lunes, 2 de marzo de 2009

Los hombres que no amaban a las mujeres


Conoci este libro a traves de la radio, los sabados por la mañana a eso de las 11 suelen presentar libros, y lo primero que me llamo la atencion fue su titulo, nada seductor por cierto, iba en coche para variar porque es en el único sitio donde la escucho , y al ser verano hacia un calor tremendo sin embargo el programa me engancho y alli estaba yo en dentro de la caja de cerillas escuchando lo que comodamente hubiera podido hacer en mi casa, pero quizas para cuando consiguiera sintonizar el dial ya hubiera terminado la exposicion que me tenia totalmente enganchada.


Ha tardado unos cuantos meses en llegar el ejemplar a mis manos y en comprobar que realmente se trata de una buena novela, aunque a mi al principio se me resistió bastante porque el autor es muy minucioso, parecia que devorabas páginas y alli no iba a suceder nada, se hacia un poco pesado el llegar a descubrir el porque Mikael Blomkvist se veia metido en aquel descomunal lio juridico con un fuerte grupo economico de su país. Pero esencial para comprender el porque decide aceptar el trabajo que le ofrecen y que excede a sus conocimientos.


El autor presenta personajes entrañables, los dos principales son Mikael Blomksvist y Lisbeth Salander. Mikael es un periodista economico de investigacion, que se dedica a denunciar a la clase empresarial sueca y los muchos fraudes cometidos, en ello podria asemejarse al autor de la novela Stieg Larsson fue tambien un periodista muy critico con la sociedad sueca se granjeo tantos enemigos como su personje de ficcion. Salander es el otro acierto de este libro una joven con aspecto de niña con una vida complicada, desarraigada socialmente, considerada por muchos una retrasada mental y sin embargo un genio de la informatica y de la investigacion de trapos sucios... un personaje que a simple vista podria causar rechazo por la descripcion que hace de ella el propio autor y que sin embargo se convierte en su mayor acierto.


A lo largo de la novela se entremezclan tramas y subtramas muy bien enlazadas, que dosifican en su justa medida la intriga y la informacion de manera que el lector no puede parar de leer, salvo las primeras paginas no puedo ahora precisar cuantas el resto es un vicio que no te deja levantar los ojos del papel impreso.


Mikael Blomkvist es un periodista economico que se ve abocado al final de su carrera por la publicacion de un reportaje que resulto ser falso, salio vapuleado del juicio y con una baja credibilidad, era copropietario de Milenium una revista que vio comprometida su continuidad por el error cometido. Por eso decide aceptar la oferta que le hace Henrik Vanger obsesionado con la desaparicion de su sobrina 30 años atras. Ello le ofrece la oportunidad de dejar momentaneamente la revista para no perjudicarla mas y tomarse una especie de vacaciones desde donde estudiar un contraataque contra el grupo Wenestroëm. Lo que parece una obsesion de un viejo y una locura de un periodista de investigacion, termina por convertirse en una pesadilla. Cuando al fin encuentra una pista que estudiar requiere la ayuda de Lisbeth que se revela como una gran investigadora, juntos descubriran toda una trama que mantiene en vilo al lector y resuelven el misterio de la desaparicion de Harriet Vanger.


El final es de lo mas inesperado, casi visual, filmico, toda una venganza planeada y llevada a cabo por una mente privilegiada, varios golpes infligidos a una misma persona desde varios angulos que la llevan a la desesperacion.


Se puede encontrar de todo cuando se abre la caja de los truenos de una familia y se airean trapos sucios, puedes encontrar filias y fobias, que te alaben o incluso que te ataquen, la historia de la familia Vanger, los chachullos de un grupo fuerte economicamente, el mundo oculto de los marginados, los abusos de poder, los abusos sexuales todo un coctel molotov que se combina con gran maestria para dar lugar a una novela que se lee con rapidez a pesar de sus mas de seiscientas paginas, bien escrita, aunque con alguna revision más por parte del autor y de la editorial se hubiera podido mejorar.


La novela tiene merito por si misma pero supongo que el hecho de que su autor falleciera prematuramente cuando habia entregado el tercer manuscrito de una serie que estaba prevista fuera de siete tambien ha tenido algo que ver, junto con la gran campaña de marketing desarrollada... ahora en cuanto pueda cojo la segunda parte la chica que soñaba con una cerilla y un bidon de gasolina. Los titulos no son nada seductores pero la prosa de este autor sueco embelesa por si misma.


