miércoles, 23 de enero de 2013

El coraje de Miss Redfield. Ana R. Cañil

Cuando un autor te enamora con su opera prima, allana el camino para que te acerques a lo que publica después. Pero si además resulta que ese libro ha estado entre tus mejores lecturas del año, estás deseando que salga un nuevo libro que confirme esa incondicionalidad que ya vas sintiendo. Si a los tres años no he vuelto, es un libro que me cautivó por muchos motivos, todavía recuerdo el personaje de Jimena y lo mucho que odié a María Topete.

Que eso sea así dice mucho a favor de la novela, puesto que la leí en verano de 2011 y muchos fragmentos siguen en mi memoria y sus dos personajes fuertes en mi corazón, cada una por motivos diferentes. Si a eso le sumamos que se trataba de una novela sobre la Guerra Civil y la posguerra, el mérito es doble. Cuando vi que la editorial Espasa de nuevo apostaba por la autora no me lo pensé dos veces y me hice con un ejemplar, y a pesar de la larga lista de libros pendientes, le di salida pronto, sin embargo encontrar un rato para reseñar me ha resultado más difícil.

Vuelve a apostar la autora por un periodo que a mí por desconocido me es muy atractivo, en esta ocasión nos adentra en el franquismo, en sus etapas digamos finales aunque aún quedaban diez años de dictadura, cuando ya andaba el generalísimo buscando una solución sucesoria. Sin embargo no es este el tema central aunque colea. Nos vamos a mover dentro de la clase aristocrática, las apariencias en algunos casos y la opulencia en otros. En la apuesta de las clases pudientes de educar a sus hijos a la británica y para ello no dudaban en contratar nannies, con su férrea disciplina.

Y aunque conoceremos este mundo un poco mejor, también de trasfondo vamos a encontrar un romance, nada edulcorado ni almibarado, y el misterio que esconde la familia para la que trabajará Elsa, pero vamos demasiado deprisa, demasiado he desvelado ya en esta pequeña introducción y es que cuando un libro te gusta en ocasiones te dejas llevar por la euforia.

La autor@

La trayectoria de Ana R. Cañil como periodista ha sido muy variada a la par que fructífera. Ha sido redactora de el Semanario El Siglo, directora de Informe Semanal, delegada del El Periódico de Cataluña en Madrid y subdirectora del periódico digital soitu.es. También ha trabajado en diferentes puestos durante varios años en  Cinco Días. En la actualidad colabora en  el programa El espejo Público en Antena 3. Mantiene, junto con Pilar Portero, la web Tu2sis de Portero y Cañil (www.tudosis.es) y la sección Sesión de control en el Huffington Post. En 2008 recibió el Premio Espasa de Ensayo por La mujer del maquis y en 2011 publicó su primera novela, Si a los tres años no he vuelto.

Información ofrecida por la editorial Espasa.

Argumento

Me inclino por ofreceros la sinopsis de la editorial, porque creo que merece la pena ir acercándose a la obra poco a poco y sin demasiadas informaciones. Es muy difícil hablar de la historia sin desvelar acontecimientos importantes que tienen su dosis de suspense.

Una fría mañana de  1962, Elsa Redfield llega al palacete de la duquesa de Peñalara para trabajar de nanny del mas pequeño de los nietos de la aristócrata.

Bajo su apariencia austera, competente y serena, Elsa esconde un alma temperamental y sensible. A su pesar, la joven tendrá que involucrarse en los asuntos de la familia Peñalara, que oculta terribles heridas bajo su deslumbrante apariencia.

Y sin ella quererlo, se verá arrebatada por una inesperada pasión...

Impresiones

Ana se me mueve a la perfección en el periodo en que decide ambientar sus novelas, detrás de cada obra hay una gran cantidad de documentación e investigación que sin embargo pasan desapercibidas para el lector que en ningún momento se encuentra con una lectura densa o aburrida, la información fluye de forma amena y en esta ocasión te atrapa dosificando bien la intriga. Y no es que nos encontremos ante una novela policíaca, negra o de misterio. Pero si tiene su dosis de suspense, puesto que conocemos un hecho, pero vamos teniendo en cuenta gotas información sobre él y al final a partir de retazos ofrecidos por varios personajes vamos tejiendo una historia que es tanto o más interesante que la que hay detrás de las nannies y su filosofía de vida.

La novela comienza en Gran Bretaña, donde Elsa nuestra protagonista es una niña. La infancia aparentemente feliz de la muchacha se vera interrumpida por la entrada de las tropas nazis en su isla y las consecuencias que tendrá para toda su familia marcará su carácter y su futuro. Pero no solo el suyo también en el Miss Hibbs.

