miércoles, 1 de abril de 2009

El Zorro. Comienza la leyenda


Cada vez que empiezo un libro de Isabel Allende pienso con desesperación porque sigo empeñada en que caiga en mis manos su prosa, repetitiva, y carente de platicidad, a mi juicio dura de leer, por su recargo y su morosidad. Y es que los temas que aborda me suelen seducir, y acabo siempre con un libro suyo en mis manos, para arrepentirme a las pocas páginas. Sin embargo cuando lo termino tengo dos sensaciones una de alivio por haber dejado atras el tormento narrativo, la segunda de satisfaccion porque la trama me ha gustado e incluso me ha atrapado pero echo de menos otro estilo narrativo.


La primera novela que lei de la chilena fue La casa de los espiritus, y tengo que confesar que me hechizó, me gustó tanto que busque inmediatamente otro libro suyo, y ahi es donde me equivoque, porque acababa de publicar el Plan infinito, y ese es uno de los libros que he dejado sin acabar de leer, aunque como solo lei diez paginas, nunca lo he considerado asi, se me hizo pesado hasta la saciedad. Con los años esta apreciacion la he compartido con bastantes lectores, unos fueron valientes y pudieron terminar sus libros, otros como yo abandonaron al poco de comenzarlo.


Deje unos años aparcada a Isabel y en el transcursos de estos años publico un sinfin de libros pero a mi no me apetecia para nada acercarme a ellos, hasta el año pasado, cuando una amiga a a la que aprecio, me dejo Ines del Alma mía, y debo reconocer que aunque me peso su retorica el argumento, los personajes, su tratamiento etc me gustaron e incluso me sedujeron. Hace poco más de un mes despues de leer dos novelones de más de seiscientas páginas, necesitaba algo mas digerible, asi que como la figura de El Zorro siempre me ha intrigado, me recomendaron este libro y obvie que era una novela de la chilena.


Craso error puesto que no cumplió el cometido que yo perseguía de una literatura fácil y llana, por lo demas no sera un libro que pase a los anales de la literatura, tiene aciertos y por supuesto errores, me hizo meterme en su interior en varias escenas, pero para mi entender presenta a este personaje como un señorito casquivano y alocado al que le tienen que poner freno en las locuras, no era la imagen que tenía yo de este personaje aun asi pienso que todos en los años jovenes incurrimos en locuras que con la madurez restañamos. Una novela de aventuras te tiene que atrapar y esta no lo consiguio algunos pasajes me parecian increibles.


Los personajes son creibles y humanos, la historia tambien esta bien ambientada, tanto en España como en las colonias de ultramar, pone de manifiesto las tropelias que los españoles cometieron en el Nuevo Mundo, su afan por enriquecerse, pero tambien muestra la bondad de algunos que viajaron buscando aventuras y un dia a dia mejor. A pesar de que Isabel Allende y yo no nos entendemos, recomendaria la lectura de este libro. Me sorprendio un poco la narradora aunque la adivine mas o menos a mitad libro, por el protagonismo que empezaba a tener en el transcurso de la narración...


SINOPSIS


El futuro Zorro fue un mestizo nacido en la década de 1790 en Alta California, hijo del capitán asturiano, Don Alejandro de la Vega y una guerrera amerindia, Toypurnia. El joven Diego es enviado a Barcelona por su padre para completar su educación, poco antes de que el Ejercito frances de Napoleon Bonaparte invada España
En la Barcelona ocupada en la decada de 1810 Diego de la Vega descubre su primer amor y se convierte en un luchador en contra de la opresión extranjera. Sus viajes lo ayudan a aprender muchas de las características propias del Zorro: acrobacias en los mástiles de los barcos, esgrima del maestro español Manuel Escalante, varios trucos de los gitanos y el cocinero de un barco, y modelo para su disfraz luego de un pirata bravucón.
Luego de la derrota francesa, De La Vega regresa a California, donde decide continuar luchando en contra de la tiranía de su enemigo de España, el presuntuoso Don Rafael Moncada, y los nobles dueños de las tierras sobre la gente de California. Para evitar ser reconocido, De La Vega asume la identidad secreta del Zorro. En su cruzada es ayudado por su amigo mudo Bernardo y Tornado, su caballo.

10 comentarios:

Alberto dijo...

