viernes, 21 de octubre de 2011

Como en un espejo VI

Hoy no hay BBF y no porque no lleve más de una lectura, y no tenga algún libro que presentaros, sino porque hace tanto tiempo que tengo abandonada esta sección que me apetecía rescatarla y todo al hilo de un cartel que vi en facebook y que compartí en mi muro y que ahora mismo comparto con vosotros. Para hilar un poco más fino no había Como un espejo desde el mes de marzo... me voy a tener que tomar en serio no dejar pasar tanto tiempo.



Al hilo de este mensaje recordé fragmentos que llamaron poderosamente mi atención del libro La mujer de verde de Arnaldur Indriason. Como bien sabreis tengo muchas reseñas por escribir, y no doy abasto con todo y las tres de este autor islandes las tengo pendientes de escritura, pero os dejo estos textos para la reflexión, a mi me llevaron a pasar horas pensando en ellos y en el dolor de una mujer cuando no puede escapar de su torturador. Si algo supo hacer bien Indriason en los fragmentos que resalto es captar la auto destrucción de una mujer maltratada.

"Una se avergüenza de ser la víctima de un hombre así y se abandona a una total soledad e impide a todos que se acerquen, incluso a sus propios hijoas, porque una no quiere que nadie mueva un dedo, y menos que nadie ellos. Y allí se queda esperando el próximo ataque, que llegará sin aviso alguno, y está llena de odio hacia algo que no comprende, y la vida entera se convierte en la espera del siguiente ataque, ¿cuándo llegará, cuánto daño hará, cúal será el motivo, cómo evitarlo? Porque cuánto más satisfago sus caprichos, tanto más asco siente él por mí. Cuánta más sumisión y temor le muestro, tanto más odio descarga él sobre mí. Y si me muestro indócil, entonces ya tiene un motivo para matarme a golpes. No hay forma de hacerlo bien. No hay forma. Hasta que lo único en lque piensa una es que todo acabe, da igual cómo. Solo en que acabe. (pág 196)

" Iba a preguntarte... Creo que te he hecho una pregunta sobre violencia doméstica.
_ Una palabra muy neutra para el asesinato de almas. Una palabra suave para quienes no saben lo que se esconde detrás de ella. ¿Sabes cómo es vivir con un miedo constante durante toda tu vida?
Erlendur calló.
_ Vivir con el odio un día tras otro, nunca se acaba, da lo mismo lo que hagas, y nunca puedes hacer nada que cambie las cosas hasta que has perdido todo asomo de voluntad propia, no haces sino esperar, con la esperanza de que la próxima paliza no sea tan terrible como las anteriores.
Erlendur no sabía que decir.
_ Poco a poco, las palizas se van convirtiendo en sadismo proque el único poder que tiene el violento en este mundo es el poder sobre aquella mujer, y solo sobre ella, porque es su mujer, y es un poder absoluto porque ella está a su merced, porque no solo la amenaza, sino que la atormenta con el odio a sus hijos y le hace ver con toda claridad que les hará daño si intenta librarse de su poder. Pero la violencia física, el dolor y los golpes, los huesos rotos, las heridas, los moretones, los ojos hinchados, los labios rotos, todo esto no es nada comparado con la tortura del alma. Un miedo constante, permanente, que nunca se calma. (Pág 237).

Sin duda un testimonio duro de una mujer hastiada que despues de haberlo intentado todo, solo le quedaba proteger a sus hijos aguantando la tortura a la que la sometía su marido. Captar esa tristeza, ese dolor quizá sea el principal logro de esta novela negra finlandesa.

17 comentarios:

lammermoor dijo...

Estupenda asociación. La mujer de verde es una estupenda novela en que se pone de manifiesto lo que las víctimas de maltrato (que no solo lo es quien sufre los golpes sino también sus hijos o allegados) sienten ante esa situación.
Precisamente a las chicas que en el taller de historia trabajaron sobre la violencia, les recomendé que lo leyeran.