Elsa elige un camino que probablemente de haber tenido otra infancia jamás hubiera escogido, sin embargo, para ella es una buena opción, quizás la menos mala, cuidar de los hijos de las familias pudientes, educarlos, y al final desprenderse de ellos sin demasiados traumas. Y después de unas cuantas familias, recala en España, en una familia aristocrática venida a menos, pero con  grandes ínfulas y un secreto que esconder, que ella sin querer ayuda a remover y revivir.

Como decía en la introducción en esta ocasión y a pesar que la obra comienza durante la II Guerra Mundial, se centra en los años 60  y en la España franquista, que ya en aquellos momentos se planteaba un sucesor al generalísimo y por supuesto los aristócratas tomaban partido por uno u otro candidato y confabulaban a espaldas de este.

En ese contexto político las nannies adquirieron un papel importantísimo en la educación de los vástagos de las familias pudientes, y por la novela desfilan Miss Hibbs, nanny de los Martinez-Bordiu, o Miss Bobby nanny de la casa Alba. Podemos ver como pensaban, como enfocaban su vida y su trabajo y la férrea disciplina que se imponían y que de paso les aplicaban a los niños que cuidaban.

Sin duda eran mujeres preparadas, que sabían cual era su misión y que se esperaba de ellas. Pero Elsa Redfield no era igual que ellas, podía ser igual de austera, pero en su interior convivían el hielo y el fuego y no tenía tan claro que debía olvidarse de crear su propia familia. Tampoco podía mantenerse al margen de los problemas de la familia para la que trabajaba y se involucraba en ellos.

Pero a pesar de que el tema para mi era desconocido y me ha resultado tremendamente interesante, hay un tema secundario que a mi me ha gustado mucho más. Quizás porque me gusta el misterio y el suspense, y esa nota la introduce Beryl Adams, una de las niñas educadas por Miss Hibbs, que terminó decepcionandola. Beryl le hace un encargo a Elsa, y esta sin saber en que se estaba metiendo aceptó. Su sorpresa llegó cuando se dio cuenta del vendaval que desencadenó el cumplir la promesa hecha a una amiga.

Elsa comienza entonces a intentar recomponer las piezas de un rompecabezas que todo el mundo da por supuesto que conoce, y que la tiene desconcertada por las reacciones que provoca en la gente de su alrededor. La información la conocemos a la par que la nanny, de esa manera se nos va dando poco a poco y la autora nos mantiene pegados a la  historia, a lo que nos puede deparar. Incluso después de desvelar todas las piezas la tensión no disminuye, sigue presente y nos lleva de la mano a un final sorprendente, al menos a mi si me dejó con la boca abierta y desconcertada porque para nada lo esperaba.

Personajes

Para mí el gran acierto de la autora es la personalidad del Elsa Redfield, una mujer compleja, que tiene dos caras una apasionada y sensible en la intimidad, y otra austera, y más bien fría que es la que muestra cuando está trabajando. Es fácil entender el porqué si nos remontamos a su infancia y a las consecuencias de todo lo vivido en los años de ocupación nazi. Pero no solo está bien dibujado Elsa, tambien los está Beryl Hibbs, Beryl Adams,  La duquesa de Peñalara, Basi la cocinera, Don Manuel, Alejo (el conde rojo), Eugenia e incluso Vera y Beatriz.

Nos encontramos con una novela en la que hay una colección de secundarios de lujo y para mí tres protagonistas, las dos Beryls, y Elsa Redfield.

Elsa Redfield: Es una pelirroja atractiva, que intenta esconder su físico tras ropa clásica y sin ningún atractivo. En su interior conviven dos mujeres, Elsi una mujer sensible que tan solo aflora en principio en la intimidad, y Miss Redfield la profesional y fría nanny que lleva las riendas la mayoría de las veces. La complejidad de este personaje y el atractivo que despliega conforme avanza la lectura hace que empaticemos con ella fácilmente.

Beryl Hibbs: La ocupación nazi acaba con sus sueños y se convierte en una de las nannies más cotizadas de Gran Bretaña, se ocupó de los nietos del general Franco. Conocemos las dos facetas de esta mujer, la profesional y la humana, aunque se impone la primera. Aséptica, fría, serían dos adjetivos que podrían irle como un guante. Elsa removerá sus recuerdos y le causará un gran dolor por encargo.

Beryl Adams: El desencadenante de la historia. Una niña mimada, que en cuanto escapa de la férrea disciplina de su nanny se convierte en todo aquello que ella desprecia. Una mujer que se mete en un lío detrás de otro y que no mide las consecuencias de sus actos. Sabe que ha decepcionado a la mujer más importante de su vida, incluso más que su madre, e intenta reparar el daño. Es la primera niña de la que se    se hizo cargo Miss Hibbs, la ocupación nazi la sorprendió en la isla de la nanny donde pretendía pasar unos días de vacaciones que se convirtieron en años. Unos años mayor que Elsa supo ganarse a la pelirroja que se convertiría en su amiga incondicional por más que no siempre aprobará su comportamiento. Es la protagonista de la historia de misterio que subyace en la novela.


