domingo, 6 de enero de 2013

Muerte sin resurrección. Roberto Martínez Guzmán

No tengo remedio lo reconozco, por el tiempo del que dispongo y lo mucho que me agobio me había propuesto no participar en lecturas conjuntas. Y después del verano me he mantenido bastante firme en ese propósito, y sólo lo he roto dos veces. Esta última vez gracias a una entusiasta reseña, no pude evitar desear un libro, y el autor me lo ofreció muy amablemente primero en formato digital y más tarde con motivo de su publicación en papel convocó una lectura conjunta y me lo envió en papel.

Aunque lo cogí con tiempo, y ya hace unos días que lo he terminado pero tampoco demasiados, no he encontrado el momento de plasmar mis impresiones y así que lo estoy haciendo in extremis porque hoy es el último día para publicar. Antes de adelantaros mis impresiones me gustaría llamar a la reflexión a los blogueros, me estoy dando cuenta de que somos muy condescendientes con las novelas autoeditadas. Algunos de nosotros no ha tenido ningún reparo en confesarlo públicamente. Pero soy de la opinión de que eso no ayuda ni a la novela, ni al autor que debe estar en continua evolución, ni siquiera es positivo para el bloguero que a mis ojos pierde credibilidad...

Me gusta que cuando leo una critica, en ella se me digan las cosas por su nombre que me marquen los puntos flacos y los fuertes, que se haga una critica constructiva que nos sirva de ayuda a todos. Pero si me encuentro con una reseña que me canta las excelencias de una novela, me la pone por las nubes y me sube mucho las expectativas... resultado? Una decepción como una casa y mi cara de póker al no entender a  esa persona de la que me fiaba con los ojos cerrados.

Antes de que me crucifiquéis, porque somos capaces de  hacer una opinión dura de un autor consagrado y no de un autor novel y parece que instalarnos en el buenismo es una opción más que aceptable, os voy a decir que admiro a las personas que son capaces de ir en pos de un sueño, que se esfuerzan día a día, y que son capaces de pergeñar una trama, unos personajes, y una historia bien hilada. Pero todavía admiro más a aquellos que son capaces de aprender de lo que les comentan sus lectores, por eso me parece tan importante que seamos capaces de hacer un análisis realista de una novela.

Dicho esto me gustaría especificar que la novela me ha gustado, que no me ha parecido una obra maestra, pero que hay madera, yo diría que mucha madera, y que seguramente puliendo algunos defectillos se convierta en un autor a tener muy en cuenta, pero para ello nos necesita a nosotros sus lectores.

Me gusta hablaros del autor en mis reseñas, pero la verdad es que voy muy pillada de tiempo y me es difícil encontrar información sobre él, tampoco se nos facilita ninguna en el libro, quizás para próximas ediciones o bien para otros libros que publique debería tenerlo en cuenta. Solo se que esta no es la primera novela que publica, aunque yo no he leído Cartas desde el maltrato que fue muy reseñada en su día.

Argumento

Emma es una mujer corriente que pasa por la Iglesia un Domingo de Ramos, casi sería normal si sus intenciones no fueran precisamente las que un buen cristiano tiene cuando se acerca a un confesionario. Ante los ojos del párroco y amparándose en el secreto de confesión, le desgrana el plan que tiene para los próximos siete días. Y le emplaza para el próximo domingo en un lugar que desconocemos.

Llega a casa prepara su maleta e inicia un viaje que su madre preve sin retorno y que tendrá consecuencias que no esperaremos. Emma comienza a aplicar su plan, matar una persona por día, y su firma es una pelota de golf. Y a partir de la primera muerte asistiremos impertérritos al porque de ese macabro plan que ha fraguado durante años.

Mis impresiones

Nos encontramos ante una novela negra en la que lo importante no es encontrar al asesino, ya que este se nos desvela desde el principio, sino saber el porqué se molesta tanto en ejecutar un plan que tiene muchos riesgos. Para ello el autor se vale de dos protagonistas, de dos mujeres fuertes, y a la vez antagónicas, por cuanto una es la asesina y la otra la detective que intenta detenerla.

