lunes, 17 de octubre de 2011

Un corazón lleno de estrellas. Alex Rovira, Francesc Miralles

Me gustó tanto la experiencia lectora de La última respuesta que no he dudado en repetir con este tándem de escritores, y no lo he hecho una vez, si no que esta es mi tercera lectura. Tanto el laberinto de la felicidad como esta cuya reseña me ocupa en estos momentos, podrían definirse como libros de autoayuda en modo muy extenso, no me considero lectora de este género, sin embargo tengo que reconocer que me ayudan a reflexionar mucho y sobre todo en momentos de bajón me ofrece un soplo de aire fresco. Para mí un libro medicina por cuanto me sube el ánimo a cotas insospechadas.

Un corazón lleno de estrellas parte de una experiencia real de Alex Rovira, el nacimiento de su hija se adelantó y eso le impidió viajar a Japón a promocionar una novela, el éxito cosechado en el país nipón, junto con la enfermedad cardiológica de su hija, le granjearon muchas simpatías en el país del sol naciente. De allí le llegaron muestras de afecto y de ánimo a través de la editorial que lo traduce y lo publica. Tras semanas de lucha la niña vuelve a casa, pero sus padres nunca olvidaran el tiempo transcurrido allí y sobre todo las sensaciones vividas.

Pero de Japón no sólo llegaron muestras de afecto virtuales, sino también un osito hecho con retales de tela, y una nota en la que contaba una historia de superación. Que no os adelanto porque merece sin duda la pena leerla y acercarse virgen a este hecho. Es este osito, la historia que comparte con él esa familia japonesa y la enfermedad de su hija la que le lleva a escribir una historia sobre el AMOR, sí en mayúsculas.

La historia se ambienta en Francia un año después de terminarse la II Guerra Mundial, un país en plena reconstrucción y con muchas carencias. En un orfanato construido como si de un campo de concentración se tratara, viven muchos niños en una férrea disciplina. El frio les atiere la piel, y el hambre les araña el estomago, sin embargo hay uno al que parece no afectarle todas esas penurias. Michel sonríe y es feliz a su manera, porque está enamorado de Eri, una muchacha de ascendencia nipona.

La vida le cambia cuando sin que nada lo presagie Eri entra en un coma del que cada día que pasa es más difícil que despierte. Michel pierde la sonrisa y busca desesperadamente una forma de salvar a su amiga. La respuesta se la da una anciana, tiene que buscar nueve formas de amor, conseguir un retal de tela, y cortar una estrella y con las nueve estrellas confeccionar un corazón… y aún le quedará por conseguir el décimo secreto del amor… El plazo es limitado, como también el tiempo que le queda a Eri antes de entregar su vida.

Correremos con Michel aventuras para descubrir las nueve formas de Amor, reflexionaremos con él, sufriremos con él. ¿Pero conseguirá descubrirlas todas y salvar a su amiga? ¿Qué les deparará el futuro?

A través de esta pequeña historia que conmueve, los autores nos hacen reflexionar sobre la entrega a los demás, parece que cuando hablamos de Amor, todos tengamos en mente novelas románticas y culebrones, sin embargo descubriremos que hay muchas formas más de amor. A mí me sorprendió sobre todo una, el capítulo titulado la dieta de los libros.

“Si alguien representaba en Selonsville el amor a los libros y a la cultura era Madame Mercier. Llevaba de bibliotecaria desde el nacimiento del siglo y no se cansaba de alentar a los pocos visitantes para que probaran su dieta de un libro por semana.

“Es lo mínimo para tener la cabeza bien amueblada”, solía decir.

(…)

Tranquilo chiquillo…- lo calmó la bibliotecaria, admirada por aquella tenacidad- No se trata de leer mucho, sino de amar lo que lees, que viene a ser lo mismo que amar a las personas. A fin de cuentas, los libros están escritos por seres humanos y la mayoría hablan de otros seres humanos. Por tanto, leer es un acto de amor. Por el mismo motivo debemos acercarnos al arte, a la música, a todo lo bello que puede crear un ser humano que ama la vida.

