martes, 28 de noviembre de 2017

Presentación Inspector Solo. David Jiménez "El Tito"



El hombre propone y Dios dispone, la de veces que habré yo oído la frase en boca de mis mayores, pero últimamente soy yo la que la dice cada dos por tres, y es que mi tiempo que ya hace que cotizaba en bolsa, este mes está haciéndolo a unas cotas altísimas. Por eso y aunque la presentación fue el día 17 de noviembre me encuentro frente al ordenador dispuesta a contaros uno de los eventos que más he disfrutado y no será porque no asisto a presentaciones, pero esta fue diferente, y yo parecía una niña con zapatos nuevos.

Ya de por sí suelo ir sola a este tipo de actos, o acompañada por una persona que esta vez iba a estar allí pero al otro lado, defendiendo un libro que para mi camina solo, tiene solvencia y no hace falta que nadie vele por él en demasía, tan solo que guie un poco sus pasos. Así que busqué compañía, lo comenté en el club de lectura y aunque hubieran venido todas en masa, al final dos personas pudieron venir. Así que contra lo que es costumbre en mi, después de trabajar me fui a casa, descansé, me acicalé un poco...

Ya en el coche la conversación fue de lo más animada, alrededor de la literatura como no podía ser de otra forma yendo en el vehiculo una correctora, una escritora y una bloguera, la media hora de camino fue de lo más distendida. Al llegar a la librería Argot con el tiempo un poco justo porque el tráfico a esa hora es poco fluido, encontramos a David, y a Pere Cervantes en animada conversación con otros lectores, al poco se unieron otros autores entre ellos Luis Rodríguez. Después de los saludos preliminares nos acercamos a la barra y pedimos la copita de cava cortesía de la librería, y allí estaba Raúl Ariza, Pedro Tejada, menuda presentación de lujo íbamos a presenciar.

Y ya copa en mano vimos llegar a Julio Cesar Cano, acompañado de su mujer Ester y su hija Julia, pintaba bien la cosa, y mejor que continuó, porque ya instalados en el sofá David y Pere, comenzó una conversación que pronto se extendió al público. Y vosotros preguntaréis ¿donde está la presentación?, no me seáis agonías que yo como siempre me adelanto, me voy por las ramas, pero luego me meto en vereda.


Pere llevaba idea de hablar poco, de ceder la palabra al autor que era quien a priori tenía que llevar la voz cantante, comentaba que se encontraba en baja forma, y caray menos mal porque si no, nos dan allí las uvas, porque estábamos a gusto, de verdad. Y digo llevaba la idea, porque después de explicar como llegó a él el manuscrito, como le impactó la evolución en la escritura y la de los personajes, nos recomendó la lectura como no podía ser de otra forma y antes de cederle el micrófono a David le lanzó una pregunta, y así estuvieron todo el rato, un toma y daca en el que Pere pidió ayuda al cinéfilo Raúl Ariza y en la que Julio desde su asiento entre el público matizaba apuntes de ambos escritores. Todo un lujo solo al alcance del grupo de personas que estuvimos esa tarde compartiendo risas.


Comentaba Pere Cervantes que David había tenido el acierto de crear el PERSONAJE, si así en
mayúsculas, porque Marcial puede sostener el solo toda la historia, pero no contento con ello, había creado otro a la altura y esa como no puede ser de otra forma es Zoe. Alrededor de este tandem giró gran parte de esa conversación unas veces a dos bandas, otras a tres, y a veces incluso a cuatro, que tanto nos enriqueció a todos los presentes. Confesó David que el protagonismo de Zoe en esta es mayor que en Muertes de sobremesa y que su intención es que entre ambos personajes se produzca un ajuste de importancias, de esa forma en la primera Marcial era quien eclipsaba a cualquier otro personaje, en Inspector Solo Zoe ha despegado y esta posiblemente a la misma altura de Marcial y puede que en la tercera, cuyo titulo conocerá el autor o no Zoe adquirirá más protagonismo y eso solo puede hacerlo a costa de su jefe. Y eso lo explica con un juego de manos que me encanta ver.
Aprovechó Pere para alabar la calidad literaria de esta novela, y la verdad es que se nota un gran salto entre Muertes de sobremesa y esta. Ambos estuvieron bromeando a costa de la presencia de o escasa presencia de las calles de Cartagena en esta novela, a Pere le pareció que perdía protagonismo, pero la respuesta de David lo dejó un poco desconcertado y ahí aprovechó para explicar que el consejo que le dio se refería a en ese momento de la historia, porque le rompía el ritmo de lectura. Sinceramente yo no reparé en eso durante su lectura, me metí tanto en la trama, quería tanto descubrir que se escondía detrás de todo, que me pasaron desapercibidas ciertas cosas, igual lo tengo que leer otra vez.


