miércoles, 9 de marzo de 2011

Nunca olvides que te quiero. Delphine Bertholon




El libro lleva detrás de si una campaña de marketing, no se si diría agresiva, pero si importante. No comprendo la manía que tienen las editoriales españolas de cambiar el titulo a los libros, este en cuestión en la versión francesa se llamaba Twist y la portada no tenía nada que ver con la ilustración de la italiana Nicoletta Ceccoli, que recuerda a otro libro también de ascendencia francesa, La mecánica del corazón. Si se mira la fecha de edición española uno llega a la conclusión que es un producto hecho expresamente para Sant Jordi, para el día del libro, un titulo que puede hacer picar en el anzuelo a muchas parejas, y que sin embargo no es más que la coletilla final de unas cartas que una madre escribe a su hija... pero no quiero precipitarme.


Con este titulo posiblemente de no haber leído tantas reseñas positivas y alguna que otra negativa nunca me hubiera acercado a él, porque no soy lectora de novela romántica y eso es lo que a simple vista parece... Sin embargo las apariencias engañan y si nos encontramos con una historia de amor, o más bien tres historias distintas que convergen en una misma, pero no es un amor al uso, así que yo la denominaría una novela de sentimientos. Nada edulcorada, nada ñoña y con tres voces distintas y tres estilos distintos, para dar cabida a cada voz, y entre las tres se conforma el panorama de esta novela, que a mí me ha gustado.


La primera narradora que encontramos es a la madre de Madi, esta fue secuestrada con once años y nada se sabe de ella desde entonces. Las autoridades policiales la han dado por muerta, sin embargo su madre la siente viva, y para mantener la cordura le escribe todos los días una carta, en la que le cuenta lo que pasa en la casa, con su gatito, con su padre, con su abuelo, los sentimientos que ella alberga, las desilusiones cuando una pista no resulta ser cierta... El dolor de una madre ante una perdida que le tiene el corazón dividido, por un lado la sabe viva y cree que por su carácter resuelto algún día volverá a verla, otras veces preferiría que se encontrara su cuerpo, tener algo a lo que aferrarse, alguien a quien llorar, tenerla ubicada. Las cartas de la madre unas veces son muy tiernas y optimistas, otras desgarradoras, la culpa le rezuma por los poros, tiene miedo a olvidarla, tiene miedo a que ella la olvide, de ahí la coletilla final... Nunca olvides que te quiero.

" Puede que esta fuera la razón del sueño. Parece ser que a veces se sueña lo que más se desea en el mundo. Puede sonar extraño pero nunca había soñado con tu vuelta. La creía posible y no soñaba con ella. Me pregunto si este sueño es una señal, la señal de que yo también te abandono. De que necesito soñar, puesto que ya no espero."


Me he identificado bastante con la madre, quizás porque yo también lo soy, quizás porque me hubiera vuelto loca de vivir una experiencia así, quizás porque a pesar de su debilidad y de ese esconder las cartas para que no piensen que ha perdido la razón ella necesita sentir a su hija como yo también hubiera necesitado sentir al mio, y todo lo plasmó a través de la escritura.


Madi en su encierro de momento comprende que para sobrevivir tiene que poder escribir lo que siente día a día, los avances que realiza hacía su liberación, porque unos días se resigna a vivir encerrada para siempre y otros lucha como una leona para salir. A través de los cuadernos en forma de diario que escribe, nos encontraremos con una niña optimista, alegre, creativa, luchadora. Veremos el cambio de niña a mujer. El vocabulario que utiliza es el propio de la edad, las rabietas, los lloros, las expresiones, le baja la moral hasta el fondo del fondo de las converse, y cuando estas no están de los mocasines. También a través de ella sabemos un poco sobre su secuestrador, sobre el lugar donde la tiene, sobre los estados de ánimo de ambos.


Sin embargo me hubiera gustado que la autora le diera más espacio a esta historia que para mí debería ser la principal y siento que le roba espacio la tercera... que para mi gusto debería haber sido mas superficial, más circunstancial. Me hubiera gustado saber más del secuestrador por su propia voz, no solo de la mano de Madi, que tenía con el una relación amor-odio comprensible. Sin embargo se silencia a este hombre y nunca llegamos a saber el motivo por el que la secuestró, más allá de las elucubraciones de Madi...