M. dijo...

Me gusta esta sección y me alegro de que la hayas recuperado =)

LAKY dijo...

Leí ese libro y tiene fragmentos durisimos, una no puede evitar meterse en la piel de la pobremujer.
Besos

Kristineta! dijo...

Buf, que duro es este tema... Es increible que en pleno siglo XXI siga existiendo la violencia de género... No tenia ni idea del libro que comentas, pero me lo anoto porque parece muy interesante, aunque también debe ser muy duro, así que habrá que leerlo cuando esté en temporadas altas de moral :)
Besos!

loquemeahorro dijo...

Qué razón tienes, La Mujer de Verde, es una magnífica descripción de cómo viven los sometidos a la violencia de género.

Es más, es mucho mejor en ese aspecto que en el de la investigación policiaca, que no está a la altura.

¡qué buena elección!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

No he leído La mujer de verde, pero tengo ganas. De esta temática sólo he leído Cartas desde el maltrato, que me impactó mucho. Es un tema muy duro y triste, sobre todo porque por desgracia es real. Muchos besos.

Margari dijo...

Me alegra mucho que recuperes esta sección. Y desde luego La mujer de verde es una novela que tengo que leer. ¡Vaya fragmento el que has elegido!
Besotes!!!

Carmina dijo...

Lammermour, había pasajes que se me hicieron muy duros, la situación que vivia esa mujer y sus hijos era inhumana, pero es un fiel reflejo para entender porque muchas no dan el paso para liberarse de su verdugo, simplemente no pueden porque ponen en peligro a lo que más quieren. Sin duda recomendaste una buena lectura

Carmina dijo...

M. no me imaginaba que hacía tanto tiempo que no publicaba esta sección, y no será porque Bolzano no me ha tirado algún cable, sin embargo ponerte a buscar un texto en el cuaderno donde apunto las citas no es tan fácil y a veces necesitas algo tan sencillo como un cartel o una noticia que disparé algún resorte y te llevé de cabeza a acordarte de algo que has seleccionado de una novela

Carmina dijo...

Cuanta razón tienes Laky, es imposible no meterte en la piel de esa mujer y en la de su hija discapacitada. Me dieron mucha pena y hubiera querido aminorar su carga.

Carmina dijo...

Kristineta como bien dice la mujer ellos necesitan ejercer su autoridad y no pueden hacerlo mas que contra el ser que creen que les pertenece por completo, su esposa, en ese sentido es un mal que seguro que perdura en el tiempo. Yo si lo cogeria en una epoca en que la moral estuviera por lo menos intacta, porque si lo lees estando tocada igual te afecta de manera negativa

Carmina dijo...

loque, es un buen ejemplo sin duda, y nos enseña a no juzgar a la ligera a las mujeres victimas de los malos tratos. Y muy de acuerdo contigo en que es más interesante y esta mucho mejor llevado este tema que la investigación policial que es poco brillante

Carmina dijo...

Goizeder no he leido el libro que mencionas y espero hacerlo algún día. En cuanto a este es duro, pero merece la pena ser leido. Indriason es un gran escritor y Erlendur un detective algo peculiar

Carmina dijo...

Margarí intentaré no dejar en stand by esta sección tanto tiempo, espero que no sea un buen proposito que solo cumpla durante unos meses o unas semanas, pero siempre no se puede hacer lo que uno quiere. En cuanto a la novela te la recomiendo y tambien la voz de este mismo autor.

Miguel Baquero dijo...

Es espeluznante que haya personas así por el mundo. Les deseo la peor de las suertes a los maltratadores

mientrasleo dijo...

Lo leí y , como dice LAKY, tiene partes muy complicadas de leer, durísimas.
Un abrazo

Antonio Cabello dijo...

¡Cuánta impotencia hay en este tema! y qué duro tiene que ser el día a día de estas mujeres. A ver si con cultura y la concienciación de todos esta lacra puede llegar a desaparecer.
Un beso.