domingo, 12 de febrero de 2012

El eterno olvido. Enrique Osuna


Siempre me intriga como un libro llega a mis manos, cómo entre los cientos que me interesan y que tengo pensado leer, es uno en concreto el que llama más poderosamente mi atención para terminar pasando conmigo unas horas que a cada día que pasa son más valiosas por lo escasas que resultan. Con esta novela me sucedió una anécdota que me apetece compartir, y es que durante mucho tiempo estuve viéndola en diferentes blogs, me apetecía mucho leerla, pero yo no soy de abordar a los autores para que me la envíen, y además no tenía lector digital, y leer en el ordenador se me hace muy cuesta arriba.

Un día comprobando el spam de mi gmail encontré el correo de Enrique Osuna, hacía como dos meses que me había ofrecido la novela y a mi después de tanto tiempo ya me daba apuro aceptar su ofrecimiento. Estaba decidiendo si se la pedía o no, cuando Laky propuso la lectura conjunta y sin pensarlo dos veces me apunté, dispuesta a pedirle al autor el libro que amablemente me había ofrecido. Sin embargo los días iban pasando y no me decidía. Estas Navidades participé en el bloguero invisible de Kayena y cual fue mi sorpresa cuando al abrir uno de los paquetes encontré el libro el Enrique Osuna, con una dedicatoria que me hizo esbozar una sonrisa, por cuanto el desconocía las ganas que tenía de leer esta novela.

Sin embargo metida siempre en mil historias y con el tiempo pegado a los talones, Laky se puso en contacto conmigo para comunicarme la fecha de la reseña, por si había que cambiarla, y aunque veía que se me podía echar el tiempo encima sin haber concluido la lectura, acepté porque coincidía con mi cumpleaños y que mejor forma de celebrar mi ingreso en la década de los cuarenta que con la reseña de un libro que estaba convencida que iba a colmar mis expectativas. Así que aquí me tenéis escribiendo la reseña el mismo día de mi cumple, para llegar a tiempo de cumplir con el calendario de Laky y no trastocarle fechas.

Y después de esta divagación me meto en harina, adelantadoos que la novela me ha sorprendido muy gratamente, que si no supiera que es un autor novel, en ningún momento lo hubiera creído porque tiene una gran calidad literaria y a mi modo de ver una gran madurez. No es fácil engendrar una historia, dotarla de unos personajes creíbles, bien perfilados, capaces de empatizar con los lectores y llegarles al corazón. No es fácil con una primera novela meterse a un amplio sector del público lector en el bolsillo, no es fácil cosechar tantas críticas positivas en la blogosfera, no es fácil crear una novela que atrape desde la primera a la última línea, y que te deje con ganas de más, de seguir las aventuras y desventuras de unos personajes de hondo calado.


Su autor:


Enrique Osuna nace en 1966 en la Línea de la Concepción, como muchos otros niños de su época conoció el fenómeno de la emigración, en su caso pasó tres años en Londres que seguro lo enriquecieron como persona. Su primer contacto exitoso con la literatura lo tiene a la edad de once años cuando ganó un concurso con la versión de un cuento que le oyó a su padre. Más o menos a esta edad comienzan sus coqueteos con el mundo del ajedrez, en el que es un entendido y ha logrado ser campeón de su provincia amén del título internacional de candidato a maestro.

En el ámbito laboral es un hombre polifacético que no el hace ascos a ningún trabajo, habiendo desempeñado trabajos de vendedor ambulante, representante de comercio, asesor laboral, profesor de secundaria y una gran variedad de puestos en distintos sectores. En el año 2009 comenzó a conjugar literatura y ajedrez colaborando con la revista Jaque y comenzó a escribir El eterno olvido.


Sinopsis


Generalmente suelo aventurarme a hacer mi propia sinopsis, pero a mi entender nos encontramos ante un thriller, en el que desvelar cualquier detalle puede fastidiar un poco la lectura de quien todavía no se haya adentrado en sus páginas. La que el libro propone es lo suficientemente ambigua para no desvelar ningún detalle importante y lo suficientemente atractiva para incitar a su lectura, por ese motivo me decanto por ella.

