miércoles, 10 de abril de 2013

La lista de los nombres olvidados. Kristin Harmel

Cuando vi la portada de esta novela me enamoró, fue un flechazo, un verla y quererla sabiendo muy poco de ella, tan solo que la editaba Martinez Roca en su colección Emocionate, que tan buenos ratos me ha dado.  Pocas son las veces que me acerco a una novedad siguiendo una corazonada, sin apenas conocer el argumento, pero pienso que para que la novela te sorprenda y te conquiste has de llegar con las miras abiertas, sin ser condicionado y así llegué yo una tarde, dispuesta a abrir mis ojos y dejarme contagiar por una de las historias más bellas que haya leído.

Desde las primeras páginas Kristin Harmel supo conquistarme y con cada paso en su narración confieso que caí rendida a sus pies, a los de la historia que cuenta, y a los personajes tan magistralmente construidos, tan humanos que traspasan el papel para que quedarse con nosotros mucho después de haber terminado de leer la historia.

Cómo podéis comprobar por mis palabras os recomiendo la lectura, pero ya os aviso de antemano que intentaré dar pocas pistas acerca de un libro que merece la pena que el lector descubra poco a poco,  de la mano de la autora, de un personaje entrañable Hope, de la mano de ella y a la par que ella misma iras descubriendo su pasado y sus orígenes.

La autora

Kristin Harmel nació el 4 de mayo de 1979 en Newton, Massachussets. Se licenció cum laude en Periodismo y Comunicación en la universidad de Florida.

Su bibliografía consta de cuatro libros de ficción y dos para adultos jóvenes, sus libros se traducen a numerosos idiomas y se venden en todo el mundo, algunos se pueden encuadrar dentro de la corriente chick-lit, aunque no es el caso del libro que nos ocupa.

Es periodista veterana de la revista People y colabora en muchas otras como, Ladies Home Journal, Salud Mens, American Baby... también aparece regularmente como experta en viajes en un programa televisado a nivel nacional.

Ha vivido en París, Los Angeles, Nueva York, Boston y Miami y ahora reside principalmente en Orlando, Florida.

Argumento

Hope vive en Cabo Cod, regentando un panadería familiar, sin embargo problemas económicos y familiares pueden hacerle perder su único medio de vida. Su vida esta llena de inseguridades, su hija no se lo pone fácil, desde su separación a penas le habla con cariño y le culpa de todo lo que le sale mal, su abuela esta ingresada en una institución degradandose cada día más por culpa del alzheimer.

Rose, ve como cada día sus recuerdos más recientes se van borrando y se afianzan en su día a día aquellos que tanto se ha esforzado por borrar y que tanto le han hecho sufrir. En un momento de lucidez escribe una lista de nombres que  le entrega a Hope junto con la petición de que vaya a París a averiguar que fue de ellos.

Lo que no sospecha Hope es que en ese viaje reconstruirá la vida de su abuela, descubrirá sus orígenes y que no volverá a ser la misma.

Impresiones

Me doy cuenta de que he contado muy poco en el argumento, que a penas podéis formaros una idea de en torno a que gira la novela, sin embargo os aseguro que es mejor así, que es un placer ir descubriendo las cosas paso a paso y dejarse conquistar por esta bella historia de AMOR, si un amor en mayúsculas, pero al mismo tiempo una historia de renuncios, de soledades, de frustración, de espera, de frialdad, todo ello sabiamente cocinado y ricamente presentado.

Cuatro generaciones de mujeres marcadas por un hecho, duro, cruel, por un error cometido por una de ellas que les ha ido legando un mar de frialdad y de inseguridades, no es lo que pretendía esta mujer, pero fue incapaz de amar lo que más debería haber querido en el mundo y esa falta de amor fue pasando de generación en generación, hasta que se da cuenta de que no es el legado que puede dejar a su marcha.

La lista de los nombres olvidados me ha hecho estremecerme hasta la medula, me ha levantado sonrisas y me ha hecho derramar lágrimas, me he sentido indignada, y asqueada, he sentido gratitud y odio, tantos sentimientos juntos y en tan poco espacio me hacían vivir en una montaña rusa emocional. A pesar del poco tiempo del que dispongo, he arañado minutos, segundos, microsegundos y le he robado horas a Morfeo que después he pagado con creces. He salido de casa con la inquietud de volver para reencontrame con la historia. Posiblemente se convierta en uno de los mejores libros que he leído este año, porque a la altura que nos encontramos sería demasiado aventurar que será el mejor, pero seguro que está en el top ten.

