lunes, 10 de diciembre de 2012

Las 30 mejores recetas. Nutella

Poco os descubriré a estas alturas si me confieso una enamorada de los libros, porque hay cosas que por obvias saltan a la vista. Sin embargo seguro que más de uno desconoce mi pasión por la cocina, aunque en más de una reseña he hecho referencia a ella. Me gusta perderme entre fogones, entre ingredientes sencillos y al alcance de cualquiera, no en balde vivo en un pueblo y no siempre se encuentra de todo. Me gusta tunear la receta, jajaja un término quizás poco apropiado en el caso de la cocina, pero como todo el mundo tunea todo, pues ale yo también que no se diga que una no es moderna.

Casi siempre la receta la adapto a mis gustos intentando no desvirtuar para nada la esencia de la misma, pero tengo alergias alimentarias y las adaptaciones unas veces obedecen a ello y otras simplemente son una huida de ingredientes que o bien no me gustan o no son fáciles de encontrar. Así que pocos libros de cocina entran en mi casa porque en la red hay miles de recetas que yo acabo combinando entre sí para crear un plato único e irrepetible cada vez que me pongo a cocinar. Algunos por el éxito obtenido lo sigo preparando y otros caen en el olvido.

Pero todavía tengo que confesar otra de mis pasiones.... el chocolate, en cualquiera de sus versiones y combinado de cualquier forma, excepto con nata, pero ahí no entran los gustos, si no las prohibiciones marcadas por la alergia. No concibo pasar un día sin tomar un poquito de este placer, ya sea puro, con leche o combinado, pero una con la edad ya va teniendo más complicado perder esos quilitos de más y tiene que cuidarse un poquito, así que no como todo el que desearía.

Desde pequeña la crema de cacao ha estado presente en mi casa, aunque mi madre no era una entusiasta de ella, pero de vez en cuando nos premiaba. Y ahora soy yo la que la suelo tener en casa, como pequeños premios que saben a locura. Nutella es una de las que más suelo comprar y tarro bien grande y es que su sabor me parece inconfundible. Por eso cuando vi entre las novedades de Martinez Roca este recetario supe que tenía que ser mío.

El libro....

Cuando llegó a casa lo que más me llamó la atención fue su formato. Su tamaño es el ideal para ocupar poco espacio en la cocina, el de un libro de bolsillo, solo que un poco más ancho. Pero además es muy decorativo porque tiene la forma de un bote de Nutella con su tapadora y sus bordes inferiores redondeados. Todo en él recuerda al envase de esta crema de cacao, salvo el nombre de la editorial.

Las tapas son acolchadas y predominan el blanco y el color chocolate, este último es el que también encontramos en las guardas, para no perder de vista que es lo que tenemos entre manos. Las paginas interiores están sobre fondo blanco brillante y una patina plastificada para no estropear el libro en el caso que cocinemos con el cerca.

El índice distribuye las recetas en cuatro apartados que contienen entre siete y ocho recetas cada uno.

Pequeños placeres  con Nutella, bajo este epigrafe se esconden recetas tan sencillas como la tosta de pan untada con Nutella, pero se permite darnos una serie de consejos de decoración si las vamos a servir en una merienda, en un cumpleaños, o simplemente para sorprender a grandes y pequeños. Porque no solo los niños la toman. Podemos encontrar también las típicas palomerías de hojaldre, los minicruasanes rellenos de Nutella y otras más elaboradas como las tartaletas de Nutella y plátano.

Nutella cremosa, este epigrafe nos dará multitud de ideas para postres, seguro que nuestros invitados se chuparan los cinco, a falta de más dedos si no se los piden prestados al vecino. Hay recetas de toda la vida como pueden ser las natillas o el mousse pero con el toque Nutella, y otras muy originales a mi la que más me ha llamado la atención son los merenguitos con corazón de Nutella, deben estar más que ricos y no parecen muy difícil de hacer.

