miércoles, 31 de octubre de 2012

Recien muertos. VVAA

Llevo ya unos días conviviendo con la decoración de Halloween y no es que me haya vuelto loca y haya cambiado la estética de mi casa, si no que ahora mismo estoy trabajando en Correos pero en reparto a pie, y a la gente le ha dado por decorar los portales con calabazas, murciélagos, gorros de bruja, y telarañas sintéticas que en ocasiones me han dificultado la tarea de echar las cartas en los buzones. Esta mañana en la zona de adosados he podido leer una misiva dirigida a sus moradores conminándolos a tener caramelos cuando pasen los espiritus esta noche a hacerles visita. La verdad es que me he sonreido al ver lo rápido que adoptamos como nuestras algunas costumbres anglosajonas.

Celebraciones a parte, he roto una de mis normas para participar en esta lectura conjunta, últimamente me he apuntado a tantas que han llegado a agobiarme de tal manera que la lectura dejó de ser un placer para convertirse en una obligación, eso mismo me ha vuelto a suceder. Esta vez se han entremezclado varios factores, el principal es que el género no me atrae nada, nunca había leído nada de zombies, pero si que había visto alguna que otra película.... pero que osada, a eso no se le puede decir ver porque mis manos iban a mis ojos de continuo... en fin que dada la mala experiencia vivida con el séptimo arte si es que las pelis de la tele se pueden considerar como tal, decidí no adentrarme en la literatura que desde hace un tiempo a esta parte prolifera.

Sin embargo hay personas a las que seguiría hasta el fin del mundo, y una de ellas es Kayena, y a pesar de estar ante un género que sabía que probablemente no me iba a gustar y a pesar de lo muy liada y apática que estoy en estos últimos tiempos decidí darle una oportunidad al libro y apoyar la iniciativa de esta bloggera que me pareció muy interesante. Jugaba a favor que fueran relatos, creo que si llega a ser una novela al uso no hubiera reunido suficiente valor para adentrarme en sus páginas.

Intentaré hacer una opinión imparcial, que les pueda servir a los amantes del género, porque siempre he creido que todos los libros tienen partes positivas que son destacables. Nos encontramos ante un libro autoeditado en el que varios autores publican sus relatos, por lo tanto nos encontramos con estilos variopintos, con unos más elaborados que otros, y como no soy ducha en estos temas no puedo decir si son amateurs o bien tienen ya una trayectoria, de la misma manera que no puedo constatar si tratan el tema con madurez o se han limitado a copiar lo que ya existía, eso sí los diálogos no todos los autores han sabido tratarlos con la misma madurez, a algunos les falta dar todavía el estirón.

Me ha soprendido la madurez de alguno de ellos y sobre todo el sentido del humor que destilan, no todos pero una buena parte. Me han sobrado páginas a algunos de ellos y sin embargo otros me han dejado con la boca abierta a pesar de su brevedad, o quizás fuera precisamente por ello. Quizás uno de los descubrimientos haya sido precisamente ese, el sentido del humor en un tema que no se presta a ello, a pesar de lo complicado que puede resultar hacer reir en literatura, me he visto sonriendo abiertamente ante algunas situaciones que se me han antojado cómicas, la fina ironía que destilan algunos textos me ha sorprendido porque han sabido encauzarla de manera que no resulte pedante. Y ya me había avisado Bolzano que posiblemente eso sería lo que más me atraería de la antología, y he de reconocer que no se ha equivocado nada.

El libro tiene un título contundente Récien muertos, y la portada deja muy a las claras que vamos a encontrar en su interior, pero he de confesar que no estaba preparada para lo que encontré en el relato El titiritero, el estómago lo tuve montado en una gran montaña rusa, las tripas me rugían y las arcadas fueron tremendas, sin embargo tengo que reconocer que el autor supo recrear el ambiente medieval de una forma más que digna, y que el final me pareció muy bueno. Nos encontramos ante uno de los relatos largos y al final me sobraron páginas y líneas.

Pero si hay un relato que me sorprendió por cuanto pone de manifiesto el egoismo humano ese fue El supervivente, hubo momentos en que hubiera estrangulado al personaje y al mismo tiempo me plantee que hubiera hecho yo en su mismo lugar, y la respuesta fue muy clara, luchar por mi vida, aunque eso hubiera significado sacrificar otras.

Uno de los relatos con los que más me he reido aún reconociendo que no es un tema para hacerlo es Zombis Anónimos. Me ha gustado ver como el autor ha sido capaz de meterse dentro de la mente de uno de esos podridos, por usar terminología que usan en el libro, y como se puede constatar que un hombre es un hombre en todos los estados posibles... quizás por ello me ha hecho sonreir y pasar un buen rato a pesar de la temática.