Kamduki es un juego de Internet que pretende encontrar la persona más inteligente y audaz del planeta. Justo cuando se encuentra inmerso en la resolución de las pruebas, Samuel conoce a dos chicas, Marta y Lucía; una moderna y desinhibida; otra sensual y enigmática. El amor irrumpe en escena mientras Samuel se va obsesionando con las pruebas a medida que las va superando. No puede sospechar la terrible realidad que esconde aquel diabólico juego, ni que su vida jamás volverá a ser la misma.

La sombra del pasado, el amor y la crueldad se entremezclan en una aventura sin retorno en busca de un sueño. El eterno olvido no es sólo una novela de amor, intriga y suspense; es la constatación de que lo mejor y lo peor de las personas transitan sobre una línea demasiado delgada.


Estilo


Para mí la novela está dividida en tres partes, una primera en la que nos cuenta la relación de Julián Palacios con su nieta Noelia una niña muy inteligente y carismática a la que le acongoja competir, puesto que teme dañar a otras personas. Abuelo y nieta tienen una relación muy estrecha que se hace más patente cuando la niña queda huérfana y bajo la tutela de su padrastro. Un cambio en la actitud de la niña le lleva al abuelo a sospechar que hay algo que escapa a su conocimiento y lo que descubre deja marcados a ambos para siempre. Tras la desaparición de su abuelo Noelia decide empezar de nuevo, lejos de su Sevilla natal y se le pierde la pista.

En la segunda parte el protagonista principal es Samuel Velasco un joven que quedo huérfano a los dieciséis años y desde ese momento tuvo que empezar a buscarse la vida que no ha sido nada benévola con él. Kamduki irrumpe en su vida como un elefante en una cacharrería, al principio no le presta demasiada atención a ese juego de Internet en el que se busca a la persona más inteligente y audaz del planeta para otorgarle el mayor premio de la historia, sin embargo la búsqueda de un futuro mejor y sobre todo distinto le lleva a participar en él. Lo que no sospecha es que lo atrapará irremediablemente. Mientras participa en la prueba conoce a Lucia y a Marta, dos mujeres excepcionales. Samuel queda prendado de Lucía una mujer muy inteligente con una filosofía de vida muy peculiar, con un marcado estilo oriental que intenta contagiar positivismo a quien encuentra en su camino. Ambos se aliaran en la resolución de las pruebas aunque este prohibido por los organizadores.

En la tercera parte la novela cambia de escenario, se traslada a Holanda y también cambia de estilo literario, el trhiller entra con fuerza, ofreciendo una lectura dinámica, atrapante, que te mantiene en vilo, en la que entran en acción nuevos personajes sin perder de vista a los que ya teníamos, en la que recuperamos a un personaje que se nos había difuminado siendo una adolescente. Muchos alicientes para el final de la novela, un final que a mi parecer es abierto porque no sabemos lo que les depara el futuro a la pareja, y en la que no contento con todos los golpes de efecto que nos había deparado Enrique le vuelve a dar un giro sorprendente, y que al menos a mí me ha gustado mucho.

El estilo del autor es sencillo, sin embargo hace gala de una gran cultura, aprovecha su novela para lanzar reflexiones muy profundas, toda una filosofía de vida, para hablarnos de la inoportunidad del trato de ciertas noticias por los medios de comunicación, la corrupción de la clase política más atenta a sus intereses que a los de la colectividad, la indiferencia con la que acogemos ciertas desgracias que ocurren a nuestro alrededor, para ello se vale de reflexiones filosóficas y supongo que propias, y aunque no me ha desagradado porque para mi enriquece la lectura si que han llegado a saturarme un poco por lo numerosas que han sido, supongo que las hubiera podido acortar un poco.

En la novela se hace un recorrido por autores literarios y filosóficos, de la mano de Lucía una lectora voraz, que tiene en Stefan Zweig un espejo en el que mirarse, por la concisión de este a la hora de narrar y evitar descripciones innecesarias, quizás por ello choca un poco el que las reflexiones se alarguen tanto y tomen tanto protagonismo, a pesar de que considero como ya he dicho anteriormente que enriquecen la lectura y que posiblemente sea lo que más le ha podido llegar a otro lector, porque como he dicho una y mil veces, una misma novela es distinta según los ojos que la devoran.


Personajes...


La novela esta plagada de ellos pero no todos tienen el mismo peso así que para no dilatar demasiado este apartado me centraré en aquellos que me parecen indispensables y que tienen un mayor peso.