Y puede ser que Emma y Eva Santiago sean los puntos fuertes de esta novela, dos personajes muy bien dibujados, humanos y cercanos, con luces y sombras, pero con los que podemos empatizar.

Emma es una mujer corriente, menuda, atractiva a su manera, que sabe usar sus armas de mujer cuando le interesa y pasar inadvertida cuando la situación lo requiere. Ha pasado tantos años preparando la venganza que tiene todos los pasos medidos. Es meticulosa en extremo, y tiene un gran poder de convicción.

Eva: es la inspectora de policía a la que se le asigna el caso, inicia una carrera contrareloj para detenerla, pero las muertes no siguen una pauta a la que ella pueda cogerse, y tampoco parece haber relación entre las víctimas y parece que la asesina tiene acceso a ellas de una forma fácil. La impotencia se ceba en ella en muchas ocasiones, sin embargo es perseverante y no duda en exigir a su lado a Antón con el que trabaja muy compenetrada.

Pero además están las víctimas, de ellas conoceremos algunas pinceladas de su vida actual, de su físico, de sus anhelos y deseos, con unas empatizaremos más que con otras, pero nos haremos una composición de lugar de como es su día a día, aunque no que las relaciona con la asesina hasta bien adentrada la obra, y eso es un punto a favor porque te mantiene pegada a las páginas del libro, y una vez se desvela el secreto continuas deseando saber si con esa información la inspectora será capaz de detener a Emma o al menos de evitar las muertes del resto de los individuos.

Hay algo que no se puede negar y es que la novela no pierde en ningún momento la tensión, sin embargo no la puedo considerar redonda y tengo mucha novela negra leída, y es que para mi hay flecos, hay cosas que no se explican y que me ha dejado con muchas preguntas y ninguna respuesta. También el asesinato que más juego podría haber dado es el que más fría me ha dejado, y me refiero al de la víctima número seis. Me ha parecido muy poco desarrollado, la verdad es que gran parte de culpa parece tenerla lo que ya se ha descubierto en la investigación del quinto asesinato, pero aún así me ha dejado un regusto agridulce, que me impide que considere a esta novela redonda.

Sin embargo chapó para el desarrollo final de la trama y la séptima víctima con la policía pisándole ya los talones y todas las respuestas a las miles de preguntas. ¿Logrará Emma cumplir su venganza? ¿o por el contrario la inspectora Santiago truncará sus planes? La respuesta en el libro...

Me ha gustado mucho el interior del libro, no tanto las tapas que parecen un poco flojas porque enseguida se doblan, pero eso no es un mal mayor, y donde no se debe escatimar que es en las páginas interiores no se ha hecho, encontramos una letra más bien grande y unos entrelineados y sangrados aceptables, la lectura es cómoda en todo momento y eso es loable, se nota que el autor además es lector.

Y también me ha sorprendido y gustado  que el prólogo lo haya escrito una bloguera, Natalia  del blog Arte literario, que sigo desde hace tiempo aunque no siempre comente. Por lo que nos encontramos con una reseña de su estilo que nos invita a leer el libro, y eso para mí es importante, porque contamos con la opinión de una persona que se mueve en los mismos ambientes que nosotros, aunque la red es muy amplia.

Una vez desarrollados los puntos fuertes me gustaría apuntar aquello que creo mejorable, y aunque tengo muy claro que es un libro autoeditado, hay errores que se podrían haber evitado con un mínimo de corrección por parte del autor, o bien por parte de alguna persona ajena. Y me refiero a esos que tienen que ver con un cambio de la redacción inicial y un borrado deficiente que nos lleva a leer frases incongruentes.
También podemos encontrar fallos tipográficos que no se muy bien a quien pueden ser achacables, si al autor o a la imprenta en cuestión porque las galeradas también se corrigen y de eso se un rato.