Nutella para compartir, si realmente lo nuestro son las tartas y los pasteles, el libro también nos proporciona ideas que harán relamerse de gusto a nuestros invitados, o simplemente a la familia entera, la única condición es que sean amantes del chocolate,  porque si no difícil lo veo. Creo que estas navidades me voy a descolgar con una Tarta de queso con Nutella y galletas de mantequilla e intentaré triunfar como la coca-cola. Y puede que también intente sorprender a los más pequeños con unos chupachús de Nutella con corazón de caramelo cremoso, se me hace la boca agua de solo pensarlo.

Increíble Nutella, bajo este epigrafe se esconden unos bocaditos deliciosos, unos de mayor dificultad que otros, unos muy sencillitos y rápidos de hacer y que siempre quedan bien en cualquier mesa con el café son las rosas del desierto de Nutella, o las trufas de Nutella, y porque no unas tejas, o unos cigarros. Si somos más atrevidas podremos lanzarnos a elaborar los temidos Macarons y si después de tanto atracón tenemos remordimientos de conciencia y no queremos renunciar al chocolate podremos recurrir a las tortas de arroz inflado con Nutella y chocolate blanco.

Mis impresiones

El libro me ha sorprendido muy gratamente y creo que se le puede sacar mucho partido en casa, porque si los peques son aficionados a la repostería se pueden pasar unos ratos muy agradables en la cocina, y seguro que su dedito mojará en más de una ocasión en el tarro, ya le he pasado un par de recetas a mi hermana que suele meterse en la cocina con los gemelos para jugar mientras elaboran el postre, la merienda o el desayuno.

Hay recetas para todos los gustos, de poca dificultad algunas y otras para aquellas personas que ya tienen una experiencia en esto de trastear con las masas. Pero en general creo que es un recetario que hará las delicias de pequeños y grandes, por cuanto se pueden coger ideas originales y también preparar los complementos del desayuno y la merienda.

No hace falta ser una experta para quedar bien en una comida familiar o con amigos  o bien cuando eres la anfitriona en el café de las cuatro, tan solo te hace falta este recetario, un bote de Nutella y ganas de pasarlo bien en la cocina. Lo peor viene después cuando comienzas a limpiar el montón de cacharros que hemos ensuciado mientras duraba la fiesta.

Y lo mejor de todo junto a su formato, su precio, no llega a nueve euros lo que lo convierte en un buen regalo de amigo invisible, que con las fiestas navideñas a puertas seguro que  proliferan, si conoces algún amante del chocolate que le guste experimentar en la cocina, sin duda este será un regalo que hará sus delicias.

No me resisto a dejaros una receta para que podáis comprobar por vosotros mismos la sencillez de algunas de las propuestas de este libro.

Merengues con corazón de Nutella

Esta receta combina dos ingredientes que una vez manipulados son mi perdición, así que os dejo la receta, para abrir un poco el apetito y animaros a acercaros a este recetario.
Para unos doce merengues. Preparación 20 minutos. Cocción de 50 min a una hora
Ingredientes
  • cuatro claras de huevo
  • 200 gramos de azúcar en polvo
  • 12 cucharaditas de Nutella     
1. Precalentar el horno a 110º . Para obtener merengues regulares, dibujar óvalos de 10cm por 7cm en una hoja de papel de horno. Dar la vuelta a la hoja y colocarla en una bandeja de repostería.

2. En una ensaladera montar las claras a punto de nieve. Cuando empiecen a estar firmes, añadir poco a poco de azúcar en polvo. Seguir batiendo hasta que el azúcar este bien disuelto y el merengue forme picos al levantar las varillas. Si no consigue que se formen esos picos se puede poner la ensaladera al baño maría en una cacerola de agua caliente y seguir batiendo unos minutos.

3. Llenar de merengue una manga pastelera provista de boquilla de 10mm. Poner un poco de merengue en el centro de cada ovalo. Añadir encima una cucharadita de Nutella. Cubrir el conjunto con merengue.

