miércoles, 14 de abril de 2010

La bailarina y el inglés.


Esta novela fue finalista del premio Planeta en 2009, he vencido mis reticencias a leer novelas premiadas porque últimamente me decepcionaban bastante, es como si se impusieran como criterio para dar el premio que fueran tochos infumables, en jerga lectora verdaderos ladrillos. Rompí con la promesa que me hice un día con El compositor de Tormentas, y vista la grata sorpresa que me lleve, cuando pase por la biblioteca me hice con el La bailarina y el inglés, y La ultima respuesta...

Sin embargo curioseando por la red, empecé a darme cuenta que quizás me había precipitado con la novela de Emilio Calderón con una sinopsis muy sugerente y atractiva, pero que se quedaba en eso en un planteamiento. No sabía muy bien si devolverla sin hojearla, o darle una oportunidad una vez conocidos sus puntos flacos, después de darle muchas vueltas me decidí por esto último y la verdad es que no me arrepiento.

La novela comienza de una forma a mi parecer bastante original, puesto que esta narrada en primera persona y antes de meternos dentro de la historia su protagonista cuenta el porque se ve abocado a escribir sobre su vida. Quien además de ser lector ha hecho alguna vez pinitos como escritor habrá comprobado lo difícil que es escribir en primera persona porque el alma y el corazón de uno quedan reflejados en lo narrado, al escribir en tercera persona es mucho más fácil distanciarse de las letras que van formando la narración.

Es una novela bien escrita que al principio te da la sensación de estar participando en el juego pasa palabra, puesto que su autor abusa demasiado de cultismos que entorpecen la lectura, a mi en muchas ocasiones me han llevado de cabeza al diccionario porque ni por el contexto podía saber que significado tenía la palabra en cuestión. En esos primeros momentos mi mente voló a mis años de estudiante, cuando mi profesora de Lengua en primero de periodismo me hizo aprenderme mil quinientas palabras con su significado, a cada cual más rara y poco utilizable.

Salvado este primer escollo, la narración te introduce de forma magistral en la India colonial, en un estado gobernado por un marajá orgulloso, indolente y occidentalizado. Los aromas de las especias te envuelven, el calor llega a agobiarte y te metes en la piel de superintendente Masters, en ocasiones tanto que sus tribulaciones llegan a dominarte. Hay párrafos de gran belleza y de gran reflexión sobre la humanidad. Sin embargo toda la trama de intriga y suspense que promete en la contraportada del libro apenas se esboza y se diluye en la presentación, no ves un nudo, todo se queda en una promesa que finalmente se resuelve con una carta en la que nos presenta el desenlace.

Entonces cual es el resultado, pues para mi una novela costumbrista, una novela muy bien ambientada en su tiempo, en la que el autor expone un gran conocimiento del tiempo en que se desarrolla la acción, una prosa bella salpicada sobre todo al principio de demasiados cultismos y el relato del día a día de dos personas muy diferentes que luchan por dos ideales completamente distintos. Se esboza la trama más como accidente y como explicación de la independencia de la India que por otra cosa y cierra la novela que podríamos llamar circular puesto que empieza por el final sin desvelarlo, una confesión del delito que cambió por completo la vida de Masters.

El superintendente Masters se presenta como una marioneta que manejan a su antojo el marajá, su amigo Lewis, y finalmente los nacionalistas indios... y junto a él vas viviendo cada periodo pero no como recordado sino como si estuvieras a su lado. Supongo que al final sentirse traicionado por todos debió ser un duro golpe que supo solucionar y olvidar para dar una nueva vuelta de hoja a su vida... pero eso deberá ser tema para otra novela porque en esta se agota la historia de su pasado en La India.

20 comentarios:

Bookworm dijo...

Ay! Que ya me he leído tu reseña y ahora no me apetece demasiado leer el libro, la verdad. Es que odio tener que parar de leer para ir al diccionario. En fin, ya veremos cuándo le tocará.

Lectora de tot dijo...

Buff... pues yo si tengo que leer con el diccionario al lado... lo dejo! Me gusta la trama pero me frena un poco lo dels "pasapalabra"! Genial reseña!
Un besote,
Inma
http://lectoradetot.blogspot.com

sonia dijo...