Julian Palacios: Este hombre me sedujo nada más aparecer en escena y lo hace ya en las primeras líneas de la novela. Todavía en activo se desvive por su nieta y por su hija, sin embargo el último matrimonio de esta no le agrada y se limita a visitarla cuando sabe que su marido no está, ve algo turbio en él y su instinto no le fallará cuando necesite ponerlo a prueba. Siempre pendiente de su nieta, por ella llega a hacer algo que su conciencia no puede cargar.

Noelia: Es una niña despierta y extremadamente inteligente, su abuelo se da cuenta de ello y a espaldas de la hija empieza a mover hilos, sin embargo las cosas no saldrán como el calcula porque la niña no tiene espíritu competitivo y teme dañar a las personas con las que entra en contacto. Sin embargo necesita aprender a defenderse para cuando su agresor vuelva a por ella porque algo tienen muy claro el calvario no ha terminado aún. Este personaje desaparece cuando cuenta con 16 años y tardaremos en volver a encontrarlo en la narración.

Samuel Velasco: Es un joven a la que la vida no ha tratado demasiado bien, a la muerte de sus padres tiene que comenzar a luchar por si mismo y después de varios bandazos parece que la vida le ha concedido una oportunidad, sin embargo vive con el miedo al despido metido en el cuerpo. Impulsivo y con unas ideas bastante pesimistas de la vida, encuentra en Kamduki una oportunidad para cambiar una existencia mediocre, aunque es consciente que por si mismo nunca podrá llegar al final del concurso pero por intentarlo que no quede.

Lucía Molina: Es una joven extremadamente inteligente y audaz, con una concepción de la vida muy positiva que irradia luz a cuanto encuentra en su camino. Será el contrapunto de Samuel, al que le unirá primero una gran amistad y luego un gran amor. Juntos irán resolviendo las pruebas a pesar de que saben que esta prohibido. Lucia le aporta a Samuel la tranquilidad y el sosiego que le faltan. Sin embargo todo ese positivismo encierra un gran secreto, un dolor que se manifiesta en los escritos que publica bajo el seudónimo de Lucía Tinieblas y que aunque quiera no puede dominar, si no mata a su alter ego, cosa que un día se plantea.

Marta : Para mi es la gran sacrificada, el personaje podría haber dado mucho más de sí. Es un mujer interesante que esconde su dolor entre fiestas y noches en camas ajenas. Se ve desbordada por el alzheimer que padece su padre, y su vida ha girado siempre en búsqueda de una solución que le permita devolverle su dignidad. Inteligente como Lucía se desenvuelve en le mundo de la medicina, y no tiene una concepción de la vida tan rosa.

Esteban: Tan solo una pincelada, este personaje demasiado seguro de sí mismo, es la misma encarnación de un trepa que no dudaría en vender a su propia madre para ascender en la escala laboral. Cómo podréis ver no le tengo mucha estima.

Nicholas Flenden: Es la encarnación del mal y del egoísmo, su teoría te pone los pelos de punta por que no esta nada alejada de las tesis del nazismo se escuda en Nietzsche, para hacer una interpretación errónea de sus postulados. Le da dinamismo a la tercera parte y es el único personaje que destacaré, por ser los demás meros comparsa al servicio de este, o de la trama que se pretende desarrollar.


Impresiones:


Llegados a este punto y si habéis leído atentamente, habréis deducido que la novela aún con sus peros me ha gustado mucho y creo que merece el respaldo de una gran editorial. Y los puntos en los que baso este postulado son varios:

1.- La trama que desarrollada a través de varias técnicas y estilos narrativos, en que nos sitúa a todos los personajes fuertes y las circunstancias que les han rodeado desde la infancia y que han tenido como culminación lo que son hoy.

2.- El ingenio de las pruebas, no soy una persona a la que le guste resolver juegos de ingenio ni he intentado resolver más allá de la tercera, sin embargo estaba deseando el planteamiento de estas y su resolución y tengo que reconocer que me atrapó irremediablemente.

3.- Los personajes muy bien trazados, muy bien perfilados y que desprenden vida. Es fácil empatizar con unos y odiar a otros, se nos muestran humanos, cercanos y rezuman vida, es decir no son necesarias grandes descripciones, el personaje tiene vida propia, se levanta del papel y se convierte en carne y hueso. No todos los autores saben crear unos personajes creíbles y bien estructurados. Le hubiera dado más protagonismo a Marta, creo que ha sido la gran sacrificada.