(…) Lo del libro semanal lo digo porque muchos habitantes de Selonsville no leen ni un solo libro al año. Es una forma de empujarlos a que se interesen por la lectura.”

Este capítulo para mí ha sido especial, como mirarme en un espejo, sin embargo no es el único que merece la pena leer, los hay que conmueven, y otros que no llaman tanto la atención.

Entre los personajes especial mención a Michel, a su tenacidad, y una fe inquebrantable en que podía sacar a su amiga del coma, y la anciana que le da el remedio, puesto que levanta ternura, pero no compasión, ella misma no deja que la compadezcas con su forma de hablar, podría pasar por una vieja chiflada, sin embargo alienta al muchacho en la lucha contra la desesperanza, y le ayuda a encontrar los diez secretos del amor, quizás el décimo el que tiene que descubrir por sí mismo sea el que más tendríamos todos que recordar…¿ Te animas a descubrir cuál es?

El libro es muy corto, consta de un prologo en el que el autor nos explica la razón de su existencia, y luego las historias, en las que Michel es protagonista, pero en cada una hay otro personaje que es el que le da la clave del tipo de amor. Y al final bajo el titulo de cada uno de los capítulos, o de cada una de las formas de amor, hay citas, toda una delicia para los que las coleccionan, entre los que me encuentro, algunas ya las conocía, pero otras las he descubierto de la mano de estos dos autores.

Los capítulos son cortos, algunos de dos o tres hojas, la letra es grande y en total tenemos 161 páginas para leer, lo cogí una mañana para leer en el tren y los ratos muertos en rehabilitación y lo terminé antes de llegar a casa, una página te lleva a la otra, y esta a otra, y al final te encuentras a la puerta de las citas, y la historia ha tocado a su fin. El mensaje que hay implícito en la historia es el que nos debería calar a todos, seguro que lucharíamos más por lo que creemos y no nos dejaríamos arrastrar muchas veces por la desesperanza. Mientras hay un soplo de vida hay esperanza, espero que seamos capaces de no olvidar nunca eso…

Sé que a todo el mundo no le va este tipo de libros, yo misma no me considero lectora de este género, sin embargo recomiendo su lectura por la ternura que despierta y el mensaje que lleva implícito, quizás hoy no des importancia a lo que lees y otro día pueda infundirte valor para seguir luchando por lo que crees por difícil que sea.

Este libro forma parte del premio que gané en el concurso de Libros y Literatura, poco a poco voy dando minutos de gloria a los libros que pueblan mi estantería.

20 comentarios:

Tatty dijo...

No conocía el libro y tampoco soy lectora de este tipo de libros pero me ha gustado lo que cuentas en la reseña y quizás le dé una oportunidad, además es muy cortito y eso anima a leerlo
un beso!

Espe dijo...

Yo tampoco soy muy dada a este género pero después de leer la sinopsis me anime y ahora lo tengo en la estantería para leerlo en cuanto tenga un ratito.
Muy buena reseña.

Besos

Carmina dijo...

Tatty siempre he pensado que los libros de autoayuda a veces pueden hacer más daño que bien, depende de como tengas la cabeza de amueblada y por el momento que estes pasando.Sin embargo los dos que he leido de estos autores me han hecho reflexionar bastante y han sido positivos para mí. Si le das una oportunidad ya nos contarás que te ha parecido.

Carmina dijo...

Espe supongo que poca gente tendrá como hobby este genero, aunque los conozco que se han leido todos los libros de Jorge Bucay. El libro está francamente bien, tanto la parte en que uno de los autores nos cuenta como nace el proyecto, como el desarrollo de este en sí

Susana Hernández dijo...

Ya he leído algún libro, como este escrito a cuatro manos, y debo decir que me ha gustado el resultado. Este no lo he leído pero seguro que caerá.