No se puede dar por supuesto al lector nada, hay que evitar dejar flecos y posiblemente ese capítulo número seis hubiera podido servir para atar cabos sueltos,cosas que se dan por supuestas, y que a mi me han dejado con una sensación de irrealidad tremenda. Hay aspectos a pulir, pero los cimientos sin duda están puestos, la trama tiene gancho, es una venganza bien servida, los personajes están bien definidos, unos dan más juego que otros, unos nos caerán simpáticos y otros no lamentaremos para nada su final.


Conclusión

Para próximas novelas Roberto deberías tener en cuenta algunas consideraciones que se han apuntado en las diferentes reseñas que he leído, creo que de algunas  podrías sacar mucha punta y serte de mucha utilidad sobre todo en lo referente a la fuerza que parecía tener Emma en algunos momentos que no casaba para nada con su constitución menuda.

¿Os recomiendo su lectura? Si os gustan los libros que mantienen su intriga hasta el final os aseguro que este hará que os mordáis las uñas. Si por el contrario sois tan exigentes que le pedís a un libro que cierre bien todos los frentes, este os dejará con preguntas que deberéis formularle a su autor en cuanto tengáis la oportunidad. Pero siempre teniendo en cuenta que no nos encontramos ante un libro de máxima puntuación porque es mejorable y se que el autor seguirá evolucionando y creciendo como novelista, habrá que esperar próximas entregas para comprobarlo.

Retos
Sirve para 25 novelas de misterio y suspense
Para el reto de Cruce de caminos, Negra y criminal,  tengo que darle una nota, voy a valorar sobre 10 y a este libro le doy un 7, por cuanto veo que hay madera y posibilidad de evolución.

13 comentarios:

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Descubrí a este autor con Cartas desde el maltrato y estoy deseando leer esta novela porque me llama mucho la atención y creo que podría gustarme mucho. Muchos besos.

Ángela dijo...

Pues puestos a poner nota, yo en esta reseña te doy un 10/10, por esa llamada a la reflexión a tus compañer@s bloguer@s.
Para mi, el leitmotiv por el que sigo a algunos blogs es la credibilidad y la confianza, y no puedo entender porque algunas veces, como tu dices, me he encontrado con reseñas que dicen maravillas de novelas que al leerlas te preguntas si es que me he equivocado al coger la novela en la librería. Y, esto es algo que no lo puedo entender, pues se supone que no existe interés crematístico en la persona que esta haciendo la reseña de una novela en su blog.
En fin, no me enrollo más, sólo expresarte que estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Besos

Margari dijo...

Muy buena reseña! Y me gusta que me saques los puntos negativos para no tener muchas expectativas con la novela, que quiero leerla, sin duda, porque a todo el mundo está convenciendo. Pero tampoco quiero tener las expectativas muy altas, que luego, como bien dices, vienen los batacazos.
Besotes!!!

Roberto Martínez Guzmán dijo...

Hola Carmina.
Ante todo, gracias por haberte apuntado a la lectura conjunta y también por la reseña, que soy consciente del esfuerzo que requirió por tu parte.
Sobre lo que comentas, me gustaría contestarte, que no contradecirte, en algunas cosas.
1) Capacidad de aprender de las críticas: te aseguro que "escucho" a todos los lectores, blogueros o no, y considero que tengo una gran capacidad para aprender. Es más, como buen virgo, yo mismo soy, de largo, mi crítico más exigente.
2) Calidad del libro: La versión del libro que os he facilitado para esta lectura no es la definitiva (ni en la portada, ni en el interior) debido a un error mío. De todos modos, es algo de lo que os he advertido. Eso sí, la calidad de las tapas en la versión que está a la venta, no varía (no está en mis manos).
3) Información sobre mi y sobre mi publicación anterior: no he incluido información sobre mi en el libro adrede. Mi anterior publicación (con editorial), muy reseñada y bien valorada como autopublicación se convirtió en una pesadilla para mi en cuanto la acogió una editorial en virtud de las "comerciales" correcciones decididas de espaldas a mi por parte de la editorial y que al libro lo dejaron al borde del suspenso por parte de los lectores y a mi, prácticamente rozando la ilegalidad a nivel personal. Por eso, desde hace más de un año, suelo evitar hablar de ella. En su momento, decidí olvidarme del tema y tirar para adelante, llegando incluso a ofrecer a las partes interesadas los derechos de autor de un libro que está a la venta con mi nombre, pero ni yo he aceptado, ni me identifico.
Te reitero las gracias por la reseña, por tu interés y feliz año nuevo!!!