4.- La ambientación puesto que la novela transcurre en distintos lugares todos ellos muy bien descritos, hasta el punto que te parecía estar paseando de la mano del autor por los escenarios en los que transcurre la acción.

5.- Los golpes de efecto. Finiquitada la historia de Noelia, se nos introduce un nuevo personaje Samuel, en un principio nos pilla un tanto descolocados, pero pronto se gana nuestra voluntad y olvidamos este giro. Cuando ya pensabamos que la novela había entrado en punto muerto y quedaban muchas páginas por delante, de nuevo se produce un viraje que le da más dinamismo a la narración y atrapa irremediablemente al lector que no tuviera ya bajo su voluntad. El ritmo es trepidante en esta parte, es un thriller con todos sus elementos. Nuestros personajes sometidos a presión sacan lo peor de si mismos y se dan cuenta que la bondan y la maldad conviven en un mismo espacio, solo hay que saber ganar terrenos.

6.- Y el broche final, otro golpe de efecto al valerse el autor de un personaje del que tan solo tenemos una pincelada en la primera parte en la que yo he dividido la reseña y vuelve a tomar protagonismo para contarnos esta historia.

Sin embargo como sucede con los grandes autores, no todas las novelas son redondas y hasta los avezados y remunerados tienen peros en sus publicaciones, y paso a enumerarlos, sin que por ello merme para nada la calidad de la obra.

1.- El final de esta tercera parte se queda muy abierto, no sabemos en realidad que ha pasado con los personajes, y ahí entra el último viraje del autor. Está pensando en una segunda parte?, pues eso sólo el lo sabe, pero aunque no me disgustan los finales abiertos este me ha sabido a poco, quizás porque me sabía mal dejar a los personajes de esta forma.

2.- Las reflexiones aunque considero que enriquecen la lectura, me parecen un tanto excesivas, creo que de cara a otra novela este recurso debería dosificarlo, para no saturar a aquellos lectores que no son partidarios de ellas. A mi han llegado a ralentizarme un poco la lectura y cuando el tiempo del que dispones es tan escaso y tienes una fecha de publicación estos efectos llegan a saturarte.

Si coloco una balanza ganan los puntos positivos por goleada, Enrique Osuna ha sabido crear una novela impresionante, en la que nos han cautivado sus personajes, en la que hay mucha reflexión y sobre todo mucha acción. Te atreves con ella?



21 comentarios:

Kayenna dijo...

¡Que grande eres, Carmina! ¡Qué grande! Tengo que reconocer que has hecho un análisis de la novela con el que estoy absolutamente de acuerdo. Has sabido darle a la novela su auténtico valor, porque, efectivamente, si no fuese porque sabemos que es la "ópera prima" de Osuna, nadie lo diría. Ya quisieran muchos autores consagrados parir una novela como ésta, a pesar de esos "peros" en el que algunos coincidimos (aunque haya habido quien se ha cebado absurdamente).

Un beso.

Offuscatio dijo...

¡Estupenda exposición! Coincido contigo en la mayoría de los puntos, y es curioso que para mí la novela también me pareció dividida en tres partes (aunque respecto a la segunda tenemos distinta opinión). Por otra parte, solo me ha quedado una duda, porque de lo que me acuerdo la novela transcurría en Noruega (¿no?) y no en Holanda. Por último, y respecto a las reflexiones del propio autor, ya lo he comentado en distintas entradas de la lectura y no creo que haga falta repetirme. Un beso

Kayenna dijo...

¡Ah! ¡Feliz cumpleaños!, que se me ha ido la olla al querer comentarte mis primeras impresiones sobre esta fantástica reseña.

Marina dijo...

¡Pedazo de reseña que te has currado! Coincido contigo en algunas cosas como que he echado en falta más protagonismo de Marta pero en líneas generales también me ha gustado mucho el libro, como a todos. Por cierto, ¡feliz cumple y feliz entrada en los 40! Disfruta de tu día!! Besos

LAKY dijo...

No nos regalas muy a menudo tus reseñas y es lógico porque reseñas como ésta, tan curradas y acertadas, no pueden darse todos los días.
Me ha encantado y me has dejado sin palabras.
Veo que el caballo de batalla han sido las reflexiones del autor que a algunos nos han encantado y a otros no os han acabado de convencer.
Pero en lo que todos coincidimos es en que es una muy buena lectura, que merece estar en lugares principales de las bibliotecas y librerías; a ver si es posible.
Un besazo y muchísimas felicidades!

