lunes, 9 de junio de 2014

Perdida en...

Hacía tiempo que no os presentaba mis lecturas, he seguido leyendo, sin embargo el tiempo empieza a ser un problema, se me acumulan las reseñas por escribir, y si leo no actualizo, y si actualizo no puedo pasearme por vuestros blogs... Creo que no soy la única bloguera que anda a la greña con Kronos, arañando minutos, segundos y microsegundos para poder llevar el blog en condiciones, sin conseguirlo la mayoría de las veces.

Esta es una de las secciones que se han resentido pero no la única, y es que aunque la rodilla no está bien del todo he vuelto a trabajar, y la verdad es que se nota tanto en el ritmo lector como en el escritor. El primero sigo llevándolo más o menos bien, porque aprovecho cualquier tiempo muerto, pero durante la jornada laboral no tengo acceso a internet, por lo que no puedo adelantar las reseñas, ni leer o comentar vuestros blogs. Poco a poco intentaré ponerme otra vez al día con las lecturas las actualizaciones blogueras.

Sigo sin ser fiel a una sola novela, desde hace un tiempo la lista de pendientes crece tan peligrosamente que he decidido llevar dos historias al mismo tiempo, de esa manera cuando una se me estanca le doy oportunidad a la otra. En la realidad una es mi lectura de viaje y la otra la de casa, aunque ahora me desplazo al trabajo en coche y estoy bastante lejos, pero almorzar sola tiene sus ventajas y sus inconvenientes, y yo he decidido aprovechar las primeras y minimizar las segundas, y un libro es una compañía excelente, además de matar dos pájaros de un tiro.

Mi libro viajero, el que me acompaña todos los días al trabajo y algún ratillo en casa, es de una autora con la que no me he estrenado a pesar de tener en la estantería varias novelas suyas, y la verdad es que me da vergüenza admitirlo, pero no siempre consigo dar salida a libros que entraron en casa con una ilusión tremenda. Estoy hablando de:



Titulo: Deseo de Chocolate

Autora: Care Santos

Editorial: Planeta

Nº Páginas: 421




Así comienza...


Dieciséis pedazos de porcelana blanca de formas y tamaños diferentes y un tubo de cola " de la que todo lo pega". Max se entrega al juego, nada divertido, de hacer que encajen como quien arma un rompecabezas. Son más de las tres y medía de la madrugada y debería estar durmiendo_ tiene que levantarse dentro de cuatro horas_, pero le ha prometido a Sara que lo haría y no quiere faltar a su palabra.

Uno por uno va tomando los fragmentos y les busca un posible compañero. Cuantos más encuentra, menos posibilidades de error quedan sobre la mesa. Impregna los cantos con el pegamento y los hace coincidir, presionando un poco para que el fluido pegajoso haga lo que debe. Satisfecho, observa el resultado. En algunos casos consigue que la cicatriz sea casi invisible. En otros  es más difícil, sobre todo si el corte no ha sido tan limpio y se ha deshecho en pequeñas esquirlas. A pesar de todo, poco a poco Max reconstruye lo que parecía perdido para siempre. Vale la pena caerse de sueño después de una velada tan larga como la de hoy. Sara se llevará una buena sorpresa cuando entre en la cocina por la mañana y vea que se ha tomado la molestia.

No dice mucho este párrafo pero os aseguro que está introduciendo la historia... de momento  me está gustando mucho la novela, y aunque llevo más bien poco creo me voy enamorando poco a poco de la historia.

En casa me aguarda otra novela, diferente. Suelo escoger bien lo que me ofrecen, sin embargo no supe decir que no, quizás porque a pesar de no haber visto la serie, me llamaba la atención. Y creí que al no tener ninguna referencia anterior a la trama podría dar una visión distinta a la de aquellos que si se han sumergido en ella. Os hablo de:



Título: El príncipe

Autor: Salva Rubio

Editorial: Suma de Letras

nº Páginas: 478



Así comienza...



