lunes, 25 de abril de 2011

La clave Pinner. Andres Pérez Dominguez


Este libro es uno de los caprichos que me he permitido después de autoimponerme orden de alejamiento de librerías hasta que no lea todo lo que tengo en casa que es mucho, o bien encuentre trabajo y no sienta remordimientos por gastar un dinero que va a quedar en la estantería por los siglos. Sin embargo me gusta tanto el autor y la oferta era tan tentadora que me lo llevé a casa sin pensarlo mucho, por contra solo he tardado tres meses en leerlo y eso es todo un record si tenemos en cuenta que en mi estantería hay libros que llevan diez años queriendo ser leídos.

Y se que eso es un delito y de los grandes, pero he sido compradora compulsiva, libro que veía, libro que me apetecía y libro que compraba, y también he tenido épocas de mucho trabajo y poco tiempo para leer, acompañadas de una gran apatía, por lo que he pasado semanas o meses sin abrir un libro, pero seguía comprandolos, y ya se que es inconcebible, pero así era... de esa forma me he hecho con una nada desdeñable colección, pero la mayoría están sin leer, más de cien, así que la orden de alejamiento está bien impuesta e igual debería ponerme una de alejamiento de bibliotecas porque si no compro pero saco en préstamo tengo lo mismo... bueno no lo mismo no, porque solo pueblan mis estanterías por un corto periodo de tiempo.

Volviendo a la novela, Andrés Pérez Domínguez nos presenta una novela de espías con transfondo histórico y ambientada en su mayor parte en una ciudad española, y seguro que si hacéis cabalas no imaginareis que esa ciudad es la de escritor, Sevilla. Y es que aunque la novela se sitúa en la II Guerra Mundial, nos deja entrever la posguerra española, e incluso aquellos que lucharon porque no triunfaran los nacionalistas. España tenía un papel en en aquella guerra, los aliados tenían que descubrir si Franco se uniría a los alemanes o se mantendría neutral, porque supongo que no pensaban en ganar al dictador para la causa aliada.

La II guerra mundial fue una guerra de propaganda, aquel que mejor jugaba sus bazas tenía mucha ventaja, y partiendo de un hecho real, Pérez Domínguez urde una trama en la que tienen cabida, espías que no vienen del frío. El hecho real que le sirve al autor para ficcionar es la operación Mincemeat, una de las mayores farsas aliadas, que tienden un señuelo a las fuerzas enemigas, y este no es otro que un avión estrellado y un presunto piloto británico que portaba documentos tan importantes que podrían decantar la victoria sobre la parte que conociera la información. El MI6 acude a un antiguo espía ruso, que logró salvar la vida en dos ocasiones y le coloca en el disparadero, haciendole crer que él puede tener la clave de la victoria aliada, el avión ha caído en playas onubenses y se teme que Miguel Carmona, antiguo amigo ycamarada del espía pueda comprometer la operación por conocer información muy importante. De esta forma los aliados ponen en el disparadero a Miguel Carmona y a Gordon Pinner y se aseguran de crear una nube de humo.

Para Gordon Pinner volver a Sevilla significa enfrentarse a sus fantasmas, rendir cuentas con su pasado y volver a revivir un triángulo amoroso en el que probablemente siempre sea el perdedor. Y porque precisamente Sevilla?, hay que volver los ojos a la historia, porque no es la única ciudad que desfila por la novela, también París, Londres, y Praga. Pero España tenía en aquella época un valor geográfico estratégico, durante la guerra, espías alemanes y británicos tuvieron su nido en nuestro país, porque España era fundamental como paso fronterizo a África.

La novela está muy bien documentada históricamente sin embargo no es un recital de datos historicos hilvanados, si no una ficción novelada que nos deja otra visión de la II Guerra Mundial que tiene como escenario nuestro país, nuestras costumbres, y sobre todo nuestra posguerra. La trama envuelve al lector que se encuentra en todo momento inmerso en ella, no fui capaz de empatizar con Gordon Pinner, sin embargo hacerlo con Miguel Carmona me fue más sencillo.

Es una novela de acción, bien narrada que te pasea de una forma lógica por los distintos escenarios, expone los intereses de todas la partes y perfila a los personajes con gran maestría, sienten, viven y respiran por si solos, sin demasiadas florituras. Esta es la novela más corta que he leído de Andrés hasta la fecha y las tres han estado ambientadas en el mismo periodo, sin embargo son diferentes entre sí, es un autor muy polifacético capaz de abordar un mismo tema desde distintas vertientes. Esta novela comparte con el factor Einstein personajes que ejercen el espionaje y que son claves para la victoria de uno de los dos bandos...

Espero encontrar más novelas del autor aunque sé que algunas están descatalogadas, pero no tenía esperanzas de leer la Clave Pinner y me encontré con ella por casualidad, espero que la suerte me sonría en más ocasiones o que encuentren de nuevo editor que les de una segunda oportunidad, ahora que el autor ya tiene un nombre de peso.

16 comentarios:

Goizeder Lamariano Martín dijo...