Locura de lectura dijo...

Madre mía, qué pedazo de reseña. Desde luego has despertado mi curiosidad por leer esta novela que no conocía. Me la apunto. Besos

Enrique Osuna dijo...

Un día recibí una llamada a las 7 de la mañana. Era mi prima Jane, desde Inglaterra. Me sorprendió porque hacía mucho que no hablaba con ella y me temí lo peor. Afortunadamente, me llamaba para felicitarme por mi cuadragésimo cumpleaños. Al parecer, en las Islas cumplir cuarenta años es algo muy especial. Luego tuve oportunidad de comprobarlo en ciudades como Edimburgo o Dublín, donde se organizan espectaculares fiestas de chicas para celebrar la llegada a los cuarenta. Por tanto, considero que es un día muy importante para ti y me considero un privilegiado por compartir contigo una porción de esta jornada. ¡MUCHAS FELICIDADES!

No podéis imaginar qué admiración siento por algunas de vosotras. Esta reseña es excepcional, de verdad. Y no lo digo porque contenga más o menos puntos positivos. Es por la forma: la claridad, la delicadeza, el acierto al interpretar los personajes y las pretensiones del autor...

Ya he manifestado estar de acuerdo en las apreciaciones sobre Marta. Estoy, sin duda, en deuda con ella. Es un sentimiento que no me abandona. Cuando acabé la novela estaba tan metido en la vida de los personajes... Un día, casi como queriendo expiar mis culpas escribí esto:

“Me llamo Berit Tangvald y soy un personaje de una novela. Un triste e insignificante personaje que apenas ocupa unas míseras páginas del libro. Nací como instrumento para satisfacer la caprichosa voluntad del autor de poner carne a la crueldad. Era bonita, joven y tenía toda una vida por delante. ¡Cómo podía imaginar que había sido engendrada para una existencia tormentosa y efímera!. ¿Es que los escritores no se dan cuenta de que antes de que nuestros nombres aparezcan bajo la tinta nace nuestra inmortal alma? ¿Acaso desconocen que también sufrimos? ¿Por qué no tenemos todos las mismas oportunidades? ¿Por qué me tocó a mí vivir un suplicio? ¡Dios mío, hasta para ser personaje hay que tener suerte!”

Pero la realidad es que los personajes tienen su propia vida en cada novela. Voy a desvelar aquí algo: en el boceto original de “El eterno olvido”, tenía previsto intercalar una historia de asesinatos “momificados”, en donde Marta sería la principal protagonista. Todo, por supuesto, en conexión (como luego se revelaría) con la trama principal. Cambié de idea, no sé si para bien o para mal, porque la novela se me iría a las 600 páginas, y eso no estaba en mis planes. Y ahí quedó Marta, demandando protagonismo. Pero puede que “El eterno olvido” no fuese el lugar donde ella debía explotar como personaje. Puede que en una segunda parte... Puede que algún día llegue, pero eso es algo que, a día de hoy, está a años luz.

Me encanta cuando dices que “los personajes desprenden vida”, porque esa era mi principal preocupación. No quería un thriller donde a los dos días te olvidas de los personajes. Quizá sea ahí donde falle mi destreza, pues las reflexiones de las que se hablan no son más que herramientas para enfatizar los caracteres. Ya he comentado en alguna entrevista que no comparto todas ellas, cómo apenas coincido con Lucía (a mi pesar) y qué puntos guardo en común con Samuel o Julián y cuáles no. Por suerte, nadie aún ha hecho mía las declaraciones de Nicholas Flenden, pero, sin que me malinterpretéis, comparto una pequeña parte de lo que dice.

En la siguiente novela que estoy escribiendo, que irá por un 40 % (¡vaya cómo está hoy este guarismo), me estoy encontrando con un problema, y es insuflar vida a todos los personajes cuando solo es uno el que habla. Es una novela prácticamente sin diálogos. Espero lograrlo y, también que el personaje principal no hable más de la cuenta, no atraviese esa línea que haga parecer que soy yo el que está en su tesitura. Entre las opiniones de los que han gustado mucho de las reflexiones y los que le han parecido que sobraban, seguramente el equilibrio esté en el término medio. Un poco menos hubiera contentado a todos.

