martes, 20 de marzo de 2012

El ladrón de compresas. Sergio G. Ros

Con esta reseña termina una aventura que comenzó un día cuando Laky del blog Libros que hay que leer nos presentó las novedades en e-book, novedades que tienen como protagonistas a autores noveles que tienen sus publicaciones generalmente en Amazón. Me quedé enganchada del título que a mi no me produjo ningún rechazo y de la sinopsis, y es que la novela negra es el género que más me gusta por excelencia.

Días después en mi correo, tenía un mail de Sergio que me invitaba a leer una de sus tres novelas publicadas en Amazon, y después de leer las tres sinopsis y los géneros que desarrollaban llegué a la conclusión que la que más se acercaba a mis gustos literarios era sin duda El ladrón de compresas. Así que se la solicité, al tiempo que le comenté la posibilidad de realizar una lectura conjunta, y debo decir que la idea le entusiasmó.

Pasaron los días y seguí rumiando esa posibilidad, se la comenté a Laky y me animó, en los comentarios se veía una buena disposición de las lectoras hacia la novela, pero no fue hasta después de la presentación de Tatty del Universo de los libros, y de un comentario que deje en su blog, cuando todo empezó a tomar forma, y es que había algo que me asustaba, mi tiempo había menguado mucho en los últimos meses, a la par que otros proyectos virtuales iban tomando forma, mi presencia en la blogosfera era muy escasa, mi blog se actualizaba con una irregularidad pasmosa, y temía no poder llevar a cabo una lectura conjunta en condiciones. La propuesta de Tatty de realizarla de forma conjunta, me cayó como agua de mayo.

Lo que tanto temía se cumplió y si no llega a ser por Tatty que tomó las riendas de la lectura, confeccionó el calendario, tuvo en cuenta la gente que se apuntó en mi blog y en el suyo, y tuvo la santa paciencia de ir poniendo enlaces, esta lectura hubiera sido un fiasco, y me hubiera dolido por Sergio, porque sin duda no se lo merecía.

Pero la aventura no termina aquí, si no que a pesar de que últimamente estoy muy comedida, e intento no meterme en camisas de once varas, los compromisos se me multiplicaron y cogí esta lectura conjunta tarde, para mi sorpresa el formato que me envió Sergio no se podía leer en mi e reader, y en el ordenador no puedo leer, me canso mucho, se me eternizan las lecturas y las termino abandonando. Al final conseguí una conversión a epub, pero eso fue mi calvario. Puesto que el titulo era una sucesión alfanumérica larguísima, los capítulos, que coinciden con los días de la semana, solo de miércoles a Lunes, más un epilogo seguían la misma tónica, una sucesión alfanumérica infumable. Si con esto no fuera poco, las vocales acentuadas se sustituían por un rectángulo aspado, y para completar el desastre, las mayúsculas después de punto, por dos recuadros aspados, me vi jugando a adivinar el texto. Los días pasaban, mi lectura no avanzaba nada y me era insufrible, creí que nunca iba a ser capaz de llegar a poner el broche final, y por tanto habría fracasado no solo en la organización, si no también en mi participación.

Después de mucho pensar decidí comerme mi vergüenza y me puse en contacto con Sergio, le confesé lo poco que estaba disfrutando de la lectura por el formato del texto y raudo y veloz me lo envió en epub, pero sin convertir, y en pdf, para ver cual de los dos se adaptaba mejor a mi e-reader, tengo que reconocer que fue muy simpático y servicial y que me salvó de un apuro muy grande.

A pocos días de terminar el plazo y con otra lectura conjunta pendiendo de un hilo en el calendario, comencé de nuevo El ladrón de compresas, y esta vez si que no tuvo color, a pesar del poco tiempo que dispongo para leer, lo terminé en tres días y eso para mí es un record.

.-.-El autor.-.-

Sergio G. Ros nació en 1975 en Cartagena, donde reside con su mujer e hijo y es diplomado en Ingeniería Técnica. Desarrolla su trabajo en el sector industrial. 
A pesar de ser un autor poco conocido, no es precisamente un novato, en su haber cuenta con cuatro novelas:
1. El ladrón de compresas, año 2007 de género policíaco
2. El año del demonio, año 2008, que se encuadra dentro del género de terror
3. Transmutación, año 2009, un thriller-bélico
4. Luciano Wong (Libro I), año 2011, género acción aventuras.
En la actualidad está trabajando en el segundo libro de Luciano Wong.