Pero quizás el que  más me ha sorprendido por su brevedad ha sido Dentro y fuera del armario, en un primer momento se me quedó cara de póquer, hube de leerlo dos veces para pillarle la gracia, ya se que estaba espesita y lenta de reflejos pero es que en los últimos tiempos demasiados factores confluyen para que mi tiempo lector se diluya, y al final tener un rato de relax es muy complicado de ahí que se pierdan matices.

Son doce las historias y cada una tiene su atractivo, uno que seguro que los amantes del género son capaces de disfrutar más que yo, me quedo con la experiencia vivida, ya que supongo  que será la única, no me arrepiento de haberme sumergido  en estas historias y me he quedado con lo mejor de cada una de ellas, la forma en que estan narradas, algún personaje, el humor que destilan...

Si eres amante del género posiblemente te haya tentado a leerlo, si no lo eres no pierdes nada por leer alguno, pero cuidadin si eres de estomago delicado, porque puede causarte alguna mala digestión.... más vale que huyas de los más gores...

Gracias a Kayena por el apoyo a autores noveles, una lectura conjunta es sin lugar a dudas un gran escaparate....

14 comentarios:

Kayena dijo...

Y llegó Carmina, la bloguera más llorona de la virtualidad y dijo todo aquello que yo fui incapaz de contar.

... Y luego se queja.

Un beso.

Jesús dijo...

Tengo estos relatos esperando su turno en el Kindle. Me acercaré a ellos con curiosidad, aunque con miedo, pues me apasionan las historias de zombis, pero en la gran pantalla. No he tenido hasta el momento de ver a estos personajes a través de la literatura. ¡Esperemos que sea una buena experiencia! ¡Un abrazo!

Rebeca de Winter dijo...

Uff, pues yo esta vez no pude seguir a Kayena hasta el fin del mundo, los zombis no es que no me atraigan, es que huyo de ellos como alma que lleva el diablo. Me gusta el terror pero de otro estilo, más clásico y sin tanta víscera. Tú has sido más valiente que yo, acercándote a un género que no te gusta y encima haciendo una reseña tan completa. Feliz jueves guapa.

David Gómez (Bolzano) dijo...

Pues creo que has hecho una buena reseña y sobre todo, una honesta reseña.
Como digo, creo que fue una mala elección para dar a conocer el mundo zombi a tantos blog y no sé si las consecuencias para muchos de ellos serán irremediables.
Sigue diciendo que no es un buen ejemplo de libro zombi al uso, y que es más para lectores con experiencia en el género.

Saludos

Espe dijo...

Si es que a Kayena es imposible negarle nada... :-)

Pepe dijo...

Estoy de acuerdo en lo de apoyar a autores noveles, pero el libro no me ha gustado demasiado. Algunos relatos concretos, pero la mayoría creo que no tienen un nivel aceptable. Y las faltas de ortografía...

Besos.

Margari dijo...

No me llama este libro, que los zombies es algo que me supera...
Besotes!!!

bonnie_blog dijo...

Awesome post, dear! And very cute blog!

I`m your follower now.
And I`ll be SOO happy, if you follow me too:-)

xxx

Tatiana

http://www.bonnie23blog.blogspot.com/

Shorby dijo...

Me encantan las advertencias de "cuidado para los estómagos sensibles". Las recomendaciones que las llevan suelen gustarme siempre xDD

Besotes

Eva MMM dijo...

Los españoles somos así de volubles, en cuanto viene una costumbre foránea la hacemos nuestra. Pues admiro tu valentía al atrévete rte. Con un libro de terror, personalmente creo que desde que era adolescente no h vuelto a leer nada el género.

Ángela dijo...

El mundo zombi, no me llama en absoluto por lo que no puedo comentarte nada mas, bueno si, que envidio vuestro valor.
Un beso

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Yo soy muy miedosa para las películas y los libros de terror, Halloween no es una celebración que me guste especialmente, nunca me he disfrazado en esa fecha, aunque la verdad es que el miércoles sí salí... Muchos besos.

Kristineta! dijo...

Tengo el estómago demasiado delicado, así que no creo que me lea ningún relato de estos... Besos!

María dijo...

Bueno coincido con algún comentario que te han hecho. No es un libro que me atraiga especialmente por la temática y porque Halloween no es una fiesta que yo celebre demasiado, es decir, nada.
Espero que disfrutéis de esta lectura conjunta.
¡Muchos besos!