No conocía ni el autor ni el libro, pero con tu magnífica reseña me has picado la curiosidad y me han dado ganas de leerlo. Me parece una historia muy interesante, tiene muy buena pinta y parece de esos libros que enganchan muchísimo, que te atrapan y te envuelven y no los puedes soltar. Me alegro de que hayas disfrutado tanto de la lectura. Y por lo de comprar o coger libros de la biblioteca, tú no te preocupes, todos estamos así. Yo ahora mismo en casa tengo 23 libros sin leer, pero eso en Madrid, porque no cuento los que mi chico y yo hemos dejado en Pamplona en casa de mi madre y en casa de mis suegros, que el día que nos vayamos a una casa más grande y los juntemos todos... Muchos besos, guapa!!

Bolzano dijo...

Uf, creo que todos estamos hasta los topes de libros por leer. Es lo que tiene ir siguiendo blogs que se dedican a hacer reseñas. Si antes de hacerlo ya te juntabas con la tira por leer, ahora que te reseñan libros que no hubieras leído nunca,..., pues eso, que te pica la curiosidad y lo pones en la lista de pendientes.

Poco a poco y buena letra, se suele decir, y sobre todo, disfrutar.

Me imagino lo que te ha podido gustar el libro con lo fan que eres a las historias ambientadas en la II Guerra Mundial.

Saludos

LAKY dijo...

Inconcebible no, ya sabes que yo hago lo mismo...
No conozco a este es rigor y ya me has puesto los dientes largos pues la novela pinta muy bien...

Ángel Iván dijo...

Creo que en la carretilla que voy a llevar a la feria del libro voy a tener que ponerla un suplemento de ruedas para tanto libro que llevo apuntado.

Tatty dijo...

No conocía este libro ni autor pero me ha llamado la atención, si tiene acción y además buena documentación histórica me lo apunto, seguro que es un libro que no decepciona, tu reseña lo confirma. Besos

Carol dijo...

Te entiendo perfectamente a mi me pasa igual, tengo centenares de libros sin leer y no paro de acumular. Por eso también tengo orden de alejamiento, e incluso el sábado, día del libro, conseguí no comprar nada y eso que acompañé a mi chico a que se comprara libros. Un besazo

Andrés Pérez Domínguez dijo...

Gracias por la reseña tan amable, Carmina. La pondré pronto en mi blog.
Si tienes curiosidad por verme en otros registros, mi novela El síndrome de Mowgli (Premio Luis Berenguer 2007, editorial Algaida) es muy fácil de encontrar, o mi colección de relatos El centro de la Tierra (Editorial Paréntesis, finalista del Premio Setenil 2009)
PD: estoy terminando nueva novela en la que hace una corta y estelar aparición Artemio Corona, uno de los personajes de La clave Pinner.

Un abrazo,

Bookworm dijo...

¿A que lo compraste por 5,95€? Es que yo también. Me gustó mucho el autor en "El violinista de Mauthausen" asi que no dudé en comprarlo cuando lo vi a tan buen precio. Espero que me guste. Estoy casi segura de que así será.
Un beso

Andrés Pérez Domínguez dijo...

Por cierto, un lector me acaba de recordar en Facebook que compró esta novela gracias a una entrevista que me hizo Carlos Herrera en diciembre de 2004. Si alguien quiere escucharla, la dejo por aquí: http://www.goear.com/listen.php?v=6f208dc

sonia dijo...

me has contagiado el entusiasmo por este autor que no he leído todavía...pero es que como tu, tengo en casa (no te asustes) más de 100 libros pendientes ( y no cuento los del e-reader) así que voy a intentar leer lo que tengo en casa..jajajaja (no te preocupes, es solo para sentirme mejor al final siempre acabo picando..)
un besote

maribel dijo...

Hola Carmina, aún no he leído al autor, y si tu te has saltado la orden de alejamiento...jajaja!
Es verdad que se nos acumulan libros por leer, aunque también es tentador que el propio autor nos hable de sus otros registros... gracias!

Un abrazo ;-)

El Guisante Verde Project

Anónimo dijo...

Hola, vengo del muro de Facebook del autor, que ha puesto un enlace con la reseña. Yo he leído todos sus libros o casi todos, y no peco de exagerada si afirmo que es uno de los grandes escritores de este país, cuyo éxito aumenta novela a novela.
Un beso.
Eva

Margari dijo...

Yo creo que lo de libros por leer es una enfermedad que compartimos todos. Y a pesar de todos los libros que tengamos en las estanterias por leer, somos incapaces de resistirnos cuando la tentación es mucha.
Y me apunto el libro, que tiene una pinta muy buena. Además de que está ambientada en una época que me atrae mucho. Creo que ya tengo dos libros pendientes de este hombre, porque El violinista de Mauthausen también es de él, ¿no?
Besotes!!!

Shorby dijo...

Somos unos pocos los que acumulamos una barbaridad de libros aún teniendo un montón por leer (es una mezcla terriblemente enfermiza y placentera, me encanta) xD

Buena reseña!
El libro tiene una pinta tremenda =)

Besotess

marta dijo...

Me pasa lo mismo con los libros, se me acumulan muchos sin leer en las estanterias. Por muchos que tenga siempre hay algún título del que me hablan o una reseñaque que veo en un blog que hace que me pique la curiosidad sobre ese libro. Hasta el momento no me he puesto orden de alejamiento, supongo que porque no me he parado a contar cuantos son los que tengo sin leer...

No conocía ni al libro ni al autor, tiene muy buena pinta.
besos

Tabuyo dijo...

Yo sí que me he propuesto no sacar de la biblio hasta que lea unos cuantos de los pendientes. A excepción (ggg) de si es una novedad y me muera de ganas. Así que espero leer unos cuantos. Besos.