También podemos encontrar una novela corta, El misterio de la caldera chirriante, del año 2006 y de género detectivesco, que es la precursora de la que nos ocupa puesto que en ella se conocen Eduardo Cortés y Susana Ruiz.

Junto a esta podemos encontrar también relatos cortos, entre ellos "Pies quietos", "Frío como el acero", "Luz de sabiduría es una noche de estrellas".

Se puede seguir su obra a través de su blog El alma impresa, donde alterna reseñas de libros y relatos de cosecha propia, junto con pinceladas autobiográficas, un blog que sin duda cuenta entre sus seguidores con escritores y que recibe un montón de visitas

Pero parece que este hombre polifacético tiene tiempo para eso y más porque también ha reseñado para el blog Llegir en cas d'incendi, del que soy seguidora, y ha colaborado con la revista literaria Prosofagía.

Sus novelas se pueden encontrar en Amazón, a un precio más que asequible...

.-.-.-Argumento-.-.-.

Sofía es una joven universitaria veintiañera que ha sido secuestrada, ella misma nos informa de este hecho y nos cuenta su calvario recluida en una habitación con olor a humedad, en condiciones poco higiénicas, desprovista de ropa y atada a la pared por una argolla que pende de su muñeca.

La comisaría de policía de Pedreira a cargo del comisario Cervantes es la encargada de investigar el caso, al frente del mismo Mulero un policía que solo busca un ascenso rápido y sonado y ve en este caso la posibilidad para conseguirlo. Cervantes consciente de ello le pide a Susana Ruiz uno de los mejores efectivos del departamento que se una a la investigación, junto con Raúl Vázquez el de la científica. Ni que decir que Mulero no da saltos de alegría en cuanto se da cuenta de que Ruiz no piensa trabajar con él codo con codo.

Cervantes además encarga a Ruiz que solicite la ayuda de Vargas un detective argentino genuino que tiene un historial de resoluciones de casos impresionante. Los días pasan, no se obtiene gran cosa y la ambición de Mulero tampoco tiene límites y solicita la ayuda del subinspector Garnero que se hace cargo de la investigación y de las atribuciones del comisario Cervantes...

El caso pinta difícil, el subinspector Garnero sospecha que tras el secuestro de la joven se encuentra un asesino en serie, un sicópata aquejado de olactofilía al que han apodado el ladrón de compresas. El tiempo empieza a jugar en su contra, si el subinspector está en lo cierto en cuanto le venga la regla a la víctima la matará.

Todo se precipita cuando el ayudante de Vargas descubre que día le vendrá la regla a Sofía... y el tiempo corre contrarreloj llevándolos a cometer errores irreparables.

.-.-.-.-Mis impresiones-.-.-.-.

Antes de comenzar me gustaría puntualizar un par de cosas, a pesar de haber comenzado con muy mal pie la lectura, al final ha resultado muy satisfactoria, y la segunda cosa es que no me gusta que me influencien, por ese motivo de las diecinueve reseñas que hay publicadas puede que haya leído cuatro o cinco, algunas antes de incluso comenzar a leer yo, y cuando vi que podían crearme prejuicios deje de leerlas y otras después, antes de escribir esta reseña, y deje de hacerlo por lo mismo, quería plasmar mis impresiones sin que nada influyera en ellas. Me pondré al día con  vuestras opiniones cuando esta sea ya una realidad y no un mero boceto en mi mente que poco a poco va tomando forma.

No diría yo que nos encontramos ante una novela negra pura y dura, no al menos como la entienden los clásicos del género, si no más bien ante una novela policíaca con tintes a la española y es que los estereotipos están presentes al menos en la presentación de los personajes y también algunos de los males que aquejan a nuestra sociedad y es que la novela en ocasiones se convierte en un escaparate de esa España negra, de esa que se alimenta de las desgracias de los demás, con tintes de color de rosa, la España de pandereta, aquella que seguramente reconocería cualquier extranjero y que a muchos nos sienta como un tiro, pero es lo que hay y como tal hay que aceptarlo.