Ambientación espacio-temporal

Nos encontramos con una trama que se desarrolla en dos tiempos distintos y en dos espacios alejados entre sí por miles de quilómetros, y ambas historias están tan bien hilvanadas que las dos enganchan por igual y juraría que ninguna se impone a la otra, aunque evidentemente siempre hay una que nos llama más la atención.

La novela comienza en la actualidad en América, con tres mujeres como protagonistas, Rose que es la matriarca, la abuela del clan, Hope su nieta, y Annie su bisnieta. Rose sufre Alzheimer, Hope se ha hecho cargo del negocio familiar, y Annie es una preadolescente que no le pone las cosas fáciles a su madre. Durante un tiempo la historia se mantiene en este plano, pero la autora ya nos aventura que va a cambiar a través de los flash back de Mamie.

Y es que Rose a penas puede recordar su presente, no recuerda a su nieta ni a Annie, pero si es capaz de remontarse a un pasado que le hace daño y al país en el que nació.

La otra trama se desarrolla en París, muchos años atrás, en una época convulsa que prefiero no desvelaros, Rose era una joven de diecisiete años que había conocido el amor verdadero, ese que solo se le revela a unos pocos escogidos. La historia ira descubriéndola poco a poco Hope en un viaje que hará a París impulsada por su abuela y casi obligada por su hija.

Sin embargo la historia de Rose también la iremos conociendo a través de sus recuerdos, de sus pensamientos,  de sus vueltas al pasado y esos capítulos son los más emotivos y siempre comienzan con una receta de dulces que han pasado de generación en generación, y van encabezados por su nombre. La intensidad con que la autora narra en ese momento la historia es tal que te atrapa en sus letras y dejas de tener noción del paso del tiempo.

Estilo

Al hilo también de esta doble ambientación espacio-temporal nos encontramos con dos formas de narrar, una más intimista, en primera persona cuya voz corresponde a Hope, y en la que nos hace participes de su vida, de sus sueños, de sus inquietudes, de su desazón. Hope se nos revela como una mujer derrotada en muchos ámbitos, una mujer tan cambiada que a penas recuerda a la joven que fue. Esta parte de la narración es fluida, y abundan los diálogos, y podemos encontrar una gran cantidad de personajes, caracterizados con más o menos esmero, pero ninguno de ellos nos resultará indiferente o baladí.

Cuando nos encontramos en esta parte la lectura avanza con rapidez, nos hace desear conocer más aspectos de la vida de la joven, de su relación con su abuela, con su madre y con su hija, con esa niña que por momentos zarandearías que pero después te das cuenta que esta muy manipulada por su padre y sobre todo muy dolida por los cambios que se han ocasionado en su vida.

La segunda forma de narrar la encontramos en tercera persona y corresponde a la voz de Rose, quizás la autora al cambiar de voz lo que ha intentado es hacernos llegar el vacío en el que se va sumiendo la anciana con la enfermedad que empieza a devorar su memoria y sus recuerdos. A través de sus palabras podemos ver como es Mamie, la sensación de perdida que siente y sobre todo la vergüenza que le da que otros puedan darse cuenta, hay días que es incapaz de reconocer a su nieta, otros que empieza sabiendo quien es para terminar olvidando que la ha visitado. La lectura en esta parte se ralentiza en algunos momentos, los diálogos son menores y cuando ella recuerda abundan las descripciones anímicas sobre todo, sin embargo se sigue devorando con fruición.

Con ella recorreremos su presente en la institución, su pasado más reciente en América y su pasado más remoto en París, y asistiremos al agravamiento de su estado, a momentos de lucidez en que le hará una petición que su nieta no entenderá. Habrá momentos en que no entenderemos a Rose, y habrá momentos en que empatizaremos con ella, la arroparemos y sobre todo la compadeceremos, pero no solo a ella si no también a su hija y por ende a  Hope que es quien ha sufrido indirectamente.

Ambos hilos argumentales nos ayudan a comprender quien es Rose, como ha vivido y como le hubiera gustado vivir, la vida de Hope da un giro brutal que le lleva a replantearse como seguir viviendo, al final Mamie supo hacer las cosas bien, pero sobre todo se encontró con personas que habían sufrido tanto que le dieron una lección magistral del vida con su ausencia de odios y rencores.

Como he dicho anteriormente ambas líneas se van sucediendo, encontramos dos o tres capítulos en los que Hope es la protagonista y seguidamente una receta y el capitulo en tercera persona en la que Rose es el alma mater. Si el cambio de persona narrativa no fuera suficiente para darnos cuenta de que algo ha cambiado, también nos encontramos con una letra de cuerpo algo más pequeños y un interlineado menor.