Carmina, me alegro de que vuelvas a dejarnos librillos por aquí.
Pienso como tú: que al igual que les sucede a otros escritores que alcanzan la fama, empiezan muy bien, pero luego se vuelven, digamos... comerciales y degeneran.
Y yo tampoco acabé El plan infinito.
Por cierto, ya aprovecho: Casi acabo ya Los hombres que no amaban a las mujeres. Se me ha hecho largo, creo que le sobra paja, aunque sí que es entretenido y la problemática que trata (abusos a mujeres) es muy real y totalmente indignante.
Cuídate y sigue contándonos cositas.
Besos.

Roxx y Nando dijo...

Bueno, como ya sabes a mí la Allende me gusta mucho, como tú lo primero que leí de ella fué La casa de los espíritus, que me gustó tanto que de vez en cuando la releo. Después cayó en mis manos Cuentos de Eva Luna, una recopilación de relatos que me gustaron a cada cual más...por supuesto que tiene ladrillos, como todo autor que se precie. Es el precio de la popularidad que acarrea contratos exigentes, y cuando se convierte en una obligación escribir un cierto número de obras cada cierto tiempo, se acaba cayendo en errores monumentales. El que te aseguro desde ya que no voy a leer es este, pues el Zorro es un personaje a quien nunca he soportado, no me van las aventuras de espadachines y demás, y aunque aquí se aborden sus primeros años antes de convertirse en leyenda, no creo que el tema me seduzca, así que este no va a mi lista de pendientes.
Un besazo, cielo.

Sinuhe dijo...

jajaja, vaya tela, a mi me pasa lo mismo. El primero que leí fue la hija de la fortuna, y no se porque al tiempo de leerlo me apetecía un montón volver a leer algo de ella, y me compré el pack ese de tapa dura del Reino del dragón de oro, etc... y como a tí, cuando los leo deseo que acaben y cuando los acabo, deseo comenzar otro,jeje.

El del zorro todavía no he tenido el placer, pero todo se andará. :)

Un besico

Lujo dijo...

Hola Carmina,
Leí "La casa de los Espíritus" y hoy conseguí "Eva Luna". Me han comentado que el segundo es mejor que el primero....no sé, esperaré a leerlo y comentarte alguna cosilla.
Gracias por estos comentarios sobre Allende. Creo que el 23 de abril estará firmando libros en Sant Jordi.
Cuidate mucho
Un abrazote enorme.

Carlos dijo...

Nosotros somos los cuatro mosqueteros con sus cuatro líos, intentado salvar una difícil historia que aun no sabemos de que va.
El Zorro es pixati y minutti…no se puede ni comparar con ese lió de locos campestres

Besos rapidos que me voy… no puedo perder comba

Melancolía "La Dama de tus Pensamientos" dijo...

Mmmm.....Lo del Zorro, me encanta.
Crees que sería capaz de terminarlo?? Ultimamente consigues que termine de leer tus entradas. Y eso....es todo un logro conmigo.
En fin, quizás lo intente.
Un abrazo con todo mi cariño.

Marbenes dijo...

Hola Carmina, qué hallazgo tu bitácora, gracias por dármela a conocer!

Tal como me comentaste, a ti te pasa con Isabel Allende lo que a mí con Julia Navarro y Matilde Asensi. Sin embargo, a mí la Allende me fascina. Desde que leí esa novela fascinante titulada como "La casa de los espíritus" cuenta conmigo como rendida admiradora. Cierto que luego no todo lo que he leído suyo me ha encantado, pero tampoco ha habido nada que me haya disgustado excepto, quizá, "El plan infinito" en el que para mi gusto demarraba un poco.

Ésta no la he leido y ni siquiera la tengo aún en mi larga lista de pendientes y, tras tu reseña, no creo que lo esté al menos por el momento.

Teresa Cameselle dijo...

Es un libro que regalaría con gusto, sino fuera porque me lo pedí expresamente y me lo regaló mi marido.
Qué decepción, se me hizo interminable, supérfluo (con lo que a mí me gustan todas las historias del Zorro antiguas), y aburridísimo.
Se nota que fue un libro de encargo.
Como ves, te hice caso y me vine de visita.
Un beso.

Luz dijo...

Es curioso, dicen que la casa de los espíritus es la única que ella no escribió.
Tienes buen gusto, pues.

Alatriste dijo...

Con esta autora, me quedé en La casa de los espíritus. Me alegro de encontrar en ti a una lectora tan fiel. Los libros son mi vida, por lo que es bonito compartir esta afición contigo. Besos.