Y es que los personajes van desde la estudiante pija, algo ligera de cascos, al policía trepa, dispuesto a todo con tal de conseguir un ascenso, el detective con tintes de Sherlock Holmes al que le viene la iluminación de una forma un tanto peculiar, la policía atractiva que tiene un par de poderosas razones que encandilan a los hombres que no son capaces de ver el cerebro que encierra, al diplomado, parado y algo torpón que no sabe reconocer sus habilidades. Por la novela desfilan un montón de personajes, cada uno con su personalidad diferente, con su forma de hablar, de moverse y de respirar, y eso no es fácil de conseguir, sobre todo cuando nos encontramos ante un detective sudamericano cuyo lenguaje está recreado de forma fidedigna, porque se pude difuminar el acento con los años de residencia en España pero ciertas costumbres nunca se pierden, lo que se aprende de xiquito se queda muy adentro y sale del alma.

El libro tiene dos estilos diferentes, utiliza la primera persona para acercarnos al cautiverio de Sofía Jimenez, ella misma nos cuenta sus pensamientos, sus emociones, la repulsión que le da su captor, nos recrea  sus estados de animo, una mujer joven que unas veces esta desesperada y otras veces simplemente se viene arriba ante la simple constatación de que la argolla de la pared cede, o ante el descubrimiento de su móvil, o de un aseo portátil, todo un lujo en la situación en la que se encuentra, su mente vaga a la deriva y tan pronto se preocupa por cosas que a nuestros ojos pueden resultar banales y sin sentido, pero que seguramente si estuvieramos en su situación también delirariamos y nos preocupariamos por tonterías. La he visto bastante creíble pero no he logrado empatizar con ella, quizás la falta de una experiencia similar ha sido un escollo bastante importante al respecto.

Y utiliza la tercera persona para contarnos la investigación, los avatares que se ciernen sobre los investigadores, las entrada de terceras personas ajenas a ella pero que jugaran un papel importantísimo, y es que esta novela es ante todo una novela de acontecimientos, de sucesos, una novela que no es del todo lineal, pero tampoco juega demasiado con el pasado, solo lo justo para ubicar al lector, para que este no se pierda. En esta parte he desarrollado filias y fobias, quizás sea corriente y otros personajes me han dejado totalmente indiferente.

He odiado hasta las trancas al arrogante de Mulero, también a Garnero y a todo su dotadisimo equipo sacado de la serie Mentes Criminales y es que me cuesta ver que en España se trabaje así de esa forma, aunque para ser sincera desconozco totalmente el tema. Botas tampoco me ha resultado del todo simpático y es que las ordenes de un superior no se cuestionan, pero cuando algo chirría uno al menos tiene que buscar una explicación y el no lo hace y subestima la valía de Ruiz, como si sólo fuera una niña bonita, sin cerebro.

Entre los personajes que me han resultado simpáticos se encuentra Ruiz, esa mujer que como no podía ser de otra forma es morena, como buen estereotipo español, tiene sus curvas, no es perfecta, pero la adornan dos atributos enormes que repite el autor hasta la saciedad, y es que queramos o no,  lo que más resalta en una mujer, desde luego no es su inteligencia si no sus dos poderosas razones, y España es machista y como tal es retratada, además ella es consciente del revuelo que levanta entre los hombres y lejos de enfadarla o disgustarla le agrada, e incluso les provoca.

También Vargas, ese viejo verde, amante del Tai-Chi, que tiene una forma bastante peculiar de atar todos los cabos de una investigación, pero al menos es natural, yo no suelo atar cabos en el excusado, pero si dedico mi tiempo a leer, es lo que tiene luchar contra el estreñimiento, hay que acostumbrar al cuerpo y desde luego que mejor actividad que leer, para Vargas su actividad es intentar resolver casos, que posiblemente no era necesario ser tan explicito, pues no lo negaré pero le otorga originalidad.

Y si alguien me ha enternecido de verdad ese ha sido Eduardo Cortés, ese hombre inteligente pero patoso, seguro que todos conocemos alguno, ese hombretón que perdió su trabajo por ser fiel a sus principios y que un mes después se encuentra sin fondos para subsistir, y que juega una última baza, que quizás le sale tan bien que puede resultar utópica, pero porque no puede tener un golpe de suerte, los hay que funcionan de ese modo. Casualmente tiene la misma profesión del autor, ¿será su alter ego?