Raúl Ariza hizo una pregunta interesante, si escribe con un guión, o es de esos que dejan que la novela tome el derrotero que quiera. A lo que David contestó y espero no equivocarme porque no tomo notas que tiene claro como comenzarla, y el final, y en el nudo los personajes pueden tomar un poco la riendas, y es que un personaje con el carisma de Marcial, lo veo yo marcando los pasos de su autor, incluso yendose por las ramas y poniéndolo en algún apuro. Dejo eso pendiente para algún café... Comentó David que cuando pensó en la historia sabía como quería que empezara y como terminara y se dio cuenta de que iba a ser tan larga que lo concebía como una serie o el libro iba a tener más de mil páginas, y a ver quien le publica eso a un novel...


Y menos mal, porque chico, así vamos teniendo Marcial a pequeñas dosis, pero no te duermas en los laureles que ya lo echamos a faltar y queremos ver en que termina todo. Ahhhh Julio Cesar Cano preguntó si pensaba escribir una serie, a lo que David contestó que en un principio en su cabeza son tres libros y luego ya se verá, ojalá Marcial tenga una larga vida.

Una cosa que llama la atención es que David por su trabajo conoce muchos procedimientos policiales, sin embargo no alardea de ello, no abruma al lector con sus conocimientos, le preguntó Pere donde se documentaba para asuntos policiales, porque a él nunca le había preguntado nada, a lo que David le contestó que intenta no meterse en berenjenales, o en jardines de los que no pueda salir solo, y que en realidad si le pregunto una vez, pero que como la respuesta le suponía cambiar mucho de lo que tenía escrito lo obvió. Las sonrisas volaron en el sofá y se extendieron a la sala rápidamente, el buen ambiente es contagioso.

Más que una presentación parecía una charla entre amigos en la que el publico se encontraba involucrado, al menos así me sentía yo y cuando lo comenté con mis acompañantes me dieron la razón. A pesar de lo a gusto que estábamos todos el reloj corría y se dió por terminado el acto a la espera de las firmas. Como se que voy a coincidir con él en más actos y me estaban esperando dejé la firma de mi ejemplar para una próxima ocasión, espero que sea en el Club de lectura de Cosas y Musas, para entonces lo volveré a releer.

PD: le debía a David hablar sobre sus novelas, pero si esta crónica tiene alguna razón es la insistencia de Ana M, una yincanera, que no cesaba de recordarme que la tenía pendiente.

Galería Fotográfica:





9 comentarios:

Domiar dijo...

Me hubiera encantado estar en una presentación de David Jiménez, no sólo por lo bien que lo pasasteis, que queda muy claro tras leer tu crónica, sino porque después de leer Inspector Solo me han quedado un montón de preguntas revoloteando en la cabeza. Espero poder resolverlas pronto con una tercera entrega. Un beso.

La Isla de las Mil Palabras dijo...

Una crónica estupenda que hace desear haber estado allí, un lujo que has podido disfrutar. Unos momentos por los que merece la pena meterse en este mundo.
Besos

Margari dijo...

Estupenda crónica! Se nota que te lo pasaste la mar de bien. Gracias por compartir estos momentos!
Besotes!!!

Kayena dijo...

La verdad es que la crónica es espectacular y ese andarse por las ramas aporta no solo frescura al relato, sino que lleva implícito tanto cariño que da gusto leerlo.

Y si la crónica es espectacular porque se aprecia el cariño que hay detrás, no solo al amigo que presenta su novela, sino al escritor que empieza a abrirse camino con una novela de un golpe. Se nota ese orgullo por apoyar algo que se lo merece por mucho que digas que la novela se defienda sola. Que si, que es verdad, pero que todos sabemos lo duro y complicado que es este mundo de la literatura y llegar a la calle es muy difícil, porque solo triunfan aquellos por quienes los medios de comunicación apuestan.

Pero bueno, ese es otro debate, así que yo celebro que David haya presentado su novela ante un grupo de personas que también apuestan por él, porque ya es sinónimo de triunfo.

Un beso.

susana palacios dijo...

Me ha encantado tú crónica y como me hubiera gustado estar allí, gracias por contarnoslo.De esta los leo ya.Un abrazo

Lidia Martinez Tubia dijo...

A mí también me ha encantado, pero me hubiera gustado mucho más estar allí y poder conocer a David, además de hacerle mil preguntas y pedirle (o exigirle) ya su tercera parte. Porque Marcial nos ha dejado con ganas de mucho más.

Marina Navarro dijo...

Gracias Carmina, así es como si hubiesemos estado allí. Que me hubiese encantado y lo sabes.

Buscando mi equilibrio dijo...

Gracias por compartir esto tan detalladamente ;)
Besitos.

mar dijo...

Gracias Carmina, estas " presentaciones" son las que se disfrutan. Besinos.