lunes, 19 de noviembre de 2012

La libreria de las nuevas oportunidades. Anjali Banerjee



Sigo rescatando libros que he disfrutado este verano, y de los que me gustaría dejar constancia porque salvo uno que me dejó un poco fría todos los demás me atrajeron por una cosa o por otra. La librería de las nuevas oportunidades la gané en un sorteo en el Confesiones de una librofila. A pesar de que este año he participado en muy pocos este me atrajo porque había cuatro libros a elegir, y dos de ellos me apetecían muchísimo. Llegado el momento el elegido fue esta joyita de Lumen y no me he arrepentido en ningún momento de la decisión que estuvo muy difícil.

A pesar de que los libros que entran en mi estantería normalmente tardan en leerse este no tuvo que esperar mucho por varias razones. Una que instalada en la playa tenía poco donde elegir, dos porque su portada y su título me llamaba poderosamente la atención, y la tercera que mi madre que lo leyó antes que yo me dijo un escueto es bonito pero demasiada fantasía.

Esa frase de mi madre me asustó muchísimo porque la literatura fantástica no es lo mío y decidí salir de dudas para no postergar la lectura hasta el infinito.

Os adelanto que el libro hizo mis delicias durante unos cuantos días, en los que deseaba montarme en el tren para poder sumergirme entre sus páginas. No es una joya literaria pero se leer bien, y es una buena lectura de transición.

La autora

Anjali Banerjee nació en la India pero se crió en  Canadá. Más tarde se trasladó a vivir a California y se licenció en la Universidad de Berkley. Su pasión por la escritura viene de lejos, pues su abuela era una conocida novelista, así que a los siete años Anjali ya escribió su primer cuento. Desde entonces ha publicado cinco novelas para niños y tres obras para el público adulto. La librería de las nuevas oportunidades se ha traducido a distintos idiomas y es un éxito de crítica y público en muchos países de Europa.

La autora vive en la costa Oeste del Pacífico con su marido y sigue escribiendo rodeada de muchos libros y cuatro gatos.

La editorial

La editorial Lumen a mi forma de ver se caracteriza por los títulos por los que apuesta y también por la elegancia de sus ediciones, tanto en tapa blanda como en tapa dura. La librería de las nuevas oportunidades está editada en tapa blanda con solapas. 

Otra cosa que me gusta de esta editorial es la limpieza de los textos, abrir un libro suyo es una delicia, encontramos una letra adecuada ni grande ni pequeña, y unos márgenes generosos que dan sensación de amplitud y facilita la lectura.

Y por último y no por ello menos importante, me gusta su oferta, cada editorial tiene su método a la hora de incorporar libros a su catálogo, la editorial Lumen no siempre apuesta por best sellers pero todo lo que he leído ha sido de mi agrado, no se basa solo en criterios comerciales.

Creo que los tiempos en que nos encontramos no se puede pedir mucho más. La cultura se está convirtiendo en un lujo y las editoriales están obligadas a dar mucho más si quieren que se consuma. He encontrado un texto cuidado, libre de faltas y editado de una forma limpia y ordenada a la vista.

Argumento

Jasmine es una ejecutiva de éxito, que espera un ascenso que la llevará a la cima de la profesión, sin embargo no es feliz. Todavía está recuperándose de su divorcio y del desengaño que se llevó con el que ella creía el gran amor de su vida. Ni siquiera puede quedarse con el piso que con tanto cariño decoraron y tiene que buscar otra casa. Su vida es gris y la tristeza la invade. Sin duda necesita un cambio de aires.

Este se produce cuando su tía Ruma le pide que regente su librería durante su ausencia. Pero esta se encuentra en Shelter Island donde la familia originaria de la India se asentó. Huyendo de la situación personal en la que se encuentra acepta, y se encuentra sumida en una sociedad cerrada, en la que no hay cobertura ni de teléfono móvil ni de internet y en la que tendrá que administrar una librería que ha conocido mejores días.
Jasmine tiene grandes proyectos para la librería que parece anclada en el pasado, sucia y desordenada pero pronto se dará cuenta que no puede imponer su criterio. Que la librería tiene vida y que los autores clásicos le hablan y le ayudan a aconsejar a los clientes que libro es el más adecuado para ellos.

Entre libros curara las heridas del alma, recobrara el gusto por la lectura, y descubrirá que todavía puede rehacer sus vida, que cuando se cierra una puerta hay que abrir las ventanas.

Este es mi argumento, sin embargo no me resisto a poneros el de la contraportada del libro, por original y bonito, y si no juzgad por vosotros mismos.

Érase una vez una vieja librería en la pequeña y lluviosa isla de Shelter… A ese lugar tan especial, donde los libros parecen tener vida propia, llega un día Jasmine, dispuesta a hacerse cargo del negocio mientras la propietaria, su tía Ruma, viaja a la India para curar su corazón cansado.