El punto de partida es una enfermedad rarisima pero que existe, la olactofilía, la excitación sexual a través del olor de la transpiración y de los genitales, de buenas a primera podía resultarnos poco atractivo el tema, sin embargo creo que Sergio ha sabido jugar bien sus cartas, ha expuesto la enfermedad a través de lo que siente Sofía, y es que esta se siente vejada y humillada, no entiende porque la esta sometiendo a esos olfateos, pero no se recrea en ellos, de hecho a parte de la forma que actúa con la víctima y de la definición que da Garnero y su modo operandi ya nada más sabemos.

A priori los peros que le podría encontrar están todos argumentados, y es que como mujer me podría sentar mal la referencia continua a los senos de la agente, pero si nos metemos en el contexto de nuestra sociedad, esta claro que tiran más dos tetas que dos carretas, y que los hombres en general es un atributo que resaltan en la fisionomía de una mujer. Me podría resultar un poco escatológico la forma de atar cabos del detective Vargas y sin embargo me ha parecido muy original y natural, si acaso no era necesario ser tan especifico, en cuanto a la enfermedad en sí repele, pero existe no se la ha inventado el autor, ni se ha recreado en exceso.

Llegados a esta altura me gustaría abrir un capitulo para la ambientación, para la descripción de lugares, y es que dudo mucho que exista Pedreira, sin embargo no es mucho arriesgar aventurar que se enclava en el Levante Español, en ese que vivo, o en algún lugar que haya sufrido una transformación tan salvaje de sus costas como esta región. Me ha gustado esa descripción tan exhaustiva del Campus Universitario, de los aularios, de la Universidad de Derecho, de las calles adyacentes, de la Comisaría, de la playa y los accesos a la misma... y es que me he sentido como en casa, porque yo también fui universitaria, aunque no usé la biblioteca ni de noche ni de día, era de las de estudiar en casa, y el recrear esa época me ha traído recuerdos agradables. El mar es mi pasión, así que he disfrutado de la casa de la playa de Vargas, que por cierto también se describe de forma exhaustiva, y ¿es necesario?, pues yo diría que es meramente accesorio pero que vale la pena.

.-.-.-.-Conclusión-.-.-.-.

No se si me habré dejado algún punto por tocar, a estas horas estoy un poco obtusa ya, el cansancio hace mella, pero me ha parecido una lectura entretenida, ágil que se vuelve trepidante en cuanto descubren que el reloj marca la ejecución de la joven. Los investigadores son humanos y la ambición junto a la premura les lleva a cometer errores irreparables.

Me ha parecido un buena experiencia, una lectura recomendable, si el titulo no atrae, y la portada os echa para atrás, no lo desdeñéis porque es entretenido, tiene agilidad en el planteamiento y el nudo y se vuelve trepidante en el desenlace, de manera que no puedes soltar el lector, y las páginas van volando hasta que el final se dibuja ante tus ojos, un final sorprendente al menos para mí, no había barajado  ni en sueños esa posibilidad y había puesto en juego unas cuantas, hasta que la amiga pudiera estar compinchada en su desaparición.

Te apetece descubrir que hay detrás de este titulo? Si no eres remilgado/a adentrate en esta novela seguro que lo pasas bien, y ves reconocida a esta España que dibuja con tanto esmero el autor.

.-.-.-.-Otros participantes en esta lectura conjunta-.-.-.-

Talisman Dreams Talismán Dreams
Solo me queda dar las gracias al autor, por facilitarme el ejemplar en más de una ocasión.

17 comentarios:

Cartafol dijo...

Después de los problemas para leerlo al principio parece que te ha convencido, a mi tampoco me defraudó, saludos

Xula dijo...

Jou, como me arrepiento de no haberme apuntado. A ver si puedo leerlo para el mes que viene, porque con la cantidad de reseñas tan positivas, es imposible resistirse. Besos!

Tatty dijo...

como siempre, un cierre perfecto para esta lectura conjunta, te ha quedado una reseña fantástica y super completa, coincidimos en casi todas las impresiones. A pesar de los obstáculos con los que te has encontrado me alegro de que finalmente hayas podido disfrutar de la lectura
encantada de organizar esta aventura contigo, a ver cuándo repetimos :)
un beso!

LAKY dijo...

Yo diría que no te has dejado nada. Te vamos a poner siempre al cierre de las lecturas conjuntas porque a ver quién es el guapo que se atreve a reseñar después de hacerlo tú.
Me alegro que te haya gustado tanto la novela tras esos inicios tan escarpados.
Un besazo

Offuscatio dijo...