El móvil del cadáver comienza a sonar. Fran parpardea, despierta de su ensoñación, retira la vista del horizonte. Pero ni el ni ninguno de los otros dicen nada, por el momento. Fran entorna su mirada más allá del sucio parabrisas del coche patrulla, hacia la amplía, magnífica y difusa perspectiva del estrecho de Gibraltar que el todavía distante amanecer comienza a perfilar para él. Tantos años en Ceuta, piensa, y todavía no puede evitar que ese largo instante le atrape la mirada, le fascine, subyugue e hipnotice como la primera vez que llegó allí como policía novato.

"La frontera", cavila Fran, como pensó entonces. El móvil sigue sonando, insistente, irritante, recordándoles a los tres ocupantes del coche patrulla lo que acaban de hacer Y lo que se disponen a acometer.

No os puedo decir nada de esta historia porque en realidad la comenzaré esta noche, ayer terminé La piel dorada de Carla Montero de quien os hablaré en breve y hoy me sumergiré en esta historia que he de reconocer que comienza bastante fuerte..


15 comentarios:

MDolores dijo...

El de Care Santos me llama la atención, es una autora que quiero leer pero nunca me animo con ella... Sin embargo el de El príncipe no me llama demasiado. No he seguido la serie y no me llama la atención.
Un beso!

Iratxe dijo...

Sí, a mí tampoco me llama mucho el de "El príncipe".
Sin emabargo, de Care Santos leí "La muerte de Venus" y me gustó muchísimo. Tengo ganas de ponerme otra vez con esta autora, tal vez esta sea la novela adecuada para hacerlo :)

Un saludo

Cris Hocicos dijo...

No me llama la atención ninguno de los dos

Un beso^^

Angela Leon dijo...

Pues a ver que nos cuentas de los dos. En principio, el que más he visto por ahí es el Care Santos. Yo aún no he leído nada de la autora.

Bs.

lecturina si dijo...

Hola Carmina el de Care Santos me parece interesante, el otro no vi la serie pero por el momento no me atrae demasiado. Ya nos darás tu opinión de ambos y espero que las disfrutes.

susana palacios dijo...

Tengo muchas ganas de leer algo de Care Santos, no se si el que tienes entre manso u otro, besotes

Cartafol dijo...

Pues hoy comenzaré seguramente Deseo de chocolat, pinta muy bien :). El principe lo estoy esperando que me lo envian ;)

Tatty dijo...

Deseo de chocolate lo leí hace unos días y me gustó mucho y El príncipe será de mis próximas lecturas
Besos

Marisa C. dijo...

Tengo ganas de hincarle el diente a "Deseo de chocolate". Veo que vas a estar entretenida un tiempo... Abrazos.

Cova dijo...

A mí no me suena ni el uno ni el otro. Siempre está bien descubrir cosas distintas :)

Saludos.

Jesús dijo...

Tengo en casa tres novelas de Care Santos pero todavía no me he animado con ninguna. ¡Muy mal por mi parte! Sobre "El Príncipe" ya espera en casa su turno. No he seguido la serie, y quizás ese sea el motivo por el que acepté el ofrecimiento del autor. Ya comentaremos más adelante. ¡Saludos!

Filias Y Fobias dijo...

De Care Santos leí "Habitaciones cerradas", que me gustó,así que quizás lea algo más de la autora.
Del "Principe" pasaré de largo.
Un beso

carmina dijo...

Deseo de chocolate pinta muy bien. Me he quedado con ganas de más. El otro... me cuesta separarlo de la serie, pero no lo descarto. Gracias por tu recomendación, y cuídate esa rodilla. Ah!! se me olvidaba! respecto a la pregunta que me planteas en mi blog, me salieron 45 galletas, del tamaño aproximado a las galletas de mantequilla que venden en latas. Un beso.

carmina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rebeca dijo...

No te preocupes que no estás sola, a mí se me acumulan las lecturas, las reseñas, las actualizaciones y todo. ¡Que hay vida detrás del blog, Carmina! "El príncipe" no me llama nada, prefiero el de Care Santos. Un besazo, guapa.