Entre los secundarios destacaría a varios

Lily es la duquesa de Peñalara, una mujer atípica dentro de la aristocracia, atenta al que dirán pero fuerte como pocas, una mujer de armas tomar que toma decisiones duras por reprobadas socialmente que sean. Es el alma mater de la familia, la que primero se gana la voluntad de Elsa, más sencilla de lo que aparenta a simple vista. Un personaje que sorprende a medida que avanza la historia

Manuel: es el duque de Peñalara, el único hijo de Lily, por contra es un hombre débil, sin carácter, que quiere a sus hijos por encima de todos. Se ve en posición de defender sus ideales en cuanto a la línea sucesoría de Franco.

Alejo: apodado el conde rojo, pero habrás de descubrir porqué. Personaje atractivo donde los hayan. A pesar de sus posición social, y de su riqueza es un personaje llano que no da importancia a lo que le rodea. Es una pieza importante en la novela, y va adquirendo mayor importancia a medida que se van conociendo más datos.

Basi: es la cocinera de los Peñalara, pedazo de mujer del norte. Franca y bruta como pocas, una mujerona en todos los sentidos que me ha hecho esbozar más de una sonrisa.

Vera y Beatriz: Son las nietas de la duquesa, dos adolescentes maleducadas e indisciplinadas, darán mucho juego en la historia, y puede que sean los personajes más difusos.

Sin duda hay más personajes que tienen importancia, pero si desvelara todos los ases que gracia tendría adentrarse en su lectura... Te animo a que seas tú quien descubras las piezas que faltan para completar el puzle


Estilo

La novela esta divida en dos partes, en la primera se nos presenta a los personajes, los encuadra y nos sitúa la acción, las acción en esta parte es más bien escasa, la descripción tiene un papel importantísimo. En la segunda parte ya sentadas las bases, la acción toma más protagonismo, las descripciones ya no son tan exhaustivas. La baraja ya se ha puesto sobre las mesa pero siguen quedando ases ocultos, que se irán desvelando uno a uno de forma pausada.

El estilo de la autora es directo, sin florituras, pero a la vez culto y cuidado. La prosa es amena, la información se desliza por el texto de forma natural y al menos a mi ha conseguido conquistarme con sus dos novelas. 

Como he comentado antes sabe ambientar a la perfección en el periodo histórico en el que se desarrolla la historia, no hay  nada que chirríe, ni que quede fuera de lugar. El dialogo tiene mucho protagonismo y nos da a conocer facetas de los protagonistas que son importantes para comprender después sus acciones.

La lucha interna de la protagonista nos regala perlas que he disfrutado. Cuando parecía que la historia iba a tomar un rumbo que me convencía muy poco, Ana le da un giro que sorprende a propios y a extraños y demuestra una vez más el coraje de la británica que lucha contra todo y a pesar de todo. 

El epilogo puede que sea lo más emotivo del libro y nos desvela las pocas claves que han quedado ocultas y al menos a mi me dejó con una sensación de plenitud enorme. Me sentí un poco huerfana al perder a tanto personaje femenino, porque la mayoría son mujeres, y que mujeres... Pero también me quedé con las ganas de saber que pasaba después, como hubiera continuado la historia... Dicen que lo bueno si es breve dos veces bueno, pero no me hubiera importado en absoluto que hubiera tenido unas paginillas más y  la historia se hubiera cerrado del todo.

Conclusión

Si has llegado hasta aquí sin saltarte ningún párrafo, te habrás dado cuenta de que la historia ha cumplido mis expectativas, e incluso las ha rebasado. No es una novela tan profunda y desgarradora como Si a los tres años no he vuelto que continuará en mi corazón, pero sin duda es un buen bautismo de fuego, es una excelente confirmación del buen hacer de esta autora, que espero que pronto nos regale otra novela.

Espero haber captado tu interés, que te acerques a esta obra que se lee muy bien, y si no lo he conseguido no es porque la novela no valga la pena, si no porque no he sabido plasmar todos los matices que se esconden entre sus líneas.

24 comentarios:

Kayena dijo...

Pues si, Carmina, me he leído toda la reseña, línea a línea, párrafo a párrafo y estoy convencidísima que te ha gustado. El problema es que te temo más que a un nublado y ahora quiero leer la novela... y mira que lo he evitado.

Un beso.

Margari dijo...