4. Hornear durante 20 minutos. Bajar entonces la temperatura a 70º y continuar la cocción  de 30 a 40 minutos.

5. Sacar los merengues del horno y dejar secar toda la noche antes de degustarlos.

Buenos ehhhhhhhhhh y más sencillos imposible!!  
 
Conclusión

Desde que tengo el libro le he dado mil vueltas, he regalado recetas a mis hermanas y solo una fuerte alergia me ha impedido meterme entre fogones a preparar algunas de estas delicias. Se me han antojado todas y aunque alguna lleva algún ingrediente que no puedo tomar, ya le he buscado sustituto y haré todas las pruebas necesarias para bordar la receta y que apenas se note el cambio.

Te recomiendo el libro aunque no seas una experta en la cocina, porque con una masa de hojaldre congelada y un bote de nutella puedes triunfar en una reunión de amigos, con recetas muy sencillas. Si ya eres toda una experta, quizás los coulants o los macarons te ofrezcan un aliciente extra. Y si quieres ver sonreir a los niños de la casa los chupachus caseros de Nutella seguro que les sacan una sonrisa 


11 comentarios:

Kayena dijo...

A mi también me gusta la cocina y suelo comprar muchos libros al respecto (mi blog también puede atestiguarlo). Por cierto, te debo una receta, no me lo vayas a echar en cara a la mínima...

Y bueno, de este libro sólo puedo decirte que en mi casa triunfaría, pues mis hijos son golosos de antología y seguro que le sacaban partido. Yo no tanto, pero por otras cuestiones más prosaicas.

Un beso.

mafaldas dijo...

Nada más ver la portada me ha recordado a los botes de 5 kg. que compraba en la tienda que había debajo de mi casa cuando vivía en Italia.
Este libro sería mi perdición, me pirra la Nutella y me la como hasta a cucharadas así que si me hago con el libro seguro que estoy todo el día metiendo el dedo en el bote mientras pienso en qué receta preparo.
Musus.

Margari dijo...

Uys, qué peligro... Con lo que gusta el chocolate en casa...
Besotes!!!

Inés dijo...

A mí que no me gusta nada el chocolate... pero sé de uno que está casado conmigo que disfrutaría míl!!!

Un besazo

LAKY dijo...

Yo también tuneo casi todas las recetas, jajaj. O bien porque se me ha olvidado comprar algún ingrediente, o porque no me gusta algo, siempre pongo algo de mi cosecha.
Y el chocolate me encanta así que hace tiempo que me fijé en este libro.
Besos

Aldana dijo...

Muy bueno! Es un gusto encontrar lugares donde se comparte tan buena cocina! Les recomiendo una comunidad que tiene muy buena info, entre otras cosas, sobre recetas: https://www.facebook.com/Productos.Ledesma . Saludos!

Marisa G. dijo...

Este libro lo vi por algún otro blog y me pareció muy simpático. En casa no cocino yo (no tengo paciencia y me lo como todo crudo!! jeje) pero estoy segura que mi cocinero le gustaría mucho. Un beso

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Mmmm qué hambre me ha entrado! Me encanta la literatura pero al igual que a ti, también me apasiona cocinar, a mi chico y a mí nos relaja mucho, y encima soy adicta al chocolate, vamos, que este libro es perfecto para mí, jeje. Muchos besos.

Carla dijo...

Lo he visto en la librería y se me cae la baba, que peligro tendría yo con este libro. Me encanta la Nutella.

Un beso!!

Carol dijo...

MAdre mía! A este libro mejor que ni me acerque tengo auténtica adicción al chocolate y acabaría como un auténtico ballenato ja ja ja Me pasa como a Mafaldas que me la como a cucharadas, así que mejor tenerlo lejos :D Un besazo

Carmen dijo...

Como le decía a Concha cuando colgó su reseña de este libro, yo para la Nutela no necesito recetas, me basta con una gran cuchara... jeje.
Besines,