viernes, 5 de julio de 2013

Atada a tí. Silvia Day

De nuevo por aquí, a ver cuanto me dura el ser aplicada. Hoy vengo a hablaros de la tercera parte de la trilogía erótica Crossfire que viene con sorpresa, y que sorpresa oigan, si pensábamos que estábamos ante el último libro nos hemos equivocado, no vamos a conocer el desenlace de la relación entre Gideon Cross y Eva Tramell, la autora se descuelga con una nueva entrega y de nuevo toca esperar, comerse las uñas y sobre todo  rezar para conocer en breve del todo el negro pasado de Gideon y como consiguen superarlo, o si finalmente no van a ser capaces de hacerlo.

La historia ha ido evolucionando, se van cerrando flecos, sin embargo, también se han ido abriendo otros frentes, o se han potenciado los que se apuntaron en la segunda entrega, y eso no me estaba cuadrando en un cierre de saga. La bomba saltó al final cuando ya estaba más perdida que la moto un hippie , con una nota de la autora en la que nos anuncia que la tensión entre ambos personajes continua y nos emplaza para una nueva entrega.

La novela se ha diluido entre mis manos, practicamente se ha leído sola, el estilo de la autora sigue en la línea de las anteriores un lenguaje soez y subidito de tono, una narración ágil y con diálogos y unos personajes más maduros respecto de la primera entrega. La relación entre ambos parece estabilizarse pero lejos de estar a salvo. El pasado sigue persiguiéndoles y también elementos de antaño. Me gusta la perspectiva de tener por delante un nuevo libro, tanto como me disgusta, porque esperar no es mi fuerte y de haber sabido que había otra hubiera tardado un poquito más en cogerla, por hacer de muelle entre ambas, todavía tenía muy reciente la lectura de Reflejada en tí.

La autor@


Poco es lo que se ha publicado sobre esta autora en español, y servidora no se maneja con la lengua de Shakespeare, y el traductor de google en ocasiones te provoca más preguntas que respuestas, por ese motivo y debido a que tampoco puedo investigar por la red todo lo que me gustaría os dejo las mismas pinceladas que en anteriores entregas.
Silvia Day es autora de más de una docena de bestsellers en varios géneros: novela romántica, contemporánea, fantasía, histórica, futurista, ciencia ficción, suspense romántico, romance paranormal y fantasía urbana, publicados bajo tres seudónimos.

Sus obras han aparecido en las listas de bestsellers más importantes, entre ellas las del New York Times,  USA Today,  Publisher Weekly, Wall Street Journal, Washington Post, Globe, Daily Mail.

Ha sido nominada al premio Goodreads Choice y su trabajo ha sido el honor de ser distinguido por Amazon como el Mejor del Año en la categoría de Romántica. También ha ganado el RT Book Reviewers' Choice y ha sido finalista dos veces del prestigioso Premio Rita, el galardón estadounidense para escritores de novela romántica.
 

Argumento

 
Cuando tuve el libro entre mis manos, varias cosas llamaron mi atención, una de ellas fue su contraportada, en ella aparecían frases de reclamo más propias de una faja, pero la sinopsis brillaba por su ausencia, después de leerla entiendo el porqué la editorial no se mojó y yo tampoco voy a hacerlo.
 
El motivo es muy claro, es imposible hablar de esta entrega sin colar algún spoiler de las dos anteriores, sobre todo del segundo, porque este tercero comienza tan solo unas horas después del final de Reflejada en tí.
 
Baste con apuntar que es una novela tan adictiva como las dos que le preceden, una tanto más optimista, con más claros que sombras sin que estas desaparezcan del todo, más dramático si se quiere, y con muchas sorpresas para el lector, la trama se desarrolla de forma que muchos lectores no hubieran esperado...
 

Impresiones

 
Lo primero que llama la atención en este libro es la portada, menos oscura que las dos anteriores, en la que predomina un elemento claramente femenino,  un perfume y los tonos rosados. Las dos anteriores eran portadas claramente masculinas, unos gemelos en el caso de No te escondo nada, y un llavero con las iniciales GC en el de Reflejada en ti, a pesar de que los tres títulos hacen referencia a nuestra protagonista indiscutible, Eva Tramell, que es quien nos va contando desde su perspectiva la historia.
 
Como he dicho anteriormente esta es una novela más madura, porque los personajes lo son, porque al entrar estos en esa fase la relación también se hace un poco más estable, y quizás por ello el cambio de tonos en la portada y ese rayito de optimismo que os he apuntado al principio, pero no por ello perdemos de vista el drama, porque en toda relación hay un ganador un perdedor, en este caso podríamos decir que los ganadores son nuestra pareja, pero hay daños colaterales, la reacción de otros personajes secundarios que nos han acompañado en anteriores entregas es un tanto desesperada e impregna de dramatismo el texto, en el que el sexo es muy importante, pero entrevemos algo más entre Eva y Gideon.
 
El lenguaje sigue siendo ágil, la narración va resbalando entre las manos del lector, Silvia sigue utilizando un lenguaje subido de tono y un tanto soez que en mi opinión no es necesario, puesto que se puede conseguir el mismo efecto con un lenguaje más cuidado. El sexo sigue teniendo una gran importancia, tanto en nuestra pareja protagonista como en los secundarios, dijéramos que las feromonas y las hormonas andan desbocados en esta falsa trilogía. Sin embargo ya en la segunda entrega introdujo algo más de trama, podríamos decir que una trama negra, y en esta ocasión ha llamado más a los sentimientos, a la pasión y al deseo, y como no al Amor.
 