Coincido con Tatty en que has realizado el cierre perfecto para la lectura conjunta; aunque no comparta tus impresiones sobre la misma. ¡Enhorabuena por la fantástica y completa reseña!

Libros Que Voy Leyendo dijo...

Gran cierre el que has hecho de esta lectura conjunta. Muy buena reseña

Un beso

Pilar Muñoz dijo...

Con estas reseñas tan geniales que haces no me extraña que te quede poco tiempo para leer y actualizar el blog :)
He oído opiniones dispares de este libro, supongo que es de los que dependen mucho de los gustos particulares de cada lector. Pero con los detalles que habéis dado entre tod@s, me hago perfectamente a la idea de si me gustaría o no.
Un beso.

Kayena dijo...

No comprendo por qué te agobias con las reseñas, en particular por tener que ser tú quien remate las Lecturas Conjuntas, cuando lo haces de lujo. Eres el mejor broche que pueda encontrarse y deberías admitirlo.

Estoy totalmente de acuerdo contigo en cuanto a las impresiones que la novela te ha reportado. Efectivamente, ya decía Don Antonio que vivimos en un país de charanga y pandereta y es lo que hay y el autor hace bien en reflejarlo... no somos nórdicos, ni falta que nos hace.

Un beso.

Marina dijo...

Nos hemos entretenido la mayoría leyendo este libro y eso es lo que cuenta

Margari dijo...

Un cierre perfecto para esta lectura conjunta, a pesar de esos contratiempos iniciales en tu lectura. También disfruté mucho de este libro. Me hizo pasar un rato muy entretenido, así que su propósito lo cumple bien.
Besotes!!!!

Rebeca de Winter dijo...

Perdóname Carmina pero hay que ver lo que me he reído con lo de las conversiones alfanuméricas esas, jajaja. Menuda forma de empezar la lectura de un libro, y encima sin tiempo y organizada por ti misma; me río por la forma en que lo cuentas, que es muy graciosa, pero seguro que tú no le viste la gracia. Me alegro de que al final hayas podido disfrutar del libro y cumplir como organizadora. Ah, y si quieres saber lo que es un blog abandonado, ¡pásate por el mío!

Sergio G.Ros dijo...

Pues me sumo a lo que han dicho las demás: que es un excelente broche para esta lectura conjunta que para mí, como autor, ha sido una experiencia maravillosa. Quiero agradecerte a ti, Carmina, este perfecto cierre: parece increíble que después de tantas y tantas opiniones puedan existir otros puntos de vista que no se hayan tocado ya. Tú lo has conseguido y te lo agradezco de veras. Por supuesto también debo agradeceros a Laky y a ti vuestro apoyo y esta estupenda organización. Muchas gracias de corazón.
Y, claro está, mi más sincero agradecimiento a todas las participantes.
Y poco más, sólo deciros que ha sido un verdadero placer contar con vuestras opiniones, y vuestro aliento. Muchas gracias por apoyar a un autor independiente, a un aspirante a escritor.
Quedo a vuestra disposición.
¡Mil gracias!
Sergio G.Ros

Espe dijo...

Si algún día me da por leerlo creo que lo forraré o algo así, porque sólo con el repelús que me da la foto de la portada se me quitan las ganas, jaja.

mafaldas dijo...

Una es muy asquerosa para los olores y no creo que la disfrutará tanto como quienes la habéis leído, así que la dejo pasar pese a las buenas opiniones.
Musus.

Los duelistas (videoblog de libros) dijo...

Toda la suerte del mundo para el autor, pero el título me sigue chirriando

Sandra dijo...

Estupenda reseña. Después de tantos días leyendo sobre esta novela no me queda más remedio que apuntarla para futuras lecturas porque me he llevado muy buenas impresiones.

Un besote

Paloma dijo...

Veo que leer este libro ha resultado casi una aventura!Con tantos inconvenientes no era fácil mantener un buena predisposición hacia el libro y sin embargo ha superado el examen con muy buena nota.
Yo soy de las que me echaba para atrás el título y la portada, pero las reseñas leídas hasta ahora me animan a superar mi rechazo y creo que le daré la oportunidad de acabar de convencerme.
Y desde luego la reseña como siempre es estupenda y muy completa.
Besos
Besos