"Una vez me dijiste que escribir era salvar la propia vida, En aquellos momentos no lo entendí bien porque era demasiado pequeña. Pero allí, cuando por fin pude poner en palabras lo que sentía, mi existencia se hizo de pronto más soportable; creo que me lance para seguir tu ejemplo, y tenías razón. En otra época escribía sobre todo poemas, porque era divertido trastear con la forma, era un poco como hacer sombreros, un tipo de ensamblaje. Pero en casa de Rémy Lunel tenía que EXPLICAR. De verdad. Porque las cosas puestas en frases es como si fueran menos graves: si se acuestan sobre papel, las angustias que te roen estilo hamster diabólico se transforman en cosas materiales que cuando uno quiere puede romperlas."


Madi despierta el cariño del lector, Delphine tiene la habilidad de ponernos en su piel, de ir viviendo día a día su encierro, cada pequeña victoria de la niña es como una gran victoria para el lector, cada vez que se equivoca y su carácter le hace retroceder en su empeño por lograr la libertad se vive por el lector como una derrota, cuando cogía sus paginas, no quería soltar el libro, quería avanzar para ver si Madi conseguía un poco más o volvía a dejarse vencer por su carácter.


La tercera historia usa el estilo narrativo, es una voz más grave, narrada por su protagonista, una persona cercana a Madi, una persona con la que ella tenía una relación especial y que de alguna forma tampoco puede olvidarla, unas veces siente que esta viva, otras que esta muerta, cada avance o retroceso en la investigación le afectan. Pero en realidad lo que nos cuenta es la historia de amor que vive con una mujer que no sabe corresponderle y a la que se ha acercado a través del libro de fotografías que el abuelo de Madi, le hizo... su titulo Twist, de ahí el titulo de la versión francesa, ese es el nombre de la niña para sus allegados y a ese es al que ella siente que su secuestrador no puede llegar y en ese nombre se refugia porque no se lo puede robar. Al principio no entendía muy bien la razón de esa tercera voz, sin embargo al final todo encaja... Y se ve el porque de esa voz, aunque no entiendo muy bien el porque de la importancia que le otorga la autora.


A fin de cuentas esta novela es la historia de tres personas que buscan el amor, que huyen del desamor, que se encuentran perdidas, es la historia de una tristeza contada a tres voces, el amor de la madre de Madi por su hija, el de Madi por Stanislas, y el de este último por Louison... Es la historia de un reencuentro y la historia de un nuevo comienzo...


Un libro que me ha gustado, con sus peros, una autora que ha sabido conjugar tres estilos de escribir en una sola novela, que nos ha mostrado los sentimientos de los personajes principales, pero a través de ellos también de los secundarios. A mi parecer están bastante bien dibujados los personajes, caminan y sienten por si sólos, sin embargo se echan de menos algunas voces, como la del secuestrador... una explicación. El final es redondo, un final que en cierta manera tienes que intuir, pero que entre todos ponen de manifiesto... Una historia dura y tierna a la vez, dura porque todo secuestro lo es, y verse privado de libertad tiene que ser muy duro, al igual que esperar durante años saber algo de la persona que falta, tierna porque tanto la madre como la hija la hacen, le restan dureza a otros fragmentos... Puede que la tercera historia sea necesaria para conformar el puzzle, pero me ha parecido que le ha dado demasiada importancia, hasta el punto de que hasta que no llegas al final, no le ves el sentido...


Si se da una vuelta por la red, hay opiniones para todos los gustos, a mi personalmente me parece recomendable...

16 comentarios:

Tatty dijo...

No había leído nada sobre esta novela, pero parece un libro interesante. Saludos!

Bolzano dijo...

No creo que la vaya a leer, pues como tú, no me atraen las novelas románticas así de primeras.

Sobre lo que comentas de la portada, últimamente existen muchas de ellas a la usanza de "La mecánica del corazón". Creo que el libro funcionó (por supuesto la portada también) y los de marketing no son tontos e intentan cautivar a los lectores por los ojos y los títulos.
A mi me gusta el cambio de portada, aunque no lo del título. Creo que se debería respetar más, y quizás lo de la portada, pues si así fue, así debería continuar, aunque somos dos países totalmente diferentes y allí pudiera funcionar.

