viernes, 16 de abril de 2010

Los cuatro elementos.

Ultimamente estoy acertando mucho los libros que elijo, este me esta fascinando, tiene una acción trepidante, una trama que a mi me atrapa, un personaje ilustre que la sustenta, y un enigma que resolver, todo ello regado con cadáveres y dos personas intentando salvar la vida y descubrir algo que a toda costa alguien quiere preservar... La novela es un premio, cosa que para mi la hace doblemente valida, se llama La ultima respuesta, y esta dividida en cuatro partes, en cada una de estas partes uno de los cuatro elementos de la naturaleza es el protagonista y hace una descripción tan bonita que me he propuesto rescatarla, dotándola de colores, a cada cual con el que se le asocia.
Tierra.
La tierra es el elemento del cuerpo y la estabilidad. Simboliza nuestro lugar en el mundo, la materia que nos provee el alimento, y el hogar. Alberga la prosperidad en potencia si la trabajamos.
La tierra es la más densa de las formas de energía de todos los elementos.
En ella se convoca la perseverancia, el esfuerzo, la tenacidad, la objetividad, la fiabilidad, la solidez, la paciencia, la cautela, la sobriedad, los principios de la siembra, y la cosecha que generan riqueza.
Es nuestro hogar y destino: Nacemos de la Tierra y volvemos a ella.
Somos polvo de estrellas encarnado en la Tierra.
Somos pues Tierra viva, fragmentos de un Universo que toma consciencia en sí, en la Tierra.
Aire
El Aire es el elemento que simboliza la mente, la inspiración y la imaginación.
Es la energía del pensamiento, la reflexión, el lenguaje, la comunicación, y la inteligencia,
Se trata del segundo elemento menos denso después de la Fuego.
Su poca materialidad le hace ser el rector del mundo de las ideas. Es el elemento de los filósofos, los investigadores y los genios que viven inmersos en abstracciones.
El Aire nos da la vida, y a través de él se transmite la palabra que alberga los conceptos. Ocupa un vacío aparente que está lleno de ideas, palabras y anhelos.
Contiene el recuerdo de la vida en el pasado y los afanes de la vida en el futuro.
Agua
El Agua es el elemento de la emoción y del subconsciente.
Simboliza el amor, lo sentimientos positivos, la amistad, el perdón, la compasión, la generosidad, la entrega, la apertura del corazón, la alegría, incluso la fe.
También a ella pertenecen las pasiones, el dolor y el placer de los sentimientos, los temores y anhelos, esperanzas y desesperanzas, lo esotérico y lo perteneciente al mundo de lo psíquico.
El agua es el elemento esencial en los rituales de depuración y fertilidad.
Sin agua no habría vida. El agua la alberga y la transporta.
Es el elemento del corazón.
La sangre es líquida, las lágrimas están compuestas de Agua, una composición que varía en función de la alegría o la tristeza que se expresa con ellas.
Fuego
El fuego es el elemento de la voluntad, la transformación y la pasión.
Es el símbolo del deseo, de la energía creadora y el impulso vital, del poder, la motivación y la fuerza de voluntad, pero también de la seducción y la sensualidad.
El Fuego es fruto de una energía poderosa, de una voluntad instantánea , y es por eso que se vincula al instinto y la intuición.
No se detiene en obstáculos, consideraciones o temores. Actúa y se propaga con suma velocidad.
El Fuego puede ser destructor o regenerador. Su presencia es símbolo de destrucción para un renacimiento. Prender la llama es también convocar el nacimiento de una esperanza.
Sea como sea, alberga la fuerza vital y su presencia es esencial para la vida, la luz y el calor.
El Fuego calienta o abrasa, reconforta o destruye, dependiendo de lo cerca o lejos que nos situemos de él y de cómo permitamos que se exprese.
Esta en el calor de un beso, pero también es el alma de un arma destructiva.
Llevamos Fuego en el alma, y es por ello que estamos vivos.

10 comentarios:

sonia dijo...

Desde luego la descripción que hace de los elementos es estupenda, y por lo que has contado de la trama tiene buen "look", a la lista interminable va!

Carmina dijo...

La trama tiene mejor que buen look, es simplemente genial, llevo leido como medio libro, solo espero que no se deshinche al final, porque odio que pase eso.
besotes wapetona

LAKY dijo...

Ya nos comentarás si no se desinfla al final pero, desde luego, por lo que comentas, tiene una pinta estupenda. Así que otro que me apunto.
Besos

Carmina dijo...

Laky eso espero que no se desinfle estoy a unas veinte paginas del final y me dejaria mal sabor de boca

M. dijo...

Muy interesante, Carmina, y me alegro de que tus últimas lecturas hayan sido un acierto, yo una racha pero de lo contrario!! En fin, esperaremos a tu reseña final, aunque por lo que cuentas muy mal se debe de dar para que decepcione.

Besoss!!

M. dijo...

Perdón!!! parece que digo que tengo una racha de lo contrario, la "tuve", que se el verbo ha huído, jajaja...

Carmina dijo...

M. yo tambien he tenido rachas de no coger ningún libro que valiera la pena, ademas seguiditos que era un poco desesperante, ahora ha cambiado, y espero que dure la verdad, el que tengo ya en estanteria se que tambien me va a gustar, en fin ya os cuento a ver si la cosa no se nos deshincha, me queda poco e igual esta noche cae, en todo caso el martes tengo que devolverlo a la biblioteca y quisiera tener la reseña hecha

Lectora de tot dijo...

Qué curioso! Tiene muy buena pinta! apuntado en la lista de "lecturas futuribles"! ;)

bibliobulimica dijo...

¡que descripciones de los elementos tan completas! tiene que ver sin duda con lo que metafísicamente son cada uno de ellos. En la baraja española los oros simbolizan la tierra, las copas el agua, los bastos el fuego y las espadas el aire.
¡espero con ansias que termines de leerlo y nos comentes que tal acabó!
un beso,
Ale.

Carmina dijo...

Ya he terminado el libro Ale y empezado otro, supongo que la reseña sera para la semana que viene porque el viernes y coincidiendo con el dia internacional del libro, quiero escribir un relato, espero que las musas esten conmigo.Te adelanto que el final no ha estado mal, pero no ha cerrado a mi parecer una novela redonda, a pesar de ir descubriendo aspectos de la trama hasta la penúltima página, si como oyes, hasta la penúltima página... me ha entusiasmado, pero me ha faltado una pizquita de no se muy bien que... a ver si soy capaz de plasmarlo en la reseña, intentare escribirla cuanto antes para que no se me pierdan los detalles y dejarla programada