Lo tengo en la mesita de noche preparado para empezarlo. Y después de tu pedazo de reseña, con más alegría lo voy a coger. Ya te contaré.
Besotes!!!

Shorby dijo...

Qué ganillas tengo de leerlo. Según voy viendo reseñas, se me ponen los dientes más largos... ¬¬

Besotes

Pedro dijo...

Aunque me ha gustado, no está a la altura de "Si a los tres años no he vuelto", quizás porque le ha quedado un poco "pastelera"

albanta dijo...

A mí también me gustó mucho. Yo destacaría lo conseguido que está la dualidad de Elsa que si bien resulta un personaje un poco lejano para el lector al principio a medida que la historia avanza consigues cogerle cariño.

Xavier Beltrán dijo...

Me atrae más esta que la ópera prima de la autora, así que es probable que tarde o temprano la acabe leyendo.

Un besito y feliz jueves.

Marina dijo...

¡Claro que has despertado mi interés! Pero lo bueno es que tengo el libro en casa así que solo es cuestión de cogerlo y disfrutarlo =) Estupenda reseña

Pilar González dijo...

Me apetece mucho leerla, y esperaba alguna reseña favorable para decidirme, así que caerá pronto. Un beso

Blair dijo...

No me he acercado a la opera prima de esta autora, pero sí al libro que nos traes hoy y me ha gustado mucho. Me he quedado totalmente sorprendida con el final, y la verdad es que aunque hace ya unos días que lo he leído aun sigo dándole vueltas. Tendré que cogerme el otro libro de la autora porque en todas las reseñas que he leído de éste libro se hace referencia a lo bueno que es el otro, así que me habéis creado entre todos una nueva necesidad ejej besos

Pakiko dijo...

Tu gran reseña muestra que ha cumplido y colmado tus expectativas. Me lo llevo apuntado.
Besos

Espe dijo...

Está genial eso de encontrarse con una novela que supera las expectativas.

Freyja Valkyria dijo...

Hola!!

Madre mía, que estupenda reseña, está genial :D

Casi me convences y todo jajaja ;) pero la verdad es que por ahora no voy a leerlo, seguramente más adelante ^^

Un besote!

Ginger dijo...

Me apetece mucho leer este libro.
Gracias por tu reseña! :)

Marisa G. dijo...

Lo tengo pendiente así que paso con los ojos cerrados por tu reseña. Besotes.

Isa dijo...

Esta novela me cautivó después de que leí la sinopsis. Y tu reseña hace que quiera leerla. Si me he saltado unos párrafos, los de los personajes, es porque no me gusta saber demasiado de la historia, pero ten seguro que has conseguido lo que pretendías, quiero leerla.

Leira dijo...

Será mi próxima lectura, además participo en una lectura conjunta. Espero que no me decepcione.

L.I.M dijo...

A principio estaba reticente a leer la novela pero me he dado cuenta de que todos los blogs hacen reseñas muy buenas sobre ella, así que la apuntaré por si acaso. Además has despertado mi interés con lo del final sorprendente.
Besos!

Montse dijo...

El final sorprendente, pero a mi me "encorajinó".
Completamente de acuerdo con tu estupenda reseña, sobre todo en la parte de "Si a los tres años no he vuelto". Con los pelos como escarpias recordando a la Topete...
Besindios.

Shanny dijo...

Yo no conozco mucho del franquismo, por lo que sería interesante leer la novela, sobre todo por lo diferentes que están los personajes.
En su momento le daré una oportunidad.
Un abrazo.

Teresa dijo...

Tengo pendiente el de Si en tres años no he vuelto, y tras tu reseña, me apuntaré también éste, que veo que merece la pena.
Un saludo!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

No he querido leer la reseña porque justo esta semana me ha llegado el libro a casa, por fin, que me tocó en un sorteo antes de navidades, tengo muchísimas ganas de leerlo, seguramente será mi próxima lectura, entonces volveré a tu reseña. Muchos besos.

Ángela dijo...

Desde luego después de leer tu reseña ya no puedo dejar de leerla.
Es la única novela de todas las que había pedido a los reyes que no me ha llegado. También me apunte a dos o tres sorteos que hicieron de esta novela en blogs, pero tampoco tuve suerte, me parece que tendré que comprarla, aunque antes me pasaré por la biblioteca a preguntar si la tienen, pues estamos en lo más empinado de la cuesta de enero.
Besos

Kristineta! dijo...

Que ganas tengo de leer las dos novelas de esta autora!!! Espero poder sacar tiempo pronto porque por lo que veo merecen mucho la pena :-)
Besos!

Margaramon dijo...

Me has dejado con ganas de disfrutar de este libro y más de leer la novela anterior que tanto te gustó.
Besos