Creo que me va a gustar bastante más tu reseña que el libro, que me parecía un poco "pesado", pero le intentaré dar una oportunidad, si me animo te cuento!
Besotes guapa!

César dijo...

La verdad es que documentarse mucho sobre una novela debe ser malo, pues cojes demasiados prejuicios.
Al menos no es mala del todo no? Yo estuve en la presentación del libro y la verdad es que me pareció interesante, pero no debe serlo mucho, vienod lo que decís de él.
Saludos!

Carmina dijo...

Mertxe quizás yo sea muy de querer saber todo lo que significa, se puede leer sin el diccionario sólo que te quedas con lagunas, ya que lo tienes en casa yo lo leeria, esta muy bien narrado... a pesar de estar muy documentado el autor, no se hace pesado y he leido otro libro sobre la India y este me ha resultado muy seductor. Eso si no busques la intriga y el misterio porque pasa por encima de puntillas, creo que ha sido mas que nada un reclamo de editorial lo escrito en la contraportada.

Carmina dijo...

Inma guapa te digo lo mismo que a Mertxe se puede leer sin el diccionario al lado, solo que hay cultismos para mi gusto demasiados, pero casi todos concentrados en la primera cuarta parte del libro, luego la cosa se aligera bastante...

Sonia como te va a gustar más mi reseña que el libro chiquilla, el libro una vez cruzas el tema pasapalabra se lee solo, pero tienes que saber lo que te espera, para que no te pase como a mi con la princesa de hielo, que me decepciono muchisimo porque no encontré lo que publicitaba a bombo y platillo en la contraportada, con este pasa lo mismo una contraportada muy seductora pero en el interior la acción se diluye y no encuentras el suspense y la intriga prometida más que a pequeñas dosis y mal repartida, vamos que te quedas con las ganas, una vez eso se sabe, pues bajas las expectativas y te centras en lo historico que eso si tiene miga

Carmina dijo...

Cesar no es una mala novela, y a mi fijate por donde no me ha servido para coger prejuicios si no para no despedezarla al finalizar su lectura, todo lo que decian los otros bloggers lo he encontrado, y yo he podido hacer una critica un poco más benevola porque ya no esperaba tanto de ella, en fin unas veces es bueno y otras veces malo a mi con estas me ha servido mucho. Si el presentacion te prometieron intriga y suspense no lo vas a encontrar, no es una novela negra, ni se le parece, el autor es historiador y en ese campo no ha sabido moverse, pero en el campo de la ambientacion historica, lo ha bordado. Por cierto no lo he dicho en la reseña craso error, hay reminiscencias de los autores indios en esta obra.

Mararía dijo...

buenísma reseña¡¡ acabo de descubrir tu blog y me parece muy interesante, enhorabuena¡

Elwen dijo...

Quitando lo de los cultismos de los que ya he leído tus explicaciones en los comentarios, el argumento no me llama. Estuve tentada cuando salió, es innegable que tal y como lo venden y con esa linda portada la cosa prometía pero uhmmm después de saber un poco más como que finalmente creo que será un no.

¿Oyes eso? Es el suspiro que acaba de dar mi lista xDDD

bibliobulimica dijo...

pues mira que a mi me han salido las ganas de leerlo con tu reseña y me lo apunto en mi plan infinito. No me molestan las palabras desconocidas y por el contrario, siempre agradezco aprender algunas^^ está visto que para gustos ¡los colores! jajaja. Por cierto ¡que portada tan más bonita!
Un beso guapa,
Ale.

LAKY dijo...

Yo también soy un poco reticente a los premios porque hay que ver qué novelas más infumables resultan premiadas en ocasiones!
Éste lo tengo apuntado, aunque con reticencias. Ya veremos si cae...

Carmina dijo...

Me alegro de que te gustara el blog Mararia.

Jajaj Elwen mi lista tambien suspira de vez en cuando de esa manera tan gráfica y es que de vez en cuando un respiro viene muy bien, y si el tema no te atrae, hay cientos de libros en el mercado, asi que para que perder el tiempo

Carmina dijo...

La portada es preciosa y la historia que cuenta también porque pone de relieve a dos personas que se encuentran por distintos motivos fuera de lugar Ale y no te cuento más porque si tu intencion es leerla no quiero estropearte sorpresas.