Besicos !

Shorby dijo...

Tiene que ser una historia muy bonita, por lo que cuentas tiene pinta de ser tierna tierna jejeje
Lo buscaré =)

Besotes

Margari dijo...

Tampoco es un género en el que me prodigue, pero tiene buena pinta lo que cuentas. Si lo veo por la biblio, puede que me anime.
Besotes!!!

Bolzano dijo...

Dos grandes escritores. A mi tampoco me hacen mucha gracia ese tipo de libro, pero queda apuntado por si le puedo hacer un hueco en mi extensa lista por leer.

Saludos

Marta dijo...

No soy lectora de este genero pero tras leer tu reseña me ha picado un poco el gusanillo. Habrá que darle una oportunidad a este libro. Me apunto el título.

Besos

LAKY dijo...

A mi no me convencen este tipo de libros. Con todo lo que tengo pendiente, me parece que va a ser que no.
Besos

Vero dijo...

Uff me parece que me uno a los que no les va el género. Pero también quiero decir que a parte de tu reseña he leído otras positivas de los autores.
Espero que estés disfrutando mucho de tu premio, guapa. Un beso, perdona por no poder pasarme tanto ahora.

bibliobulimica dijo...

me alegra mucho que lo hayas disfrutado y que te ayudara a estar atareada en esos momentos en que no había nada que hacer, salvo esperar ;)
lo pediré prestado...ya estoy a dieta de comprar libros...
¡felicidades por haberlo ganado en el concurso!
un beso,
Ale.

Carmina dijo...

Susana a mi me gusto mucho La ultima respuesta, que es completamente distinto a este, y así a cuatro manos no recuerdo en estos momentos ninguno más pero no creas que estoy muy fina hoy. Si cae como afirmas ya nos contarás que te ha parecido

Carmina dijo...

Shorby es una historia muy tierna porque tiene como protagonista a un niño, el coprotagonista una niña en coma, y el resto de los personajes que pululan por las historias se hacen querer y son muy peculiares. Y la ancianita un amor.

Carmina dijo...

Margari no se como será tu biblio pero aquí en la capi lo tienen en casi todas las agencias de lectura y como no en la biblio principal. Harás bien en hacerle un hueco si no te gusta tampoco habrás perdido tanto tiempo.

Carmina dijo...

Bolzano creo que poca gente anda loca detrás de este genero, aunque los hay adictos, pero son una minoría o eso supongo. En cuanto a la historia es preciosa y es una lección de vida y de superación, no quiero ni imaginarme como será tu lista de pendientes.

Carmina dijo...

Uys como me alegro de haberle picado a tanta gente el gusanillo Marta, igual me toca pedir comisión a la editorial Aguilar. Bromas a parte creo que merece la pena por la lección que esconde y el mensaje de optimismo

Carmina dijo...

Pues si no te convence Laky haces bien, tenemos poco tiempo y se impone ser selectivos. Asi que a otro libro y otra historia.

Carmina dijo...

Vero no te preocupes por no poder pasarte yo tambien lo tengo muy dificil y a veces tengo que hacer verdaderos malabarismos, esto va por rachas. Ya tendrás más tiempo y podremos charlar virtualmente. En cuanto al género pues hija echa un poco para atras, pero si no hubiera dicho que es de autoayuda solo hubieras visto una historia bonita y poco más. Los autores tienen muy buenas criticas tanto en su quehacer conjunto como por separado, yo todo lo que he leido o mejor dicho casi todo porque tengo un libro de Francesc Miralles en catalan, es de su obra en conjunto, a ver que día me animo a desasociarlos y a leer algún libro escrito solo a dos manos

Carmina dijo...

Ayyyyyy Ale yo hace tiempo que pido prestado, así que si tienes oportunidad de usar este sistema dale una alegría a tu bolsillo y a tu librero, que me consta que le duelen las tablas...
besotes wapa