Sola en medio del polvo y el desorden, la joven intenta dar un toque de modernidad al local colocando títulos nuevos y llamativos en el escaparate, pero muy pronto los clásicos de siempre imponen su presencia, y los autores vivos y muertos revolotean por las estanterías, dejando oír su voz.

Así Jasmine vuelve a descubrir a Shakespeare y a Edgar Allan Poe, y no solo eso: la chica aprende a escuchar a sus clientes, a comprender lo que de verdad buscan en una novela o en un manual de cocina, y acabará encontrando al hombre con quién compartir todos los libros de su vida.

La librería de las nuevas oportunidades es a la vez una fábula romántica y un homenaje a la buena literatura, porque a menudo es ahí, en las páginas amarillentas de un libro olvidado, donde están las palabras que pueden cambiar nuestra vida.

Mi opinión

Confieso que cuando me madre me dijo que era bonita pero que la encontraba muy fantástica, casi me da algo. Porque si hay algún género que intento no tocar porque todos los acercamientos han resultado infructuosos ese es el fantástico en sus distintos subgéneros. Tenía que salir de dudas, siempre me ha gustado la editorial y su forma de trabajar y no quería rechazar un libro sólo por que tuviera una parte de fantasía.

Me aventuré en sus páginas con mucho miedo que poco a poco se fue disipando, quizás porque lo que encontré en un primer lugar fueron sentimientos derramándose en cascada, el dolor de una mujer ante la traición de su marido, el abandono es muy difícil de digerir sobre todo si ni siquiera ha sido capaz de intuirlo. Acompañamos a Jasmine en ese momento de duelo y autocompadecimiento, cuando piensa que jamás volverá a amar ni ser amada. Y asistimos a su transformación en contacto con la librería y los libros y todo ello nos irá llenando de optimismo y de luz, de forma que la fantasía del libro nos pasará por momentos desapercibida.

No puedo decir que no haya elementos fantásticos, los hay claro está, pero introducidos con tal habilidad que la magia que destila esta novela no resulta forzada y queda completamente ligada con el texto, envuelve al lector y le hace disfrutar de la lectura.

El amor a los libros y a la literatura está presente en todo el texto, al tiempo que pone de manifiesto que la lectura es una arma para sanar el alma, nos permite viajar, y volar lejos de los problemas, enfocarlos desde otro punto de vista, quitarles a veces hierro. Jasmine redescubre el placer por los libros que se había adormecido, nuestros deberes y obligaciones diarias a veces nos agobian tanto que olvidamos que leer es un placer y una evasión.

Pero si algo me ha gustado de esta novela son sus personajes, unos dibujados con toda precisión y otros un tanto desdibujados, pero cuyas formas se aprecian perfectamente. Pero si hay uno que me ha enamorado es la tía Ruma. Abro subapartado para este tema porque creo que merece la pena.

Personajes

La principal protagonista es Jasmine, en torno a ella gira la novela, sin embargo la tía Ruma a pesar de su poderse considerar un secundario tiene tanta fuerza que es muy atractivo y sobre todo está presente en toda la novela.

Ruma, es la anciana tía de Jasmine, una mujer muy peculiar y mantiene sus raíces de la India en su forma de vestir y también  en las tradiciones, sin embargo lo hace de una forma muy suya mezclando colores imposibles y diseños un tanto estrafalarios. Sin embargo esta mujer es muy querida y respetada en la isla y la labor que hace es encomiable. Su negocio no será rentable pero tiene una labor social. En su librería lo mismo se puede tomar un café que entretener con cuentos a los niños. La tía Ruma tiene un carácter especial, despide un halo que atrae a la gente. Tiene un don y es que oye a los autores de los libros, ellos le aconsejan  cual es el adecuado para cada cliente. Nos encontramos que la tía Ruma viaja a la India a curar su corazón y a la vuelta sorprende a propios y a extraños.

Jasmine, nuestra protagonista destila mucha fuerza, es una mujer contemporánea, moderna, tiene un trabajo de ejecutiva que la llena, y una vida sentimental rota y caótica, se instala en el gris de la vida incapaz de levantar cabeza, ni de ver los colores que la rodean. Viajar a la isla y estar poco menos que aislada de su pasado al no haber conexión a internet ni cobertura de móvil le va curando el alma, a la vez que redescubre su amor por los libros y un don que había olvidado. Asistimos con ella a todo un resurgir de forma lenta, porque si algo no encontramos en esta novela es acción. Jasmine a pesar de sus raíces indias es una mujer moderna que no se deja arrastrar por las tradiciones todo lo contrario que su hermana.