Las sombras de Gideon se van desvelando, supongo que todavía queda mucho por descubrir, pero poco a poco vamos teniendo un mapa más completo de sus fantasmas y el porqué de esa mala relación con su familia, incluida su madre. También descubrimos el porqué de la fobia que le tiene a algunos personajes que era poco comprensible escudado tras su silencio. El personaje de Gideon en esta entrega se humaniza, deja de ser tan distante, aunque no por ello deja de ser obsesivamente controlador. Eva también despega, madura, liberada de sus miedos es capaz de centrarse más en reconquistar a Gideon y hacer que su relación funcione, no va a ser fácil porque actores externos del pasado se inmiscuyen entre los dos y los celos aunque menores siguen haciendo mella en ellos.

Cary adquiere un poco más de fuerza en esta entrega respecto de la segunda en que fue una caricatura de sí mismo, no deja de sorprenderme la habilidad que tiene este muchacho para meterse en berenjenales de los que le es imposible salir por si sólo, sus fantasmas tampoco le dejan comportarse como lo haría cualquier ciudadano de pie y con ello consigue sorprender y enfadar a propios y extraños.

Los padres de Eva cobran protagonismo en esta entrega pero me guardo este as en la manga, solo apunto que cada vez siento más pena por Mónica Stanton, que este tan ciega con la riqueza y no sepa dar prioridad al amor me parece pátetico, más humano se muestra Victor Reyes.
 
Y como contrapunto Corinne, ese personaje que era un mito en la primera parte, que en la segunda presenta batalla y en esta tercera tiene un papel secundario preponderante, y que al menos a mí me ha sorprendido porque tenía una imagen de ella distinta de la que se nos ofrece. Y otro secundario que esperaba distinto es Brett Kline. También sorprenden Mark Garrity jefe de Eva y su pareja Spencer, supongo que el no tener clara la legislación de los distintos estados americanos me han hecho tener una visión sesgada de su relación.
 
Si los personajes guardan ases en la manga y todavía son capaces de sorprendernos, en cuanto a los enclaves el principal sigue siendo el mismo Nueva York y casi siempre se mueven por los mismos círculos por lo que pocas sorpresas vamos a encontrar. Y como en otras entregas nuestros protagonistas hacen un viaje relámpago, en esta ocasión creo recordar que no dicen el lugar pero es paradisiaco, por lo que bien podemos soñar con playas del Caribe o de Oceanía.
 
Poco más que decir al respecto del esta tercera entrega que se presumía la última y a la que le sigue al menos otra, habrá que pensar un nuevo nombre porque trilogía se le ha quedado pequeño. Cómo habréis comprobado he hecho afirmaciones genéricas, y he pasado muy por encima encima,  a aquellos que  no pretenden acercarse a la obra les sabrá posiblemente a poco, pero a los que la tenéis pendiente seguro que os deja con ganas de descubrir que ha preparado Silvia Day para sus lectores.
 
Sólo queda esperar la nueva entrega, que no se haga de rogar mucho, y que tengamos un broche de oro para esta tormentosa relación en la que el sexo es una droga, pero no lo único que la mantiene viva.
 

Conclusión

 
Una buena lectura de piscina y playa, porque a penas requiere atención en su lectura, las horas resbalan ágiles y al final se queda un dulce sabor de boca, matizado con tonos agridulces puesto que no encontramos lo que esperábamos, un final, sin embargo la promesa de una nueva entrega seguro que entusiasmará a muchos de sus lectores.
 
A destacar que la autora haya sabido hacer madurar a dos personajes tan marcados en el pasado, ambos arrastran heridas difícil de cicatrizar y de superar, juntos pueden conseguirlo y están dispuestos a intentarlo aunque nadie apueste por ellos.
 
Disfruta descubriendo los ases que la autora se ha guardado en la manga para sorprenderte en esta nueva aventura de Eva y Gideon y ya me contarás si ha conseguido sorprenderte. Te adelanto que a mí si, tenía una visión distinta de nuestro oscuro y peligroso
 
 


12 comentarios:

Mariuca dijo...

Estoy esperando a que pase la moda de este tipo de novelas que no ha conseguido interesarme.
Un saludo.

Freyja Valkyria dijo...

Hola guapa!!

Yo me cabreé un montón cuando supe que iban a ser cinco libros jajaja Pero bueno... Ya lo tengo, así que supongo que será de mis próximas lecturas ^^

Un besote!!!

Margari dijo...

No es un género que me entusiasme, así que lo dejaré pasar.
Besotes!!!

Manuela dijo...

A mí esta trilogía no me llama nada la atención. El verano pasado acabé saturada con el Sr. Grey... Besos

Ángela dijo...

No me interesa mucho este género, pero como tu dices, para llevármela a la playa no digo que no ...
Un beso

Shorby dijo...

Mira que tienen buenas críticas estos libros, pero no me terminan de convencer...

Besotes

Espe dijo...

A ver si se pasa ya un poco la fiebre de la novela erótica, porque cada vez me da más pereza.

Marisa G. dijo...

TEngo los otros dos pero me parece que tardaré un tiempo en leerlos. Tengo lecturas que me atraen más. Besotes y gracias por la reseña.

Carla dijo...

Leí un relato de la autora y la verdad es que me sorprendió. No me importaría leer algo más de ella, pero como veo que esta saga se alarga, creo que no me animaré con ella.

Un beso!!

Elena:) dijo...

Pues éste no me convence. La erótica la elijo un poco con pinzas, y ésta no me acaba de llamar, así que la dejo pasar.
1beso:)

Cartafol dijo...

Lo tengo pendiente...a ver cuando le toca, por acabar la trilogía, pero lo dejaba así...

InésM dijo...

Lo leí no hace mucho y coincido contigo en todo.
Ideal para playa y piscina (yo lo leí en piscina) porque es ligerito y no hay que estar prestando excesiva atención.
Besitos.