Laky yo me he leido varios premios planeta que no me han parecido infumables, como NO digas que fue un sueño, de Terenci Moix, o Manuscrito Carmesí de Gala, pero hace años me regalaron un finalista, Clara y la penumbra y me aburrí muchisimo con el, alguno mas he leido que ni el nombre recuerdo fijate si sería malo, y no pude con el de Muñoz Molina y eso que ha habido gente que le ha gustado mucho... pero para gustos ya sabes los colores. Sabiendo lo que te vas a encontrar y si te gusta la novela histórica no es mala opcion, sobre todo porque esta muy bien documentada... Ahora eres tu quien decide que en el mercado hay demasiado por leer.

R. dijo...

Yo me la apunto. A ver si este fin de semana me compro la novela, en caso contrario (quién sabe, ante tantos títulos expuestos termine escogiendo otro) tendré que esperar hasta la FIL de julio.
Animado estoy.
Saludos,
R.

susana dijo...

Hola Carmina!!
Me regalaron la novela pero, me pasa siempre con los premios planeta y finalistas, me cuesta mucho iniciar su lectura y generamente quedo decepcionada. Es posible que después de leer tu reseña le de una oportunidad, lo dejaré en la balda de "Lectura para el verano".

Gran reseña!!

Susana

Carmina dijo...

R. me alegro que no te haya desanimado a leerla, conociendo los puntos flacos no es una mala novela, yo la he disfrutado mucho, pero es que el tema de la India me fascina.

Carmina dijo...

Susana a mi tambien me regalaron un finalista hace años y despues de leerlo pense que solo premian ladrillos, sin embargo a riesgo de ser mas pesada que una vaca en brazos esta novela esta bien narrada, tiene sus carencias pero conociendolas no te haces falsas expectativas, y si te gusta la historia esta bien ambientada sin caer en el recargamiento de datos y eso que no pone pocos, pero tiene gracia para introducirlos. En fin en verano nos contaras si la lees

lammermoor dijo...

Me gustan las novelas ambientadas en la India así que tomo nota de ella.
Perdona que sea tan escueta pero llevo toda la mañana delante del ordenador, intentando ponerme al día con las nuevas entradas y las antiguas que leí y no comenté.
Un beso.

R. dijo...

¡Hola Carmina!

Te cuento que terminé de leer la novela de Emilio Calderón y confieso que me gustó más de lo que esperaba. No tenía muchos prejuicios a la hora de abordarla, salvo el hecho de que fuera finalista de un premio tan controversial, ya que sólo había leído la sinopsis y muy por encima tu reseña y las frases que fueron materia de uno de tus posts.
Definitivamente el narrador personaje está muy bien construido: un angloindio, Henry Masters, y su condición de "hombre limbo" e involucramiento involuntario en unos sucesos que lo sobrepasarán.
También es meritoria la capacidad del autor para, con detalles precisos, situarnos en esa éxotica India previa a la consecución de su independencia.
Creo que la novela ha logrado su cometido: imaginarme sus escenarios, mantener la expectativa sobre su resolución (soltar algunas hipótesis, enhebrar una que otra intriga política alternativa). Como recién tengo frescos sus recuerdos, aún no me animo a decir sus puntos flojos (quizá esperaba más del único personaje femenino con sustancia: Lalita Kadori).

Saludos,
R.

Leo dijo...

Me ha encantado la novela, sobre todo a partir de la mitad del cuarto capítulo que es cuando empieza la intriga y la emoción. No sólo he disfrutado con su lectura sino que me ha enseñado bastante sobre la India de los últimos años de dominación británica. Su cultura, tradiciones y la política del momento con los conflictos entre colonizadores e independentistas que se desarrollan durante la II Guerra Mundial.
Una historia muy bien narrada, muy bien argumentada y muy bien ambientada. La descripción tan detallada de lugares como la selva india por ejemplo, hace que parezca que estás allí mismo.
En mi opinión, refleja muy bien el problema de identidad que tenían los llamados "hombres limbo" o afectados por el "síndrome de la patria cambiada" como el protagonista de la historia, el superintendente Masters. Un inglés nacido en la India que se siente hindú entre los británicos y sin embargo, los hindúes no lo aceptan como uno de los suyos.
La relación de Masters con la bailarina Lalita Kadori y sus consecuencias ya es la guinda del pastel. MUY RECOMENDABLE!