Al rico libro dijo...

Efectivamente, cuando se hace una reseña de un libro autopublicado se debe olvidar que se trata de eso, de un libro autopublicado, y opinar de él como de cualquier otro: da lo mismo que sea un libro publicado por Planeta que por un autor independiente en Amazon.
Sobre la novela, lo que más echamos de menos nosotras fue saber cómo consiguió Emma tantos datos y algún que otro punto que resultaba bastante inverosímil (sobre todo en la penúltima víctima).

Espe dijo...

Huy, por los pelos...

Kayena dijo...

Pues creo que tu reflexión es para tenerla muy en cuenta. Creo que con el tema "autopublicación" se está perdiendo un poco el norte. Una cosa es que sea muy complicado entrar en el mundillo literario y que la blogosfera sea sensible a ello; otra, muy diferente, es que se hable por sistema bien de cada novela que aparece autopublicada.

De hecho, te diré que en más de una ocasión me he quedado de pasta de boniato al leer reseñas de libros que yo había leído y no daba crédito, ¿tanto cuesta ser objetivo? Porque, más allá de las relaciones que se pueden llegar a establecer con los autores noveles, estamos recomendando libros, haciendo que mucha gente decida leer un libro en vez de otro y gastándose su dinero. Así que no puedo más que suscribir lo que dices.

Y con respecto a la novela, como no la he leído no puedo opinar sobre sus fallos, que entiendo son producto de la poca experiencia del autor y dados sus aciertos, está claro que es cuestión de tiempo y oficio que alcance un lugar serio en el panorama literario.

Un beso.

Tatty dijo...

de momento no puedo opinar sobre esta novela ya que aún no la he leído, sí he seguido las reseñas de la lectura conjunta que la mayoría han sido bastante positivas, espero ponerme con ella este año
besos

David Gómez (Bolzano) dijo...

Ya es la tercera reseña que leo y la primera que no le da un 10.
Creo que lo que expones en el inicio de la reseña si que es de 10 y te felicito por ello.

Creo que lo dejaré pasar.

Saludos

Trescatorce dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo, Carmina. Lo importante es dar una opinión sincera, y no por ser autopublicado hay que tratarlo con mayor benevolencia.
Pienso que si razonas los puntos que te han parecido más negativos puede incluso ayudar a un escritor que tiene mucho mérito pero que puede que le falte rodaje.
Me ha gustado tu reseña, y creo que le daré una oportunidad al libro. Quiero saber qué clase de venganza impulsa a alguien a matar a siete personas...
Besotes!

Nuria M. dijo...

Felicidades, es difícil encontrar una reseña sincera, yo ya he caído en algunas y no entiendo porque actúa así la gente. De este libro he visto muchas buenísimas y casi estaba decidida a llevármelo porque me encantan las novelas de intriga. Gracias por tu sinceridad, creo que lo dejaré pasar.
Besazos!!!

Cartafol dijo...

A mi me ha gustado mucho, me ha mantenido enganchada mucho a la historia y se lee en un "pispas" :) Saludos

Isa dijo...

No sabes como agradezco y comparto tu reflexión inicial. Tengo pendiente reseñar un libro de una autora que me gusta mucho y del que sólo he leído reseñas que lo ponen por las nubes, pero para mi no ha estado a la altura de los anteriores, y ahí está, pendiente, porque me cuesta hacerla, pero tengo claro que el exceso de expectativas ha hecho que no lo disfrutara tanto. Creo que las reseñas deben incluir tanto lo bueno como lo malo.
Después de leer la tuya, y mira que he visto un montón pero sólo me he parado en esta, me quedo conque la historia me gusta. Tal vez cuando no esperas tanto la lectura te consigue sorprender.