No se le debe pedir al libro mas alla de lo que realmente pretende ser, no es un libro para personas que se manejen en las alta esfera literaria, es un libro que entretiene, que permite unas vacaciones al lector porque se lee practicamente solo y tan detalladas estan todas la descripciones que practicamente puedes ver a los protagonistas o la situaciones que describe.

11 comentarios:

Roxx y Nando dijo...

Pues seré yo la rara, pero te aseguro que sólo con leer esos títulos se me despierta el hambre de letras, desde que leí ya no recuerdo dónde el de la chica del bidón de gasolina y la caja de cerillas se me está haciendo la boca agua, así que...a la lista de pendientes; solo espero no tardar tanto en encontrar los libros de este autor como me ha costado con los últimos que he pillado...¡¡¡qué vicio, diosssssssss!!!

Alberto dijo...

A mí me pasó también que se me hacía largo el principio, tal como dices, pero sí que luego engancha. Es una noivela de evasión, de ésas que te llevarías de vacaciones. Además como yo la leí grabada, a modo de audiolibro, pues me ahorré el cargar con su peso. Aunque claro, para leer leer como el braille no hay nada. Te metes mucho más en la historia, pero con libros largos te tienen que enganchar mucho porque sino se hacen demasiado pesados. En un volumen braille de 150 págins, caben más o menos 80 de tinta. Así que imaginaos.
Buen día, Carmina.
Besitos, amiga.
Te recomindo Como agua para elefantes de Sara Grossman.

Sinuhe dijo...

El Domingo charlaron sobre este libro en página 2, esta triunfando como la cocacola vaya. No es santo de mi devoción la temática que trata, pero como supongo que la parienta no tardará en comprárselo, al final, acabaré por leerlo,jeje.

Un besico Carmina.

Carlos dijo...

Cuando leí que había más de seiscientas páginas abandone mis posibilidades de leerlo, mucho taco para mi…todo lo que pasa de trescientas y poco, ya me tumba con un ko
Besos

Ale dijo...

Gracias por tan maravillosa reseña. Tendré muy presente este título para cuando vaya a la librería...¡¡¡he disfrutado mucho paseando por tu blog!!!

Saludos,

Ale.

Nuria dijo...

Termine de leerlo,y claro me engancho....el principio tb me gusto ( cierto que te pone pelin de los nervios no saber donde nos lleva) pero ya sabes, soy una mijita masoca.El centro de la novela es agil y te mantiene con ganas de seguir leyendo...del final, ya hablaremos jeje.
Ahora h empezado el otro del que hablamos, cambio de registro.
P.D. Solo he leido dos paginas,pero se vislumbra que pasare buenos momentos con el...Gracias reina Mora.Bsitos

Vida Dospuntocero dijo...

Es una pena que Stieg Larsson muriese en la cumbre de su carrera. Este año se ha de estrenar una adaptación de esta novela. Tengo interés por ver cómo les ha quedado.

Teresa Cameselle dijo...

Estoy de acuerdo con tus comentarios. El principio es horrorosamente lento, y quizá hubiera dejado el libro a las cien páginas si no fuera por las buenas críticas.
Por ponerle una pega, yo creo que el protagonista es el alter ego del autor, el cual refleja en éste todas sus fantasías. Un hombre maduro, que triunfa entre las mujeres de todas las edades, que a pesar de haber tenido un tropiezo profesional, se encuentra con una suerte de hado madrino que le ofrece una cantidad indecente por un trabajo que a primera vista parece inútil... En fin, que me agotó un poco el amigo Mikael.
Sin embargo Lisbeth Salander, ella sí, es un gran descubrimiento. Probablemente lea los otros dos títulos, sólo por ver cómo se las gasta la muchacha.
Por cierto, el título original en sueco es "Los hombres que odian a las mujeres", frase que si recuerdas, pronuncia Lisbeth un par de veces. Se ve que al traducirla les pareció un poco fuerte, por aquello de ser políticamente correctos y tal.

Hilario dijo...

Hace tiempo que me llamó la atención este libro. Tenía ganas de leerlo, pero nadie de mi entorno lo había hecho. Ahora que he leído tu opinión creo que me voy a lanzar. Además, ahora ha salido la película y quiero leer antes el libro.

pichu dijo...

hola acabo de terminar el libro y me ha enganchado bastante,lo compre por casualidad y luego me entere que era el primero de una trilogia .al principio tambien se hizo un poco pesado pero he aprendido con otors libros que de un modo u otro todos contienen un algo.
bueno voy ha empezar con el segundo

Javier dijo...

A mí me tiene enganchadísimo, a ver si me gusta cuando acabe... Un abrazo Carmina, espero que marche bien el verano. Besos