Personajes

Si la ambientación espacio-temporal es importante, no menos lo son sus personajes, pero siguiendo en la línea de no descubriros demasiadas cosas voy a intentar daros unas ligeras pinceladas de aquellos que tienen su relevancia en la línea argumental presente, dejandoos descubrir por vosotros mismos el pasado.

Como ya he apuntado con anterioridad todos ellos están dibujados con esmero y cada uno de ellos tiene su razón de ser, la autora ha sabido dotarlos de sentimientos y ha hecho que en ocasiones traspasen el papel, sin embargo si tengo que ser sincera los que más lo consiguen están anclados en la línea temporal del pasado.

Rose: podríamos decir que es la protagonista indiscutible de esta historia, una mujer triste, luchadora, reservada e incluso hermética. Se revela para su nieta como una auténtica caja de Pandora, que en cuanto la abres tiene consecuencias desconocidas. Es el único apoyo de Hope y siente que ha fracasado como madre y como abuela. De su mano iremos descubriendo quien fue y quien ha llegado a ser, y sobre todo cual fue el desencadenante

Hope: Es la nieta de Rose y la artífice de esta historia porque es la que va moviendo los hilos e investigando. Nos encontramos ante una mujer que ha perdido el norte, que se siente derrotada, con problemas financieros y sobre todo problemas personales que la sobrepasan. Regenta la panadería familiar, y no sabe hasta que punto es su vida, sin embargo está a punto de perderla y la salud de su abuela no la deja centrarse en su negocio. Será la que más cambios haga a medida que avanza la narración, sin embargo se dará cuenta de que no está sola, de que tiene una mano amiga en la que apoyarse a pesar de haberla mordido en tantas ocasiones.

Annie: Es la hija de Hope y la bisnieta de Rose, es una preadolescente enfurruñada. Culpa a su madre del divorcio de sus padres y está muy influenciada por su padre. En ocasiones sentirás ganas de zarandearla e incluso de abofetearla porque la educación le falta a la raudales, en otras ocasiones podrás comprender ese comportamiento y verás como se crece hasta hacerse casi mayor y ser el revulsivo que necesita Hope para tomar ciertas decisiones.

Hay una mujer que planea durante toda la narración pero que no está presente y es la madre de Hope Josephine: Rose se lamenta de no haber sabido querer a su hija como se merecía, de no haberle sabido transmitir cariño y haber hecho de ella una mujer fría y desgraciada. Tal y como la recuerda su hija es una mujer que no ha sabido amar y que no ha sabido transmitirle amor y por ello Hope intenta mantener el vinculo que la une a su hija y que va rompiéndose a cada rabieta de la menor.

Ted: Es el abuelo de Hope y también es un personaje que como ha fallecido tenemos constancia de él a través de los recuerdos de Hope y de Rose, se nos presenta como una persona buena, afable que supo dar el cariño que su mujer no exteriorizaba, sin embargo conforme avance la lectura tendremos una percepción diferente de su figura, aunque la autora en todo momento intenta disculparlo.

Rob: es el ex marido de Hope, un ser egocéntrico que hace pocas cosas por los demás, primero siempre está su bienestar aunque con ello perjudique a su propia hija. Las pinceladas que nos traza la autora, junto a los recuerdos de Hope no hace que le tengamos demasiada simpatía.

Gavin: Es una suerte de arreglatodo, pero tanto en lo anímico como en lo profesional. Es esa mano que Hope siempre encuentra tendida, la persona que le ayudará a ponerse en marcha cuando Mamie le hace esa petición que ella no entiende, el que estará al lado de Annie en su ausencia, el que esperara pacientemente que Hope decida abrir su corazón y ser feliz.

Matt Hines: Es un antiguo novio de Hope, pero su entrada en la historia se produce por ser el vicepresidente del banco en el que esta tiene el crédito, que la entidad pretende que devuelva. El papel de Matt no es fácil y no acabaremos de tener claros nuestros sentimientos hacía él, porque da una de cal y otra de arena y cuando realmente lo necesita Hope nunca se compromete.

Y voy a dejar en este momento, quizás en el punto más álgido el capitulo de los personajes, porque lo que pretendo es que os acerquéis a la novela para descubrirla vosotros mismos, porque así es como merece la pena hacerlo, con simples pinceladas, sorprendiéndoos con los giros que da la situación.

Conclusión

Si has llegado hasta aquí, creo que es bastante evidente que la novela me ha seducido por todos y cada uno de los costados. Es una historia bella a la vez que cruel, una historia que te hará sonreír y que te hará llorar, que te mantendrá el corazón en un puño. Una novela que incluso después de haberla terminado seguirá en tu mente y sus personajes en tu corazón.

No es el primer libro que leo sobre este tema sin embargo está tratado desde una perspectiva distinta que lo dota de una belleza sin parangón.