Perdonad la extensión del comentario, pero a veces me ocurre, que comienzo a hablar y no paro...

Un saludo para tod@s,

Margaramon dijo...

Un reseña fantástica. A mi también me ha gustado mucho el libro. Y estoy de acuerdo en que a Marta le falta un poquito de protagonismo. Las pruebas son muy buenas, eso sí yo no tengo paciencía para resolverlas.
Feliz cumpleaños!!
Un beso enorme

Rebeca de Winter dijo...

Felicidades por partida doble y bienvenida al club de las cuarentañeras, nada de cuarentonas. La otra felicitación es por tu reseña, estupenda, como siempre analizando hasta el mínimo detalle. Este libro decididamente me va a gustar, no importa que abuse de relexiones ni que tenga un final un tanto abierto, la trama y el estilo me llaman poderosamente la atención y yo sí que soy de resolver jueguecitos y pruebas, ¡me encantan! Para terminar decirte que busques un ratito y hagas el favor de pasarte por mi blog que veo que tienes tiempo de sobra, jeje, y te he enredado un poquito. Besos.

Meg dijo...

Buenisima reseña, me ha encantado, enohorabuena y me alegro de que hasya disfrutado en general del libro.

Un beso!!

Tatty dijo...

Carmina has hecho una reseña estupenda, no te has dejado ni un punto y lo has expuesto todo con absoluta claridad, me ha encantado. Respecto a la lectura pues mis impresiones son muy similares, me gustó mucho la historia, la intriga que te envuelve desde el principio, los giros, las pruebas del juego y sobre todo yo le doy un 10 en la ambientación que me encantó. El único pero las reflexiones que al igual que apuntas, deberían ser un poco menos extensas aunque algunas me gustaron mucho.
Y ya para terminar pues muchísimas felicidades, espero que disfrutes mucho de este día
besos

Cartafol dijo...

Menuda reseña! leyendo reseñas como las tuyas me da ganas de cerrar mi blog, la verdad... Me ha gustado mucho y muy buena celebración por tu cumpleaños, Felicidades!

shaka lectora dijo...

Antes de que me olvide ¡Muy feliz cumpleaños! Has hecho una reseña estupendísima. Entre todas me estais picando la curiosidad de leer esta obra, me la apuntaré en la lista de pendientes.

Un beso!!!

Pilar Muñoz dijo...

He leído críticas formidables de este libro, pero tu reseña, además, es impecable. Ahora ya tengo reader, así es que creo que ya no hay excusa para no leerlo. Qué lástima que no haya ninguna buena editorial que se digne a publicarlo!
Besos.

Shorby dijo...

Buenísima reseña, como siempre, muy detallado todo!! =)

Besotes

Ángela dijo...

Ya había leído el libro, por lo que puedo decir que tu reseña es magnifica e impecable el análisis que haces de los personajes. Me han dado ganas de volverlo a leer, sólo me frena su tamaño y los libros que tengo pendientes… pero no lo descarto. Lamento que pasases el día de tu cumple haciendo la reseña pero mereció la pena. Felicidades dobles por entrar en los 40, que es una edad buenísima y por la reseña.
Besos

Aprendiz de mucho dijo...

Realmente da gusto leer algo así, tan claro, estructurado, sin descuidar los detalles. Y cuando has leído la novela, pues... el placer es doble.
Felicidades (también dobles)

Carmen dijo...

Menuda reseña. No te dejas nada fuera. Coincido en algunos puntos contigo. Me ha parecido una buena novela...
Ah y feliz cumpleaños!!!!!!
Besines,

Paloma dijo...

Impecable reseña, para quitarse el sombrero. Apuntado lo tenía ya por lo que había ido leyendo en otros blogs y la verdad es que tras tu reseña cada vez me apetece mas así que lo colocaré en un buen puesto de la lista.
Aunque ya llego un poco tarde ¡Felicidades y bienvenida a esta maravillosa década!
Muchos besos.

Bibliobulimica dijo...

hay libros que parecen destinados a ser leídos por nosotros y me ha gustado mucho tu relato de cómo este libro llegó a tus manos.
Por cierto ¡feliz cumpleaños!
un beso,
Ale.

Ángel Iván dijo...

Me has puesto los dientes MUY largos, pero que muy largos con esta novela.