Gita , la hermana de Jasmine encarna el espejo de la buena mujer, hija y esposa hindú, todavía no se ha casado sin embargo prepara su boda de acuerdo a las tradiciones, es el contrapunto de Jasmine, tan perfecta, ordenada, todo lo que se espera de una mujer en la India lo encarna Gita. A través de ella nos adentraremos en el mundo de los saris y comidas típicas de este país, también conoceremos costumbres domésticas, y como es una boda en el país del Taj Majal.

Sanchita, es otra mujer de la familia, y también es el contrapunto de Gita, aparentemente lo tiene todo, es pediatra, tiene dos hijos y un marido indio que la adora, sin embargo se ahoga en esa cárcel dorada, es uno de los personajes difuminados de la novela poco sabremos sobre ella, salvo que teniéndolo todo un día desaparece para no volver.

Tony, es el ayudante de Ruma en la librería un muchacho que ha entendido bien la esencia del lugar y que ayuda a Jasmine a entenderla, digamos que es el elemento que falta en todo novela, el amigo gay apoyo en momentos difíciles. Cumple muy bien su cometido, le sirve de muleta a Jasmine y al mismo tiempo protagoniza algunas historias cómplices y tiernas.

La librería en sí con todos los inquilinos es un personaje, quizás el más importante en torno al cual gira toda la historia, es un viejo caserón victoriano, polvoriento, oscuro y desordenado y de ello se encargan sus moradores que viven a sus anchas. Los cambios que intenta introducir Jasmine no son bienvenidos y ellos se encargan de frustrar cualquier intento de cambio, al final nuestra protagonista se rinde ante la evidencia.

Por supuesto que estos no son los únicos personajes de la novela, hay muchos más, pero quizás si son los que me van a permitir enlazar con el otro tema que me gustaría tocar.

El trasfondo

Aunque es una novela que destila mucho amor por la literatura, los autores clásicos y no tan clásicos, por los libros y por el oficio de librero, en el trasfondo nos encontramos también una crítica social. La sociedad hindú es muy cerrada en sus tradiciones, Jasmine decide no acatarlas en su totalidad y ni es buena cocinera ni elige un marido hindú y por ello su madre piensa que todo el dolor que está viviendo es una especie de castigo. A Gita todo le va bien, hasta la tienda que ha decidido montar de ropa usada, es una bendición por plegarse a las tradiciones.

Creo que el personaje de Jasmine es el alter ego de la autora, de Anjali, que por más que respeta las tradiciones no cree que sea necesario cumplirlas a pie juntillas, por eso introduce el personaje de Sanchita, una mujer que se ha plegado siempre a los deseos de su familia, es pediatra porque así lo han decidido sus padres, ha escogido marido hindú, porque eso es lo que se esperaba de ella, ha tenido dos mocosos porque las tradiciones son sagradas y sin embargo no es feliz, se siente cautiva, un pajarillo en su jaula… 

El personaje de Sanchita le permite a Anjali exponer que las tradiciones están muy bien pero que no es preciso acatarlas en su totalidad si así no se es feliz, de hecho ella respeta a su hermana y esa boda tradicional que ella desea, incluso usa un sari por complacerla, pero cuando su vida empieza a tomar otro rumbo vuelve a escoger la modernidad.

Otro personaje que rompe es la tía Ruma, cumplió con lo que se esperaba de ella, fue feliz con el marido que le tocó en suerte y que no era el que ella quería, muchos años después decidió que debía curar su corazón y por ello parte hacía la India… pero tendrás que aventurarte en sus páginas si deseas averiguar si lo consigue o no.

Estilo

Nos encontramos una historia narrada en primera persona por Jasmine que nos hace partícipe de sus emociones y sus estados anímicos, no es una novela de acción como ya he dicho, si no de sentimientos, una historia de amor a los libros y a la literatura, porque ellos están muy presentes. Es una historia sencilla, fácil de leer, fresca, con muchos diálogos que le dan agilidad, y una delicia para todos aquellos que amamos los libros porque sus páginas destilan autores, títulos y un caserón con mucho encanto.

La magia ese elemento que está presente en sus páginas esta tan bien introducida que por momentos pasa desapercibida, llegando a ser una delicia. No nos encontramos ante una obra cumbre de la literatura, si no ante ese libro que a todos nos viene bien tener en la estantería, un libro optimista, fácil de leer que llena las tardes de asueto con luz.

Conclusión

A pesar de todas las reticencias con las que me acerqué a él, el libro me gustó, lo disfruté y os recomiendo la lectura. Hay momentos en que necesitamos libros más densos y otros en que es impensable adentrarnos en las páginas de un libro gourmet, en esos momentos en que una lectura sencilla es fundamental podemos tirar mano de esta novela, que no es muy larga, está bien editada, se lee con facilidad debido a su cuerpo y sus márgenes y que nos recuerda en cada página el placer de una libro, incluso en el encabezamiento de cada capítulo donde encontramos un montoncito apilado.