Saludos

Isi dijo...

Pues a mí sí me apetece leerlo. NO sé cómo es la portada original, pero esta me gusta muchísimo.

M. dijo...

He visto este libro en las librerías pero nunca me había parado a leer de qué iba. Me ha resultado curioso que le hayan cambiado el titulo de esta manera a la hora de traducirlo...curioso =)

Besos

Margari dijo...

Me ha gustado mucho tu reseña, así que me apunto este libro a mi larguísima lista de pendientes. Lo había visto en las estanterías, pero no me había detenido a mirar de qué iba. Me ha gustado lo que cuentas.
Besotes!!!

María dijo...

Me gustó mucho el libro. Yo también había leído varias opiniones pero ganaron las buenas para terminar de decidirme.
Me ha gustado mucho tu reseña, muy sentida! Por cierto la portada de España es preciosa.
Muchos besos!!

Isi dijo...

Ay Carmina, que la foto que hay debajo pensaba que era una foto de la autora, y resulta que es la portada original, no? jeje, qué tonta. Pues eso, que me gusta más la española.

Bookworm dijo...

A mí también me gustó mucho esta novela, aunque ya he leído opiniones para todos los gustos. Desde muy buenas a malísimas. Supongo que dependerá mucho de cada lector.
Al igual que tú con quien más me identifiqué sin lugar a dudas, fue con la madre y esperaba que esa tercera voz que a casi todos nos ha costado más entender fuera la del secuestrador.
De todos modos no vayas a pensar que he visto este libro mucho por librerías, aunque desde luego la portada está pensada para atraer al personal haciéndonos recordar "La mecánica del corazón"

Ismael Cruceta dijo...

A mí el título en castellano me gusta bastante, pero es que me parece un despropósito sabiendo que el original es Twist. Creo que esto mismo se lo comenté a Bookworm (igual solo lo pensé), y la portada a mí no me gusta nada, me recuerda a La mecánica del corazón, efectivamente, y es que esa "novela" no me gustó nada, no entiendo su éxito...
Un abrazo!!!

Rosalía dijo...

Yo no entiendo lo del cambio de los títulos en los libros (o en las pelis). En este caso se podría haber dejado el original, y cuando no sea posible pues traducirlo fielmente.

En el caso de la portada creo que ha ganado mucho con la versión que se está editando en España. A mí me gusta más por los menos.

He estado a punto de comprarlo varias veces; al final caerá ;)

bsos!

Carol dijo...

Estuve el otro día a punto de cogerlo, pero precisamente lo que comentas de que la portada se parece a la de La mecánica... que no me gustó nada, me echó para atrás, y ahora compruebo que el argumento no tiene nada que ver. Ays, malditas campañas de marketing, no se dan cuenta de que disuaden a muchos lectores también con ellas? Un besote

Elizabeth dijo...

Hola, quiero invitarte a participar en mi blog http://masvisitasparalosblogsliterarios.blogspot.com/ con el que pretendo ayudar a crear más visitas a todos los blogs literarios, creando un lugar en el que el lector que desee leer un blog literario tenga un rincón solo dedicado a la literatura. Valen blogs dedicados a todo tipo de literatura, solo teneis que dejar la dirección de vuestro blog en un comentario o mandármelo por correo y yo lo añadiré en el blog. Espero que os guste la idea!

Tabuyo dijo...

A mí me encanta la portada pero tampoco sabía de que trataba el libro. Y visto así, no le pega mucho la verdad.
Me has dejado con ganas de leerlo. Así que me lo apunto.
Besos.

Carmen dijo...

La portada española se parece mucho, sí, a "La mecánica...", libro que me gustó bastante, pero no es el momento ahora de ponerme con este tipo de lecturas. Lo dejo pasar... por ahora!
Besos,

sonia dijo...

es verdad que yo he leido de todo acerca de este libro, su portada personalmente me encanta y lo del titulo es verdad que no me gusta nada que lo cambien así
lleva apuntado mucho pero casi seguro lo sacaré de la biblio
besines

Luisa dijo...

Este libro me atrajo por su portada, pero luego el argumento llamó mi atención y me lo llevé a casa. No sé por qué, quizás porque tengo mucho pendiente, pero aún no lo he leído. Espero hacerlo pronto.