm dijo...

Qué bonito párrafo de “La Bailarina y el inglés”, aunque sólo sea por él ya no lo descarto de mis próximas lecturas. Me ha encantado el proverbio también y no sabes cómo te entiendo en lo de reparar libros. Hala que no he arreglado unos cuantos de la biblioteca del cole como buenamente he podido. Algunos vienen bastante medio muertos, pero se van de mi casa para tirar una buena temporada más. Has elegido unas bonitas palabras para el estreno del nuevo traje de tu blog. Pronto hará un añito que me animé a saltar a la blogosfera. El balance está siendo muy bueno, pero también estoy pensando en renovar un poco la imagen (que no plantilla) y como decía aquel “estamos trabajando en ello...” Por supuesto el fondo seguirá siendo blanco.

Bibliobulimica dijo...

Carmina:
me gusta más con el fondo blanco, es mucho más fácil de leer ¡gracias!

Me encantó la cita que pones del libro de "La Bailarina y el Inglés", y el proverbio hindú.

Estaré atenta a la reseña del libro que ya terminaste de leer (que veo que me respondiste que lo has terminado y que te tuvo en vilo hasta la penúltima página)

Un beso,
Ale.

R. dijo...

Carmina:
Te ha quedado muy bonito el blog con este cambio de plantilla.
Después de leer los fragmentos que pusiste de la novela de Emilio Calderón, he puesto La bailarina y el inglés a la mano. Creo que va a adelantar posiciones a otras lecturas.
saludos,
R.

Carmina dijo...

Mertxe no es el único parrafo bonito, hay muchisimos más aunque no relacionados con la lectura, en concreto recuerdo una conversación entre el la bailarina y el ingles, sobre personas que se hallan fuera de lugar que no tiene ningun desperdicio... yo creo que deberias darle una oportunidad, mi pega esta solo en que no desarrolla la accion y sin embargo presenta la novela en la contraportada como de suspense e intriga que por supuesto brillan por su ausencia tal y como la conocemos los amantes del genero negro. En cuando a lo del cambio de look, a veces hace falta renovar la casita, yo de todas maneras me he guardado el codigo html de la primera plantilla aunque viendo los elogios hacia esta con fondo blanco no creo que vuelva nunca a la otra...

Carmina dijo...

Ale va ganando por goleada las opiniones a favor de este fondo, en fin que se queda donde esta y el otro guardadito en el baul, no creo que tarde en escribir la reseña y podrás juzgar por ti misma

Carmina dijo...

R. veo que cuando más hablo de la novela, mas ganas tienes de leerla, creo que no te defraudará, si no haces reseña me gustaria conocer tu opinión en este blog, crees que será posible?

Carmina dijo...

Hace años que yo me los autoregalo preciosa, a mi marido la vena romantica de San Jordi se le desvanecio tan pronto pisó tierras valencianas de continuo, a veces le digo jooooooo no se porque no nos quedamos en Barcelona a vivir, y el contesta picaro, pues porque hoy viviriamos debajo de un puento y nuestra casa estaria invadida por libros.... En fin que acabo de escribir un relato que se publicara el dia de San Jordi la verdad es que estoy un poco entumecida son muchos meses sin escribir y las musas creo que no estan de todo a mi lado... Me alegro de que te guste el resultado yo era un poco esceptica, pero chica por lo visto la gente ha respirado...
besotes preciosa

maribel dijo...

Qué cambio Carmina!!!,me gusta!, tu tranquila que tenemos paciencia, los cambios llevan su tiempo.

Bien por este post dedicado a eso que nos gusta tanto y estoy deseando leer ese relato tuyo.....

Por cierto no he leído La bailarina y el inglés, tu selección de citas es incitante. Libros, India...., es curioso, me trae a la memoria pasajes de "Una lectora nada común" de Alan Bennet...
;-)

Elwen dijo...

Llego tardísimo porque sigo de viaje pero que sepas que me encanta la nueva plantilla, mis ojitos te lo agradecen ^_^

Carmina dijo...

maribel parece que habeis acogido todos el cambio con un respiro, en fin menos mal que acerte con el cambio, no he leido una lectora nada común, asi que no se si puede haber paralelismos o puede evocar una novela a la otra.

Elwen niña que suerte de viaje, dicen que más vale tarde que nunca, disfruta de tus salidas de la isla...