Te animas a dejarte seducir por el viejo caserón de tía Ruma? te apetece un viaje a los sentimientos y tradiciones hindúes?, si la respuesta es sí, sin duda este es tu libro.


22 comentarios:

Artisa dijo...

lo lei este verano y esta entretenido.... me gusto...

un saludo

Rusta dijo...

Estoy de acuerdo contigo, es una bonita lectura que se lee con mucha facilidad y proporciona un buen rato entre lecturas más densas. También coincido con tu opinión de la editorial: creo que cuidan mucho sus ediciones y su catálogo. Por cierto, a mi madre le pasó lo mismo que a la tuya, no le disgustó pero le sobró la parte fantástica (será que a partir de ciertas edades cuesta más tolerar estos temas...).

Besos.

Espe dijo...

Vale definitivamente lo quiero *O*
Un beso

Ángela dijo...

Ya había visto alguna otra reseña de este libro y lo tenía presente en mi lista para los Reyes Magos, y aunque aún tengo que pulirla después de leer tu reseña este titulo no faltará.
Tu reseña me ha hecho enamorarme del libro y, hay una frase que dices "que leer es un placer y una evasión" y esa es mi posición, no me interesa leer todo lo que se escribe sino lo que en cada momento me pide el cuerpo.
Un beso

Margari dijo...

Ya le tenía ganas a este libro, así que ahora va subiendo puestos en la lista de pendientes.
Besotes!!!

Tatty dijo...

Es un libro que al principio no me llamaba nada pero después de leer varias reseñas ya lo tengo anotado en la lista de lectura
besos

Laura Fernández dijo...

Me encanta conocer nuevas culturas, y la hindú, para mí, es una gran desconocida.
Bicos.

Lesincele dijo...

LO tengo apuntado desde que leí sus primeras reseñas...yo creo que me va a gustar, y mucho.
Un beso!

·M· dijo...

La tía Ruma es tremenda... Es la clásica mujer que todos querríamos tener en nuestras vidas ¿verdad? A mi el libro me encantó, lo leí en el Kindle y cuando lo gané en el blog de Emma fui la más feliz del mundo :)

Muuuuuy currada la reseña!!

Un beso!

Espe dijo...

A este hay que darle una oportunidad sí o sí. :-)

L dijo...

Me alegro de que te haya gustado, lo leí hace no demasiado y coincido contigo, es un libro que te hace pasar buenos momentos. Además la edición está bien trabajada. Sin embargo, hubo algún momento en que opiné como tu madre :-)
¡Un saludo!

LAKY dijo...

A mi también me gustó mucho. Tienes toda la razón: esos elementos de fantasía están tan bien introducidos en la trama que parecen hasta reales. No es fantasía sino, más bien, un aura mágica que rodea la novela. En todo caso, una lectura deliciosa.
Besos

Shorby dijo...

Tengo muchas ganas de leerlo!!
Ya solo el título me tiene ganada =)

Besotes

Pedro dijo...

Es uno de esos libros a los que hace tiempo que le tengo echado el ojo (el título influye) y que solo le queda un empujoncito para que me termine de animar a leerlo

Cartafol dijo...

Yo lo tengo pendiente de lectura...y con muchas ganas de leerlo...

Blanca dijo...

Ya estaba en mi lista de pendientes, pero ahora le añadiré la nota: recuperar el placer por la lectura y crítica social.
Un abrazo

Carla dijo...

Me alegro que te haya gustado. Yo a ver si lo le doy una oportunidad pronto, ya que me apetece este tipo de lectura más ligerita.

Un beso!!

Carmen dijo...

No estaba entre mis pendientes pero quién sabe, una lectura facilita, ágil y entretenida siempre se agradece.
Besos,

Inés dijo...

A mí también me gustó mucho, también lo leí este verano.

Es fantástico pero es taaan dulce y divertido!!

Al leer tu reseña, recuerdo cuánto me gustó.

Un besazo, te sigo!

Kristineta! dijo...

Quiero conocer a la tía Ruma!!! Recuerdo que lo ví en unas grandes superficies y me llamó mucho la atención por el título. No lo compré porque en ese momento no me iba bien, pero vamos, que ahora que se acercan las navidades creo que será autoregalito jajajaja Besos!

David Gómez (Bolzano) dijo...

Para mí también fue una agradable sorprsa y una forma de descansar de algunos géneros que sigo con devoción.
Gran reseña.
Saludos

Dolores dijo...

Yo tampoco soy muy partidaria de la literatura fantástica, pero he de decir que probé con "El nombre del viento" y no me arrepiento de ello.De hecho me ha hecho abrirme a este tema.
Me ha encantado tu reseña, así que lo apunto.
Un beso.