La vida, al final, es una receta hecha con amor


Retos

Autores de la A a la Z:  H

25 comentarios:

Libros que voy Leyendo dijo...

En breve me pondré con su lectura. Ha quedado claro que te ha seducido!

Montse dijo...

La tenía en mi lista de pendientes y tu genial reseña le ha dado el empujón final.
Besindios.

Teresa dijo...

¡Tengo muchísimas ganas de leerlo! Me llegó ayer, y en cuanto acabe el que estoy leyendo ahora, me pongo con él. Como a ti, me atrajo mucho su portada, y me entró la curiosidad lo poco que contaban del argumento.
Espero que me guste tanto como a ti.
Un beso!

Manuela dijo...

A ti te sedujo la portada y a mí ese precioso título que tiene... A ver cuándo me pongo con él. Besos

L.I.M dijo...

Vaya post. Veo que te ha encantado. Me la apunto sin duda, me ha gustado el argumento y todo lo que dices haber sentido con él. Este tipo de novelas, a pesar de que no has desvelado mucho, cosa que te agradezco, me encanta.
¡Besos!

David Gómez (Bolzano) dijo...

Parece un buen libro para regalar este Sant Jordi. Lo tendré presente.

Por cierto, tienes algún tipo de problema para entrar en mi blog? No lo digo por ti, lo digo porqué me han comentado que salta publicidad que yo no he puesto y me han bajado mucho las visitas y me mosquea que algo no fuera bien.
Ya me dices algo, ok?

Saludos

Espe dijo...

Desde luego queda claro que te ha encantado así que habrá que hacerle un hueco.

BookCyFeR dijo...

Me la apunto!!!

Artisa dijo...

hola, yo lo tengo en mi lista para hacerme con él cuando pueda.... muy buena la reseña

un beso

LAKY dijo...

Jo Carmina, Cuando te pones así convences a cualquiera!
Me gusta mucho esos libros que pellizcan el corazón así que va directo a la lista.
Besos

Margari dijo...

Ya le tenía echado el ojito a este libro pero ahora es que me has dejado con unas ganas...
Besotes!!!

Pakiko dijo...

¡Qué barbaridad! ¡Como para negarse! jeje Había visto que estaba gustando, pero cuando lees una opinión así no te puedes resistir.
Gracias. Besos

susi dijo...

Ahora mismo estaba decidiendo que libro leer y con esta reseña me lo has puesto fácil,alla voy,muy buena reseña!!

M. dijo...

Solo leer el argumento dan ganas de ir a por él, lo apunto.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

En cuanto lo vi en las novedades de la editorial me llamó la atención y se lo pedí, pero ni me han contestado el email ni me han enviado el libro, al menos por ahora, tengo muchas ganas de leerlo y después de ver tu reseña todavía más. Muchos besos.

Tatty dijo...

Pues esta no estaba en mi lista pero después de leer tu reseña y teniendo en cuenta lo que me gustan las novelas que abarcan varias generaciones va directa a mi lista de deseos, me has dejado con muchas ganas de leerla
besos

Shorby dijo...

Lo tenía apuntado ya, pero después de leerte, más! jejeje

Besotes

Ángela dijo...

No había oído nada de esta novela, pero nada mas ver la portada me ha pasado como a ti me ha enamorado; y después de leer tu reseña, he decidido que será uno de mis próximas lecturas.
Besos

Rebeca de Winter dijo...

Pues no me llamaba mucho la atención pero como siempre consigues despertar mi curiosidad pues esta vez no iba a ser menos, tendré en cuenta esta historia de Amor con mayúsculas. Bss.

Blanca dijo...

Título sugerente, portada llamativa y tema que me puede gustar. Además, si está reflejado desde otra perspectiva a la habitual pues puede resultar una buena lectura.
Un abrazo

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Concha Fernández - De Lector a Lector dijo...

Tengo unas ganas tremendas de leerla. Me llamó la atención nada más verla y me después de leerte ya no me quedan dudas. Besos

Elena:) dijo...

A mí también me llamo la atención gracias a su portada y a su título así que he leído tu reseña un poco en diagonal, aún así veo que la recomiendas sin reservas, apuntada queda:)
1beso!

Margaramon dijo...

Con reseñas como ésta imposible no quedarse con ganas de leerla. Me llamó la atención el título y la portada pero ahora que sé algo más de lo que va, quiero leerla. Esa montaña de sensaciones quiera vivirla.
Un beso

unmonliterari dijo...

Este libro cayó en mis manos por casualidad y le verdad es que me enganchó des de un primer momento. También tengo que reconocer que, aunque el final era muy previsible, me harté a llorar.
Es una lectura muy recomendable